Avisar de contenido inadecuado

No importa como comiences, Importa como terminas

{
}

 

La vida es un caminar progresivo, nuestros errores sirven para aprender de ellos y tomarlos como un escalón en la escalera hacia la madurez y el crecimiento. La biblia no oculta los errores de nadie, pero esos hechos están escritos para aprender y evitar al máximo caer en esos errores.   En el mensaje anterior llamado corazón perfecto, iniciamos viendo la vida de Asa rey de Judá.

 

“En el año treinta y nueve de su reinado, Asa enfermó gravemente de los pies, y en su enfermedad no buscó a Jehová, sino a los médicos”. 2 Crónicas 16:12

 

Al final de sus días Asa se alejó de la voluntad de Dios y su corazón se desvió de seguir buscando a Dios. En esta ocasión veremos algo más de la vida del rey Asa, aunque hizo cosas muy buenas la mayoría de sus años y Dios estuvo con él. Parece ser que al final de sus días no aprendió las lecciones de parte de Dios.     

  TAGS:

Los buenos comienzos no aseguran un buen final

 

“En el año veinte de Jeroboam rey de Israel, Asa comenzó a reinar sobre Judá. Y reinó cuarenta y un años en Jerusalén; el nombre de su madre fue Maaca, hija de Abisalom. Asa hizo lo recto ante los ojos de Jehová, como David su padre.  Porque quitó del país a los sodomitas, y quitó todos los ídolos que sus padres habían hecho. También privó a su madre Maaca de ser reina madre, porque había hecho un ídolo de Asera. Además deshizo Asa el ídolo de su madre, y lo quemó junto al torrente de Cedrón. Sin embargo, los lugares altos no se quitaron. Con todo, el corazón de Asa fue perfecto para con Jehová toda su vida. 1 Reyes 15:9-14

 

Durante todos estos años Asa progreso y vivió una vida en paz con Dios. Aquí la palabra traducida como “perfecto” es la palabra shalem, que significa estar en paz o integridad, lo cual quiere decir que Asa se mantuvo buscando a Dios la mayoría de los años de reinado. Sin embargo dice la biblia que los lugares altos no se quitaron. No dice a ciencia cierta pero esto nos da a entender que permitió ciertas prácticas religiosas, tal vez por estar mezcladas con las creencias judías. Aun asi se mantuvo buscando a Dios. Veamos el buen inicio de Asa cuando el mismo oyó la voz del profeta Azarías.

 

 

“Cuando oyó Asa las palabras y la profecía del profeta Azarías hijo de Obed, cobró ánimo, y quitó los ídolos abominables de toda la tierra de Judá y de Benjamín, y de las ciudades que él había tomado en la parte montañosa de Efraín; y reparó el altar de Jehová que estaba delante del pórtico de Jehová”.  2 Crónicas 15:8

 

Los buenos comienzos deben ser la base para tener un buen final

 

Asa comenzó a buscar a Dios en los inicios de su reinado y el pueblo comenzó a progresar. La mayoría de sus 41 años de reinado se mantuvo buscando a Dios. Pero después de 35 años de reinado busco aliarse con el rey de Siria para ir contra sus propios hermanos de Israel. Era obvio que Dios no estaba en esa decisión y tal vez él lo sabía por eso no consulto a Dios en esa alianza. 35 años después vemos como el vidente Hanani le trae palabra de Dios.

 

“En aquel tiempo vino el vidente Hanani a Asa rey de Judá, y le dijo: Por cuanto te has apoyado en el rey de Siria, y no te apoyaste en Jehová tu Dios, por eso el ejército del rey de Siria ha escapado de tus manos”. 2 Crónicas 16:7

 

Ahora vemos una condición muy diferente, Asa reaccionó de manera contraria a la voluntad de Dios. Ahora su decisión fue atacar al enviado de Dios y peor aún maltratar al pueblo por una palabra de Dios que no le había agradado.

 

“Entonces se enojó Asa contra el vidente y lo echó en la cárcel, porque se encolerizó grandemente a causa de esto. Y oprimió Asa en aquel tiempo a algunos del pueblo”. 2 Crónicas 16:10

  

Asa decidió darle la espalda a Dios en sus últimos días, Asa nunca conoció la misericordia de Dios al ignorar que para Dios cuenta mucho tener un corazón arrepentido. Al decidir alejarse de Dios Asa perdió de vista la lección más importante de su vida. Dios es un Dios de oportunidades lleno de amor y misericordia cuando reconocemos nuestros errores.

“En el año treinta y nueve de su reinado, Asa enfermó gravemente de los pies, y en su enfermedad no buscó a Jehová, sino a los médicos”. 2 Crónicas 16:12

 

Asa significa sanador, Asa perdió su destino al final de sus días y por el contrario se convirtió en un verdugo para mucha gente.  Asa enfermos gravemente de sus pies, que significa el caminar con Dios. Su caminar enfermo en sus últimos años.

  TAGS:

Sin duda un gran rey que perdió el balance de la vida al despegar su confianza de Dios. Desafortunadamente no tuvo un final dichoso y completamente en paz con Dios.  Hoy podemos aprender de su vida que es más importante mantenerse firme y aprender de nuestros errores. Aprender del pasado y mantenerse creyendo que Dios  siempre está dispuesto a perdonar cualquier error nuestro.

Conocer a Dios implica saber que él nunca se dará por vencido con nosotros. Conocer a Dios implica aprender que solo podemos depender de él toda la vida y mantenernos en esa fe.

 

“El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias”. Apocalipsis 3:5-5

 

Decide hoy mantenerte creyendo hasta el final, no importa que tu comienzo sea desde lo más profundo de la bajeza. Lo que importa es como terminas tu vida en el Señor. Camina hacia tu madurez, camina hacia tu propósito, camina confiado en que Dios nunca falla.

 

Bendiciones!!

Escrito por Abdiel Salas.

 Abdielsalas@live.com

 www.abdielsalas.obolog.com 

"SUBSCRIPCION POR CORREO ELECTRONICO"

Delivered by FeedBurner

  Subscribete al Blog Cristiano de Abdiel Salas por Email

 

{
}
{
}

Deja tu comentario No importa como comiences, Importa como terminas

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.