Avisar de contenido inadecuado

¿Porque yo adoro a Jesus?

{
}

Primeramente quiero decirte que este es un testimonio que quiero compartir para muchos que son cristianos o Judíos creyentes en Yeshua (Shalom!). La gran mayoría de los cristianos nos quedamos cortos en la alabanza y adoración que Jesus nuestro Dios merece. Habiendo yo nacido en una cuna de padres cristianos, crecí prácticamente en un ambiente rodeado del conocimiento de Dios. Conozco perfectamente de lo que hablo, por eso mismo escribo esto.

Yo mismo habiendo crecido y recibido a Jesus como mi Salvador a los 11 años de edad, no conocía realmente a Jesus por mucho tiempo, mucho menos le alababa como es debido (a mi modo de ver claro está). Debo mencionar el principio 747 que uno de mis escritores favoritos “Max Lucado” escribió. El principio 7:47 dice basado en Lucas 7:47:

“Por lo cual te digo que sus muchos pecados le son perdonados, porque amó mucho; mas aquel a quien se le perdona poco, poco ama”. Lucas 7:47

Por lo tanto; “al que se le perdona mucho, mucho ama”.  Muchos conocen en carne propia este principio porque lo han vivido. Aman mucho a Dios porque Dios les ha perdonado mucho. ¿Pero que de aquellos que nos sentimos dignos y poco pecadores?. ¿Cómo podemos amar a Dios mucho sintiéndonos poco pecadores?. Si nos apegamos a este principio, tal vez hay mucho pueblo que no ama a su Señor como debería porque se siente que debe poco. Tal vez tú has tenido una actitud como el religioso Fariseo llamado Simón. En el libro de Lucas cap. 7.

Jesus es maravilloso, esta vez tenía una enseñanza preparada para Simón y para nosotros hoy en día, fíjate como Dios ya había preparado aun el corazón de Simón para que el mismo aprendiera por medio de una situación, ya preparada. (Lucas 7:36-50).

Uno de los fariseos (Simón) rogó a Jesús que comiese con él. Y habiendo entrado en casa del fariseo, se sentó a la mesa”.

Muchas veces hacemos cosas por ignorancia y seguimos tradiciones y creencias erróneas enseñadas por nuestra religión o simples creencias, esta vez Simón tenía algo en su corazón que quería saber, pero todavía en su mundo religioso Simón estaba mal enfocado y viendo las cosas con sus lentes religiosos.

“Entonces una mujer de la ciudad, que era pecadora, al saber que Jesús estaba a la mesa en casa del fariseo, trajo un frasco de alabastro con perfume”;

Yo no sé cómo esta mujer reconocida como pecadora (Martha la hermana de Lázaro), primeramente tuvo acceso a la casa de Simón y segundo, que pecados practicaba para haberse ganado el título de pecadora “honoris causa” (Yo se que tu imaginación ya voló, pero el punto es que era pecadora). Ella debió ser muy arriesgada y valiente al entrar a la casa de Simón con esa reputación. Pero este pasaje dice que fue porque supo que Jesus estaba cerca. Yo no sé si ella buscaba una manera diferente de acercarse a Jesus. Sin duda tanto Simón como la pecadora los dos deseaban estar cerca de Jesus, dice que Simón rogaba al Maestro. Los dos buscaban a Jesus de diferentes maneras claro esta (las dos aceptables por cierto pero diferentes, solo que una despreciaba a la otra manera).  Dos diferentes actitudes con marcadas diferencias, uno creyéndose digno tal vez y al mismo tiempo no dando la honra debida a Jesus y la otra tal vez sintiéndose indigna o tal vez con gratitud, tal vez simplemente reconociendo el error en el que ella estaba. Exactamente no lo sabemos.

“y estando detrás de él a sus pies, llorando, comenzó a regar con lágrimas sus pies, y los enjugaba con sus cabellos; y besaba sus pies, y los ungía con el perfume”.

Sin duda esta mujer iba preparada, llego a Jesus con algo en sus manos, ella sabía a donde iba y a que iba. Es más ella estaba buscando esta oportunidad para acercarse a Jesus. Tal vez ella no había planeado llorar y hacerlo de cierta manera, pero definitivamente ella había ya determinado ungir a Jesus con su Perfume muy caro. Algo la llevo hacia El. Si te pones a pensar ella tuvo que vencer muchos obstáculos y vergüenzas al acercarse a Jesus, Yo no creo que Jesus tenía los pies sobre una mesa en alto, así es que ella tuvo que arrastrarse para no molestar al Maestro. De tal manera que vino por detrás de Jesus, tal vez con vergüenza, tal vez con pena, no sé, pero era un peso enorme sobre ella el ser reconocida con el titulo de pecadora.

Yo me imagino la escena, esas lágrimas que no te dejan ver, esas lágrimas que de una manera incontrolable brotan. Yo no sé qué pasaba por la mente de esta mujer al enjugar los pies de Jesus, tal vez toda su vida loca, tal vez lo sucia que ella se sentía, tal vez la gratitud, tal vez estaba sintiendo amor por Jesus por haberla perdonado. No sé exactamente.

Al estar ahí llego un punto que no le importo lo que hacía ni como lo hacía, pero había alguien que observaba detenidamente toda la escena. Que momentos se vivieron en ese instante, cosas sucediendo por las mentes de todos.  Yo me imagino como siempre, Jesus no andaba solo, había varios de sus seguidores y amigos. (Por cierto cada quien con su propia opinión de los hechos). Jesus en ningún momento hizo algún intento por retirar a la mujer de sus pies.

“Cuando vio esto el fariseo que le había convidado, dijo para sí: Este, si fuera profeta, conocería quién y qué clase de mujer es la que le toca, que es pecadora.”  

En el fondo de sus razonamientos Simón estaba buscando argumentos para convencerse de que Jesus no era realmente quien mucha gente ya estaba diciendo, el estaba buscando alguna razón o argumento para rebajar a Jesus, en su corazón le faltaba reconocimiento hacia Jesus fijate en la expresión “Este, si fuera profeta!”.

 Que tremenda enseñanza estaba preparada para un religioso, que seleccionaba quien y quien no debe acercarse a Dios (Jesus).  Para vergüenza de muchos de nosotros que enseñamos “quien y quien no debe acercarse a Dios”, y como lo deben hacer. En ese momento Jesus dijo; es el momento para aclarar algo, es el momento para que se sepa una verdad. Jesus interviene ahora si.

Entonces respondiendo Jesús, le dijo: Simón, una cosa tengo que decirte. Y él le dijo: Di, Maestro. Un acreedor tenía dos deudores: el uno le debía quinientos denarios, y el otro cincuenta; y no teniendo ellos con qué pagar, perdonó a ambos. Di, pues, ¿cuál de ellos le amará más?

Jesus experto en lógica, le da un ejemplo lógico a Simón, y obviamente la respuesta es lógica. Todos en un momento dado en la vida somos confrontados con la verdad, no importa que tan sucio o que tan limpio te sientas, no importa que filosofía tengas de la vida, no importa que tan religioso o pagano seas. Jesus te confronta, usando tu misma lógica, usando tu conocimiento de las cosas. ¡Que lección tan grande esta por venir!

Respondiendo Simón, dijo: Pienso que aquel a quien perdonó más. Y él le dijo: Rectamente has juzgado.

En el mundo espiritual las cosas no son tan obvias, aunque esta mujer era catalogada como pecadora y se había ganado el título de pecadora no por buena gente. Yo me imagino a Simón cuando él estaba dando esta respuesta, al mismo tiempo puedo decirlo que le estaba cayendo el veinte como decimos en México, estaba entendiendo, estaba haciendo click su cerebro. La lección no había terminado Jesus continua:

“Y vuelto a la mujer, dijo a Simón: ¿Ves esta mujer? Entré en tu casa, y no me diste agua para mis pies; mas ésta ha regado mis pies con lágrimas, y los ha enjugado con sus cabellos. No me diste beso; mas ésta, desde que entré, no ha cesado de besar mis pies. No ungiste mi cabeza con aceite; mas ésta ha ungido con perfume mis pies. Por lo cual te digo que sus muchos pecados le son perdonados, porque amó mucho; mas aquel a quien se le perdona poco, poco ama. Y a ella le dijo: Tus pecados te son perdonados”.

Que dura confrontación, que dura comparación, si yo fuera Simón me hubiera quedado inmóvil con lo que Jesus me estaba diciendo, tal vez avergonzado, tal vez asimilando todo.

Jesus no solo estaba enseñando a Simón en esta ocasión y a los presentes en ese momento, sino a todos los que de una u otra manera hemos escuchado esta historia. Todos aquellos que desprecian a los pecadores, y desprecian las formas y maneras de acercarse a Jesus. Todas aquellas personas que desprecian ciertas maneras de acercarse a Jesus en alguna forma de adoración, de alabanza, de oración, de gratitud. Todos aquellos que dicen saber como acercarse a Jesus, todos aquellos que tenemos mente religiosa.

 En eso momento se estaba dando una revelación muy grande de quien era Jesus, muchos no lo comprendieron al instante. Jesus estaba perdonando a la mujer que de alguna manera el Espíritu Santo había preparado ya a esta mujer que buscaba la manera de acercarse  a Jesus y en el fondo de su corazón algo le decía:

  “Pero en ti hay perdón (Jesus), Para que seas reverenciado”. Salmo 130:4

Esa actitud con pocas palabras de por medio de parte de la pecadora, pero sin duda con hechos. Jesus pudo interpretar el corazón de la mujer, y Jesus le estaba diciendo si, si te perdono. Más aun, lo que Jesus dijo a continuación les puso los pelos de punta a varios:

“Y los que estaban juntamente sentados a la mesa, comenzaron a decir entre sí: ¿Quién es éste, que también perdona pecados? Pero él dijo a la mujer: Tu fe te ha salvado, ve en paz”.

Estas verdades estaban siendo como toques eléctricos para varios, las verdades de Dios muchas veces nos dejan así, un poco en shock (ups!) un poco pasmados. La verdad no nos debe extrañar ya que ellos apenas estaban conociendo a Jesus. Así muchos de nosotros estamos conociendo a Jesus y en el camino Jesus nos confronta para bien, para ser bendecidos, para ser menos religiosos y más consientes de este camino. ¡Para ser enseñados!

Este “tipo” de adoración de la pecadora, este tipo de gratitud fue bien recibido por Jesus, tanto que le perdono todos sus pecado. ¡Qué bendición!. Mientras ella estaba siendo completamente limpia y libre de pecados (de deudas). Muchos todavía debatían que quien era Jesus para perdonar pecados. En vez de hacerlo mismo y aprender de la PECADORA y de JESUS. Estaban metidos en su religiosidad de juzgar al Salvador y Perdonador.

Así estamos muchos (no estoy hablando de todos) en las iglesias juzgando mas a los pecadores, juzgando mas a Jesus y que se debe hacer y que no. Tanto que le queremos dictar a Jesus lo que El debe recibir. Ante los ojos religiosos Jesus no debía recibir eso que hizo la PECADORA, asi muchos en las iglesias nos dedicamos a decirle a Jesus que es lo que El debe recibir, aun nos quedamos en incredulidad porque no sabemos exactamente quién es el. En lugar de preguntarle y aceptar lo que El es. ¿Todavía nos preguntamos podrá el perdonar pecados? ¿Podrá Jesus Perdonarme? ¿Se debe honrar a Jesus? ¿Es aceptable adorar a Jesus de tal o cual manera? Nos perdemos en los debates y en juzgar a los demás y perdemos la bendición de enjugar los pies del Maestro.

Perdemos la bendición de derramar nuestras lágrimas ante El, perdemos la bendición de besar los pies de Jesus, perdemos la bendición de ungir a Jesus con lo mejor de nosotros.

Yo fui bautizado por el Espíritu Santo en medio de mucho ruido, aplausos, gritos, luces de un concierto, humo, no sé qué tantas cosas había. Mi corazón quería alabar a Dios y darle gracias, en mi religión todo eso estaba mal. En mi religión eso no era de Dios. En mi religión ellos decían quien se debe acercar a Dios y como lo debes hacer. La religión juzga al cantante y lo que se hace, en las iglesias te dicen como adorar a Dios. Te enseñan religión. Pero muchas veces pierden de vista honrar al que merece toda adoración y están mas ocupados en ignorar a Jesus y juzgar mas a los pecadores... en nuestra teologia.

La religión no les valió en estos momentos, la religión no les permitió ver a Jesus en esos momentos. ¡Lo tenían enfrente!. No me mal entiendas la religión es buena, pero no pierdas de vista la razón de esa religión, no pierdas de vista al creador de la religión, no pierdas de vista la razón de la adoración, no pierdas de vista al que adoran ángeles y humanos. Jesus es mas importante que cualquier religion. (Heb 1:6).

Esta mujer nos da una lección de cómo acercarnos a Jesus, de qué manera podemos ser perdonados, de qué manera podemos tener un encuentro con Jesus. Jesus le dijo a la Samaritana;

“Vosotros adoráis lo que no sabéis; nosotros adoramos lo que sabemos; porque la salvación viene de los judíos.” Juan 4:22

Todos adoramos algo o a alguien, muchos aun sin saberlo. Que mejor cuando conoces al que adoras, Dios se rebeló a mi cuando lo busqué, su nombre: Jesus, Yeshua haMashia, Primogénito, El Cordero, Raiz de tierra seca, el primero y el postrero, el Alfa y la Omega, Pan de Vida, Varón de dolores, Testigo Fiel, … nunca acabaría de decirte todos sus nombres.

“Y otra vez, cuando introduce al Primogénito en el mundo, dice: Adórenle todos los ángeles de Dios”. Heb 1:6

Tuve la gracia de que El se revelará a mi cuando le busqué, por eso adoro lo que conozco. 

“Sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, a fin de que nadie se jacte en su presencia”. 1 Cor 1:27-29

Ni toda mi sabiduría e inteligencia me llevaría a conocer al acreedor y merecedor de toda mi alabanza y honra. Hay muchos enigmas, pero solamente asidos de El, dirigidos por El, bendecidos por El, cimentados en El seremos parte de esos millones de millones que le adoran y no serán confundidos.

Yo fui bautizado con el Espíritu Santo en un concierto de Alabanza y adoración, en ese momento vino sobre mí una luz tan grande y un gozo enorme en mi corazón.

En ese momento yo solo recuerdo que las palabras que brotaban de mi eran: “Bendito seas Jesus, Bendito seas Jesus. Era interminable y entre mas lo repetía mas sentía un rio de gozo sobre mi pecho. Era un rio tan gran de alabanza y adoración. No te puedo mentir, estuve 3 días glorificando el nombre de Jesus, día y noche, casi sin comer y casi sin dormir, bendiciendo el nombre de Jesus. La presencia de Dios estaba tan fuerte sobre mi, tan fuerte que tuve visiones, revelaciones, había mucho poder sobre mí. Ahora entiendo cuando Jesus hablando del Espíritu Santo dice:

El me glorificará; porque tomará de lo mío, y os lo hará saber. Juan 16:14

Tú no puedes saber las veces que me he sentido indigno delante de Dios al acercarme a adorar, pero El nunca me ha rechazado. ¡Jesus nunca te rechazará!.

Cuesta mucho humillarnos delante de Jesus, cuesta mucho hacer el “ridículo” ante la gente que te desprecia, cuesta mucho el ser considerado pecador, cuesta mucho el ignorar la criticas y humillaciones cuando estás dispuesto a humillarte.

Bendice el nombre de Jesus por lo que EL es y EL hace, Bendice a Jesus, El es amplio en perdonar.

Por esto adoro a Jesus mi Salvador y Senor!

P.D. Jesus, Jesucristo, Yeshua, HaMasiah, etc. son el mismo Dios. Adorar a Jesus no es idolatría como algunos dicen que solo se debe adorar al Padre, esto es herejía. Jesus nunca dijo que no se le adorara. Al contrario esto le agrada al Padre.

 “Ellos, después de haberle adorado, volvieron a Jerusalén con gran gozo”. Lucas 24:52

“Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre”. Filipenses 2:9-11

"Honrad al Hijo, para que no se enoje, y perezcáis en el camino; Pues se inflama de pronto su ira. Bienaventurados todos los que en él confían". Salmo 2:12

 

Bendiciones, escríbeme si tienes comentarios y/o sugerencias.

 abdielsalas@live.com

{
}
{
}

Comentarios ¿Porque yo adoro a Jesus?

Que más puedo hacer sino alabarte mi Señor, con el paso de la vida he aprendido tanto mi Señor, he podido ver con pena mi Señor mi vecina gustaba de meter mucha bulla, se amanecía especialmente los fines de semana, gritaban, ponían música fuerte hasta las tantas de la madrugada, los niños me tiraban basura para el patio, o sencillamente gustaban de hacerme tiras mis plantas, y callaba para mantener la armonía, y ellos por cierto era de todos los días de bulla porque ocuparon el jardin para cerrarlo y poner aquellas cajas que juegan y ganan monedas, siempre se llena porque el vicio del juego ya es locura, aprovechan ese tiempo para venderles vasos con licores para que se refresquen mientras tratan de ganar, y en ello la música, el golpeteo a las maquinita por los afanes y cuando ganan las risotadas, los gritos y los golpes que dan a las máquina era de todas las noches. Estas personas tanto se afanaban en ganar dinero que no tenían tiempo de ver si molestaban o no a los vecinos, más, creo que no les importaba lo más mínimo. Mas hoy puedo ver con infinita tristeza las vueltas de la vida, mi vecina se le presentó un cáncer fulminante en una de sus mamas, y pienso hoy, de que les ha servido tanto afanarse, tanto en querer alcanzar medios económicos si se olvidan de vivir y de dejar vivir en su entorno y veo cuan frágil es la vida y cuan acelerados la vive el hombre y la mujer de este siglo, la vive pasando a llevar y no mide consecuencias, y luego viene la prueba y quedan ahí sin saber que hacer. Pienso y medito que esto que expreso es una enseñanza tremenda, porque para que no decirlo, hoy prima la violencia, tal extremo que hoy saquean sin el menor miedo, matan, hieren, dañan y se gozan de ello, es cosa ver las noticias, los programas, y veamos que valores priman en cada uno de ellos. Hoy estamos peor que Sodoma y Gomorra, donde el homosexualismo se toma como algo normal y se está legislando para que ellos puedan casarse hombres con hombres y mujeres con mujeres,... o sea que Dios se equivocó con crear un hombre y como compañera a una mujer? y les dijo multiplicáos y subyugar la tierra? Sodoma y Gomorra es una pista de lo que le espera a esta pobre y desventurada humanidad, en los tiempos de Noé donde la tierra también estaba impregnada por la maldad y la violencia, y es cosa de ver como está este mundo, es cosa de abrir la ventana del mundo a través de la TV miremos detenidamente como aquel lider que hoy está gobernando este mundo tiene cautivo a la juventud sin escapárseles los niños, más si los padres se los han entregado en bandeja cada vez que son parte de "Haloween" participan sin estudiar de lo que están siendo parte, así mienten a sus hijos como "los huevitos de pascua, que dicen que el conejito pone huevos" ¡a! es que es una tradición sana" y que tiene de sana? la mentira a sus propios hijos? podemos ver en esta fecha, hablan y solo llaman a celebrar la "pascua" donde el viejo pascuero trae regalos a los niños" y los pone en un árbol adornado de luces, y donde tiene espacio Jesús, no es el nacimiento del Hijo de Dios en medio de los hombres? estamos en el Siglo 21 y todavía Jesús no tiene un lugar en el corazón de los hombres, porque están afanados, cegados el entendimiento para que no les resplandezca la luz del evangelio de Jesucristo el cual es imagen de Dios. A donde vamos? creen que el dinero podrá ganar la salvación de vuestra alma? podrá vuestra buena ropa ser motivo para entrar en el reino de los cielos? que pena, porque queriendo ser sabios se hacen necios y con sus hechos niegan a Dios y se alejan más y más de Dios. Quizás este mensaje pueda ser un grito de alerta, un llamado a la cordura, y meditar este 24 vuestras actitudes diarias, a cuantas personas logran ofender? a cuantos han dañado? ¡valientes! No? pero que harán cuando venga la muerte? Dios tenga misericordia de aquellos que gozan de dañar al prójimo, de ofender, de hacer la vida imposible, de quitar lo ajeno, Dios va a pedir a todos una estrecha cuenta y todo lo que hayan sembrado de maldad en esta tierra ellos recibirán de pago en la vida postrera. Dios tenga misericordia, oramos, derramamos nuestra alma especialmente por nuestro país Chile, por las autoridades, por las familias y la juventud, por los niños, no tengo palabras, pero siento una infinita pena por todos aquellos que gustan de lo malo, me dan pena porque ellos también recibirán un pago justo, mas enviándonos Jesus ser luz a los gentiles a fin que seamos para salvación hasta lo último de la tierra, no nos cansamos de dejar las gratas nuevas, sin antes luchar por quitar la venda que mantiene  ciego e indiferentes los corazones, para luego inyectar aquella palabra de Dios la cual tiene poder y que por cierto en Su tiempo hará, esa es nuestra confianza y que así como en mi obró un milagro lo podrá hacer con alguno de aquellos que como yo un día vagaba ciega, pobre y desventurada en el mundo, hasta que Cristo Jesús me salió al encuentro a través de la locura de la predicación y caló mi vida y hoy puedo decir gracias Señor porque le has hecho tanto bien a mi vida, cuan ciega era, era como Saulo, aquel que perseguía a la Iglesia de Jesucristo hasta que Jesús salió en su encuentro y le transformó y luego fué constituido el Apostol Paulo el Apostol de los gentiles para la gloria de Dios todopoderoso, hoy seguimos nosotros en querer ser embajadores de Cristo llevando las gratas nuevas a las almas para que venga a sus vidas tiempo de regrigerio. Bueno, quiero dar gloria y honra a Dios todopoderoso por todo lo dicho. Amen y amen
Marcia Marcia 15/12/2011 a las 20:39

Deja tu comentario ¿Porque yo adoro a Jesus?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.