Avisar de contenido inadecuado

Eres salvo por elección

{
}

 TAGS: 

“Porque la palabra de la promesa es esta: Por este tiempo vendré, y Sara tendrá un hijo. Y no sólo esto, sino también cuando Rebeca concibió de uno, de Isaac nuestro padre  (pues no habían aún nacido, ni habían hecho aún ni bien ni mal, para que el propósito de Dios conforme a la elección permaneciese, no por las obras sino por el que llama), se le dijo: El mayor servirá al menor, Como está escrito: A Jacob amé, mas a Esaú aborrecí”. Romanos 9:9-12

 

Hoy en día predicamos un evangelio basado en frutos, cuando Jesus dice que por sus frutos los conoceréis. No dice que el fruto sea lo que se debe buscar. Hoy en día no sabemos reconocer el fruto bueno, malo o regular. Tenemos un evangelio basado en las obras y hasta queremos decir quién es salvo y quién no. ¡Ponemos mucho énfasis en las evidencias de ser salvo!.

 

El evangelio está encerrado en Abraham, Isaac y Jacob. Abraham fue salvo por gracia y nuca conoció la ley o los diez mandamientos, su fe lo hizo justo y padre de la fe. ¿Isaac que hizo para ser llamado hijo y heredero? ¿Jacob que hizo para ser el elegido y recibir la bendición? El evangelio es claro cuando dice que debes vivir por fe y para fe. Así como recibiste a Cristo, asi debes vivir creyendo y confiando, y así siempre mantenerte.

 

Nosotros somos Abraham, Isaac y Jacob. Creemos y llegamos a ser hijos por fe, pero para permanecer debemos seguir creyendo y creciendo en la fe. Isaac no hizo nada para nacer, el recibió la herencia solo por ser hijo tan esperado y Abraham no puede gloriarse en la carne de él. En la vida de Jacob todo indicaba que Jacob no era el heredero de la bendición, pero Dios lo eligió. ¡Y lo bendigo grandemente! Su más grande lucha fue consigo mismo hasta llegar a entender que él fue el elegido y no eran sus meritos los que contaban.

 

 ¿Qué, pues, diremos? Que los gentiles, que no iban tras la justicia, han alcanzado la justicia, es decir, la justicia que es por fe; mas Israel, que iba tras una ley de justicia, no la alcanzó. ¿Por qué? Porque iban tras ella no por fe, sino como por obras de la ley, pues tropezaron en la piedra de tropiezo,  como está escrito: He aquí pongo en Sion piedra de tropiezo y roca de caída; Y el que creyere en él, no será avergonzado. Romanos 9:30-33

 

La historia se repite, Israel tiene todas las credenciales para merecer la salvación pero ese ha sido su mayor tropiezo. ¡Se comporta como un Esaú!. Hoy en día queremos tener un evangelio basado en obras y meritos, y no basado en la fe. Al fruto le llamamos raíz y nos equivocamos porque no sabemos juzgar. La carta a los Romanos dice claramente que parece una injusticia que Dios habiendo dado la ley a los judíos, ahora parece que los que se salvan son los gentiles que tan solo por creer se salvan. ¡Dios parece injusto! Los judíos no lo pueden entender que sea tan fácil y tropiezan en ello. Pero Dios es tan sabio que no pretende que nadie se salve por ninguna obra para que no se glorié, para que no tenga nada de que presumir.

 

La naturaleza humana es tan engañosa que caemos en su trampa. La carne no puede gloriarse nada de lo espiritual. Abraham no puede presumir de ser padre de multitudes, Isaac no puede presumir de ser heredero, Jacob no puede presumir que él se ganó la bendición.

 

Abraham tuvo dos hijos, Ismael e Isaac, el cristiano debe elegir, vivir como esclavo o vivir como libre, Isaac tuvo dos hijos, Esaú y Jacob, el cristiano puede tener dos actitudes, creer que mereces la bendición como Esaú y ser aborrecido o creer que eres salvo por elección y ser amado.

 

“Yo os he amado, dice Jehová; y dijisteis: ¿En qué nos amaste? ¿No era Esaú hermano de Jacob? dice Jehová. Y amé a Jacob”. Malaquías 1:2

 

Dios le recuerda al pueblo de Israel, el amor que él les tiene. Dios nos recuerdo a nosotros eres salvo por que te ame. Eres salvo por elección. También a tus hermanos que criticas y están luchando por entender mis caminos así yo los amo, porque son Jacob. Ellos también son elegidos, trátalos como a mis hijos.

  TAGS:

“Porque la palabra de la promesa es esta: Por este tiempo vendré, y Sara tendrá un hijo. Y no sólo esto, sino también cuando Rebeca concibió de uno, de Isaac nuestro padre  (pues no habían aún nacido, ni habían hecho aún ni bien ni mal, para que el propósito de Dios conforme a la elección permaneciese, no por las obras sino por el que llama), se le dijo: El mayor servirá al menor, Como está escrito: A Jacob amé, mas a Esaú aborrecí”. Romanos 9:9-12

 

Cuando no entendemos esto, luchamos como Jacob y peleamos con Esaú, cuando no entendemos reñimos como Ismael con Isaac. Tomemos la actitud de hijos de Dios escogido por un propósito divino, sin olvidar de donde hemos venido y por que llegaremos hasta donde llegaremos. ¡Por su gracia y su por su don!

 

Dios te escogió y te recuerda, toma el camino de Abraham, Isaac y de Jacob. Ahí está la bendición, hasta llegar a la altura de nuestro máximo ejemplo.

 

“Hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo”. Efesios 4:13

 

 

Bendiciones y escríbeme si estas recibiendo bendición de este ministerio.

 

Abdiel Salas

abdielsalas@live.com

 

{
}

Álbum de fotos de Eres salvo por elección

2 de 2

Ver fotos de Eres salvo por elección

{
}

Deja tu comentario Eres salvo por elección

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.