Avisar de contenido inadecuado

Poseedores de las promesas

{
}

 

“Pero a mi siervo Caleb, por cuanto hubo en él otro espíritu, y decidió ir en pos de mí, yo le meteré en la tierra donde entró, y su descendencia la tendrá en posesión”.

 

Caleb significa “audaz, sagaz” y tiene como características de personalidad su fidelidad, optimismo y valentía a través de toda su vida. Era príncipe de la tribu de Judá y padeció 40 años por el pecado de la gran mayoría de los hijos de Israel. Es decir padeció viviendo en el desierto porque la mayoría de los Israelitas no quisieron obedecer a Dios. Caleb estuvo a punto de morir apedreado por el pueblo por dar un informe positivo y declarar y confirmar que efectivamente la tierra prometida era un lugar donde  fluía leche y miel. El logro entrar a la tierra de Canaan y al regresar se le acuso de declarar:

 

“Subamos luego, y tomemos posesión de ella; porque más podremos nosotros que ellos”. Números 13:30

 

Caleb a la edad de 85 años todavía tenía el mismo espíritu y se mantuvo creyendo la promesa de Dios. Caleb es el ejemplo de alguien que no se da por vencido por una promesa de Dios. Es impresionante como Caleb nunca olvido la promesa de Dios a través del desierto. Cuando el pueblo entró a la tierra prometida después de los cuarenta años en el desierto, el primero y el único que escogió su heredad fue Caleb. Veamos como Caleb le recordó las promesas de Dios a Josué antes de repartir la tierra:

 

"Ahora bien, Jehová me ha hecho vivir, como él dijo, estos cuarenta y cinco años, desde el tiempo que Jehová habló estas palabras a Moisés, cuando Israel andaba por el desierto; y ahora, he aquí, hoy soy de edad de ochenta y cinco años.   Todavía estoy tan fuerte como el día que Moisés me envió; cual era mi fuerza entonces, tal es ahora mi fuerza para la guerra, y para salir y para entrar.    Dame, pues, ahora este monte, del cual habló Jehová aquel día; porque tú oíste en aquel día que los anaceos están allí, y que hay ciudades grandes y fortificadas. Quizá Jehová estará conmigo, y los echaré, como Jehová ha dicho".

 

!Todavía estoy tan fuerte como el día que Moisés me envió! Cual era mi fuerza entonces, tal es ahora mi fuerza para la guerra, y para salir y para entrar.  Dame, pues, ahora este monte... Es impresionante como Caleb quiso tener el privilegio de echar fuera a los anaceos, es decir a los gigantes que todavía poseían la tierra prometida, lo mas impresionante es que la promesa le dio fuerzas.  

 

Caleb conquista Hebrón y Debir (Jue. 1.10-15)

 "Mas a Caleb hijo de Jefone dio su parte entre los hijos de Judá, conforme al mandamiento de Jehová a Josué; la ciudad de Quiriat-arba padre de Anac, que es Hebrón.  Y Caleb echó de allí a los tres hijos de Anac, a Sesai, Ahimán y Talmai, hijos de Anac. De aquí subió contra los que moraban en Debir; y el nombre de Debir era antes Quiriat-sefer.  Y dijo Caleb: Al que atacare a Quiriat-sefer, y la tomare, yo le daré mi hija Acsa por mujer.   Y la tomó Otoniel, hijo de Cenaz hermano de Caleb; y él le dio su hija Acsa por mujer". Josue 15: 13-17

   

Caleb escogió su heredad sin embargo el resto de los hijos de Dios recibió la tierra por sorteo. Es impresionante como los hijos de Caleb heredaron características de Caleb. Siempre recordaron lo que Dios mismo prometió para Caleb y también para sus hijos,  veamos:

 

“Yo le meteré en la tierra donde entró, y su descendencia la tendrá en posesión” y Moisés dijo de El “Ciertamente la tierra que holló tu pie será para ti, y para tus hijos en herencia perpetua, por cuanto cumpliste siguiendo a Jehová mi Dios.”

 

 

Ahora veamos como los hijos de Caleb heredan la actitud o espíritu de Caleb. Veamos como ellos siguen y se aferran a la bendición, ellos siguen la bendición que Dios ha prometido ya que ellos estan incluidos en la promesa:

 

"Y aconteció que cuando la llevaba, él la persuadió que pidiese a su padre tierras para labrar. Ella entonces se bajó del asno. Y Caleb le dijo: ¿Qué tienes?   Y ella respondió: Concédeme un don; puesto que me has dado tierra del Neguev, dame también fuentes de aguas. El entonces le dio las fuentes de arriba, y las de abajo".

 

Es por eso que Dios quiere que tomes la actitud de Caleb, cuando tienes el espíritu de Caleb de ir en pos de Dios, de audaz, de astuto… Tus hijos reciben esa herencia de carácter y de actitud. No solo tu, sino tambien tus hijos reciben las promesas.    

 

Sin duda la vida de Caleb es un ejemplo de actitud, de poseedor de las promesas. Dios ha prometido a sus hijos muchas bendiciones, pero también es necesario que creamos a Dios sus promesas. A pesar de las pruebas, a pesar del tiempo, a pesar de los gigantes que se oponen a tu bendición.

 

Tal vez estas a punto de tomar posesión de una bendición. Tal vez has estado esperando esa bendición por muchos años. Esta lección de vida que nos da Caleb con ese espíritu audaz, de fidelidad y valentía nos demuestra como Dios es fiel y cumple sus promesas a pesar del tiempo. Si nosotros permanecemos fieles y decidimos ser valientes y audaces para tomar sus promesas. Durante esos 45 años Caleb se mantuvo en la promesa, todo ese tiempo la mantuvo en su corazón:

 

“Ciertamente la tierra que holló tu pie será para ti, y para tus hijos en herencia perpetua, por cuanto cumpliste siguiendo a Jehová mi Dios.” Josué 14:9

 

Cuantas veces claudicamos, nos desesperamos o desilusionamos porque nada pasa. ¡Que importante es mantenerse fijo en la promesa que Dios nos ha dado!. ¿Cuál ha sido tu promesa? Hebrón significa “Alianza, comunión o pacto”, Caleb caminaba en alianza y comunión con Dios cada día, el no solo era un espectador o esperaba por el sorteo para ver que le tocaba. El caminaba en alianza conociendo cada aspecto de lo que Dios le había prometido, conociendo su palabra, conociendo el pacto de Dios con sus hijos. Dios permita que estemos dispuestos a vivir el pacto de Dios, el nuevo pacto con Jesucristo.

 

Dios quiera que desarrollemos un carácter de poseedores de Hebrón (Poseedores del Pacto, la alianza con Dios), poseedores del nuevo pacto, de sus promesas. Dios nos anima para que caminemos en una alianza con el, que caminemos en una comunión nueva con Dios a través de Jesucristo cada dia. No de conformistas, ni espectadores, si no de una confianza viva en sus promesas. ¡Por que servimos al Dios vivo, al Dios de Pactos!.

 

¡Que Dios te bendiga y sigue adelante, que nuestra fe no es en vano!  

 

Escrito por

Abdiel Salas

AbdielSalas@live.com

 abdielsalas.obolog.com

 

"SUBSCRIPCION POR CORREO ELECTRONICO"

Delivered by FeedBurner

 

 Subscribete al Blog Cristiano de Abdiel Salas por Email

 

Blog Cristiano de Abdiel Salas

  

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Poseedores de las promesas

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.