Avisar de contenido inadecuado

!Nadie os prive de vuestro premio!

{
}

 

 TAGS:undefined

"Nadie os prive de vuestro premio, afectando humildad y culto a los ángeles, entremetiéndose en lo que no ha visto, vanamente hinchado por su propia mente carnal". Colosenses 2:18 (RV60)

 

                Creer en Dios tiene sus recompensas, pero mantenerse creyendo en Dios tiene aun mayores recompensas. Creer de manera correcta nos trae la mayor bendición y paz a nuestra vida. Creer de manera incorrecta produce temor, falta de paz, intranquilidad, afán y hasta depresión. Pero hoy en día hay muchas mentiras religiosas robando una mayor bendición espiritual a muchos hijos de Dios, y estas mentiras además de ser religiosas están llenas de falsa humildad. Estas falsas verdades han anulado las promesas que Dios ha sembrado por medio de su palabra en nuestros corazones. Estas ideas religiosas imperan en el mundo de las redes sociales, adornadas con frases bonitas pero al fin llenas de falsedad que traen división y confusión.

                ¿Pero cómo podemos escapar de este error? El pueblo de Israel vagó 40 años en el desierto por no entender su salvación, por no entender las promesas de Dios. Nosotros hoy en día ¿Cómo podemos aprender de esos errores que no son nada nuevos? Esto nos hace reflexionar sobre cómo vamos construyendo bases como creyentes en Dios para mantenernos firmes y no nos contamine la filosofía de las redes sociales, la vida religiosa o la ignorancia predicada en pulpitos.

 

 I.- Descrube la falsa humildad y mentiras religiosas

 

"Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos". Mateo 24:24

 

                Estas ideas o filosofías más que nunca se están introduciendo en la vida de la iglesia, están formando parte de la cultura de la iglesia. Ya las dimos por hecho y por realidad en nuestra vida, muchos son engañados y seguirán siendo engañados por no conocer la palabra de Dios. Veamos la siguiente traducción del mismo versículo en la versión NTV:

 

"No dejen que los condene ninguno de aquellos que insisten en una religiosa abnegación o en el culto a los ángeles, al afirmar que han tenido visiones sobre estas cosas. Su mente pecaminosa los ha llenado de arrogancia". Colosenses 2:18 (NTV)

 

                "NO se dejen". Hoy más que nunca debemos analizar los mensajes que escuchamos en internet, redes sociales o predicaciones desde el pulpito. La mayoría de estas no están mal intencionadas pero si llenas de ignorancia, muchos pueden parecer sabios pero son herejías o ataques directos a la libertad que Cristo nos ha dado. !Te están privando de tu premio!. Muchos de esos mensajes están llenos de condenación, fíjate lo que descubrí que dice el original en griego, "Están llenos de descalificación". O sea te predican mas "el por qué tu estas descalificado(a)". ¿Te suena familiar?. Muchos de esos mensajes equivocados te dicen todo por lo que estas descalificado. ¡Eso es un error por que convierten el evangelio en malas noticias!.

 

                Un médico, un mecánico o un eléctrico saben que la solución de un problema no está en el síntoma, sino en la causa raíz. Un medico podría dar una medicina para el síntoma, pero sabe bien que la causa raíz es realmente el problema principal y hasta que no se ataque el problema de raíz, ese problema seguirá. Así mismo el mecánico o el eléctrico no se pasa el tiempo ocupándose del síntoma, sabe bien que debe encontrar la causa raíz para solucionar el verdadero problema. Sin embargo en las iglesias se habla tanto del síntoma, tanto del placebo o medicina temporal, se habla tanto de la solución temporal pero no se habla de la causa raíz y de la solución permanente del problema que es Cristo.

 

                No me mal entiendas. No estoy a favor del pecado, porque el pecado trae por si solo condenación y muerte, ¿para que exaltar mas la obra del pecado?, sino que debemos exaltar la obra de Jesucristo. Debemos predicar como Cristo predicó y no condenar como tampoco Cristo lo hizo. Cristo predicó del amor con su ejemplo, el mundo ya está condenado, no necesita más condenación. Necesita conocer de la gracia y el amor de Dios. Así alguien que sigue en el error, no ha entendido el amor de Cristo. Fue el amor y la gracia que transformó a los discípulos hasta el último minuto. No fue la condenación de una vida vacía y sin esperanza. Pedro después de negar a Cristo tres veces, fue confrontado con el amor, no por su pecado.

 

II.- Reinando sobre el pecado como hijo de Dios

 

                Una filosofía que se ha infiltrado en la iglesia es pensar que la santidad es algo que se logra por no pecar. Una vez más, no estoy a favor del pecado, necesito explicarte realmente lo que dice la Biblia. Lo que digo es que la filosofía se infiltró a la iglesia, porque en la iglesia se habla más del pecado, que de la solución. Es decir exaltamos mas la gravedad del pecado, y le damos todo el poder al pecado, de tal manera que el pecado tiene poder para robarte la salvación, la santidad, atemorizarte, te roba el derecho de ser llamado hijo de Dios y así anulamos la obra de Cristo y esta filosofía te mantiene engañando, alejado de la verdad.

La biblia dice:

"Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios". Hebreos 12:14-15

                Sabias que este pasaje es de los que mas mal se aplican por muchos predicadores. Este pasaje habla de no rechazar la gracia o regalo de Dios inmerecido, dentro de los cuales está la paz y la santidad. Déjame explicarte ¿Crees que tú puedes producir o lograr la paz de Dios en ti? Entonces... ¿Crees que tu puedes producir o lograr la santidad en ti?... Quita por completo a Cristo y entonces dime cuando puedes lograr santidad. ¿O puedes depender de la obra de Cristo, o sea de su gracia para que el te provea de su paz y santidad? Muy por el contrario cuando tú deseas ganar la gracia de Dios o crees que te la mereces, es cuando te das cuenta que las cosas no te salen bien, pero te puedes mantener un largo tiempo engañado.

 

¿Cómo ves tú el pecado? ¿Sera la causa raíz del problema? ¿Sera más grande el pecado que la paz y la santidad que Dios te puede dar de tal manera que venzas al pecado? ¿Entonces el pecado es el vencedor aun más que Jesucristo? Dios le dio una respuesta muy breve a Caín sobre su pecado:

 

«¿Por qué estás tan enojado? —preguntó el Señor a Caín—. ¿Por qué te ves tan decaído? Serás aceptado si haces lo correcto, pero si te niegas a hacer lo correcto, entonces, ¡ten cuidado! El pecado está a la puerta, al acecho y ansioso por controlarte; pero tú debes dominarlo y ser su amo». Génesis 4:6-7

 

                En otras palabras, aunque eres pecador todavía eres el amo y señor, no lo es el pecado, a menos que tu le cedas el dominio comenzando por tu mente. ¿Por qué no pensamos igual que Dios respecto del pecado?. Le hemos cedido el dominio al pecado que ya pensamos que el pecado es el que domina. Tú eres el amo, eres el señor, no es el pecado. El hijo de Dios es amo del pecado, muchas veces cometemos pecados, pero nunca cedemos el control y el dominio al pecado en nuestra mente.

  

                Todos sabemos que después de esto Caín mato a Abel, y aun así Dios no lo mató a pesar de ser un asesino, pero Cain permitio que el pecado lo controlara. Dios tampoco le dijo, no vayas a matar a tu hermano, ¿Pero crees que Dios lo ignoraba? El mensaje más importante de Dios fue: "Serás aceptado si haces lo correcto". Para esto debemos pensar si Caín había pecado antes o no al ofrecer una ofrenda diferente a la que agradaba a Dios. Crees que Dios rechazó a Caín por no darle una ofrenda agradable a él o simplemente Caín se dejo dominar por el pecado pero pudo enderezar su comportamiento. Mas bien el pecado le hizo creer que no había otra salida, pero no se dejo enseñar por Dios. Si Caín hubiera aprendido, el hubiera hecho lo mismo que Abel y también hubiera recibido el gozo de agradar a Dios ¿o crees que Abel no cometía pecados también? Cuando nos aferramos a nuestros pensamientos o filosofías erróneas no esperaremos otra cosa sino el fracaso.

                Debemos pensar a la manera de Dios y no a la nuestra. El pecado quiere controlar nuestra mente porque quiere dominar y ser obedecido. Pero debemos enseñarle al pecado que nosotros seguimos siendo los amos, los señores, los que dominamos con la verdad. !No hay pecado que te pueda mandar al infierno, cuando conoces la verdad, la mentira no tiene poder sobre ti!.

Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud. He aquí, yo Pablo os digo que si os circuncidáis, de nada os aprovechará Cristo. Y otra vez testifico a todo hombre que se circuncida, que está obligado a guardar toda la ley. Gálatas 5:1-3

 

                Por decir un ejemplo, el pueblo de Israel llegó a pensar que algo tan sencillo como la circuncisión te podía mandar al infierno porque para ellos era pecado en su mente. Cuando alguien piensa que por no circuncidarse está cometiendo pecado, entonces el no circuncidarse te manda al infierno. !Lo mismo pasa con cualquier pecado!. Cuando conocemos que Cristo ya nos hizo libres, no necesitamos otra cosa que a Cristo.

 

CONCLUSION:

                Como hijo de Dios, nadie puede catalogarte como pecador, nadie tiene el derecho de descalificarte y privarte de tu premio, ni mucho menos decirte que no eres santo o predicarte que logres tu propia santidad o que te esfuerces por merecer la bendición. Como hijo de Dios eres heredero de la naturaleza de Cristo y todas sus promesas. El pecado no tiene poder de ti y pierde poder en ti cada vez más cuando entiendes más el poder de Cristo. Cuando alguien te predica que eres pecador te dice que no mereces la gloria de Dios, te predica que eres incapaz de recibir bendición y está negando la naturaleza de Dios en ti. Está negando la obra de Cristo, ¡te está privando del premio mayor!.

 

Dios nos traslado al reino de su hijo Jesucristo para que tengamos una mentalidad propia de un hijo del Rey, y por medio de esa mentalidad real venzamos al pecado que quiere reinar en nuestra vida. El pecado no tiene poder sobre ti, tu reinas como hijo del Rey.

 

"Pues el pecado de un solo hombre, Adán, hizo que la muerte reinara sobre muchos; pero aún más grande es la gracia maravillosa de Dios y el regalo de su justicia, porque todos los que lo reciben vivirán en victoria sobre el pecado y la muerte por medio de un solo hombre, Jesucristo". Romanos 5:17

 

¡Es más grande la gracia maravillosa de Dios y el regalo de su justicia! Ahora puedes adorar a Jesucristo por su sacrificio, y llenarte de su Espíritu y por medio de su Espíritu recibir de su naturaleza.

 

                Recuerda no estoy a favor del pecado, el pecado trae por si solo condenación y muerte, pero su gracia es más grande y su amor. ¿Para qué exaltar más la obra del pecado?, ¡como hijos de Dios debemos exaltar la obra de Jesucristo!. Debemos predicar como Cristo predicó y no condenar como tampoco Cristo lo hizo. Fue el amor y la gracia MARAVILLOSA que transformó a los discípulos. No fue la condenación de una vida vacía y sin esperanza. ¡Fue por conocer a Cristo lleno de gracia y de verdad!

 

Da gracias a Dios por su amor y su infinita gracia!!Que Dios te ayude a caminar en esta verdad! Bendiciones para tu vida. !Recibe la abundancia de la gracia y el don de la justicia por medio de Jesucristo!.
!Cristo es digno de toda la honra y el honor!

Bendiciones y escribeme con tu comentario.

Escrito por Abdiel Salas.

Abdielsalas@live.com

www.abdielsalas.obolog.com

Bendiciones!

 

{
}
{
}

Deja tu comentario !Nadie os prive de vuestro premio!

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.