Avisar de contenido inadecuado

!!Oh, si rompieses los cielos, y descendieras!!

{
}

!!Oh, si rompieses los cielos, y descendieras, y a tu presencia se escurriesen los montes, como fuego abrasador de fundiciones, fuego que hace hervir las aguas, para que hicieras notorio tu nombre a tus enemigos, y las naciones temblasen a tu presencia!  Isaías 64:1-2

Existe una relación directa entre la dureza del corazón del hombre y los cielos cerrados para que no venga la bendición y el mismo Dios. Veamos lo que dice 1 Reyes 8:35 "Si el cielo se cerrare y no lloviere, por haber ellos pecado contra ti, y te rogaren en este lugar y confesaren tu nombre, y se volvieren del pecado, cuando los afligieres".

Aquí dice claramente que los cielos se cierran y no llueve por haber pecado, la lluvia es un símbolo de la bendición. Tanto en lo físico como en lo espiritual, la lluvia trae bendición.

Levítico 26:19 dice: “Y quebrantaré la soberbia de vuestro orgullo, y haré vuestro cielo como hierro, y vuestra tierra como bronce”.

Una vez más dice claramente que Dios hace los cielos herméticos, (aun la tierra se endurece) por la soberbia del pecado del hombre. Cuando desobedecemos a Dios, le damos la espalda a Dios. Aun cuando creemos que le seguimos pero lo hacemos a nuestro modo, estamos pecando de soberbia. Que gran error cuando nos creemos aptos, dignos, justos, buenos. Esta actitud nos aleja de Dios, porque creemos ser igual a Dios. La verdadera humildad es cuando todo lo que somos y todo lo que hacemos nos damos cuenta que son basura y no alcanzaría nunca a merecer que Dios se acuerde de nosotros. Observa el siguiente pasaje:

“Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia; y caímos todos nosotros como la hoja, y nuestras maldades nos llevaron como viento. Nadie hay que invoque tu nombre, que se despierte para apoyarse en ti; por lo cual escondiste de nosotros tu rostro, y nos dejaste marchitar en poder de nuestras maldades”. Isaias 64:6-7

Necesitamos tal humillación que nos demos cuenta que todo lo que somos y hemos hecho ante Dios no bastarían para que se digne a una sola mirada. Nunca ganaremos el favor de Dios, nunca nuestros actos seran dignos de Dios. Asi una actitud de soberbia cierra los cielos, porque miente a nuestro corazón haciéndonos creer que somos dignos de ser sus hijos, de merecer algo de El.

Es la dureza de nuestro propio corazón que no nos permite ver cuando los cielos están cerrados, por nuestro pecado de desobediencia y orgullo. Necesitamos una actitud como la que describe Isaías:

!!Oh, si rompieses los cielos, y descendieras, y a tu presencia se escurriesen los montes, como fuego abrasador de fundiciones, fuego que hace hervir las aguas, para que hicieras notorio tu nombre a tus enemigos, y las naciones temblasen a tu presencia!  Isaías 64:1-2

Solo cuando reconocemos y deseamos de todo corazón un encuentro con Dios, una cercanía con Dios y tenemos una necesidad muy profunda de El, no nada más en tiempo de necesidad, enfermedad y dolor, sino en el tiempo cuando tenemos "todo" y sabemos que llevamos un rumbo humanamente exitoso (aparente).

Pero si aun eso mismo lo vemos como un trapo de inmundicia. Lo vemos con tal humillacion ante El, con una actitud de arrepentimiento, de quebrantamiento y deseo de estar con El, esto puede abrir los cielos. Así un corazón deseoso es tan irresistible para El, que El viene, no porque lo merezcamos, sino porque El es Dios Misericordioso. Y el ha hecho un pacto con nuestros padres de la fe.

“He aquí, yo envío mi mensajero, el cual preparará el camino delante de mí;  y vendrá súbitamente a su templo el Señor a quien vosotros buscáis, y el ángel del pacto, a quien deseáis vosotros. He aquí viene, ha dicho Jehová de los ejércitos. Malaquías 3:1

 

Un corazón deseoso, un corazón que le busca, es un corazón abierto a su venida, es un corazón que ha sido sensible a su presencia. Un corazón quebrantado, abierto, abre los cielos. Dios no se resiste a un corazón quebrantado. Abierto a El.!!

   

Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados. Isaías 57:15

 

Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; Al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios. Salmo 51:17.

 

!!

 

Esta es una formula rompe cielos, así que rompe los cielos ahora mismo quebrántate delante de Dios y dile “todos mis esfuerzos por alcanzarte son insuficientes e ineficientes”.” Te necesito a mi lado”. !!!Vamos clama su presencia, clama por más de Él!!!.

!!

 

Necesitamos clamar más de su presencia, desarrollar un deseo de más, mas, mas necesidad de Él. Entonces los cielos se abrirán y comenzara la lluvia temprana y tardía. La época de bendición desde lo alto.

 

 

“Entonces invocarás, y te oirá Jehová; clamarás, y dirá él: Heme aquí. Si quitares de en medio de ti el yugo, el dedo amenazador, y el hablar vanidad”. Isaías 58:9.

!!

 

 

 

Aunque la visión tardará aún por un tiempo, mas se apresura hacia el fin, y no mentirá; aunque tardare, espéralo, porque sin duda vendrá, no tardará. Habacuc 2:3.

!!

 

Lo que Dios ha prometido, vendrá, no tardara, solo necesitas la actitud correcta delante de El. El vendrá no se resistirá. El no desecha a un corazón humillado ante El.

!!

 

Y daré bendición a ellas y a los alrededores de mi collado, y haré descender la lluvia en su tiempo; lluvias de bendición serán. Ezequiel 34:26.

Dile hoy, ¡¡¡¡abre los cielos, abre los cielos, derrama tu gloria, aquí estoy!!!!

!!

 

Abdielsalas@live.com 

{
}
{
}

Comentarios !!Oh, si rompieses los cielos, y descendieras!!

HE PASDO POR  DESIERTOS QUE ME HACEN  PENSAR QUE ABRIR LOS CIELOS IMPLICA  EL TEMOR DE DIOS EN NUESTRAS VIDAS Y A LA DISPOSICION A LA OBEDIENCIA COMO SACRIFICIO VIVO  EN OLOR FRAGANTE AL SEÑOR.
 
JORGE L JORGE L 31/12/2010 a las 02:32

Deja tu comentario !!Oh, si rompieses los cielos, y descendieras!!

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.