Avisar de contenido inadecuado

Viviendo bajo el régimen del Espíritu

{
}

 

“Pero ahora estamos libres de la ley, por haber muerto para aquella en que estábamos sujetos, de modo que sirvamos bajo el régimen nuevo del Espíritu y no bajo el régimen viejo de la letra.” Rom7:6

 

Muchas veces escuchamos que Jesus nos hizo libres, pero no entendemos esto. ¿Libres de qué? ¿Cómo podemos vivir en la perfecta libertad del Espíritu? Jesus fue un revolucionario en su manera de enseñar, de pensar y de vivir. Inclusive tenía frases favoritas y sacaba nuevas frases cada vez. ¡Tienes que ser un niño para entrar al reino de los cielos!, ¡El que tenga oídos para oír oiga! Cosas increíbles, ¿De dónde sacaba estas cosas?.

 

El apóstol Pablo dijo algo muy interesante en este respecto:

 

“Gracias doy a Dios, por Jesucristo Señor nuestro. Así que, yo mismo con la mente sirvo a la ley de Dios, mas con la carne a la ley del pecado.” Rom7:25

 

En el régimen del Espíritu haremos cosas que no tienen sentido en el razonamiento. Haremos cosas que parecen ridículas.  La mente no lo puede entender, ¡hasta Satanás esta confundido!. Creer en Dios se hace más fácil al entender estas verdades. ¡Las verdades de Dios se aceptan y se creen por fe!.

¡Decimos: Cristo me hizo libre! Pero no vivimos como libres. Hay una tendencia muy fuerte de la carne a dominar, pero la carne siempre quiere sujetarse a la ley del pecado. La ley del pecado es de culpabilidad y de condenación. Pero la ley del Espíritu separa el pecado de las cosas del Espíritu. ¿Preséntame a alguien que nunca haya pecado? Pues nadie, todos hemos pecado.

Vivir en el régimen del Espíritu es una vida de negación a la carne. Aunque las dos naturalezas siempre te van a acompañar hasta que te separes de la carne, entonces siempre tendrás el conflicto interno. ¡Pero hay una manera de vivir y dejar que reine el Espíritu!. Pablo la llamo “el régimen del Espíritu”.

 

 

“Mas ¿qué dice la Escritura? Echa fuera a la esclava y a su hijo, porque no heredará el hijo de la esclava con el hijo de la libre”. Gal4:30

 

Llego el punto en que Abraham tuvo que tomar una decisión. Isaac e Ismael vivían en permanente conflicto. Sara y Agar no podían convivir ya mas. Dios le dijo a Abraham; ¡Echa fuera a la esclava! Asi que Pablo explica las dos naturalezas viviendo en nosotros. “No podemos vivir como libres y esclavos al mismo tiempo”. ¡Debemos echar fuera la mentalidad de esclavos! Aunque nos duela, esa mentalidad esta tan arraigada porque es parte de nosotros mismos.  ¡Asi que nos va a doler pero es una decisión que se tiene que tomar!! Vivir como libres!

 

Ismael fue educado al estilo y a la mentalidad de su madre la esclava Agar. Isaac fue educado al estilo de la libre Sara. Isaac había nacido de la promesa de Dios. Ismael nació por decisión de la carne. Isaac no estaba nada relacionado con la carne, era promesa de Dios y Abraham nada tuvo que ver. Ismael nació de la carne con una mentalidad de esclavo. ¡Uno acosaba y contaminaba al otro!. Dos naturalezas que no pueden convivir. ¡La carne goza de dominar!. Por eso Abraham con dolor en su corazón tuvo que echar fuera a la esclava.

 

A través de la decisión de Abraham de echar fuera a Agar por la palabra de Dios. Abraham actuó y Dios bendijo esa decisión.

 

“Pero ahora estamos libres de la ley, por haber muerto para aquella en que estábamos sujetos, de modo que sirvamos bajo el régimen nuevo del Espíritu y no bajo el régimen viejo de la letra.” Rom7:6

 

Veamos la primera parte:

 

“Pero ahora estamos libres de la ley, por haber muerto para aquella en que estábamos sujetos”

 

La única manera de dejar que domine el régimen del Espíritu, es abandonar la mentalidad de esclavo. ¡La decisión de vivir en libertad es tuya!. Tú debes tomar esa decisión. Vivir en completa libertad. Necesitamos morir a la mente carnal que te lleva a vivir en esclavitud, debemos vivir con el régimen de la fe o de la promesa que te lleva a vivir en verdadera libertad en el Espíritu.

 

Vivir en libertad es la decisión de echar fuera la mentalidad de esclavo. La carne siempre va a querer esclavizar y el espíritu va a querer vivir en libertad. ¡Vivir en la presencia de Dios te trae libertad!. Pero cuando estas fuera de la presencia de Dios vives en condenación. Entonces el régimen del Espíritu es vivir siempre sabiendo que has sido hecho libre y debes tomar esa libertad que Cristo gano por ti en la cruz. Sin dudar, sin temer, sin aceptar condenación, sin aceptar castigo, sin aceptar oprobios. Es obvio que no vas a matar tu carne o tu propio cuerpo para vivir en libertad. Se trata de eliminar los pensamientos del alma que te llevan a condenación, a desaprobación, a eliminación. La manera de anular tu carne es anulando o aniquilando todo lo que es producto de la carne. Mentalidad, sentimiento u emoción que venga de la carne.

 

“De modo que sirvamos bajo el régimen nuevo del Espíritu y no bajo el régimen viejo de la letra.”

 

Analiza tu vida y ve si hay condenación o culpa. Analiza tu vida y ve si hay mentalidad o pensamientos que quieran dominarte y anular las cosas de Dios, pensamientos que niegan las cosas del Espíritu de Dios.

 

Nuestra carne no puede entender las cosas del Espíritu. ¡Son locura! Cuando pidas a Dios que te haga libre, solo dile “dame el valor para echar la mentalidad de esclavo fuera de mi mente”. Dame la fuerza para echar fuera a Agar.  Así como tu pudieras decir: “Que cruel fue Abraham al echar fuera a Ismael y Agar”. ¡Así seguimos y estamos con nuestra mentalidad de esclavo!, ¡es casi inconcebible actuar así! ¿No crees?

 

Por eso es una decisión hasta dolorosa y radical. Estas acostumbrado(a) con tu mentalidad. ¡Sácala fuera! ¡Échala fuera de ti! ¡Comienza a vivir en el régimen del Espíritu!

 

Vivir negando la obra de Dios es vivir en conflicto con Agar e Ismael. ¿Sera que Dios me quiere bendecir? ¿Sera que Dios me sano? ¿Sera que Dios me quiere dar más bendiciones? ¿Sera verdad esto que dice aquí la biblia? ¿Sera que Dios me quiere sanar? ¿Sera que Dios me quiere prosperar? ¿Sera que Dios me dará a mí esto? ¡Mentalidad de esclavo! ¡Qué tal si esto se convierte en mentalidad de hijo! No habría duda de nada de esto, ¡sabiendo que somos hijos y por lo tanto herederos de Dios, actuariamos y pensariamos con seguridad!

 

¿Todavía crees que sea un error cuando dice; “y no bajo el régimen viejo de la letra.”?

 

Tal vez esto se aplica hoy a tu vida, ¿has tratado de vivir agradando al hombre, a tu iglesia, a tu religión, a tu denominación, a tus estatutos, a tus propios parámetros de ética y principios y valores?. Has vivido una vida soportando los reclamos de Agar (tu carne) y las peleas de Isaac e Ismael (La Carne y el Espíritu).  ¡Toma una decisión!

 

Vivir por fe, vivir en la promesa de Dios. El es suficiente para ti. Echa afuera a Agar e Ismael hasta que no regresen más.

 

¡Decide vivir en el régimen del Espíritu!

 

“Porque de su plenitud tomamos todos, y gracia sobre gracia”. Juan 1:16

 

Jesucristo es todo lo que necesitas, de el dependemos y vivimos todos. No de religiosidad, no de estatutos, no de deberes, no de cumplimiento de reglamentos y requisitos. ¡Vivimos por la gracia de él!

 

¡Tenemos libertad por su gracia y por su amor, el se dio todo por nosotros, ahora dependemos de el!

 

Bendice el nombre de Jesus conmigo:

 

Padre te doy muchas gracias por tu hijo Jesucristo, tu amor esta revelado en tu hijo, la máxima expresión de amor, de misericordia, de gracia fue hecha en Jesus. Ahora vivo por el y para el. Te amo, te amo Jesus. ¡Bendigo tu nombre y te adoro por siempre!

 

Si tienes dudas o comentarios, escríbeme;

 

Abdiel Salas

abdielsalas@live.com

{
}
{
}

Comentarios Viviendo bajo el régimen del Espíritu

Hermosa reflexión hermano.
Gracias por esto y créame que Dios lo ha usado para bendecirme hoy con estas palabras y aclararme mejor el concepto de echar a Agar e Ismael de mi vida y no vivir bajo mis propios parámetros imperfectos, sino bajo la gracia de mi Dios todopoderoso.
Bendiciones.
Daniel Daniel 07/08/2016 a las 18:04

Deja tu comentario Viviendo bajo el régimen del Espíritu

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.