Avisar de contenido inadecuado

¿Te gustaría recuperar la salud?

{
}

   TAGS:undefined

               Es muy humano darle una explicación a todas las cosas que no entendemos, al menos intentamos o muchas veces nos quedamos con lo que más creemos. ¿Cuantas veces tenemos una necesidad y le damos una respuesta a esa necesidad? Esa respuesta normalmente satisface al “porque no”. Porque no puedo ser sano, porque no tengo tal o cual deseo, porque no me he casado, porque no tengo dinero suficiente. Etc.

 

                Jesus cuando pasaba por un lugar llamado Betesda, donde había un estanque en el que cada vez que el Angel de Dios movía el agua, el primero que entraba y tocaba el agua quedaba sano. Betesda se cree que significa “casa de misericordia”. Había un hombre cojo que esperaba inútilmente entrar al agua cuando esta se agitara. Este hombre tenía 38 años enfermo. De repente llego Jesus y le pregunto: ¿Te gustaría recuperar la salud?

 

¿Qué harías tú? ¿Qué le dirías tu a Jesus? Mira la respuesta del cojo.

 

—Es que no puedo, señor —contestó el enfermo—, porque no tengo a nadie que me meta en el estanque cuando se agita el agua. Siempre alguien llega antes que yo. Juan 5:7

 

              La Biblia no lo dice, pero de esos 38 años creo que él llevaba la mayor parte esperando que se agitara el agua, sabiendo que él no podía entrar. ¿Cuánto tiempo llevas tu esperando que se agite el agua? ¿Cuánto tiempo llevas esperando que alguien te meta? ¿Cuánto tiempo llevas dándote la misma respuesta? Enfocado en el “no puedo”.

 

La respuesta de Jesus no se hizo esperar:

 

“Jesús le dijo: —¡Ponte de pie, toma tu camilla y anda! ¡Al instante, el hombre quedó sano! Enrolló la camilla, ¡y comenzó a caminar! Juan 5:8-9

 

             El agua que se agitaba representa la misericordia de Dios, pero Jesus representa la gracia. La misericordia, toda la humanidad está rodeada de la misericordia de Dios, pero solo cuando Jesus aparece es revelada la gracia de Dios. Más adelante Jesus se topa nuevamente con este hombre sano y le dice: “ya estas sano, no peques más para que no te venga algo peor”.

 

 

             Jesus le dijo no peques más a un ex paralitico, por su estado creo que su lista de pecados se reducía drásticamente. Pero Jesus conocía su mentalidad, su corazón. Por otro lado, los líderes religiosos se enojaron con Jesus por haberlo sanado en sábado. Para estos líderes Jesus violaba la ley por sanar en sábado, pero Jesus predicaba el amor, no la ley. Más que un milagro Jesus estaba demostrando que él es Dios y que el ama a las personas. Él estaba revelando el amor del Padre.

 

             Volviendo al estanque así es la ley, solo unos cuantos merecen entrar y ser sanos por medio de sus méritos, al final sigue siendo por misericordia. Solo aquel que alcanza con esfuerzos humanos la misericordia de Dios es digno de recibir la sanidad, asi es la ley. Pero Jesus estaba mostrando como opera la gracia de Dios, Jesus estaba demostrando su amor, Jesus estaba revelándose como el Hijo de Dios. Más adelante el les dijo a esos líderes religiosos:

 

 

“Les digo la verdad, todos los que escuchan mi mensaje y creen en Dios, quien me envió, tienen vida eterna. Nunca serán condenados por sus pecados, pues ya han pasado de la muerte a la vida”. Juan 5:24

 

 

              Regresando a la pregunta inicial de Jesus: ¿Te gustaría recuperar la salud? Aunque el hombre no contesto “si, quiero ser sano” en su interior el si quería ser sano, pero su mente era pecaminosa. La mente pecaminosa consiste en saberse pecador y por lo tanto no mereces la gracia de Dios. La mente pecaminosa consiste en creer que la ley es la que te hará merecedor de la bendición. La mente pecaminosa es simplemente no creer en Jesus. La condición del cojo y la condición de los lideres era la misma. Los líderes eran cojos de corazón, la ley no los dejaba ver y caminar hacia el amor de Dios.

 

Jesus te dice a ti:    

  

¿Te gustaría recuperar la salud?

¿Te gustaría recuperar la alegría?

¿Te gustaría recuperar la esperanza?

¿Te gustaría recuperar la libertad?

¿Te gustaría recuperar la paz?

 

 

            Más que el poder de Dios, más que un milagro, Jesus estaba revelando su carácter con este hombre cojo: SU AMOR SANADOR.

 

             Tal vez tu condición es la de un cojo espiritual, estas ciego para ver la gracia de Dios, estas imposibilitado de entender el amor de Dios a través de Jesucristo. Tal vez crees que Jesus fue un gran maestro, un gran líder, una gran persona, pero no lo ves como el Hijo de Dios quien dio su vida por ti y por mí para salvarnos. Hoy cambia tu mentalidad hacia el Hijo de Dios. Jesus quería no solo sanar a este hombre cojo sino también a los líderes religiosos.

 

“Por supuesto, no necesito testigos humanos, pero digo estas cosas para que ustedes sean salvos”.  Juan 5:34

 

               Toda la esperanza de los líderes religiosos estaba en la ley. La ley es buena pero para alguien que no la ha entendido, es como un cojo sentado a la orilla del estanque. La ley es buena pero si no la entiendes no te sirve para nada.  La ley es buena pero puede condenarte.   

 

¿Te gustaría recuperar la salud?

¿Te gustaría recuperar la alegría?

¿Te gustaría recuperar la esperanza?

¿Te gustaría recuperar la libertad?

¿Te gustaría recuperar la paz?

¿Te gustaría ser salvo?

 

Jesus confronta a los líderes:

 

» Sin embargo, no soy yo quien los acusará ante el Padre. ¡Moisés los acusará! Sí, Moisés, en quien ustedes han puesto su esperanza.  Si en verdad le creyeran a Moisés, me creerían a mí, porque él escribió acerca de mí; pero como no creen en lo que él escribió, ¿cómo creerán lo que yo digo?». Juan 5:45-47

 

              La ley es buena, la ley es santa, la ley habla de Jesus. Pero si no la entiendes ¿Cómo vas a creer en Jesus? Pero si no la entiendes ¿Cómo vas a creer que Jesus es amor? ¿Cómo vas a creer que Jesus es el regalo de amor de parte de Dios? ¿Cómo vas a entender que Jesus opera por amor? 

 

¿Te gustaría recuperar la salud?

¿Te gustaría recuperar la alegría?

¿Te gustaría recuperar la esperanza?

¿Te gustaría recuperar la libertad?

¿Te gustaría recuperar la paz?

¿Te gustaría ser salvo?

 

Escucha las palabras de Jesus:

 

“¡Ponte de pie, toma tu camilla y anda!”  Juan 5:8

“¡Ponte de pie y cree en la gracia de Dios!”

“¡Ponte de pie y predica la gracia de Dios!”

“¡Ponte de pie y predica el gran Amor de Dios!”

¡Su nombre es Jesus!

 

           Mi deseo es que conozcas al verdadero Jesucristo que describe la Biblia. Que goces de la libertad de nuestro Señor Jesucristo y que su gracia reine en tu vida! !Recibe ese regalo de paz y de amor que solo Dios te da, la gran bendicion de ser su hijo e hija!.

 

           Da gracias a Dios por su amor y su infinita gracia. !Que Dios te ayude a caminar en esta verdad siempre!. !Recibe la abundancia de la gracia y el don de la justicia por medio de Jesucristo! !Cristo es digno de toda la honra y el honor!

 

Donar en Pesos

Donar en Dolares

 

Recibe sus bendiciones y escribeme con tu comentario. 

Escrito por Abdiel Salas.

Abdielsalas@live.com

www.abdielsalas.obolog.com

Bendiciones!

{
}
{
}

Deja tu comentario ¿Te gustaría recuperar la salud?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.