Avisar de contenido inadecuado

Tratando con la iniquidad

{
}

Salmos 32: “La dicha del perdón”  - Salmo de David. Masquil.

Masquil quiere decir enseñanza, es decir este salmo además de ser un canto es una enseñanza muy importante. Cada vez que veas en los Salmos la palabra Masquil te dice que es una enseñanza.

 

La biblia dice:

 

”Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí; Juan 5:39

 

Este salmo lo escribió David en medio de muchos problemas, bueno literalmente lo escribió después, cuando fue restaurado, pero en realidad todo lo que escribe se relaciona con una etapa muy difícil de su vida en la que cayó muy bajo en su vida espiritual y moral.

David había cometido pecado de adulterio con Betsabe y además cometió asesinato intelectual contra Urias esposo de Betsabe. Dios pasó a David por un proceso de restauración y aprendizaje, David vivió momentos de mucha angustia después de esta etapa obscura de su vida.

Ahora bien todos sabemos que David ocupa un lugar muy importante en el reino de Dios, David fue uno de los hombres que se han dejado usar por Dios para bendecir a muchas personas de manera increible. La vida de David fue usada grandemente como un ejemplo de vida para todos nosotros. Por otro lado tenemos personajes que se mencionan en la biblia como el rey Saúl que Dios trató bastante con él, pero su final fue muy triste y su descendencia pago muy caro los pecados de su padre. El rey Saúl nunca quiso recapacitar y volverse a Dios. El final de Saúl fue trágico a diferencia de David.

Es obvio que Dios no se agrado de los pecados de David y por esa razón David tuvo que pagar las consecuencias de sus pecados. Pero déjame decirte que el ejemplo no esta tanto en el pecado (ya que todos pecamos) si no en la manera en que David aprendió y asimiló de sus mismos errores y pecados. Y la menara en que él se dejo ser restaurado por Dios. Recuerda que este Salmo 32 es una enseñanza (un Masquil) muy poderosa.

 

2 Samuel 11 David y Betsabé

Como referencia te pido que leas cuidadosamente 2 Samuel 11.

En esta enseñanza vemos que David debía salir a la guerra, esa era su responsabilidad y su privilegio. Pero decidió quedarse en Jerusalén. Esta complacencia de parte de David lo colocó en la ocasión “perfecta” para pecar, es decir su primer error fue caer en rebeldía por no hacer lo correcto delante de Dios, su deber era ir a la guerra. Y estando ahí paseándose por la terraza vio que Betsabé se bañaba. Como Betsabé era hermosa, el se quedo mirando y la tentación paso a mayores.

Lee bien los relatos y nota como una falta lleva a la otra y otra, David debía ir a la guerra ya era la costumbre de los reyes, pero falló, estando cómodamente en su casa vino la tentación muy fuerte y el no pudo resistir. Sabiendo que era pecado el elaboró un plan para tomar la mujer de Urias que estaba en la guerra (donde debería estar David) siendo que Urias era uno de sus más fieles solados en la defenza del reino de David.

Más adelante te darás cuenta que Betsabé quedó embarazada y David quiso encubrir su pecado con una serie de estrategias que no le funcionaron. Su último recurso fue mandar a su fiel soldado Urias al frente de la guerra con una estrategia perversa para fuera asesinado en frente de la batalla. Ya para este entonces algunas personas sabían o sospechaban algo de lo que estaba pasando en la vida de David.

 

La historia apenas comienza, David había caído muy bajo y se dejo llevar por los deseos incorrectos ante los ojos de Dios y más adelante le perjudicarían para el resto de sus días. Más adelante vamos a ver en el Salmo 32 como David pudo entender que primero el cayó en rebeldía, des pues en pecado y posteriormente se dio cuenta que había iniquidad en él.

  2 Samuel 12 David y Natán

Ahora te voy a pedir que leas 2da. de Samuel 12. Natán era profeta que le servía al rey David. En esta ocasión Dios le habla fuertemente a David a través de este profeta y le hace ver el error de una manera impresionante. Utilizando una analogía que Dios le da al profeta Natán, y a David no le queda otra cosa que aceptar su pecado y reconocer la gravedad de la situacion.

De la misma manera que David había razonado en contra del hombre rico que abusó del hombre pobre que solo tenía una corderita. Así Dios le hace ver a David todo lo que Dios le había dado y sin embargo la actitud que él había tomado en contra de Urias. Dios le hace ver que a causa de sus pecados el nombre de Dios fue blasfemado y él había despreciado a Dios al pecar de esta manera. Entonces David acepta su pecado y culpabilidad con humildad.

A partir de aquí comienza un trato y una restauración en la vida de David, aunque Dios lo había perdonado él iba a sufrir solo algunas de las consecuencias de su pecado. El niño que fue producto del pecado entre David y Betsabe murió. A pesar de la suplica y el sufrimiento de David, Dios no le concedió la vida a ese niño.

Este sufrimiento fue parte de la restauración. Las palabras que usa David en el Salmo 32 en cuanto a su estado físico, moral, anímico y espiritual fueron las siguientes:

  • Envejecimiento
  • Gemir
  • Se agravo la mano de Dios sobre él
  • Sequedad
  • Angustia
  • Dolor

 

Todo esto fue lo que trajo el pecado, y aun más. No es para menos cuando le fallamos a Dios hay un sufrimiento interior que nos agobia y muchas de las consecuencias llegan tarde o temprano. Pero la misericordia de Dios hizo que David aprendiera de esta experiencia y más adelante Dios le restaura de manera impresionante.

 

Reflexión:

¿Cuántos de nosotros no le hemos fallado a Dios de manera similar? ¿Cuántos de nosotros hemos sido atrapados en una cadena de pecados llamada iniquidad? ¿Cuántos de nosotros hemos tejido una telaraña de perversidad para cubrir nuestro pecado en alguna ocasión? ¿Cuántos de nosotros andando en el camino de Dios hemos experimentado la derrota de la tentación y caído bajo? ¿Cuántos paseándonos por la azotea o el balcón de nuestra vida placentera nos encontramos con la oportunidad de pecar y no hemos podido vencer la tentación? ¿Seremos diferentes a David? ¿Habra rebeldia e iniquidad en nuestro vivir?

El pecado de la rebeldía te pone en el balcón para seguir pecando. Es decir un pecado lleva a otro hasta que lo detengas. La rebeldía es salirnos de la autoridad de Dios o la autoridad puesta por Dios. Tu yo no somos diferentes a David. Tenemos una naturaleza pecaminosa y podemos caer en cualquier momento si no nos cuidamos de no caer. No debemos ignorar las consecuencias del pecado, no debemos ignorar lo que dice la palabra y estos testimonios que son para nosotros. El Salmo 32 dice que si hay perdón, nuestro pecado esta cubierto, pero no olvidemos que hay un tiempo de restauración que tal vez dure algunos años o meses. Las consecuencias del pecado tal vez llegaran tarde o temprano. Si, llegan con misericordia y no conforme a nuestra maldad, pero llega algo de esas consecuencias para que podamos aprender y superar nuestras malas costumbres e ideas y vida pecaminosa.

 

Grande fue la palabra que Dios le dio a David a cerca de esas consecuencias:

 

”Por lo cual ahora no se apartará jamás de tu casa la espada, por cuanto me menospreciaste, y tomaste la mujer de Urías heteo para que fuese tu mujer.  Así ha dicho Jehová: He aquí yo haré levantar el mal sobre ti de tu misma casa, y tomaré tus mujeres delante de tus ojos, y las daré a tu prójimo, el cual yacerá con tus mujeres a la vista del sol. Porque tú lo hiciste en secreto; mas yo haré esto delante de todo Israel y a pleno sol. 2 Samuel 12:10-12

 

Los momentos que experimento David por todos estos pecados y todavía más adelante mas consecuencias que vinieron, trajeron un aprendizaje doloroso. Cuando David aprendió de toda esta experiencia y de la sentencia dada por Dios ya que no fue fácil, entonces el pudo escribir el Salmo 32 el cual nos bendice ahora y nos enseña mucho sobre los pecados, sobre rebeldía e iniquidad.

 

1 Bienaventurado aquel cuya transgresión ha sido perdonada, y cubierto su pecado. 

 

Muy feliz es aquel a quien se le perdona su rebelión y se cubre su pecado. David transgredió la autoridad de Dios cuando se salió de la voluntad de Dios en vez de cumplir su deber de ir a la guerra. Pero el pudo experimentar el perdón y reconocer que su pecado había iniciado con la rebelión y después de haber caído en pecado, también pudo experimentar la dicha del perdón. 

 

2 Bienaventurado el hombre a quien Jehová no culpa de iniquidad, Y en cuyo espíritu no hay engaño. 

 

Dios pasó a  David por un tiempo de reflexión y restauración, finamente él pudo darse cuenta que: “Feliz es el hombre a quien Dios no culpa por la iniquidad”. Cuando tenemos un encuentro con Dios, reconocemos nuestro pecado y nos humillamos, Dios pone un nosotros un sentimiento de limpieza e integridad espiritual, no por nuestros meritos si no por el perdón que el ofrece. El hombre o mujer que ha pasado por el proceso de sanidad y restauración de la culpa, ahora pude ser feliz, bienaventurado. Ahora hay integridad en su corazón para no seguir cometiendo los mismos pecados que traen malas consecuencias si no lo detenemos.

 

3 Mientras callé, se envejecieron mis huesos en mi gemir todo el día.

 

La confesión fue el inicio de su sanidad, pero antes solo había calamidad en sus emociones y sentimientos. Los problemas más grandes que enfrentamos los hijos de Dios muchas veces son emocionales, que comienzan con los pensamientos y se convierten en emociones fuertes.

 

4 Porque de día y de noche se agravó sobre mí tu mano; se volvió mi verdor en sequedades de verano. 

 

La sequedad espiritual que produce el pecado se agravo sobre David, y David pudo experimentar el desierto espiritual y la separación espiritual de Dios. Este mismo desierto nos ayuda a descubrir a Dios en la soledad de nuestra alma. Si bien el pecado es terrible, la reconciliación es hermosa con el Señor. El pudo comparar una caida que se convirtio en sed espiritual. 

 

5 Mi pecado te declaré, y no encubrí mi iniquidad. Dije: Confesaré mis transgresiones a Jehová; Y tú perdonaste la maldad de mi pecado.

 

Hasta aquí no se si has descubierto que David menciona rebelión, pecado e iniquidad. Estos tres pecados no son lo mismo. (Ver otro estudio: Que es la iniquidad  http://abdielsalas.obolog.com/iniquidad-1179031). Debemos entender esta diferencia.

Es interesante como un proceso de sanidad y restauración comienza con reconocer el pecado y confesar las transgresiones (Rebeldía), es decir regresar al origen del pecado e iniquidades. ¿Yo no sé si David miro hacia atrás y pudo ver la maldad que hubo en el desde antes, es decir cuándo elaboró una serie de estrategias para cubrir su pecado?. ¿Yo no sé si David estaba consiente hasta donde podía llegar en ese asunto? Tal vez el pudo voltear a ver lo que había hecho con la vida de Urias, un fiel soldado para el rey hasta la muerte que no pudo ser correspondido con el favor del rey. El haberle fallado a Dios después de volver en sí. David pudo darse cuenta de la gravedad del pecado cometido y de sus consecuencias.

 

6 Por esto orará a ti todo santo en el tiempo en que puedas ser hallado;  Ciertamente en la inundación de muchas aguas no llegarán éstas a él.

 

David sabia que todas estas cosas eran para su bien, los problemas le llegaron hasta el cuello, pero él no murió. David conocía la misericordia de Dios. Y como hallar oportuno socorro de parte de Dios. David encontro en la oracion la manera de hablar con Dios y ponerse a cuentas.

 

 

7 Tú eres mi refugio; me guardarás de la angustia; Con cánticos de liberación me rodearás. Selah

   

Quien más que el sabia que necesitaba liberarse de la angustia. David sabía que no podía ir a nadie más que a Dios. El mismo había ministrado con su música cantos de liberación a mucha gente, ahora el necesitaba cantar y escuchar esos cantico de liberación para el mismo. Con quien mas si no es con Dios para refugiarse.

 

Y termina este salmo con las mismas palabras de Dios:

 


 8 Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar; Sobre ti fijaré mis ojos.  9 No seáis como el caballo, o como el mulo, sin entendimiento,  Que han de ser sujetados con cabestro y con freno, Porque si no, no se acercan a ti. 10 Muchos dolores habrá para el impío; Mas al que espera en Jehová, le rodea la misericordia. 11 Alegraos en Jehová y gozaos, justos; Y cantad con júbilo todos vosotros los rectos de corazón.

 

¿Qué crees que salió de David cuando el experimento la sanidad y restauración de su espíritu?

 

Así es, Alabanza, adoración, gratitud.

 

¿Qué más puede salir de una persona cuando reconoce que si hemos fallado hallaremos en Dios restauración y Sanidad? ¿Qué más puede salir de la boca de una persona que recibe el perdón de Dios por sus pecados, rebeliones e iniquidades?

 

10 No ha hecho con nosotros conforme a nuestras iniquidades, Ni nos ha pagado conforme a nuestros pecados.  Salmo 103:10

 

 

La misericordia de Dios es abundante y nos corrige con amor. No hay nada que nos sobrevenga mayor que lo que podemos soportar. Pero hay que aprender de  nuestros errores y de los errores de los demás.

 

No te pierdas la segunda parte de este tema:

 

Como revertir los efectos de la iniquidad.

 

 

Bendiciones y no te olvides de escribir si te gusto:

Abdielsalas@live.com

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Tratando con la iniquidad

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.