Avisar de contenido inadecuado

Fueron oídas tus palabras

{
}

 

”Entonces me dijo: Daniel, no temas; porque desde el primer día que dispusiste tu corazón a entender y a humillarte en la presencia de tu Dios, fueron oídas tus palabras; y a causa de tus palabras yo he venido”. Daniel 10:12

  TAGS:

El profeta Daniel era una persona que buscaba a Dios ardientemente. Normalmente decimos que la oración es hablar con Dios, pero lamentablemente podemos decir que en la mayoría de los casos somos nosotros hablando solos. La mayoría de nosotros nos gustaría recibir una confirmación como esta: “Fueron oídas tus palabras”; “Ya se recibió en el cielo tu petición”; “En el cielo ya se está trabajando sobre tu oración”, así como le sucedió a Daniel

La confirmación

Para Daniel fue una experiencia extraordinaria la respuesta del ángel Gabriel, diciéndole que sus palabras fueron oídas desde el primer día que dispuso su corazón. Para Dios cuenta mucho que dispongas tu corazón para entender y para humillarte delante de él, ¿Tendrás el corazón dispuesto el día de hoy? ¿Podrás humillar tu corazón delante de Dios?.

Fueron casi tres semanas de ayuno y oración de Daniel. Pero el ángel Gabriel le dijo: Desde el primer día fueron oídas tus palabras”. Cuando dispones tu corazón para dejar a un lado la comida para dedicarte en espíritu a Dios, estas poniendo tu disposición para escuchar de Dios. El ayuno se considera una humillación, cuando dejas los alimentos o algunos solamente para humillar la carne. Pero más que nada es tu intensión desde tu corazón. ¿Porque? Porque el hacerlo es reconocer que no solo de pan vive el hombre sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. El ayuno es un ejercicio espiritual que sensibiliza tu espíritu para escuchar de Dios, solo que debe ser supervisado por un médico si tienes problemas de salud. Aun asi hay ayunos parciales o simplemente dejar pasatiempos para estar con Dios.

  TAGS:

Disposición del corazón

 

Un corazón dispuesto es un corazón abierto para escuchar la voz de Dios, se torna en un corazón sensible a la voz de Dios. El ayuno es dejar no solo el alimento físico temporalmente, sino dejar también otras tareas o actividades para estar con Dios. Humillarnos ante la presencia de Dios es reconocer que tenemos necesidad de él, estando consientes que el responde a las oraciones.

Yo te puedo asegurar que cada vez que te humillas y dispones tu corazón a escuchar de Dios, él te dice: “Fueron oídas tus palabras”.

Ten esa seguridad que tus palabras son oídas cuando te humillas ante Dios y le das la importancia a tu tiempo personal con el Señor.  

 

“Gracias Padre porque sé que tú siempre me escuchas”, fue la expresión de Jesús cuando oro para que Lázaro resucitara.

 

Podemos tener la seguridad que Dios nos dice: “Fueron oídas tus palabras”.

Bendiciones!!

Escrito por Abdiel Salas.

 Abdielsalas@live.com

 www.abdielsalas.obolog.com 

"SUBSCRIPCION POR CORREO ELECTRONICO"

Delivered by FeedBurner

  Subscribete al Blog Cristiano de Abdiel Salas por Email

 

 

 

{
}

Álbum de fotos de Fueron oídas tus palabras

2 de 2

Ver fotos de Fueron oídas tus palabras

{
}

Deja tu comentario Fueron oídas tus palabras

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.