Avisar de contenido inadecuado

Me ungió Jehová

{
}

 

Seguimos con Isaías 61 - Jesus el ungido – Parte 2.

 

“El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová.” Isaías 61:1

 

¡El propósito de Dios para tu vida es lo más importante!. Que tú puedas descubrir o experimentar este año, el año agradable de Dios. No hay nada que se pueda comparar a vivir bajo la aprobación de Dios y el diseño de Dios para ti. Jesus descubrió su propósito y su razón de ser y gran parte de ese propósito estaba ya plasmado en las escrituras. El resto él lo tuvo que descubrir. En ese aspecto para nosotros es igual de importante descubrir  nuestro propósito y nuestra razón de ser. Esa razón de ser de algún modo está grabado en tu ser. ¡Es la única manera de ser feliz!. ¡Ya está contigo! Dios la deposito en tu interior.

 

La biblia usa el término único para describir el propósito de las personas y lo denomina la “unción”. Aunque el termino unción significa untar literalmente, realmente detrás de la unción con aceite, esta la intensión de escoger o asignar a una persona o algún objeto como se hacía en el tabernáculo. La unción significa escogidos para  una tarea especial.

 

El tabernáculo por lo general contenía objetos ungidos para un propósito y uso muy especial determinado por Dios. En el caso del tabernáculo estaba la unción con aceite y la unción con la sangre. El acto de rociar un objeto con la sangre del los corderos sacrificados conllevaba más que la unción física, la elección para servir con un propósito bien definido, y más que un significado, era la designación oficial en un tiempo especial para realizar una función especial.

    

 

La unción de Jesus

 

La biblia dice las funciones del Mesías, es decir el propósito para el cual Jesus el Mesías fue enviado a este mundo. (Para esto estaremos analizando paso a paso Isaías 61). Estas funciones no se limitan al tiempo y el espacio, pero deben ser administradas para el propósito divino en el tiempo correcto. La mayoría de las personas no se percatan de este principio. Particularmente solo las iglesias hablan de esto, muy pocos fuera de los creyentes en Dios y su hijo Jesucristo, hablan de tener un propósito especifico.

 

La unción es la elección de Dios para un propósito especial. Así la unción trabaja en cada uno de nosotros de manera única. La unción de Jesus es un ejemplo, la biblia dice que todos los que hemos aceptado su sacrificio y hemos creído por fe, ahora somos hijos de Dios. Este principio se cumple ya que todos tenemos un llamado a servir o realizar una función.

 

Jesus entendió y aprendió de estos principios desde temprana edad. Hoy en día se nos hace muy difícil porque pocas iglesias hablan de cómo poner a trabajar esta unción que ya está depositada en cada uno de nosotros. La mayoría de los círculos religiosos hacen procedimientos complicados y hasta ponen múltiples requisitos para llegar a pertenecer a uno de esos círculos religiosos.

 

 

Me ungió Jehová

 

Jesus dijo ‘me ungió Jehová”, Dios es el que unge y destina a las personas el propósito. Dios es el que da el poder para llevar a cabo el propósito. La unción viene de Dios, es necesario estar en armonía con Dios Padre para llevar a cado la función que Dios ha destinado para ti.

 

“El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová.” Isaías 61:1

 

La unción es Dios mismo trabajando contigo para llevar a cabo las obras que Dios desea. Jesus dijo que separados de él nada podemos hacer. La unción es una dependencia total en Dios. Es el Espíritu de Dios obrando en tu vida para lograr el propósito divino.

Te ungió Jehová

 

Jesus reconoció que la unción viene de Dios, la elección viene de Dios, nadie puede robar ese propósito. Podrán estorbar, podrá querer impedir, pero no van a evitar que la unción de Dios haga o produzca en ti lo que Dios quiere hacer. La unción ya estaba con Jesus desde su nacimiento. ¡La unción ya está contigo desde antes de tu nacimiento!

 

La unción de sanidad, la unción de animarte, la unción de glorificarte, la unción de santificarte solo viene de Jesucristo, es por eso que estaremos analizando parte por parte de Isaías 61. ¿Tú tienes la unción de Jehová? Si has aceptado la verdad de Dios a través de la obra de Jesus en tu vida, tienes la unción. Y puedes decir me “ungió Jehová, me ungió Jehová, me ungió Jehová”.

 

Padre yo te pido que actives la unción que hay en cada persona que tú has escogido para que reciba esta verdad en esta hora. Activo la palabra de verdad, la palabra de fe, para que tus hijos e hijas reciban en esta hora esta verdad. Que estén consientes de la unción de Jesus y la unción de ellos mismos ministrando sus vidas y otra vidas. En el nombre de Jesus. Amén.

 

¡Jesus tiene un propósito y tú tiene un propósito y una misión que cumplir, descubre tu unción!

 

Bendiciones

 

Abdiel Salas, escóbeme si tiene dudas o comentarios.

 

abdielsalas@live.com

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Me ungió Jehová

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.