Avisar de contenido inadecuado

Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

{
}

Recuerdo esta parte del salmo 23. Cuando era yo un pequeño de 8 años y mi abuela me buscaba porque ella no sabía leer. Recuerdo que yo le leía la biblia, mientras yo leía ella repetía, mientras ella repetía yo me aprendía de memoria esos Salmos bellísimos de la palabra del Señor. Uno de sus preferidos tal vez por lo poético era precisamente el Salmo 23. Ahora recuerdo estas palabras…

** Tu vara y tu cayado me infundirán aliento. **

Han pasado los años…. muchos años, mi abuela murió, yo crecí, forme una familia y ahora soy padre de más de 40 años de edad. Recuerdo esos bellos momentos de pobreza pero de mucha felicidad. Mi abuela fue pionera de los cristianos en mi familia, por ella mucha de mi familia ahora ya somos cristianos.

Ahora cada pequeña frase de esos Salmos cobra un significado diferente en mi vida. Hablando de esta pequeña frase que un niño de 8 años no alcanza a comprender tal vez, ahora esta frase tiene gran significado para mí. 

 

** Tu vara y tu cayado me infundirán aliento. **

 

Si hay algo en la vida que tal vez no nos guste es precisamente la disciplina del Señor. Entender la disciplina de parte de Dios es muy difícil. Pero entender que la disciplina de Dios nos infunde aliento, es aun más difícil.

“La vara y el cayado”…  Si alguien entiende el uso de estas dos herramientas de trabajo para un pastor de ovejas es precisamente el pastor de ovejas. El rey David nunca olvido sus raíces desde donde él venia. Aun cuando llegó a ser uno de los más importantes reyes del pueblo de Israel. Nunca olvidó la disciplina de Dios en su vida. Nunca olvido todo el camino por el cual Dios lo trajo para llegar a ser un hombre conforme al corazón de Dios.

 

** Tu vara y tu cayado me infundirán aliento. **

 

¡Esas palabras cobraban vida cuando David huía de sus enemigos!, ¡Estas palabras cobraban vida cuando David tenía necesidad de consolarse!. ¡Estas palabras cobraban vida cuando David veía la mano de Dios dirigiendo su vida!. ¡Estas palabras cobraban vida cuando David veía a Dios protegiéndolo y cuidándolo de todo peligro!.

David llego a confiar tanto en Dios que él muchas veces sentía que vivía en una inmensa obscuridad e inseguridad total. No sabía si sus decisiones y los rumbos que él tomaba al ir huyendo lo llevarían a caer en manos de su enemigo. Pero el confiaba en Dios y su dirección aun en esa obscuridad.

Tal vez él sabia que esas experiencias servirían para algo en su vida, pero no lo entendía todo. El llegó a confiar y sentirse como una oveja cuando por temor y por simple reacción tomaba un rumbo o una decisión. Pero un buen pastor está dispuesto a todo para salvar a las ovejas. David fue un buen pastor de ovejas, el aplicó estos principios. Nunca perdió una. Libro a las ovejas de lobos y leones feroces. Ahí se entreno en su carácter. Ahí aprendió el valor de hacer bien las cosas a pesar de que nadie lo veía.

No solamente para escribir salmos bonitos, pero para alentar a miles de personas en el mundo cuando están necesitados de palabras de aliento y dirección. Estos salmos han sido de inspiración para miles de personas en el mundo en momentos de angustia y necesidad “aun para películas de Hollywood”. Pero más que una simple inspiración y palabras de aliento, son verdades espirituales que se cumplen fielmente al pie de la letra. Que se cumplen fielmente cuando Jesus reconoció: Yo soy el buen pastor;el buen pastor su vida da por las ovejas’. Juan 10:11

 

Cuando vemos el plan de Dios en alguna situación difícil de la vida como lo es una acción de parte de Dios, para dirección y corrección, podemos entender la frase:

 

** Tu vara y tu cayado me infundirán aliento. **

 

Y es ese aliento que recibimos cuando vemos que los planes de Dios son en amor y perfecta armonía con su voluntad. No hay desesperación, no hay preocupación, no hay temor al recibir la corrección de parte de Dios. Porque sabemos que es para bendición. Por eso podemos decir alegremente:

 

¡Tu vara y tu cayado me infundirán aliento!.

¡Tu vara y tu cayado me infundirán aliento!.

 

La disciplina simplemente es parte de la vida, nos gusta vivir alegremente y que todas las cosas nos salgan bien, pero la disciplina es parte de la vida. Es parte importante del aprendizaje y madurez. Aprendamos de Dios la disciplina y pongamos en práctica la disciplina para guiar y dirigir a nuestros hijos en amor. Somos representantes de Dios.

“Hijo mío, no menosprecies la disciplina del Señor,  Ni desmayes cuando eres reprendido por él; Porque el Señor al que ama, disciplina, Y azota a todo el que recibe por hijo.  Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina? Pero si se os deja sin disciplina, de la cual todos han sido participantes, entonces sois bastardos, y no hijos. Por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus, y viviremos?  Y aquéllos, ciertamente por pocos días nos disciplinaban como a ellos les parecía, pero éste para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad. Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados. ” Hebreos 12:5-11

 

Fruto apacible de Justicia… la disciplina de Dios produce fruto apacible de Justicia.

 

Dios haga entender a cada hijo que su disciplina es parte de su Justicia, para producir fruto en nosotros y podamos decir junto con David en su Salmo 23:

 

¡Tu vara y tu cayado me infundirán aliento!.

¡Tu vara y tu cayado me infundirán aliento!.

 

¡Dios te bendiga!

Abdielsalas@live.com

 

Amen!

{
}
{
}

Comentarios Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

Es de mucha bendicion leer su publicacion, me encuentro en una cituacion dificil es como estar en el valle de sombras, sus comentarios me ayudan a perseverar y esperar en Dios, y digo tu vara y tu cayado me infundiran aliento. Dios te bendiga hermano.

TEO ROMERO TEO ROMERO 24/06/2011 a las 17:49

Bendiciones mi Hermano Teo, espero estes saliendo de tu problema, esperando en Dios que sea algo que tenga solucion.

Mi hermano, no estas solo, Dios te ama y quiere bendecirte, la ley de la vida es que nosotros aprendemos de la experiencias dificiles, peor no hay nada que Dios no este dispuesto para ahacer contigo.

Pensando en miles de personas que estarn como tu pasando por el valle de sombras, escribire algo al respecto, por que la biblia dice: NO TEMERE MAL ALGUNO, PORQUE TU ESTARAS CONMIGO!

Bendiciones mi hermano, sigue adelante!

el cayado era una vara de maderade acasia, además de corregir a sus ovejas, el pastor la usaba ¿saben para que? PARA DEFENDERLAS DEL LEON, OSO, Y DEMAS FIERAS, cuando supe esto entendí que mi Padre me defiende y eso me dió aliento y nuevas fuerzas.


;-)

juani Delorenzi juani Delorenzi 13/08/2011 a las 05:24

Gracias Juani por tu comentario que enriquece este tema.

No dudes en compartir la palabra de Dios, Bendiciones!

Gracias por esta explicación.  Me encanta orar el Salmo 23 y hace días tenía la duda sobre el significado de "tu vara y tu cayado", ahora entiendo su aplicación práctica.

Bendiciones Abdiel.

Iris Iris 05/10/2012 a las 17:20
Vendiciones para todos amados hermanos Dios nos corrige porque somos sus hijos apesar de los problemas en los que me encuentro se ke el jamas nos abandonara.
Queridos hermanos yo kiero pedirles un consejo mi religion es catolica y siempre he sentido en mi corazon desde que era una niña ke yo kiero ser religiosa entregar mi vida entera a Dios hoy tengo 20 años y este llamado se ha echo mas fuerte a mis 18 años me keria ir a un convento pero mi familia no me dejo ellos pertenecen a otra religion hoy estoy estudiando una ingenieria en industrias en un año me graduare y lo unico que deseo es terminar la carrera para irme a un convento pero no kiero aser algo ke mis padres no me apoyen no se ke aser
Marisela Marisela 23/10/2012 a las 23:47
También de muy chico mi abuelita materna me leía el salmo 23 y en la hora de su muerte pidió que le leyéramos el mismo. Hoy la vida me da la oportunidad de explicarle a mis hijos lo que significa y mas en este momento que tengo una hija en situación de dolor espiritual, con el alma herida
carlos vulcano carlos vulcano 14/11/2012 a las 23:31
Hola, solo le puedo decir que tuve una vision en donde un angel que protegen el altar del se~on , cuando yo iba en trando en la iglesia unos de los dos angeles se me acerco y me entregaba un baston(vara o cayado). Algun comentarios sobre esto , Gracias.
Maria Maria 15/11/2012 a las 04:15

Deja tu comentario Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.