Avisar de contenido inadecuado

No fue por la ley

  TAGS:undefined

 

                "En efecto, no fue mediante la ley como Abraham y su descendencia recibieron la promesa de que él sería heredero del mundo, sino mediante la fe, la cual se le tomó en cuenta como justicia". Romanos 4:13 NVI

               

                  No estoy llamando a la rebeldía, no estoy incitando al libertinaje, estoy ministrando la verdad impartida en la palabra y haciendo guerra a las potestades de la tinieblas que han entrado a los pulpitos con mentira poniendo a la ley como el medio de salvación. Cuando predico de la gracia estoy invitando a vivir en la libertad y el propósito de Dios para tu vida. La gracia producirá el comportamiento correcto en los corazones agradecidos con Dios y su hijo Jesucristo. La verdad torcida se ha metido en las iglesias, esto ya estaba profetizado, veamos:

 

                  "Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad; sólo que hay quien al presente lo detiene, hasta que él a su vez sea quitado de en medio". 2 Tesalonicenses 2
                

                    El mensaje de la ley pretende anular el mensaje de la muerte de Jesucristo. El mensaje de la ley es el misterio de la iniquidad, es lo torcido y desviado de la verdad. ¿Cómo piensas que Satanás causará mas destrucción en el pueblo de Dios? Es precisamente metiéndose con argumentos como si fuese la verdad al utilizar torcidamente la misma palabra de Dios. Iniquidad quiere decir torcedura, desviación o maldad. La ley es bíblica y proviene de Dios, pero se usa torcidamente, se utiliza mal y está invadiendo los pulpitos. !Por eso el énfasis de mi enseñanza está basado en la gracia divina.

 

I.- Nadie será justificado por cumplir la ley

 

"Queda claro, entonces, que nadie puede hacerse justo ante Dios por tratar de cumplir la ley, ya que las Escrituras dicen: «Es por medio de la fe que el justo tiene vida» Gálatas 3:11

 

                Muchos predican el mensaje de la obediencia para poder recibir bendición, a esto se le llama legalismo o enseñanza al estilo de la ley, es decir, condicionan la bendición a la obediencia humana. Pero si analizamos bien la verdad esto fue cambiado con el evangelio de la muerte y resurrección de Cristo. !Por eso el mensaje de la muerte y resurrección de Cristo tiene poder!. Es un error  creer que con nuestra obediencia podemos ganar las bendiciones de Dios. Si me apego a la ley siempre voy a fallar, porque es imposible que alguien cumpla toda la ley, esto produce condenación, frustración y culpabilidad. ¿Acaso crees que algún día vas a cumplir con los requisitos de la ley?.

                Si yo soy justo por medio de la fe como lo dice Gálatas 3:11 y Romanos 5:1, entonces la ley no me sirve para justificarme. De hecho la ley me sirve de condenación y de maldición porque nunca cumpliré con sus requisitos. De esta manera la justificación por medio de la fe me coloca al mismo nivel que el resto de la humanidad por haber creído y los meritos son anulados por la fe. De tal manera que no hay lugar para el orgullo carnal. Veamos algo interesante:

                "Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra. Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios. Bendito serás tú en la ciudad, y bendito tú en el campo.  Bendito el fruto de tu vientre, el fruto de tu tierra, el fruto de tus bestias, la cría de tus vacas y los rebaños de tus ovejas. Benditas serán tu canasta y tu artesa de amasar. Bendito serás en tu entrar, y bendito en tu salir. Jehová derrotará a tus enemigos que se levantaren contra ti; por un camino saldrán contra ti, y por siete caminos huirán de delante de ti. Jehová te enviará su bendición sobre tus graneros, y sobre todo aquello en que pusieres tu mano; y te bendecirá en la tierra que Jehová tu Dios te da. Te confirmará Jehová por pueblo santo suyo, como te lo ha jurado, cuando guardares los mandamientos de Jehová tu Dios, y anduvieres en sus caminos". Deuteronomio 28:1-9

 

                Si leemos este pasaje con la creencia de que algún día podremos cumplir la ley, me tengo que esforzar para cumplir la ley para merecer toda esta bendición. De acuerdo a la misma ley nunca podremos cumplir la ley y por lo tanto no merezco recibir bendición ni aun de manera parcial. La ley es clara y al fallar en una sola cosa automáticamente fallo en todo lo demás. Por eso la ley que es buena y santa se convierte en una maldición porque nunca podremos cumplir sus requisitos y por lo tanto no recibiré bendición.

 

                Ahora si leo el mismo pasaje pero con los ojos del evangelio de la fe, sabiendo que Cristo murió y anuló los decretos que había en contra de nosotros (Colosenses 2:14). Me doy cuenta que soy obediente, que cumplo por fe y soy merecedor al cumplir por fe los requisitos de Dios, esto es al creer en el sacrificio de Cristo. Jesús nunca predicó estas bienaventuranzas de Deuteronomio 28, Jesús predicó las bienaventuranzas de la gracia:

 

                "Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación.  Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad.  Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.  Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia. Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios. Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios. Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros". Mateo 5:3-12

No hay condiciones al estilo de la ley, Cristo predico la verdad.

  TAGS:undefined

 

II.- Es por Gracia que recibimos de su salvación y bendición

 

"En efecto, no fue mediante la ley como Abraham y su descendencia recibieron la promesa de que él sería heredero del mundo, sino mediante la fe, la cual se le tomó en cuenta como justicia". Romanos 4:13 NVI

 

                No fue mediante la ley que Abraham recibió la bendición, fue mediante la gracia. Al entender la gracia sabremos que no es por la ley, no es por meritos que somos hijos de Dios, no es por cumplir la ley que recibo de las bendiciones de Dios, no es por ley que soy heredero del mundo. El mensaje de las bienaventuranzas de Jesús no está cargado del mensaje de la ley. El mensaje de las bienaventuranzas de Jesús está cargado de la gracia de Dios, está cargado del mensaje de la necesidad del hombre hacia Dios y la promesa de Dios de responder favorablemente a las necesidades del hombre.

¿Dónde queda entonces el mensaje de la ley, el condicionamiento para recibir de Dios?

                El mensaje de la ley debe quedar anulado para dar paso al mensaje de la gracia. Cristo murió y resucito al tercer día para hacernos justos, para hacernos merecedores de la gracia de Dios. Todo el pecado que me condenaba ahora esta pagado por Cristo en la cruz y esta anulado, y ahora recibimos de su gracia al aceptar su muerte y sacrificio. Veamos Romanos 5:17

"Pues si por la transgresión de uno solo reinó la muerte, mucho más reinarán en vida por uno solo, Jesucristo, los que reciben la abundancia de la gracia y del don de la justicia".

                Cuando la gracia reina en nuestra vida dejamos de ser injustos, entendemos que todos los que recibimos el mensaje de Jesús estamos al mismo nivel de santidad, de justicia, de humildad, de valor, de meritos, de espiritualidad, no hay lugar para el orgullo de la ley. No hay lugar para el orgullo o la presunción que provoca la ley mediante la carnalidad. etc.

                La iglesia de Cristo debe fomentar esta cultura de la gracia, es el cuerpo de Dios que debe pregonar e impregnar del mensaje de la gracia en pulpitos para contrarrestar el mensaje de la ley.

 

"Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro". Hebreos 4:16

 

El poder que hay en recibir la gracia por medio de Jesucristo nos acerca a la bendición, solo tienes que aceptar su gracia:

"Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno, los muchos serán constituidos justos". Romanos 5:19

 

Fue por la obediencia de Jesucristo que recibimos la bendición de ser obedientes de Deuteronomio 28, Jesús nunca condiciona su bendición porque el la obtuvo en la cruz, es un regalo, se llama GRACIA:

 

"Si alguno tiene sed, venga a mí y beba". Juan 7:37

 

"Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar". Mateo 11:28

 

                No es por la ley que recibimos de su bendición y de su herencia, no es por cumplir mandatos, no es por participar de cultos o rituales, no es por meritos, no es por tu obediencia, no es por pertenecer a una religión, es por su gracia. Cuando reina la ley en tu vida reina el pecado, el pecado gobierna tu estilo de vida, cuando tu manera de ver la vida cristiana es atraves de legalismo o meritos propios, estas dominado por la ley y por lo tanto por el pecado. Cuando reina la ley o el legalismo en tu vida crees que debes cumplir con requisitos para ganar la vida eterna, cuando reina la gracia sabes que Dios ya te dio la vida eterna. El legalismo es creer que por derechos o meritos ganados merecemos la bendicion de Dios, al estilo de los fariseos, maestros de la ley, escribas que se negaron a creer en Jesus. 

 

"Entonces, así como el pecado reinó sobre todos y los llevó a la muerte, ahora reina en cambio la gracia maravillosa de Dios, la cual nos pone en la relación correcta con él y nos da como resultado la vida eterna por medio de Jesucristo nuestro Señor". Romanos 5:21

 

CONCLUSION

 

                La gracia te coloca en la posición correcta delante de Dios para recibir de su bendición, algo que nunca podrás alcanzar mediante la ley o el legalismo religioso. Cuando reina el pecado a través del mensaje de la ley o el legalismo, tu vida está llena de pensamientos de muerte, de fracaso, de mentira, de ansiedad, de depresión, la mentira gobierna tu vida. Cuando reina la gracia sabemos que estamos delante de Dios por su regalo maravilloso, su sangre preciosa, su vida misma, su amor. Cuando reina la gracia reina el perdón de Dios y reina la bendición.

 

Y el último versículo de la Biblia y de Apocalipsis nos dice asi:

 

"La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos vosotros". Amén. Apocalipsis 22:21

 

Mi deseo es que la gracia de nuestro Señor Jesucristo reine en tu vida!, Amen.

!Recibe ese regalo de paz y de amor que solo Dios te da, la gran bendicion de ser su hijo e hija!.Da gracias a Dios por su amor y su infinita gracia. !Que Dios te ayude a caminar en esta verdad siempre!. !Recibe la abundancia de la gracia y el don de la justicia por medio de Jesucristo! !Cristo es digno de toda la honra y el honor!

Recibe sus bendiciones y escribeme con tu comentario.

 

Escrito por Abdiel Salas.

Abdielsalas@live.com

www.abdielsalas.obolog.com

Bendiciones!

 

Álbum de fotos de No fue por la ley

2 de 2

Ver fotos de No fue por la ley

Deja tu comentario No fue por la ley

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.