Avisar de contenido inadecuado

Verdaderos Adoradores - 1ra. Parte

{
}

“Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren”. Juan 4:23

 

¿Qué es ser un verdadero adorador? ¿Si hay adoradores verdaderos, habrá adoradores falsos? ¿Qué es adorar en espíritu y en verdad? ¿De donde nace la adoración en las iglesias? ¿Adoración significa cantar solamente durante los cultos en la iglesia? ¿Qué principios espirituales suceden en los momentos de adoración? ¿Cómo puedo entrar a una adoración verdadera? ¿Cómo puedo adorar en espíritu y en verdad?

 

Jesus compara la adoración como a tener sed, ¿crees que Jesus estaba buscando a la Samaritana solo para salvarla en Juan Capitulo 4 o realmente tenia sed? Yo más bien creo que Jesus hizo todo esto para dar una gran lección. En ese momento en Samaria y ahora mismo a nosotros.

 

LA HORA SEXTA

Jesus viene a Samaria a romper paradigmas (cambiar ideas viejas):

“Y le era necesario pasar por Samaria.  Vino, pues, a una ciudad de Samaria llamada Sicar, junto a la heredad que Jacob dio a su hijo José.  Y estaba allí el pozo de Jacob. Entonces Jesús, cansado del camino, se sentó así junto al pozo. Era como la hora sexta.  Vino una mujer de Samaria a sacar agua; y Jesús le dijo: Dame de beber. Juan 4:4-7

 

Encontramos primeramente como el Espíritu Santo hizo sentir la NECESIDAD a Jesus de ir a Samaria, precisamente al pozo de Jacob. Quisiera que prestaras atención a todos los detalles, ya que el escenario donde se desarrolla esta historia tiene también una profunda enseñanza para todos nosotros. Jesus rompe el paradigma de las costumbres ya que Judíos y Samaritanos no se llevaban bien precisamente por motivos religiosos. 

 

Jesus siente la necesidad de ir a Samaria y precisamente al pozo de Jacob. Aquí Jesus prepara toda una enseñanza que nos llevara al Padre, Jesus nos lleva al pozo de Jacob. Nos revela secretos escondidos para ser verdaderos adoradores. Jesus siente la necesidad de ser adorado. Jesus le revela tesoros escondidos a la Samaritana. Pero también nos enseña nuestra necesidad de adorar. ¿Recuerdas cuando Jesus dijo yo y el Padre uno somos?. Aquí lo vamos a entender mejor.

Sin duda el pozo de Jacob representaba el sustento para muchas generaciones del agua física que durante siglos sirvió de sustento. Agua que fue necesaria para no morir de sed. En esta ocasión Jesus se sienta cansado del camino, entonces Jesus le pide de beber a esta Samaritana. La hora sexta o medio día, tal vez la hora más calurosa en esos lugares donde el calor del día obliga a refrescase con el agua física. Jesus tiene NECESIDAD de esa agua fresca, Jesus tiene NECESIDAD de lo que representa esa agua. Jesus quería adoración. Y para recibir adoración pacientemente le enseña a la Samaritana que al final se convertirá en una apasionada adoradora de Jesus.

 

EL DON DE DIOS

Sin duda la conversación da un cambio, mientras Jesus comienza a hablarle a la mujer Samaritana del REGALO DE DIOS (El don de Dios). La mujer como que quiere entender un poco más. Pero recuerda Jesus está hablando de adoración aunque la mujer todavía no lo sabe.

“ La mujer samaritana le dijo: ¿Cómo tú, siendo judío, me pides a mí de beber, que soy mujer samaritana? Porque judíos y samaritanos no se tratan entre sí.  Respondió Jesús y le dijo: Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: Dame de beber; tú le pedirías, y él te daría agua viva.   La mujer le dijo: Señor, no tienes con qué sacarla, y el pozo es hondo. ¿De dónde, pues, tienes el agua viva?  ¿Acaso eres tú mayor que nuestro padre Jacob, que nos dio este pozo, del cual bebieron él, sus hijos y sus ganados? Juan 4:9-12

La mujer antepone las costumbres ante todo y Jesus comienza a explicar más claramente del agua espiritual, Jesus comienza a hablar del Espíritu Santo el don de Dios, el agua viva que Jesus ofrece. El agua que podemos beber cuando adoramos. Pero la Samaritana no lo sabía.

“Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua, volverá a tener sed; mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna. La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo sed, ni venga aquí a sacarla”. Juan 4:13-15

 

¿Te ha sucedido cuando Dios te habla algo y tu no lo entiendes? Jesus aquí le estaba revelando a la Samaritana las cosas que suceden cuando alguien decide adorar a Dios. Jesus le estaba entregando perlas a la Samaritana, tesoros escondidos de Dios.

 

“El que bebiere de mi, no tendrá sed, el que bebiere de mi Espíritu, dice Jesus no tendrá sed jamás”

 

Jesus aquí le estaba revelando a la Samaritana el Espíritu Santo, cada vez que tu y yo nos disponemos a adorar a Dios para beber de su Espíritu, nos estamos saciando de Dios. En los momentos de adoración tú te puedes llenar de esa agua, el Espíritu de Dios se hace realidad en tu vida. Esa agua espiritual (Su Espíritu Santo) se vuelve en nosotros una fuente, donde nos saciamos y podemos saciar a otros. Jesus lo dijo:  “el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna”.

El espíritu que bebemos durante la adoración es una fuente que produce vida, vida en nosotros y vida en los que nos rodean.

 

JESUS ES EL ESPIRITU DE PROFECIA

“Jesús le dijo: Ve, llama a tu marido, y ven acá. Respondió la mujer y dijo: No tengo marido. Jesús le dijo: Bien has dicho: No tengo marido;  porque cinco maridos has tenido, y el que ahora tienes no es tu marido; esto has dicho con verdad. Le dijo la mujer: Señor, me parece que tú eres profeta.  Nuestros padres adoraron en este monte, y vosotros decís que en Jerusalén es el lugar donde se debe adorar. Juan 4:16-20

Entonces la conversación da un giro total esta vez, ahora Jesus le revela su vida a la Samaritana, entonces ella lo reconoce como profeta, pero además la samaritana comienza a hablar en términos espirituales. La samaritana ahora habla de adoración. Ahora si Jesus le da lo mejor de sus revelaciones, le da una revelación de la verdadera adoración. No de la aparente, no de la religiosa, no de los rituales, no de los sacrificios, no de la teología de la adoración, NO DE LAS COSTUMBRES. Le da una revelación de la verdadera adoración. Increíblemente Jesus siempre estuvo hablando de adoración, pero fue guiando el entendimiento de esta mujer Samaritana.

¿Cuantos de nosotros tenemos creencias de la adoración que son más religiosas, más parecidas a lo real, pero nunca hemos sido saciados del espíritu de Dios en la adoración?. NUNCA HEMOS ROTO PARADIGMAS. Tenemos una creencia, tenemos una teología, pero nunca nos hemos saciado de la sed espiritual al adorar como Dios lo pide. Tenemos necesidades, tenemos filosofías de la vida. Pero nunca nos hemos saciado de esa fuente Espiritual que salta para vida eterna.     

 

ADORACION EN ESPIRITU Y EN VERDAD

Entonces Jesus le revela la verdadera adoración a la samaritana:

“Jesús le dijo: Mujer, créeme, que la hora viene cuando ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis al Padre.  Vosotros adoráis lo que no sabéis; nosotros adoramos lo que sabemos; porque la salvación viene de los judíos.  Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren”. Juan 4:21-23

Jesus le habla de un cambio que venía, el tiempo viene, Jesus iba a cambiar ese tiempo. Tradicionalmente los rituales de adoración se hacían a través de las prácticas y sacrificios que se hacían en el tabernáculo. Una serie de rituales y sacrificios que se hacían ahora en el templo. Sin entrar a detalle Jesus le habla a la samaritana muy pronto esa forma de adorar cambiara, será más fácil, será más accesible a cualquiera.

A grandes rasgos en Jesus se cumplen todos los ritos y sacrificios que simbolizaban el tener acceso a la viva presencia de Dios. Pero ahora ese acceso cambiaría para que el proceso fuera más fácil. Ahora ese tabernáculo y ese templo sabemos que somos nosotros mismos, y la adoración se hace en espíritu y en verdad. Solamente Jesus le pudo revelar no nada más en lo intelectual pero también en el espíritu a la samaritana del significado de esta adoración.

Te voy a mostrar rápidamente el proceso espiritual. Dios anda buscando adoradores en espíritu y en verdad. ¿Está listo? Cuando Jesus dice que a Dios Padre se le adora en Espíritu, quiere decir que debo aniquilar mi carne. En otras palabras entro a una dimensión espiritual profunda, sin mucho razonamiento. ¿Cómo me doy cuenta de eso? Muy sencillo. A la carne no le gusta adorar a Dios. ¿Cómo se? A mi carne le parece ridículo levantar mis manos al cielo, a mi carne se le hace ridículo saltar, a mi carne se le hace repugnante brincar, a mi carne no le gusta arrodillarse, a mi carne no le gusta cantar, a mi carne no le gusta cuando otros hacen demasiado escándalo por adorar, a mi carne le molesta el bullicio. Pero la biblia dice, alabad, cantar, batid las manos, dad gritos de júbilo, alabadle con instrumentos, alabadle con danza, con trompetas.

Cuando tu comienzas a hacer estas cosas en contra de tu carne, ya no estás en lo carnal, estas entrando en lo espiritual, si te mantienes ajeno y sin participar, te quedas en la carne. Ahora para entrar en la atmosfera espiritual vas a batallar un poco con la carne porque iras en contra tus gustos y costumbres.

Cuando tú practicas este nuevo proceso sin rituales, sin sacrificios de animales, sin exclusividad como antes (solo los sacerdotes y sumo sacerdote entraban a la presencia de Dios). Haces morir tu carne y entras al terreno espiritual, es decir ahora estas alabando en espíritu. Ya no le importa a tu espíritu lo que diga la carne, porque la carne esta aniquilada (hablando espiritualmente). Ahora tu lenguaje cambia y tu mentalidad cambia porque estas en el ámbito espiritual, estas en la atmosfera espiritual. Ya no le haces caso a la carne, ahora le adoras en el espíritu.

Ahora bien, adoramos en verdad, porque es una adoración sincera y es por un deseo propio de estar en la presencia de Dios. Adorar en verdad es ser yo mismo delante de Dios, sin secretos, sin engaños, sin falsedades, es revelarle a él nuestro corazón. Es la adoración que sale de mi corazón. La Samaritana reconoció su pecado cuando reconoció que Jesus era profeta.

 

ES NECESARIO ADORAR AL PADRE

“Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.  Le dijo la mujer: Sé que ha de venir el Mesías, llamado el Cristo; cuando él venga nos declarará todas las cosas.  Jesús le dijo: Yo soy, el que habla contigo. Juan 4:24-26

 

Jesus tenía acceso directo con el Padre, Jesus era sin pecado y podía tener comunión directa con Dios. Por eso Dios le revelaba todas las cosas. Jesus estaba enseñando como llegar al Padre. Yo con mi espíritu puedo tocar el Espíritu del Padre, yo con mi espíritu me comunico con el Espíritu de Dios. En esa verdad, conociendo la verdad. Jesus le revelo la verdad a la Samaritana: Yo soy, el que habla contigo. SOY EL CRISTO, EL MESIAS.

Nuestra relación con Dios está basada con la verdad, la verdad que Cristo nos revelo. El pago el precio de poder estar en la presencia de Dios con su vida, con su muerte y con su sangre. Ahora tengo libre acceso al Padre. Basados en esa verdad somos aceptables en el amado hijo de Dios.

Ya no hay barreras, por eso Jesus dijo: “La hora viene, y ahora es, este que ves aquí, es el precio de tu entrada al Padre”

Déjame decirte algo, esto es algo que pocas veces vas a escuchar:

“Dios necesita de tu adoración, Dios te necesita a ti. Y tu necesitas de El. Tu espíritu necesita de El. Bebe de esa agua y el te saciara, bebe de esta agua del Espíritu de Dios que está disponible para ti. Entra por ese camino nuevo, que es a través de Cristo.”

¡Dios Padre anda buscando adoradores en Espíritu y en verdad!

¡Amaras al Señor tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas!

¡Conviértete en un verdadero adorador, en espíritu y en verdad!

¡Bendiciones de lo alto!

Escríbeme si te gusto o tienes algún comentario

Abdielsalas@live.com

{
}
{
}

Comentarios Verdaderos Adoradores - 1ra. Parte

hermano , cuantas vendiciones estoy recibiendo leyendo sus explicaciones de una manera tan clara y sencilla , la gloria sea para Dios por permitir encontrarme con un siervo de Dios con tanto interes por los mas pequeños que no poseemos tanto conocimientos y que no encontramos confundido ;
que DIOS , le siga llenando de su gracias y su ungion ...
felicia felicia 30/04/2011 a las 06:36
bendiciones siervo. Encantado con tu sencilla exégesis. Sólo quisiera saber si para el momento de adorar a Dios, la acción del cuerpo debe ser en total reverencia como arrodillados, o postrados, como lo hace mención las Escrituras en muchos pasajes que practicaba el pueblo de Dios.

Agradeceré su comentario. 
Hermano Alfonso;

Gracias por leer el artículo, y sus preguntas son muy importantes para mí.

La adoración espiritual (en espíritu) hace que todo lo físico sea en segundo término. En la verdadera adoración las acciones del cuerpo son secundarias. Dios conoce el corazón y eso es lo más importante, con esto te estoy diciendo que no es absolutamente necesario.

Segundo, el cuerpo reacciona a la condición interna. Cuando nos humillamos a Dios es casi imposible permanecer de pie. Si estoy lleno de gozo, del amor de Dios y la paz de Dios... ES IMPOSIBLE QUE NO SE REFLEJE EN MI FISICO.

Pero pasa algo muy interesante, cuando estoy consciente de someter mi carne a Dios (al arrodillarme, postrarme, etc), mi carne muere en el proceso y puedo entrar a lo espiritual. Aunque no necesariamente pasa así siempre ya que todo mi ser debe estar rendido, espíritu, alma  y cuerpo.

Lo cual yo le puedo asegurar que es maravilloso lo que Dios hace cuando en adoración intima humillamos todo nuestro ser.


Espero que esta respuesta le sirva
Bendiciones
Abdiel Salas
excelente estudio amado toco mi carazon es tremenda enseñanza le bendigo en el nombre de jesus era lo que yo estaba buscando que el señor siga impartiendo ese hermoso conocimiento amen 


adrimar adrimar 14/03/2012 a las 04:17
muy buena leccion , porque me cuesta tanto en entrar y fluir en el espiritu cuando le estoy alabandole al señor anehelo mas del espiritu santo y no veo mi avance espiritual quisiera saber que estoy haciendo mal
FRANCISCA DIAZ DIAZ FRANCISCA DIAZ DIAZ 28/08/2014 a las 19:29
Francisca:
Nos cuesta tanto cuando estamos en la carne, esto es centrados en nosotros, la adoracion no es por medio del esfuerzo.
Hebreos 4:16 nos dice que nos acerquemos "Confiadamente al Trono de la Gracia", es decir Dios le puso a su lugar de reposo "Trono de Gracia", Entrar confiadamente en el original significa "relajdamente", es decir como cuando estas en tu recamara mas comoda, relajada, asi entramos a la presencia de Dios. De esa manera esperamos "confiadamente" para que el nos guie en el fluir.
!Bendiciones!
Abdiel Salas

Deja tu comentario Verdaderos Adoradores - 1ra. Parte

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.