Avisar de contenido inadecuado

La Justicia de Dios revelada

{
}

 

 

“Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá”. Romanos 1:17

 

El evangelio es difícil de entender por eso necesita ser revelado. Es decir, no basta con saber o leer lo que la biblia dice, si no que necesitamos escuchar la voz del Espíritu. ¿Por qué cuatro evangelios para una misma verdad? Tal vez los cristianos necesitamos cambiar la palabra justicia de nuestro diccionario. ¿Quién no ha escuchado la expresión “no es justo”?. Cuando nos referimos a lo que a nuestra manera de ver es justo, normalmente significa que esperamos que se nos trate con parcialidad, con equidad o igualdad. Por ejemplo si yo tengo dos hijos, la justicia humana seria dividir  una manzana en dos partes exactamente iguales, con las mismas condiciones y así repartirla equitativamente. Pero el concepto de justica para Dios no es igual. Es mas en la justicia de Dios se repartía el doble al hijo primogénito. ¿Te das cuenta?  La justicia de Dios tiene que ser revelada si no la entiendes.

  TAGS:

Para entender la justicia de Dios debemos salir del concepto habitual de justicia asociado a nuestra mente y la que todo mundo conoce. En México esta palabra está muy devaluada, siempre al escuchar la palabra justica lo primero que uno piensa es en el poder de la fuerza de la justicia como algo negativo. Normalmente pensamos en ir a una corte y por el solo hecho de estar delante de una corte, generalmente el que va y no tiene un poder extra, solo va a perder, no importa si eres inocente o no. De tal manera que en la mayoría de las personas la justicia tiene un valor degradado y hasta nos da pavor escucharla. ¡No queremos este tipo de justicia humana!.

 

Sin embargo entender el lenguaje espiritual de la biblia es muy diferente, aun cuando es un tanto complicado, es decir el concepto de justicia de Dios necesita ser revelado o explicado. Ya sea que alguien te lo explique con palabras comprensivas o bien que Dios te lo haga entender. Cuando Dios te lo da a entender te das cuenta que el evangelio estaba en la mente de Dios desde un inicio, desde Adán y Eva.

 

Dios en su infinita sabiduría dio muchos ejemplos para que pudiéramos entender, aun así se nos hace muy complicado. En el tabernáculo por ejemplo en el lugar más sagrado llamado “lugar santísimo”, estaba el arca del pacto. Esa arca contenía el maná, las tablas de la ley y la vara de Aarón, esa arca tenía una tapa o cubierta llamada la “propiciación o silla de misericordia” toda cubierta con oro.

 

Una vez más, la justicia humana seria decir que si dos personas comparten una deuda, representaría que cada quien pague un 50%. Esa sería una manera de aplicar la justicia. Pero cuando hablamos del evangelio esa justicia no funciona. De tal manera que la justicia a la que se refiere la biblia necesita ser revelada o entendida a la luz de ejemplos prácticos de la biblia. La justicia de la que habla la biblia dice que es por fe y para fe. Eso elimina el concepto que tenemos de equidad en la justicia.

 

La mente y la carne, es decir mis instintos no pueden creer esta verdad, es demasiado buena para creerla. La naturaleza del hombre es pecar, es apartarse de las cosas de Dios, estar vacio de la bendición de Dios. ¡Totalmente apartado de Dios!. Cuando negamos a Dios y no queremos ver el poder de Dios estamos extraviados completamente. Y entonces la justicia de Dios que aplica es la siguiente:

 

“Quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican”. Romanos 1:32

 

Entonces la naturaleza del hombre reconoce que los que están apartados de Dios son dignos de muerte. ¡Su propia naturaleza les indica eso!. Pero hay algo en esas personas que hasta se complacen en seguir esos caminos. Es un ciclo de pecar y estar apartados de Dios.

 

Veamos como aquí está operando la justicia de Dios. “Apartados de mi nada podéis hacer…”, “Nadie viene al Padre si no es por mi…” “Yo soy el camino, la verdad y la vida”

 

Volviendo al arca del pacto que estaba en el lugar más exclusivo de la presencia de Dios, la tapadera del arca del pacto se llamaba “propiciatorio”. Otro nombre es tapadera o cubierta donde los pecados eran cubiertos por medio de la sangre rociada. Dentro del arca había tres elementos:

 

“Ahora bien, aun el primer pacto tenía ordenanzas de culto y un santuario terrenal. Porque el tabernáculo estaba dispuesto así: en la primera parte, llamada el Lugar Santo, estaban el candelabro, la mesa y los panes de la proposición.  Tras el segundo velo estaba la parte del tabernáculo llamada el Lugar Santísimo,  el cual tenía un incensario de oro y el arca del pacto cubierta de oro por todas partes, en la que estaba una urna de oro que contenía el maná, la vara de Aarón que reverdeció, y las tablas del pacto;  y sobre ella los querubines de gloria que cubrían el propiciatorio; de las cuales cosas no se puede ahora hablar en detalle. Hebreos 9:1-5

 

  TAGS:

 

La vara de Aarón representa la autoridad de Dios o autoridad puesta por Dios. Contra la autoridad de Dios es que podemos cometer el pecado de rebelión. Las tablas de la ley representan todo el pecado que podemos cometer de todo tipo en contra de Dios y de los hombres. Y el maná representa toda la palabra de Dios, contra la cual podemos cometer todo tipo de iniquidad al torcer la palabra de Dios y desobedecer. Estos tres tipos de pecado nos separan de la gloria de Dios.

 

Ahora bien en todas las religiones del mundo la mejor vida o vida después de la vida se gana con meritos propios, es decir hay requisitos y condiciones para llegar a recibir el premio de una vida mejor. Es decir la mejor vida se gana mediante meritos y esfuerzos propios. Algunos inclusive dependiendo de lo bueno que has sido, así es la recompensa que recibes. En muchas religiones son tan estrictos que la mayoría se quedan fuera de cumplir con sus parámetros. En algunas religiones hasta la gente se auto-castiga para merecer alguna bendición.

 

Dios sabe perfectamente que nadie es capaz de cumplir con la ley, nadie es capaz de respetar cien por ciento la autoridad de Dios y nadie es incapaz de cometer iniquidad. Por lo cual todos estamos excluidos de la gloria de Dios. No hay nadie que no peque. Todos salimos reprobados o somos incapaces de alcanzar la gloria de Dios. No hay ninguna bendición que nos pueda alcanzar si fallamos con este tipo de pecados. Ahora veamos quien es Jesus y porque Jesus fue exaltado a el lugar mas prominente en el reino de los cielos.

 

 

Jesus dijo: Yo soy el mana que descendió del cielo, yo soy el pan de vida, mis palabras son espíritu y son vida (son ley), y también dijo: Toda autoridad me es dada en el cielo y en la tierra. ¿Ves como todas las cosas se cumplen en Jesus?. Pero eso no es todo, esa tapa o cubierta representa a Jesus también, esa tapa o cubierta necesitaba ser rociada de sangre de machos cabríos y toros que no podían hacer perfectos a los que ofrecían sacrificio.

 

 

“Porque la sangre de los toros y de los machos cabríos no puede quitar los pecados. Por lo cual, entrando en el mundo dice: Sacrificio y ofrenda no quisiste;  mas me preparaste cuerpo. Holocaustos y expiaciones por el pecado no te agradaron. Entonces dije: He aquí que vengo, oh Dios, para hacer tu voluntad, Como en el rollo del libro está escrito de mí. Diciendo primero: Sacrificio y ofrenda y holocaustos y expiaciones por el pecado no quisiste, ni te agradaron (las cuales cosas se ofrecen según la ley),  y diciendo luego: He aquí que vengo, oh Dios, para hacer tu voluntad; quita lo primero, para establecer esto último. En esa voluntad somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre. Y ciertamente todo sacerdote está día tras día ministrando y ofreciendo muchas veces los mismos sacrificios, que nunca pueden quitar los pecados; pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios, de ahí en adelante esperando hasta que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies; porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados”. Hebreos 10:4-14

 

No puedo agregar ni quitar más a esta explicación. La sangre del sacrifico de animales nunca pudo satisfacer la demanda de Dios para perdonar el pecado de la humanidad. Esos sacrificios nunca fueron suficientes. Solamente la sangre de Cristo cumplió satisfactoriamente con los requisitos de Dios. Por eso mismo Jesucristo es la propiciación o la cubierta o el pago de nuestros pecados. El mismo pago la deuda que teníamos, el mismo cubrió las faltas que teníamos.

 

 “Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá”. Romanos 1:17

 

“A quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados”. Romanos 3:25

 

Gracias a la paciencia de Dios Padre es que ahora sabemos que Jesucristo es nuestra justicia. Yo nunca seré justo, pero tengo a Jesucristo y él me hace justo. El me hace justo y me hace apto para entrar a adorar a Dios. Me hace justo delante de Dios. No hay nada que yo pueda hacer para lo que Cristo ya lo hizo de tal manera que la vida de un cristiano es una vida de constante adoración. No podre cumplir con la ley, no seré un perfecto obediente, no cumpliré con todas las demandas de Dios. Entonces...

 

 ¿Qué podemos hacer si nosotros somos incapaces de lograr todo eso y por eso mismo el ya hizo todo por nosotros? Lo único que podemos hacer es recibir de él lo que el mismo gano en la cruz y adorarle por tal motivo. ¿Quieres venir a los pies de Jesus y decirle aquí estoy Señor? Recibo tu justicia por fe y para fe. Por fe, porque lo acepto y para fe para aprender y dejarme guiar a lo mejor que tienes para mí.

 

¡Bendice el nombre de Jesus con todas tus fuerzas! Jesucristo es la máxima expresión de justicia, el todo lo que hizo, lo que represento y lo que hace hoy mismo es justicia, esa justicia está disponible para ti y se recibe creyendo en el yaceptando su sacrificio en la cruz.

 

El es la propiciación (el pago) por todos tus pecados, fue puesto como pago por tus pecados y errores, esa sangre rociada habla para justificarte. Ahora eres aceptable delante de Dios y tu fe cuenta para Dios.

 

“Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá”. Romanos 1:17

 

Ahora esa fe habla de tu justicia y lo apto que eres para recibir el amor de Dios y participar de todas sus bendiciones.

Vive por fe y recibe la vida por medio de creer en el autor de la fe.

 

¡Bendiciones!

Escribeme si fue de bendicion para tu vida. 

Abdiel Salas

abdielsalas@live.com

 

 

 

{
}

Álbum de fotos de La Justicia de Dios revelada

2 de 2

Ver fotos de La Justicia de Dios revelada

{
}

Comentarios La Justicia de Dios revelada

Me pareció muy bien a tu página en su correo otimo ok
cristiano rafael junior cristiano rafael junior 18/03/2014 a las 16:15

Deja tu comentario La Justicia de Dios revelada

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.