Avisar de contenido inadecuado

La necesidad de orar siempre

{
}

 

No sé si nada mas a mi me pasa esto o no sé si le pasa a usted también pero ¡qué difícil es orar para mi, que difícil es apartar un tiempo y buscar a Dios en oración!. Entiendo la necesidad y entiendo los beneficios pero vamos a ver como hay varias actitudes en el cristiano normal que le impiden tener un tiempo personal de oración. Vamos a ver que se requiere para que una persona normal con ocupaciones y múltiples actividades pueda tomar un tiempo y vencer los obstáculos que impiden el orar a Dios. Vamos a ver la siguiente parábola:

Parábola de la viuda y el juez injusto

 1 También les refirió Jesús una parábola sobre la necesidad de orar siempre, y no desmayar, 2 diciendo: Había en una ciudad un juez, que ni temía a Dios, ni respetaba a hombre. 3 Había también en aquella ciudad una viuda, la cual venía a él, diciendo: Hazme justicia de mi adversario.  4 Y él no quiso por algún tiempo; pero después de esto dijo dentro de sí: Aunque ni temo a Dios, ni tengo respeto a hombre,  5 sin embargo, porque esta viuda me es molesta, le haré justicia, no sea que viniendo de continuo, me agote la paciencia. 6 Y dijo el Señor: Oíd lo que dijo el juez injusto. 7 ¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se tardará en responderles?  8 Os digo que pronto les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra? Lucas 18:1-8

 

Jesus aquí nos da varias razones para ser persistentes en la oración. Por un lado Jesus compara cómo nos comportamos los hombres para aplicar la justicia usando la analogía del juez injusto. Y Jesus mismo menciona que el mismo juez reconoció como Dios actúa. El mismo juez injusto razonó:  ¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se tardará en responderles?

    

I.- Un indicador de nuestra fe sin duda es la oración.

Jesus termina esta parábola diciendo: Os digo que pronto les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?

Jesus nos enseña varias cosas importantes en este pequeño fragmento, y quizá revelador para muchos. Jesus recalca:  “Os digo que pronto les hará justicia”.

 

La oración primeramente activa la justicia de Dios, ¡por medio de la oración se activa dicha justicia!. Es decir conozco la verdad, conozco las promesas, conozco las leyes espirituales, pero el ingrediente que hace falta es la oración. De acuerdo a esta parábola yo me presento ante Dios el Juez justo y reclamo la justicia de acuerdo a las leyes de Dios. Es decir tengo que tener una razón legal para reclamar la justicia. La justicia es la razón legal delante de Dios.  

 

II.- La razón para ir ante el Juez es pedir justicia.

 

La pregunta aquí será: ¿Conozco la justicia de Dios? ¿Conozco las leyes espirituales que rigen el universo? ¿Conozco la manera de obrar de Dios? ¿Conozco las leyes que rigen el reino de Dios? ¿Puedo clamar que se me haga justicia? ¿Si es justo porque tengo que ir ante el juez para que me haga justicia?

 

Jesus hace referencia al reino y se pregunta:

 

Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?

 

El ambiente terrenal es un reflejo exacto del ambiente celestial del primer cielo (es decir la atmosfera que nos rodea), todo lo que vemos que está sucediendo en el ámbito físico terrenal, eso mismo está sucediendo en el ámbito espiritual de la atmosfera. El libro de Daniel es un ejemplo grandioso de esto. Dios revela a Daniel todo lo referente a los gobiernos de la tierra. Aun hasta el final de los tiempos.

Nuestra fe esta en relación directa a la calidad de nuestra vida de oración, nuestra comunidad, nuestra familia, nuestra sociedad es un reflejo de la vida de oración de la iglesia.

Es en la fe que recibo lo que Cristo gano por mí en la cruz, esa fe se demuestra orando y buscando a Dios.

 

Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?

 

Orar es una necesidad, necesitamos pelear la buena batalla, necesitamos arrebatar el reino de Dios. Jesus lo dijo así:

 

“Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan”. Mateo 11:12

 

Oremos con violencia espiritual, arrebatando al reino de las tinieblas lo que nos pertenece. Así como hay ladrones que roban y hurtan lo terrenal así hay ladrones que hurtan lo espiritual.

“El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.” Juan 10:10

 

Arrebatemos en oración lo que el ladrón quiere robar, arrebatemos en oración lo que el ladrón quiere asesinar en nuestra vida, arrebatemos aquello que el enemigo quiere destruir.

 

 

ORACION:

Padre hazme un hombre o una mujer de fe, hazme como la viuda de esta parábola, enséname tu justicia y revélame tu paz. Ayúdame a ser un violento espiritual para el reino de Dios. ¡Padre hazme justicia! En el nombre de Jesus, Amen.

{
}
{
}

Comentarios La necesidad de orar siempre

hola le bendigo excelente tema muchas bendiciones 

Johanny Cristina Johanny Cristina 26/08/2011 a las 16:18

Deja tu comentario La necesidad de orar siempre

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.