Avisar de contenido inadecuado

Todo lugar que pisare la planta de vuestro pie será vuestro

{
}

  TAGS:

Le doy gracias a Dios y al Espíritu Santo por recordarnos las promesas. Estando en oración hace varios meses el Señor me recordó estos pasajes. Posteriormente se vinieron muchas pruebas que todavía continúan pero si no fuera por esta promesa tal vez mi vida estaría vacilando.

No es casualidad que Cristo fue crucificado de sus pies, Satanás siempre quiso destruir los planes de Dios. Satanás esta ensañado con nosotros los hombres porque Dios lo desecho y sabe que va a ser destruido. Cuando Cristo fue crucificado y clavados su pies, Satanás se reía porque sabía que había destruidos los planes de Dios, pero el mismo se engaño, porque no sabía que todas las cosas que Jesus hacia era para devolvernos el poder para vencer a Satanás.

 

Satanás siempre quiere robarnos la bendición de cumplir nuestros llamados y propósitos, la manera de hacerlo es quitándonos el territorio que Dios nos entregó. Dios nos ha dado el llamado pero también nos dio el territorio donde debemos ejercer nuestro llamado.

 

Esta promesa Dios se la dio tanto a Moisés como a Josué. Moisés y Josué simbolizan el llamado que cada uno tiene. No sé si hay otros personajes tan importantes para cumplir los propósitos de Dios como Moisés y Josué. Estos dos personajes son los que más nos pueden inspirar para conocer nuestros llamados. Si estudiamos cada detalle no solo vemos su vida completa pero vemos como Dios les fue dando un crecimiento y una madurez hasta convertirse en grandes líderes.

 

 La verdad de las cosas es que esta promesa es para todos los hijos de Dios que creemos su palabra.  

 

“Todo lugar que pisare la planta de vuestro pie será vuestro; desde el desierto hasta el Líbano, desde el río Eufrates hasta el mar occidental será vuestro territorio”. Deuteronomio 11:24

 

En cierta manera todos somos un Moisés (Libertador) y todos somos un Josué (salvador), Jesucristo lo es, Dios nos llamó para que fuéramos igual que Jesucristo.

Yo os he entregado, como lo había dicho a Moisés, todo lugar que pisare la planta de vuestro pie”. Josué 1:3

 

Para lograr nuestros llamados necesitamos un territorio. Ese territorio Satanás lo ha peleado y se ha adueñado de él. Cuando Cristo murió en la cruz y fue clavado en sus pies y el nos devolvió el poder que Satanás nos robo de poseer las puertas de nuestros enemigos.

 

“De cierto te bendeciré, y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que está a la orilla del mar; y tu descendencia poseerá las puertas de sus enemigos”. Génesis 22:17

 

La lucha nos será fácil pero si habrá conflicto, la victoria está garantizada pero si habrá lucha:

 

“Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar”. Génesis 3:15

 

Cuando Cristo derramó su sangre y sus pies fueron clavados y atravesados, el nos devolvió la libertad de poseer las puertas de nuestros enemigo, de entrar y poseer la tierra que habíamos perdido.

 

“Sobre el león y el áspid pisarás; Hollarás al cachorro del león y al dragón. Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré; Le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre”. Salmo 91:13-14

 

Satanás no te puede detener, Moisés hizo la gran tarea de acercar a los millones de Israelitas a la tierra prometida haciendo lo imposible al cruzar  el mar rojo. Josué los introdujo a la tierra de la bendición. Jesus y el Espíritu Santo son nuestra ayuda para no solo llegar a los límites o a las puertas del territorio prometido por Dios, si no que podemos entrar y poseer la tierra.

 

Oración:

Padre declaramos la unción de tu poder y de tu Espíritu Santo sobre nuestros pies para poseer la tierra que nos diste. Tu sangre fue derramada para que pudiéramos andar en los caminos y poseer la tierra que nos diste. Ahora Señor echamos fuera todo espíritu territorial que quiera adueñarse de nuestro territorio.

Padre creemos en tu palabra y declaramos bendición sobre nuestros padres y nuestros hijos, y declaramos que vamos a poseer la tierra que nos diste por tu promesa. ¡Todo lo que pisare la planta de nuestros pies será nuestro!, ¡Todo lo que pisare la planta de mis pies será mío! ¡Todo lo que pisa ahora mismo la planta de mis pies es mío! El enemigo está vencido y su lugar es debajo de mis pies. Hasta que tu lo destruyas por completo.

 

Dios les bendiga y caminen confiados en sus promesas.

 

Bendiciones mil.

Abdiel Salas

abdielsalas@live.com

 

 

 

{
}
{
}

Comentarios Todo lugar que pisare la planta de vuestro pie será vuestro

Dios le bendiga, amado hermano en Cristo, la honra y la gloria sea para Dios, este mensaje ha sido de gran bendición para mi vida, ya que ahora mismo estamos clamando a Dios por nuestra casa en la que vivimos, ya que está en conflicto.
Pero la honra y la gloria sea para Dios, su mensaje me confirma que debemos seguir adelante, confiando en EL TODOPODEROSO. que él está peleando nuestro conflicto, él nos dará la victoria en el nombre de JESÚS su hijo amado.
Dios lo siga bendiciendo, y le pido que nos incluya en sus oraciones.
Saludos Cordiales
Damarys Samaniego Damarys Samaniego 11/04/2015 a las 17:46
Desde Panamá, Bendiciones muy interesante el tema todo lo que pisare la planta del pie.
Deysi Deysi 12/04/2017 a las 00:54

Deja tu comentario Todo lugar que pisare la planta de vuestro pie será vuestro

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.