Avisar de contenido inadecuado

¿Quien puso el fuego?

{
}

 

“Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos. Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio” 2 Timoteo 1:6-7.

 

Un símbolo de Espíritu Santo es el fuego además del viento, el agua y el aceite. Es obvio que el Espíritu de Dios no son esos elementos pero Dios usa esos símbolos para simplificar y darnos una enseñanza sobre el mover del Espíritu Santo. Todos tenemos etapas sobre las cuales nuestro ministerio o nuestra vida se ve afectada por situaciones difíciles, problemas o ataques del enemigo.

 

Timoteo era un siervo fiel y dedicado a la obra de Dios. Había heredado esa postura de su abuela y madre pero como todo en la vida llegan situaciones que nos hacen tambalear. De pronto se apodera de nosotros una especie de cobardía ante los ataques de Satanás. De pronto los mensajes intimidantes de Satanás de que no podemos hacer tal o cual cosa. Aun nuestras bases y principios son tambaleados. El amor y el domino propio se nos salen de control. Llegamos a pensar que el amor es una emoción o un sentimiento. Las circunstancias apremiantes nos quieren controlar. Nos afecta los que dicen los demás al grado de manipular nuestra vida y emociones. ¿Te has visto en estas circunstancias?

 

En esos momentos de necesidad llega el ahora experimentado Apóstol Pablo con un consejo admirable para su hijo espiritual Timoteo.

 

“Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos. 2 Timoteo 1:6.

 

 Pablo le dice con palabra de ánimo. “Te aconsejo”, ya hay en ti un fuego que fue iniciado cuando se oro por ti para ungirte para el ministerio. Es decir Pablo lo lleva a recordar los momentos gloriosos cuanto Timoteo tubo un encuentro con el Espíritu Santo.

¿Has estado tu en ese lugar? ¿Has tenido encuentros gloriosos con el Espíritu Santo? ¡Recuérdalos! Eso que Dios puso en ti, está en ti. ¡Aviva el Fuego! Pon de tu parte para que re-inicie la llama de Dios.

 

 

“Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio” 2 Timoteo 1:7.

 

Pablo continúa con un consejo amoroso, diciendo: Dios no te ha dado un espíritu cobarde, Dios no te ha dado un espíritu de temor, Dios no te ha dado un espíritu de rechazo, Dios no te ha dado un espíritu de debilidad de carácter. Si Dios no nos ha dado un espíritu de cobardía, de falta de poder, de falta de amor y de falta de carácter, entonces Dios si nos ha dado: Un Espíritu de Valentía, un Espíritu de Poder, un Espíritu de Amor y un Espíritu de Domino Propio. ¡Es tuyo, tómalo!.

 

Es el fuego de la presencia de Dios que produce: Valentía, Poder, Amor y Domino Propio. ¡Es tuyo, tómalo!. Ve a la presencia de Dios y toma del Espíritu  de Dios. ¡Toma del Fuego!

 

Satanás te quiere ver derrotado y hará todo lo posible para que sufras por sus ataques.

 

 

Por lo cual dice:
    Despiértate, tú que duermes,
    Y levántate de los muertos,
    Y te alumbrará Cristo. Efesios 5:14

 

 

“Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti”. Isaías 60:1

 

¡Prepárate para el fuego de Dios!

 

Cualquier comentario favor de escribirme. 

Bendiciones

 Abdiel Salas

AbdielSalas@live.com

www.abdielsalas.obolog.com 

"SUBSCRIPCION POR CORREO ELECTRONICO"

Delivered by FeedBurner

 

 Subscribete al Blog Cristiano de Abdiel Salas por Email

 

Blog Cristiano de Abdiel Salas

  

 

{
}
{
}

Deja tu comentario ¿Quien puso el fuego?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.