Avisar de contenido inadecuado

¿Tan torpes son?

{
}

 

“¿Tan torpes son? Después de haber comenzado con el Espíritu, ¿pretenden ahora perfeccionarse con esfuerzos humanos?. Gálatas 3:3

 

                Antes de que reacciones a esta expresión, déjenme preguntarles: ¿Cuantos aman la palabra de Dios? ¿A cuantos de ustedes les gusta que Dios les hable? ¿Cuántos son como el Rey David que dijo: "!Oh cuanto amo tu ley!"?. Aunque muchas veces no suene muy agradable pero es palabra de Dios. Pablo inspirado por el Espíritu Santo le habla fuerte a la Iglesia. Recordemos que Pablo entendió el nuevo pacto de tal manera que logro un gran impacto en la iglesia.

                Ahora si déjame preguntarte. ¿Cómo podemos entorpecer nuestro caminar con Dios? ¿Cómo podemos arruinar una relación maravillosas que una vez comenzó muy bien? ¿Puede pasar esto?. La mayoría de nosotros cuando vamos a la iglesia creo que no nos gustaría escuchar un mensaje como este. Al contrario nos gusta escuchar palabras de amor y que todo va a salir bien. ¿Pero cuántos de nosotros sentimos que no vamos hacia ningún lado en nuestra relación con Dios? Tal vez digas... Mi vida cristiana se estancó, mi amor por Dios se enfrió, mi relación con Dios ya no es igual. ¿Qué paso? ¿Por qué no avanzo en mi vida espiritual? ¿Dónde me desvié? ¿Dónde me perdí? ¿Cómo regreso a Dios?

 

I.- Un sistema de valores equivocado en algunas iglesias

                Pues bien, parece ser que este es un problema grande hoy en día en muchas iglesias y la gente cristiana no se da cuenta de ello. Hemos substituido formulas por una relación estrecha con Dios. Hemos adoptado religión en vez de una relación personal con Dios. Los cultos están plasmados de programas aprendidos mecánicamente. Los cultos parecen una repetición de programas y frases que cada vez parecen más monótonos y aburridos. Un programa "bonito" substituye a la presencia de Dios y la palabra Rhema en muchas ocasiones. !Hay lugares en que no se honra la presencia de Dios!. !No digamos aquellos que han caído en la mentira del emocionalismo y el sentimentalismo!.

                Imagínate una relación donde yo te hable siempre y te diga siempre lo mismo monotonamente. Te lo diga en ocasiones cantadito y luego te lo diga llorando y luego te lo diga casi gritando, !pero siempre te diga lo mismo!. ¿no sería una relación monótona?. Así nos ha pasado, hemos substituido programas y planes en lugar de tener una relación con Dios y llevar a la gente a una correcta relación con Dios. !Queremos formulas para todo!. Y el problema es que en muchas iglesias si se nos dan esas "formulas", se nos alimenta con formulas que pretenden provocar un resultado, y eso nunca sucede. Seguimos con los mismos patrones de conducta siempre.  !Los cambios en nuestra vida nunca suceden! Pero ahí seguimos buscando y buscando que algo suceda.

Veamos lo siguiente una vez mas:

 

“¿Tan torpes son? Después de haber comenzado con el Espíritu, ¿pretenden ahora perfeccionarse con esfuerzos humanos?. Gálatas 3:3

 

                La razón por la que escribo esto y de esta manera, es por los miles de cristianos en el mundo que viven de manera entorpecida por el humanismo, como lo expresa el Espíritu Santo a través de Pablo en esta escritura. !Yo mismo viví como un torpe durante mucho tiempo creyendo que yo podía ser y hacer algo en la vida para lograr algo de parte de Dios!. Pero también me he dado cuenta que en muchos pulpitos llenos de mensajes que lejos de hacernos sabios nos entorpecen. Nos esclavizan a costumbres y actos religiosos, eso es completamente incorrecto. !No es de acuerdo a la palabra de Dios!

                En una ocasión llego un joven rico y que además era religioso ante Jesús, diciendo:

 

—Maestro bueno, ¿qué debo hacer para heredar la vida eterna?

 

En el había un vacio y lo pudo reconocer... ¿Qué debo hacer? ¿Qué debo hacer?... pero fíjate muy bien en la pregunta...  ¿Qué debo hacer?... Este joven era muy religioso, guardaba los mandamientos, todo lo hacía bien según el. El creía que la vida eterna se ganaba "haciendo cosas" para Dios durante toda su vida, por eso pregunto ¿Qué debo hacer?..., su posición económica le permitía hacer cosas para Dios pero sin afectar su estilo de vida. Es decir a su manera. !Pero él dentro de su corazón sabia que no era suficiente!. !Él sabía que no tenía la seguridad de la vida eterna! !Le faltaba esa seguridad!.... Por eso pregunto a Jesús.  ¿qué debo hacer para heredar la vida eterna?... Y yo te pregunto a ti ¿y tú que debes hacer? Tal vez te preguntes mismo...

 

Dice este pasaje que la respuesta de Jesús, le entristeció a este joven porque no le gusto:

  —Si deseas ser perfecto, anda, vende todas tus posesiones y entrega el dinero a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo. Después ven y sígueme. Mateo 19:21

 

En otras palabras... !Cambia tu sistema de valores!... !por un mejor tesoro! Nota que este joven cumplía con la ley, pero aun así tenía un problema muy grande. No tenía la seguridad de tener la vida eterna.

 

 

II.- Un nuevo sistema de valores centrado en Cristo

 

                Al joven rico tal vez su riqueza le había costado mucho trabajo, tal vez su inteligencia y su sabiduría le habían ganado esta riqueza o tal vez era heredada. !Sabía que su prestigio era su riqueza! La confianza de este joven provenía del dinero, a tal grado que le estorbaba ver la realidad completa. El reconoció su necesidad por Dios, pero encima de eso valoraba mas sus ganancias y esfuerzo. !Lo que el dinero le brindaba! Para muchos de nosotros el dinero no es el problema porque no lo tenemos, ¿Pero que tal otras cosas que valoramos de mas?. Dios no quería que este joven se quedará en la ruina, eso es incorrecto, de nada serviría darle todo el dinero a los pobres sin un cambio en el corazón. Jesús se refería a que el dejará de tener confianza en el dinero. Jesús no se lo dijo con esta claridad, lo que Jesús quería era que él se diera cuenta donde estaba su escala de valores.

                Cuando Dios nos quita todo podemos ver que no hay nada que pueda lograr lo que Dios puede hacer en nosotros. Cuando Dios te quita todo es para mostrarte lo que realmente tienes en el corazón.

                ¿En dónde está tu confianza?  ¿Qué cosas haces que te hacen sentir que te has ganado el cielo? ¿Qué cosas haces que te hacen creer que ya has ganado algo en el cielo? ¿o que lo puedes ganar? Es bueno cumplir los mandamientos, es bueno trabajar en la iglesia, es bueno trabajar para Dios, es bueno repartir despensas a los pobres, es bueno dar de nuestro tiempo y dinero para las actividades de la iglesia. Pero todo eso no te hace merecedor del cielo. Al contrario, esto puede  entorpecer tu caminar si no ves a Cristo en tu vida. Jesús le dijo a este joven, deja todo y sígueme a mí. Deja de confiar en la ley y confía en mi. Deja de luchar con tu esfuerzo y humíllate delante de mí. Cambia tu sistema de valores, !YO SOY EL TESORO!

 

                Jesús confrontó al joven rico con su sistema de valores, diciendo si pierdes todo, ¿Dónde está tu confianza?. La seguridad de este joven radicaba en las cosas que el dinero le podía comprar. Tal vez amistades, tal vez influencias, poder económico, status social. Una reputación, una vida cómoda, una vida que le cegaba a las necesidades de los demás.

 

                ¿Qué pasaría si voluntariamente te desprendes de tu riqueza? ¿Qué pasaría si voluntariamente me sigues? ¿Qué pasaría si cambias tu escala de valores?... pregunta Jesus.

 

                Así también Pablo escribe desconcertado a la iglesia de Galacia, sabiendo que se habían introducido personas con enseñanzas que alejaban a los creyentes de la fe en Jesús y fijaban la atencion en esfuerzos carnales. Poco a poco la gente comenzó a apartarse de la enseñanza de Pablo, una salvación por fe y por gracia, para posteriormente confiar en su propia carne. !Esto estaba entorpeciendo su caminar!. Vivir bajo la gracia no es vivir de todo lo que Jesús logro solamente, pero si vivir valorando el regalo de Dios. Jesús lo dijo a la samaritana; "Si conocieras el don de Dios, y quien es el que te habla, tu le pedirías y el te daría". Jesús no le dijo, si tú haces, si tu cumples, si tú te arrepientes. Sino que Jesús le dijo: "si conocieras". Confiar en las obras de la carne, nos entorpece, pero confiar en las cosas del Espíritu nos da vida. Te invito para que confíes plenamente en Dios y lo sigas. !Que cambies tu sistema de valores!

                Hoy en este día decide confiar solamente en Jesús, decide vivir una vida centrada en las enseñanzas de Cristo y explicadas a través del ministerio de Pablo. Es una invitación para no desviarnos de la vida espiritual centrada en la gracia y la bondad de Dios. No aceptes ninguna imitación o substituto que quiera reemplazar el lugar que Jesús quiere en tu corazón. No aceptes ninguna invitación que pretenda perfeccionarte con esfuerzos humanos. Nada puede ocupar el lugar que Cristo tiene, no hay esfuerzo, no hay nada que pueda lograr para ti, lo que Cristo ya hizo por ti.

!Cristo es todo lo que tu necesitas!

!Con Cristo en tu corazón es suficiente para Dios!

Escrito por Abdiel Salas.

Abdielsalas@live.com

www.abdielsalas.obolog.com

Bendiciones!

{
}
{
}

Comentarios ¿Tan torpes son?

gracias por esas ricas enseñanzas que Dios te siga iluminando bendiciones
ADRIANA CORTES ADRIANA CORTES 17/09/2014 a las 19:31

Deja tu comentario ¿Tan torpes son?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.