Avisar de contenido inadecuado

!!Ojalá se mutilasen los que os perturban!

{
}

“Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros”. Gálatas 5:13

 

¿A quién va dirigido este mensaje? La biblia es clara y es fuerte a la vez. Pero hoy en dia hay gente perturbando a los que adoran y hacen cosas en libertad. Una cosa no quita a la otra. Si eres un hijo malo de Dios o eres un hijo bueno de Dios no por eso dejas de ser hijo. De la misma manera la ocasión de caer en la carne no quita que seas hijo de Dios.

  TAGS:

¿Obedeces a tu padre porque eres hijo o para ser hijo? Mucha gente juzga a los hijos de Dios y los condena por caer en la carne. Esto no  hace ni más santo ni más pecador al que es más débil. Déjame explicarte, la biblia dice que levantes al caído, no que lo aplastes. Hoy en día  en muchos lugares predicamos un evangelio torcido porque es un evangelio basado en meritos humanos. Es un evangelio basado en el comportamiento de los hijos y no en los atributos y carácter del Padre Dios y de Jesucristo nuestro hermano mayor y salvador.

 

Hace varios años el Señor me hablo fuerte, yo tenía un fuerte sentido de culpabilidad y derrota por haberle fallado al Señor. Recuerdo muy bien, estaba acostado en mi cama y el Señor me impulso a levantarme y me dijo claramente: “Gálatas 3”, “Romanos 8”. Inmediatamente busqué esos pasajes, fíjate muy bien:

 

!!Oh gálatas insensatos! ¿quién os fascinó para no obedecer a la verdad, a vosotros ante cuyos ojos Jesucristo fue ya presentado claramente entre vosotros como crucificado?  Esto solo quiero saber de vosotros: ¿Recibisteis el Espíritu por las obras de la ley, o por el oír con fe? ¿Tan necios sois? ¿Habiendo comenzado por el Espíritu, ahora vais a acabar por la carne? Gálatas 3:1-3

 

 

“Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu. Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte. Porque lo que era imposible para la ley, por cuanto era débil por la carne, Dios, enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne”.  Romanos 8:1-3

 

Lo que te voy a decir es muy delicado. Dios no me estaba diciendo sigue pecando al cabo que yo ya te perdone. Lo que el me estaba diciendo es que no me fijara en mis pecado. El ya me había perdonado. Que quiere decir esto: Si yo me fijo en mi pecado entonces me siento indigno y me siento impuro, me siento sucio y me siento que necesito hacer un esfuerzo para dejar de pecar hasta merecer acercarme a Dios. ¿Cómo es esto?

  TAGS:

La biblia dice claramente que el pecado está condenado a la carne, es decir nunca lo vas a entender. ¿Por qué no? Porque las cosas de la carne nunca van a entender las cosas del Espíritu y nunca podrán sujetarse.

 

“Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden; y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios”. Romanos 8:7-8

 

¿Cómo funciona esta verdad? Al ser condenado el pecado en la carne, la carne es condenación. La carne es regresar a la ley. La carne debe merecer la bendición. La carne debe ser satisfecha con sus requisitos. Pero todo eso está peleado con Dios por ser contario a lo que Dios quiere. Si tú vives según la carne siempre vas a sentirte que no puedes agradar a Dios. Y eso es cierto, la carne nunca agradara a Dios.

 

 

“Pero si Cristo está en vosotros, el cuerpo en verdad está muerto a causa del pecado, mas el espíritu vive a causa de la justicia. Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros”. Romanos 8:10-11

 

¡Déjame darle un golpe mortal a la carne! Cuando hay culpabilidad en ti, te arrepientes y muchas veces sigues sintiéndote culpable, muchas veces debes seguir orando hasta que te sientes que Dios ya te perdono. Entonces te levantas de tu oración y te sientes perdonado. Ahora déjame preguntarte esto ¿Que cambio durante la oración?. La verdad no cambio nada, tu siempre habías y estabas perdonado. Lo único que paso es que tu carne murió durante la oración y cuando te levantaste te sentiste perdonado. Pero el perdón ya era tuyo desde antes de iniciar la oración. ¿Por qué? Porque la carne no puede entender las cosas del Espíritu y no pueden sujetarse. La verdad de Dios no cambio porque te humillaras, simplemente la entendiste en el Espíritu y cuando tu carne muere durante la oración, entonces entiendes la palabra pero al nivel del Espíritu. Pero la verdad siempre ha estado ahí y nunca ha cambiado.  

 

Ahora tu espíritu si puede entender esto:

 

“Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu. Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte. Porque lo que era imposible para la ley, por cuanto era débil por la carne, Dios, enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne”.  Romanos 8:1-3

 

Vuelves a fallar y vuelves a sentirte condenado, estas regresando a la carne. Y la palabra te dice:

 

¿Recibisteis el Espíritu por las obras de la ley, o por el oír con fe? ¿Tan necios sois? ¿Habiendo comenzado por el Espíritu, ahora vais a acabar por la carne?

 

¿Ves como la carne trae condenación y muerte? Por eso la biblia dice que los que predican un evangelio de culpabilidad siempre quieren estar crucificando a Cristo de nuevo. ¿Porqué? Porque la carne no lo entiende. ¿Me entiendes? Si no me estas entendiendo, ve y ora diez horas y ayuna hasta que tu carne muera y vuelve a leer esto, pídele a Dios que te abra el entendimiento y que te ilumine. ¡Porque estas en la carne! Si ya me estas entendiendo es porque seguramente ya oraste y ayunaste y ahora estas en el Espíritu.

 

 

“Solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros”.

 

 Estoy hablándole a los que siempre han querido agradar a Dios en santidad y pureza. Si no lo has logrado hasta ahora, es porque quieres agradar a Dios en la carne. Si no lo has logrado es porque lo has querido hacer con esfuerzos de la carne y por eso no has podido.

 

Esta verdad, es la verdad de la gracia de Dios, esto no es un permiso de Dios para pecar. Esto es como funciona. Cuando tú sabes que Cristo es el que santifica, Cristo es el que justifica, Cristo es el que murió, entonces le dejas tu vida en sus manos y tu santificación estas en manos de Dios.

 TAGS:

Esto es matar tu carne porque ahora no le prestas atención a tu carne y tu carne no tiene poder sobre ti. Cuando tu sabes esta verdad espiritual, entonces viene el poder de Dios y trabaja en ti y es el Espíritu Santo obrando a su manera. Porque tu santificación esta en sus manos. ¡No en tus manos! Cristo ya te acepto pero tú no te has aceptado tal vez.

A todas aquellas personas que predican un evangelio centrado en la carne y en ganarse el favor de Dios, Pablo les dice:

 

!!Ojalá se mutilasen los que os perturban! Gálatas 5:12

 

Es hora de predicar la verdad de Jesucristo, Cristo es el que murió y es el que justifica. Dejemos de predicar en la carne y dejemos que la obra la haga el Espíritu Santo. 

 

“El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas? ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica. ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros”. Romanos 8:32-34

 

 

 ¡Si no me crees, ve y pregúntale a Dios!

 

¡Dios te ama y quiere que conozcas y vivas por la verdad! Los pecados, la culpabilidad y  la condenación que te afligía, ahora será fácil vencerlos con la verdad.

 

Bendiciones, que Dios derrame de su gracia y escríbeme si recibiste bendición.

 

Abdiel Salas

abdielsalas@live.com

 

{
}
{
}

Deja tu comentario !!Ojalá se mutilasen los que os perturban!

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.