Avisar de contenido inadecuado

¿Quién nos separará del amor de Cristo?

{
}

“¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero. Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó”. Romanos 8:35-37 

Cuando todo marcha bien parece que este pasaje es el muy fácil de entender de todos los que hay en la biblia (Todo parece flotar en miel), ¡pero cuando todo marcha mal en nuestra vida este pasaje será el más difícil de explicar en toda la biblia!. Es interesante que la mayoría de los cristianos no entendemos bien este pasaje, bueno entendemos la letra pero no el significado de estas palabras. ¿Como un Dios que me ama puede permitir que las cosas malas de la vida nos sucedan a sus hijos? ¿Como un Dios que todo lo puede no interrumpe en medio de mi problema o de mi crisis para rescatarme? ¿Cómo creer que El está cerca cuando ni siquiera los siento cerca de mí? ¿Donde estuvo El cuando yo más lo necesitaba? ¿Por que permitió que me sucediera esto a mí?

La biblia es muy clara en cuanto a nosotros y en cuanto a Dios, el mayor problema para contestar estas preguntas reside en que nosotros queremos respuestas de lo que nosotros esperamos o esperábamos que fuera a suceder. Por ejemplo en una ocasión yo me sentía muy bien espiritualmente y sabia que había tomado decisiones correctas y estaba muy bien con Dios. Entonces yo pensaba que Dios me iba a bendecir de todas maneras, yo creí que de ahí en adelante todo seria bendición material y espiritual. (Ese era mi pensamiento). Recuerdo que andando en la calle me pare sobre una gasolinera para llenar combustible, en seguida me hablo una persona que se veía bien vestida y con buen auto, lo siguiente que me dijo fue: “Mire señor acabo de tener un problema y perdí todo mi dinero, pero soy representante de la marca Versage, traigo aquí unas chamarras que cuestan miles de dólares, pero no traigo dinero para regresar a mi país”. Me dijo después, <<estas chamarras cuestan mucho dinero pero se las puedo dejar en por pocos cientos de dólares>>. En esta situación yo pensé, Dios me quiere bendecir y está sucediendo esto por que Dios me esta bendiciendo, ¡esta es una oportunidad!. Le pague varias chamarras y el individuo se fue, aun antes de irse me dio todas la chamarras que traía.

Al poco tiempo me di cuenta que estas chamarras eran falsas, que no eran originales, que este señor  me había estafado. Para mí fue un choque el haber perdido tanto dinero, y por mucho tiempo yo no lo entendí y fue un golpe para mi. Claro que yo tuve que aceptar que fue mi error, no cosa de Dios. Pero batalle en entender porque Dios permitió que me sucediera esto. Ese tipo me timo, me engañó completamente y me robo mi dinero en mis propias narices y me avergonzó delante de mucha gente que supo esto. ¿Porque Dios lo permitió y no me aviso de que este tipo era un estafador? ¿Dónde estaba Dios cuando este tipo decidió robarme?. Claro así como estas cosas me han sucedido otras que también he tenido problemas en entender. Este es solo un ejemplo de las muchas cosas que me han sucedido seguramente igual que a ti.

A través de los años he llegado a la conclusión de que Dios todo lo hace con un propósito, y es que aprendamos a ser astutos y estar alerta a los acontecimientos a nuestro alrededor, el peligro está muy cerca y esta acechando. Estamos en un mundo lleno de ladrones, engañadores, estafadores, asesinos, abusivos, depravados, inmorales, irrespetuosos, burladores, prepotentes, etc… la biblia habla de Satanás y sus demonios de la siguiente manera:

“El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia”. Juan 10:10

 

Siempre estas cosas nos van a robar el gozo, la paz, la felicidad y la armonía. Independientemente de las cosas materiales o físicas, lo que Satanás y sus demonios buscan es robar la paz, el amor, el gozo… hasta la vida misma. Pero Jesucristo vino para darnos vida y vida en abundancia. ¿Pero como entender esto cuando vemos lo que nos está sucediendo?, tú me podrás decir ¿donde está Dios en este cáncer, en mi divorcio, en el abuso sexual que sufrí? ¿Dónde estaba Dios en mi problema, cuando perdí a mi padre, a mi madre, a mi hermano?  

Satanás vino muy fuerte contra la vida de Job (Lo puedes leer en el libro de Job), en contra de sus bienes, en contra de sus hijos e hijas, en contra de su salud (enfermo con una sarna mortal) , en contra de sus emociones, aun sus más allegados amigos lo juzgaron equivocadamente, su propia esposa le dijo “maldice a Dios y muérete”. Después de tenerlo todo y aun siendo fiel a Dios y ser justo y perfecto, perdió casi todo lo que tenia, de una manera repentina y sin misericordia. En medio de tan grande angustia y casi a punto de perder toda esperanza y la vida misma, Dios le hablo de una manera maravillosa en el capítulo 33, a través de su amigo Eliu que significa “Dios es él”, y aquí claramente esta hablando en el nombre de Cristo (por el Espíritu de Cristo):

Job 33 (NVI)

1 »Te ruego, Job, que escuches mis palabras, que prestes atención a todo lo que digo.
2 Estoy a punto de abrir la boca, y voy a hablar hasta por los codos.
3 Mis palabras salen de un corazón honrado; mis labios dan su opinión sincera.
4 El Espíritu de Dios me ha creado;  me infunde vida el hálito del Todopoderoso.
5 Contéstame, si puedes; prepárate y hazme frente.
6 Ante Dios, tú y yo somos iguales; también yo fui tomado de la tierra.
7 No debieras alarmarte ni temerme, ni debiera pesar mi mano sobre ti.

8 »Pero me parece haber oído que decías (al menos, eso fue lo que escuché):
9 "Soy inocente. No tengo pecado. Estoy limpio y libre de culpa.
10 Sin embargo, Dios me ha encontrado faltas; me considera su enemigo.
11 Me ha sujetado los pies con cadenas y vigila todos mis pasos."

12 »Pero déjame decirte que estás equivocado, pues Dios es más grande que los *mortales.
13 ¿Por qué le echas en cara que no responda a todas tus preguntas?
14 Dios nos habla una y otra vez, aunque no lo percibamos.
15 Algunas veces en sueños, otras veces en visiones nocturnas,
   cuando caemos en un sopor profundo, o cuando dormitamos en el lecho,
16 él nos habla al oído y nos aterra con sus advertencias,
17 para apartarnos de hacer lo malo y alejarnos de la soberbia;
18 para librarnos de caer en el sepulcro y de cruzar el umbral de la muerte.
19 A veces nos castiga con el lecho del dolor, con frecuentes dolencias en los huesos.
20 Nuestro ser encuentra repugnante la comida; el mejor manjar nos parece aborrecible.
21 Nuestra carne va perdiéndose en la nada, hasta se nos pueden contar los huesos.
22 Nuestra vida va acercándose al sepulcro,  se acerca a los heraldos de la muerte.

23 »Mas si un ángel, uno entre mil, aboga por el hombre y sale en su favor,
y da constancia de su rectitud;
24 si le tiene compasión y le ruega a Dios:
"Sálvalo de caer en la tumba, que ya tengo su rescate" ,
25 entonces el hombre rejuvenece;  ¡vuelve a ser como cuando era niño!
26 Orará a Dios, y él recibirá su favor;  verá su rostro y gritará de alegría,
 y Dios lo hará volver a su estado de inocencia.
27 El hombre reconocerá públicamente:  "He pecado, he pervertido la justicia, pero no recibí mi merecido.
28 Dios me libró de caer en la tumba;  ¡estoy vivo y disfruto de la luz!"

 29 »Todo esto Dios lo hace una, dos y hasta tres veces, 30 para salvarnos de la muerte, para que la luz de la vida nos alumbre.

 31 »Préstame atención, Job, escúchame; guarda silencio, que quiero hablar.
32 Si tienes algo que decir, respóndeme; habla, que quisiera darte la razón.
33 De lo contrario, escúchame en silencio y yo te impartiré sabiduría.»

 

Que tremendo cuando alguien nos dice “estas equivocado”, “estas entendiendo mal”, “todavía no has entendido”. Este hombre Eliu fue tomado por el Espíritu de Dios (Como figura de Cristo) y le hablo sabiamente a Job. Job no había reflexionado en todo esto que le estaba siendo expuesto. El tuvo que comprender estas verdades y salir delante de toda esta situación. Job en su perfección y su justica (porque era Justo y perfecto) no se había detenido a oír bien a Dios, el creía que Dios ya había terminado su trabajo con el. Su soberbia no lo dejaba escuchar la voz de Dios. Hasta que vino este balde de agua fría y Job pudo despertar de su soberbia.

Recuerda, Dios hace todo con un propósito y Job no se había detenido a preguntarle a Dios cual era ese propósito. Cuando Job aprendió y reconoció su error Dios obro de manera espectacular, aun recuperando más de lo que había perdido varias veces más. Pero mira qué declaración de lo más impactante la de Job:

“Yo conozco que todo lo puedes, Y que no hay pensamiento que se esconda de ti. ¿Quién es el que oscurece el consejo sin entendimiento? Por tanto, yo hablaba lo que no entendía; Cosas demasiado maravillosas para mí, que yo no comprendía. Oye, te ruego, y hablaré; Te preguntaré, y tú me enseñarás. De oídas te había oído; Mas ahora mis ojos te ven. Por tanto me aborrezco, Y me arrepiento en polvo y ceniza.”               Job 42:2-5

 

Esta experiencia le dio a Job un crecimiento y un propósito más definido en su vida, después de esto el pudo caminar con Dios de manera más cercana, de manera más personal, de manera más intima y dependiente de un caminar diario con Dios. Job salió renovado y su espíritu además de su piel se rejuveneció al grado que el mismo Eliu le había ya profetizando.  Vuelve a leer:

 

“Entonces el hombre rejuvenece;  ¡vuelve a ser como cuando era niño! Orará a Dios, y él recibirá su favor;  verá su rostro y gritará de alegría, y Dios lo hará volver a su estado de inocencia. El hombre reconocerá públicamente: "He pecado, he pervertido la justicia, pero no recibí mi merecido. Dios me libró de caer en la tumba;  ¡estoy vivo y disfruto de la luz!"

 

Cuando pasas por estas pruebas, y después de la prueba logras reconocer que Dios tiene algo para ti, puedes ver la luz al final del tunel. Esa luz es la luz del Espíritu Santo mostrándote el propósito de las pruebas y de toda circunstancia. Cuando esa luz llega a tu vida tu podrás entender y aceptar que “nada ni nadie nos podrá separar del amor de Dios”, entonces podrás declarar con gozo:

“Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro”.  Romanos 8:38-39.

 

Job pudo encontrar un propósito y una mejor manera de vivir, iba a ser usado por Dios para ministrar a otras personas de lo que Dios le había dado. Su oración iba a ser más pura y digna ser escuchada por Dios a diferencia de la de sus amigos, el pudo orar por sus amigos y bendecir a otros aun con su mismo testimonio.

“Y aconteció que después que habló Jehová estas palabras a Job, Jehová dijo a Elifaz temanita: Mi ira se encendió contra ti y tus dos compañeros; porque no habéis hablado de mí lo recto, como mi siervo Job. Ahora, pues, tomaos siete becerros y siete carneros, e id a mi siervo Job, y ofreced holocausto por vosotros, y mi siervo Job orará por vosotros; porque de cierto a él atenderé para no trataros afrentosamente, por cuanto no habéis hablado de mí con rectitud, como mi siervo Job. Fueron, pues, Elifaz temanita, Bildad suhita y Zofar naamatita, e hicieron como Jehová les dijo; y Jehová aceptó la oración de Job. Job 42:7-9.

 

Yo no sé tú, pero a mí me gustaría que Dios escuche todas mis oraciones, las pruebas duelen, las pruebas son duras, pero más duro es volver a repetir los mismos errores una y otra vez sin ningún beneficio.

Jesucristo quiere entrar en una relación más estrecha contigo, El quiere que sepas que nada ni nadie te separara de su amor. El dio su vida por ti aun como lo declara en Isaías; que aun mas dice en Isaías 43: 1-7.

 

“Así dice Jehová, Creador tuyo, oh Jacob, y Formador tuyo, oh Israel: No temas, porque yo te redimí;  te puse nombre, mío eres tú.

Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.

Porque yo Jehová, Dios tuyo, el Santo de Israel, soy tu Salvador; a Egipto he dado por tu rescate, a Etiopía y a Seba por ti.

Porque a mis ojos fuiste de gran estima, fuiste honorable, y yo te amé; daré, pues, hombres por ti, y naciones por tu vida.

No temas, porque yo estoy contigo; del oriente traeré tu generación, y del occidente te recogeré.

Diré al norte: Da acá; y al sur: No detengas; trae de lejos mis hijos, y mis hijas de los confines de la tierra, todos los llamados de mi nombre; para gloria mía los he creado, los formé y los hice.”

 

Promesa de Dios.

Dios te bendiga y escríbeme si fue de bendición abdielsalas@live.com

{
}
{
}

Comentarios ¿Quién nos separará del amor de Cristo?

Conducíos con amor, lo mismo que Cristo nos amób y se entregó a sí mismo para ser sacrificado por nosotros, como ofrenda y sacrificio de olor agradable a Dios.
http://www.diostube.com/videos/3130/realmente-amas-a-cristo-de-verdad
videos cristianos videos cristianos 09/12/2011 a las 21:11
yo creo k nuestra desobediensa y  no buscar de el  la falta de intres  de kerer conocelo
raquel zapata raquel zapata 15/12/2011 a las 18:08

Deja tu comentario ¿Quién nos separará del amor de Cristo?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.