Avisar de contenido inadecuado

¿Cómo se recibe el Espíritu Santo?

{
}

 TAGS: 

 

“A este Jesús resucitó Dios, de lo cual todos nosotros somos testigos. Así que, exaltado por la diestra de Dios, y habiendo recibido del Padre la promesa del Espíritu Santo, ha derramado esto que vosotros veis y oís”. Hechos 2:32-33

 

Estos versículos son parte del discurso de Pedro en Hechos 2 sobre el derramamiento del Espíritu Santo. Antes de seguir debo advertir a todos que las cosas del Espíritu no son cosas manipuladas y mucho menos imitadas. Siempre he dicho que Dios hace cosas planeadas por eso quiero aclarar que el Espíritu no vino en el pentecostés, la manera correcta de decirlo es que el Espíritu Santo vino en la fiesta anual del Pentecostés.

Esta es una fiesta que los judíos continúan realizando y es sobre las cosechas tempranas. Pentecostés quiere decir cincuenta por los cincuenta días que transcurren de la pascua hasta el pentecostés. Es importante notar que Jesus les había dicho a sus seguidores que no se fueran de Jerusalén hasta que fueran equipados con poder desde lo alto. No hubo más requisitos, solo esperar para ver los planes de Dios.

 

No hay formulas:

 

Como humanos queremos formulas para todo porque siempre se nos ha enseñado que siguiendo ciertos pasos podremos lograr algo. Este acontecimiento sucedió porque era una promesa de Dios. Esta promesa está sustentada por los profetas y la condición para que esto sucediera era que el pacto de Dios con el hombre fuera cambiado. Jesus es el nuevo pacto, cuando Cristo murió estaba cumpliendo con el requisito de Dios para que se cumpliera su promesa, esto fue profetizado cientos de años antes de Jesucristo, los profetas testificaron de esto:

 

“Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne”. Joel 2:28

 

Una vez mas... 

 

“Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne. Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra”. Ezequiel 36:26-27

 

Una vez mas... 

  

“He aquí que vienen días, dice Jehová, en los cuales haré nuevo pacto con la casa de Israel y con la casa de Judá. No como el pacto que hice con sus padres el día que tomé su mano para sacarlos de la tierra de Egipto; porque ellos invalidaron mi pacto, aunque fui yo un marido para ellos, dice Jehová. Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo”. Jeremías 31:31-33

  TAGS:

El único requisito es creerle a Dios:

 

“Y todo aquel que invocare el nombre de Jehová será salvo; porque en el monte de Sion y en Jerusalén habrá salvación, como ha dicho Jehová, y entre el remanente al cual él habrá llamado”. Joel 2:32

 

El único requisito es creer que Dios envió a Jesucristo a pagar por nuestros pecados con su muerte y su sangre se derramó para que ahora tu y yo podamos recibir la promesa del Espíritu Santo. Es decir Cristo pago el precio de esta bendición a través de su sacrificio en la cruz. El abolió el pecado que hay en nosotros y ahora podemos ser aptos y limpios para recibir esta promesa.

 

¿Entonces me preguntaras, no debo orar, no debo ayunar, no debo rogarle a Dios por su Espíritu? Primeramente déjame decirte que orar, ayunar y demás cosas son solo formas de comunicarnos con Dios. No son formulas, no son métodos, no son rituales, ni mucho menos amuletos para recibir algo de Dios.

 

[El Espíritu se recibe por la fe ] !!Oh gálatas insensatos! ¿Quién os fascinó para no obedecer a la verdad, a vosotros ante cuyos ojos Jesucristo fue ya presentado claramente entre vosotros como crucificado?. Esto solo quiero saber de vosotros: ¿Recibisteis el Espíritu por las obras de la ley, o por el oír con fe? ¿Tan necios sois? ¿Habiendo comenzado por el Espíritu, ahora vais a acabar por la carne? Gálatas 3:1-3

     

Pablo quiere que los Gálatas reflexionen sobre cómo se reciben las cosas de Dios. El pueblo de Dios recibió la ley o los diez mandamientos para poder cumplir con ciertos requisitos y merecer la bendición de Dios. Una serie de rituales debían ser realizados para perdón de pecados y recibir bendición de parte de Dios. En toda la historia no hubo ni un hombre o mujer que cumpliera con todos esos requisitos. Dios solo lo hizo para probar a la humanidad que nadie seria apto de cumplir con la ley.

 

Aunque Dios escogió al pueblo judío realmente toda la humanidad se comporta exactamente igual. Dios sabiendo que el hombre siempre fallaría envió a su hijo a cumplir los requisitos que nadie había cumplido. Ese hecho poderoso demostró y cumplió con los requisitos de toda la ley. Ahora nosotros somos libres de esa ley y ya no necesitamos cumplir con requisitos para recibir la bendición. Con el nuevo pacto solamente tenemos que aceptar que Jesus fue el requisito y él es el nuevo pacto. Por ese simple pero poderoso hecho ahora podemos recibir no solo la salvación, si no el Espíritu Santo y demás bendiciones.

 

“Porque lo que era imposible para la ley, por cuanto era débil por la carne, Dios, enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne”. Romanos 8:3

 

 Jesus pago el precio:

 

Los requisitos que tu y yo nunca vamos a poder cumplir, Cristo ya los cumplió.

 

“Porque ignorando la justicia de Dios, y procurando establecer la suya propia, no se han sujetado a la justicia de Dios; porque el fin de la ley es Cristo, para justicia a todo aquel que cree. Porque de la justicia que es por la ley Moisés escribe así: El hombre que haga estas cosas, vivirá por ellas”. Romanos 10:3-5

       TAGS:

A través de la religión el hombre quiere justificarse o hacerse apto para recibir la bendición o merecer la bendición de parte de Dios. Pero Dios ya envió a Cristo a cumplir con esos requisitos imposibles para el hombre pero posibles solamente en Cristo.

Esta verdad es demasiado buena para creerse y demasiado irrazonable para encontrar una explicación. Pero es la verdad de Dios.

Gracias a Jesucristo por su sacrificio en la cruz ahora tú y yo podemos gozar de la ayuda, la amistad, bendición de ser llenos del Espíritu Santo.

¿Quieres recibir a Cristo en tu corazón? ¿Quieres ser lleno de su amor y vivir la vida en santidad? ¿Quieres cumplir con los mandamientos de Dios de amar al prójimo?

 

Recibí hoy a Jesucristo en tu corazón y recibe a su Espíritu Santo.

Dile, Bienvenido Jesus a mi vida, bienvenido Espíritu Santo.

 

Bendiciones y escríbeme si estas siendo bendecido por este ministerio:

 

Abdiel Salas

abdielsalas@live.com

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario ¿Cómo se recibe el Espíritu Santo?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.