Avisar de contenido inadecuado

¡Presten atención!

{
}

 

¡Presten atención! Yo, Pablo, les digo lo siguiente: si dependen de la circuncisión para hacerse justos ante Dios, entonces Cristo no les servirá de nada.  Lo repito: si pretenden lograr el favor de Dios mediante la circuncisión, entonces están obligados a obedecer cada una de las ordenanzas de la ley de Moisés. Gálatas 5:2-3 NTV

 

            Por mucho tiempo he hablado de no caer en el legalismo o en la religiosidad, si bien hay que entender que todos pasamos por este proceso, no debemos regresar al legalismo o esclavitud religiosa. Habrá que poner atención a lo que se dice y se predica, pero observar cómo se vive. Mi reto para usted es que viva en completa libertad que da el conocimiento de Dios. Jesús es la verdad, el es la verdadera libertad, en el se cumplen todos los requisitos de la ley. !No caigas en la ignorancia de la religiosidad!. ¡Presten atención!

 

            Hoy en día considero una necesidad urgente transmitir este mensaje de libertad a las iglesias. No mas legalismo, no mas religiosidad, no mas ignorancia a las escrituras. Somos buenos para criticar la vida de otros basados en la ignorancia o el legalismo pero no somos buenos para autocriticarnos y evaluar nuestra propia vida con la verdad. !La verdad te libertará!   

 

La verdadera Revelación

            Una cosa es saber leer y leer y leer hablando de la Biblia, pero otra cosa es entender la verdad escrita en la palabra y revelada por el Espíritu de Dios. Cuando Cristo resucitó se encontró con unos de sus seguidores camino a Emaús, antes de morir Jesús les había hablado de sus enseñanzas, y ellos parecieron creerlas. Ahora les faltaba revelación para que su corazón estuviera completamente convencido de la verdad. Véalo por usted mismo(a):

 

"Entonces Jesús les dijo:  ¡Qué necios son! Les cuesta tanto creer todo lo que los profetas escribieron en las Escrituras.  ¿Acaso no profetizaron claramente que el Mesías tendría que sufrir todas esas cosas antes de entrar en su gloria?  Entonces Jesús los guió por los escritos de Moisés y de todos los profetas, explicándoles lo que las Escrituras decían acerca de él mismo." Lucas 24:25-27

 

            Cuando no queremos entender o nos cuesta entender la palabra de Dios ponemos una barrera mental sobre las verdades de la biblia. La gente poco a poco se había apartado de una clara realidad, según lo explica Jesús.

¿Acaso no profetizaron claramente que el Mesías tendría que sufrir todas esas cosas antes de entrar en su gloria? 

            Cuando no podemos creer anteponemos otra realidad falsa ante la verdad. Necesitamos la dirección de Dios hacia esa libertad. Jesús se tomó el tiempo para que ellos descubrieran que todo lo escrito en la ley, los profetas y los salmos hablaban sobre él, el Mesías.

 

"De pronto, se les abrieron los ojos y lo reconocieron. Y, en ese instante, Jesús desapareció." Lucas24:31   

 

            Así son estas verdades escritas por el apóstol Pablo a los Gálatas, son verdades reveladoras que necesitan ser comprendidas, necesitamos creer ya actuar sobre la verdad. Necesitamos vivir esta libertad en la iglesia de Cristo. Pablo es muy claro en su explicación, ahora cuando leemos la ley, los salmos y los profetas, necesitamos ver a Cristo en esas escrituras. Podemos leer la ley pero si no vemos a Cristo, corremos el peligro de darle una interpretación legalista.

 

            »El Señor nuestro Dios tiene secretos que nadie conoce. No se nos pedirá cuenta de ellos. Sin embargo, nosotros y nuestros hijos somos responsables por siempre de todo lo que se nos ha revelado, a fin de que obedezcamos todas las condiciones de estas instrucciones. Deuteronomio 29:29

 

            Cuando se escribieron todas estas bendiciones y maldiciones, todavía no se revelaba la salvación por fe y por gracia. Todavía no se revelaba que el nuevo pacto de Jesucristo. !Todavía no se revelaba el Mesías!. Debemos tener especial cuidado de abrir nuestro corazón para que sean abiertos nuestros ojos a la verdad de Jesucristo.

 

Logremos el favor de Dios

 

Todos queremos el favor de Dios, todos queremos ser bendecidos por Dios, todos queremos la salvación y la prosperidad en nuestra vida, nuestros hijos, nuestras familias y nuestra iglesia. Al parecer que cada vez que lo intentamos siempre logramos lo contrario. Volvamos a leer:

 

¡Presten atención! Yo, Pablo, les digo lo siguiente: si dependen de la circuncisión para hacerse justos ante Dios, entonces Cristo no les servirá de nada.  Lo repito: si pretenden lograr el favor de Dios mediante la circuncisión, entonces están obligados a obedecer cada una de las ordenanzas de la ley de Moisés. Gálatas 5:2-3 NTV

 

 

            Alguien dirá, la ley se hizo para obedecer a Dios. Eso es correcto, pero no para recibir la gracia o el favor de Dios. Dicho de otra forma, "Yo debería cumplir con todos los requisitos de la ley para ser bendecido y para ser de bendición". Ahora bien, en Cristo yo cumplo con los requisitos de la ley, porque al tener a Cristo como el centro de mi corazón, yo puedo amar a las personas y obedecer a Dios. Y si amo a las personas, entonces tengo a Dios como el centro de mi corazón. Por lo tanto puedo recibir la bendición de Dios, el favor y la gracia de Dios.

¿Sera importante este mensaje para las iglesias? Yo creo que si, aquí la gravedad de no entender esta verdad:

...entonces Cristo no les servirá de nada. Gal 5:2.  

...entonces están obligados a obedecer cada una de las ordenanzas de la ley de Moisés. Gal 5:3.

        

"Pues, si ustedes pretenden hacerse justos ante Dios por cumplir la ley, ¡han quedado separados de Cristo! Han caído de la gracia de Dios." Gal 5:4

 

Una vez más, después de leer esto: ¿Sera importante este mensaje para las iglesias?

 

¿Entonces como se logra el favor de Dios? Queremos que nuestra iglesias sean bendecidas, queremos que las iglesias vivan en completa libertad, queremos que cada hijo de Dios viva en las promesas y en las bendiciones de Dios. Entonces hablemos de esta verdad a nuestros hijos, nuestras esposas, esposos, iglesias.

 

            Es muy importante creer que Cristo es suficiente. La ley probó por 430 años no ser suficiente, no ser ideal para lograr el favor de Dios, no ser el pago suficiente para nuestra libertad. Por eso Dios envió a su hijo Jesucristo para revelar esta verdad.

 

"La ley de Moisés no podía salvarnos, porque nuestra naturaleza pecaminosaes débil. Así que Dios hizo lo que la ley no podía hacer. Él envió a su propio Hijo en un cuerpo como el que nosotros los pecadores tenemos; y en ese cuerpo, Dios declaró el fin del dominio que el pecado tenía sobre nosotros mediante la entrega de su Hijo como sacrificio por nuestros pecados.  Lo hizo para que se cumpliera totalmente la exigencia justa de la ley a favor de nosotros, que ya no seguimos a nuestra naturaleza pecaminosa sino que seguimos al Espíritu." Romanos 8:3-4

 

Así se logra el favor de Dios, creyendo esta verdad. Grábala en tu espíritu, apréndela y medítala, ensénala a tus hijos y familia. Ensénala a tu Iglesia.

 

!Cristo es digno de toda la honra y el honor!

Bendiciones y escribeme con tu comentario.  Escrito por Abdiel Salas.

Abdielsalas@live.com

www.abdielsalas.obolog.com

 

Abdiel Salas

 

 

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario ¡Presten atención!

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.