Avisar de contenido inadecuado

Viviendo bajo la ley

{
}

 

“Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia”. Romanos 6:14

 

El mensaje de la gracia es el mensaje más poderoso de la biblia. Pablo llegó a llamarle el evangelio de la gracia. El evangelio de la gracia es el nuevo pacto, el pacto basado en Jesucristo.

 

“Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios”. Hechos 20:24

 

No estáis bajo la ley

 

Alguien puede decir que vivir bajo la ley se refiere únicamente a los diez mandamientos o los seiscientos mandamientos que tienen los judíos. Pero según la biblia vivir bajo la ley también se refiere cuando el pecado se enseñorea sobre nosotros.

Cuando vivimos bajo la ley estamos siendo objeto de culpabilidad y condenación, es decir estamos dominados por la mente pecaminosa. El pecado puede ser pequeño o puede ser grande, aun puede que no sea pecado, pero tu mente lo ha llegado a aceptar que es pecado.

Jesus dijo que la verdad nos hará libre, por lo tanto una mentira es la que te tiene atado, preso, entonces una mentira es la que te tiene cautivo. Esto es estar bajo la ley, vivimos bajo un régimen de mentira. Eso es estar bajo la ley. Es decir el pecado no puede sujetarse a la ley de Dios a través de la carne. ¡No puede!

 

“Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden”. Romanos 8:7

 

Estar bajo la ley es estar abajo la presión de querer dominar el pecado por medio de esfuerzos carnales. Aun tratar de entender las cosas espirituales por medios carnales. Estar bajo la ley es vivir bajo la presión de cumplir con lo espiritual pero por medio de esfuerzos carnales.

 

La lucha más grande de un cristiano no es Satanás, ni sus secuaces, la lucha más grande del cristiano es vencer su carne. Aun que la ley no es maldición sino que la ley es bendición la carne nunca podrá cumplir con los requisitos de la ley.

 

El fin de la ley es Cristo

 

Porque ignorando la justicia de Dios, y procurando establecer la suya propia, no se han sujetado a la justicia de Dios; porque el fin de la ley es Cristo, para justicia a todo aquel que cree. Porque de la justicia que es por la ley Moisés escribe así: El hombre que haga estas cosas, vivirá por ellas. Romanos 10:3-5

 

Vivir bajo la ley es ignorar la justicia de Dios, podemos entender parcialmente la justicia de Dios pero eso se convierte en injusticia. Cuando vivo bajo la ley yo establezco mi justicia propia y acomodo mis pensamientos a la ley. Aunque la ley esta designada para acercarme a Dios realmente me aleja porque nunca podre cumplir con la ley. Cuando vivo bajo la ley creo en la justicia misma que yo establecí en mi pensamiento y no nada más eso, ahora pretendo que la gente crea en mi justicia que yo mismo establecí.

 

El fin de la ley es Cristo, significa que el cumplimiento de la ley es Cristo. Ahora mis fallas en cumplir la ley están cubiertas por Cristo. Con Cristo ahora cumplo con la demandas de la ley. Ahora bien la ley es necesario para normar los principios y comportamientos de absolutamente todos los hombres. Pero en el ámbito espiritual la ley solo sirve para llevarme a reconocer que necesito a Jesucristo.

 

“Ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él; porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado”. Romanos 3:20

 

La ley tiene un gran merito, me enseno que era un pecador, sin la ley yo no sabría que soy pecador, esa ley está escrita en mis miembros.

Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor. Y esto, conociendo el tiempo, que es ya hora de levantarnos del sueño; porque ahora está más cerca de nosotros nuestra salvación que cuando creímos” Romanos 13:9-11

 

Es hora de levantarnos del sueño, vivamos bajo la gracia, siempre dependiendo de Jesus nuestro Señor. Nada te puede dar más seguridad de tu salvación que vivir bajo la gracia. Vivir bajo la ley es dudar de la obra de Cristo tratando de cumplir con la ley con esfuerzos y meritos humanos. El pecado no se puede enseñorear más sobre ti porque vives bajo la gracia. El pecado no tiene más poder sobre tu vida, la mentira ya no puede dominarte y no vivirás bajo el yugo del pecado. Bajo la gracia tú tienes dominio sobre cualquier pecado.

 

El pecado no tiene poder sobre el hombre espiritual.

¡Camina en libertad y en gozo sirviendo al Señor, vive bajo la gracia!.

 

Bendiciones y escríbeme si estas siendo bendecido por este ministerio.

Cualquier comentario es bienvenido.

Abdiel Salas

abdielsalas@live.com

 

"SUBSCRIPCION POR CORREO ELECTRONICO"

¿DESEAS RECIBIR ESTOS MENSAJES POR TU CORREO? SUBSCRIBETE YA!

Enter your email address / Envianos tu correo electronico:

Delivered by FeedBurner

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Viviendo bajo la ley

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.