Avisar de contenido inadecuado

Somos la justicia de Dios

{
}

 

“Cristo no cometió pecado alguno; pero por causa nuestra, Dios lo hizo pecado,para hacernos a nosotros justicia de Dios en Cristo". 2 Corintios 5:21

 

La palabra justicia tiene una connotación muy diferente a la que comúnmente conocemos. Los judíos tienen como costumbre cuando celebran el Sabath, apartar una cantidad pequeña de dinero. A esto le llaman “justicia” y lo juntan para posteriormente donarlo a un necesitado. Guardan una cantidad de dinero o regalos en una caja que le llaman limosnas o justicias. Al final de un año compran un regalo o hacen alguna donación para alguna familia necesitada. Me llama la atención el porqué a este dinero destinado para ayudar  algún necesitado le llaman justicias.

 

Cualquier ayuda que nosotros podamos dar también la biblia los llama actos de justicia. Ahora bien conociendo la palabra de Dios sabemos que hacemos estas justicias no para que Dios nos bendiga y cubrir nuestros pecado, sino que las hacemos porque Dios ya nos bendijo. Sabemos que esto es lo correcto. Jeremías 23:6 dice que Dios es nuestra justicia:

 

“En sus días será salvo Judá, e Israel habitará confiado; y este será su nombre con el cual le llamarán: Jehová, justicia nuestra.” Jer 23:6

 

Esa justicia nuestra vino a través de Jesucristo, ahora tu y yo podemos ser llamados justicia de Dios. Por tener a Cristo en nuestro corazón. La justicia de Dios nos hace aptos, nos hace perfectos, justos, eso quiere decir que Dios nos hace aceptables para él. Somos aceptables y aptos para Dios.

¿Cuántas veces has sentido que no eres apto para Dios? ¿Cuántas veces has sentido que no mereces la bendición de Dios? ¿Cuántas veces te has sentido inmerecedor del perdón y la gloria de Dios?

 

 

“Cristo no cometió pecado alguno; pero por causa nuestra, Dios lo hizo pecado,para hacernos a nosotros justicia de Dios en Cristo". 2 Corintios 5:21

 

 

Cristo no merecía morir, el es el hijo de Dios y cuando fue a la cruz se hizo el pecado, el pecado que nosotros éramos.  Dios lo castigo como un pecador y todos los pecados del mundo cayeron sobre él y de esa manera toda la fuerza y castigo de Dios cayó sobre él. Todo castigo fue puesto en Jesus hasta llegar a la muerte. La biblia dice que la paga del pecado es muerte, así Jesus pago con su muerte, la muerte que tu y yo merecíamos. El en cambio nos hizo justicia, nos dio el regalo de la vida y de la justicia misma.

 

Jesus es el hijo de Dios y no merecía el castigo y mucho menos la muerte. Pero el ya pago el precio de nuestra maldad o injusticia. El por ser el hijo de Dios y sin pecado, con esa muerte en la cruz pago por todos los pecados de la humanidad. Ahora tú y yo no solo somos justos, sino que somos la justicia de Dios. ¿Ves como es el regalo de la justicia?. Es decir, debemos proyectar esa justicia que se hizo en nosotros y ensenar a las personas a recibir esa justicia.

 

Ahora tú y yo somos representantes de la justicia divina. No merecemos la bendición, no merecemos la sanidad, no merecemos la salud, no merecemos la riqueza, no merecemos el bienestar, no merecemos la prosperidad pero es a través de la muerte de Jesus en la cruz que tu y yo merecemos esas bendiciones. Y por lo tanto todo aquel que se considere pecador y que necesita de la justicia de Dios a través de Jesucristo, ahora somos aptos.

 

Una vez recibida esa justicia, es irrevocable, ya no tiene retorno. Es un regalo infinito y definitivo, tú y yo ahora somos la justicia de Dios. Ya no somos injustos ni pecadores ni inaceptables. Ahora somos completamente aptos para la bendición. Eso es lo que significa ser justificados. ¿Entiendes el regalo de la justicia? ¿Comprendes porque es tan importante entender su regalo de justicia? ¿Ves la importancia de creer lo que sucedió en la cruz? No solo ganaste la entrada al cielo, sino que recibiste también el regalo de ser justo, apto, completamente listo para recibir de Dios sus bendiciones.

 

 

“Cristo no cometió pecado alguno; pero por causa nuestra, Dios lo hizo pecado,para hacernos a nosotros justicia de Dios en Cristo". 2 Corintios 5:21

 

La palabra justo se aplica también a todo aquello que es propicio, es decir algo que es tal para cual. Por ejemplo si yo compro unas llantas para mi carro con rin 15 y las llantas deberán ser tamaño 15. Es decir son propicias, quedan a la medida. El tapón o tapa de una botella deberá ser el justo para que la botella no derrame el liquido. Si el tapón queda perfecto sin derramar líquido entonces el tapón es justo o es propicio.

Gracias que Cristo decidió ir a la cruz a pagar mis injusticas, ahora yo recibo el regalo de la justica. Ahora yo soy apto, soy digno, soy propicio, soy perfecto para que Dios obre en mi. ¿Te das cuenta?. No eres propicio o perfecto por lo que hagas, eres propicio porque Dios te hizo propicio o Justo a través de Jesucristo. Si sientes que eres justo por lo que haces entonces eres injusto para Dios. Tu justicia es inaceptable para Dios, por lo tanto eres injusto o inadecuado.

 

“y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia”. Isaías 64:6

 

Pero si Jesucristo es tu justicia, entonces tu justicia es aceptable para Dios. ¿Lo entiendes? Es solo a traves de Jesucrsito que te haces aceptable o propicio.

 

La gente puede ver un pecador en ti y te dice tus errores. Pero Dios ve un justo no por tus actos de justicia sino porque tu justicia se llama Jesucristo. Hoy en día se utilizan mucho los passwords o claves de acceso en las computadoras, son muy comunes. Así para tener acceso a las bendiciones de Dios tu acceso es la palabra “Jesucristo”. ¡Y puedes entrar!

 

Para hacernos a nosotros justicia de Dios en Cristo". 2 Corintios 5:21

 

Jesucristo pago un alto precio por tu justicia, cosa que tú nunca alcanzarías a pagar. Pero el quiere que valores y creas en esa justicia. No creas que eres justo por tus medios, pero no creas que eres injusto, porque Jesus ya lo hizo por ti.

Cuando yo valoro y exalto a Jesucristo y le doy gracias por su regalo de justica, estoy valorando la obra de Jesus. ¿Te crees impuro para merecer de Dios? ¿Te crees que no eres apto para Dios? ¿Crees que no mereces la gloria de Dios?... entonces eres apto y estás listo para aceptar la obra de Cristo por ti en la cruz. Y de esa manera solo tienes que hacer algo, darle gracias y exaltar el nombre de Jesus.

Ahora somos representantes de la justicia de Dios en la tierra, ¿recibes y entiendes la justicia de Dios que es Cristo? ¡Ahora compártela! ¡Ahora extiende esta justicia! ¡Veras que la justicia de Dios se multiplica!

 Eres justo porque Dios te hizo justo y ahora eres la justicia de Dios, esto por lo que Cristo hizo y es. Antes de Cristo la gente era justa por cumplir con los mandamientos o con la ley. Pero nadie lo lograba, la gente sin Dios está perdida pero aun asi queremos ocupar el lugar de Dios, la gente sin Cristo no tiene vida espiritual y física, Jesus es el pan de vida. ¿Ves como tu justica y mi  justicia solo se cumplen en Jesucristo?.

 

Dios te bendiga ricamente.

Abdiel Salas

abdielsalas@live.com

{
}
{
}

Comentarios Somos la justicia de Dios

Señor Jesús, amado Salvador, en esta hora de la mañana he sentido una vez más llegar a Ti, porque estás en mi corazón y razón suficiente para tener una estrecha comunión contigo en todo momento, puedo sentirte mi Señor, puedo sentirme acompañada en mi trabajo, en camino a mi casa, en mi hogar y especialmente cuando mis pies se dirigen al Campo de Tu Viña, a sembrar la buena palabra, aquellas gratas nuevas de salvación que lamentablemente no agrada a la gran mayoría de las personas del mundo.
Entiendo mi Señor porque en un tiempo yo era parte de ellos, y me comportaba como ellos, justamente, les daba con la puerta en las narices a todos aquellos que llegaban a golpear la puerta para hablarme de Ti, o como me disgustaba escucharles predicar en la calle pues no me dejaban oir la tele, me sacaban de lo que estaba, y hoy puedo ver que Tu palabra quieran o no les impacta, y si no fuera así no tendría porqué molestarles, porque vendría  a ser una bulla más de las tantas que hay en medio de la sociedad y en los barrios. Quiero darte gracias mi Señor querido porque no puedo olvidar que un día te cruzaste en mi camino y me invitaste a seguirte, así como Zaqueo que descendió de aquel árbol para recibirte gosozo así también te he recibido gosoza, agradecida porque pude ver que me amaste y perdonaste mis muchos pecados, pasaste por alto mis bajezas y me lavaste con Tu preciosa Sangre, no bastándote me vestiste con vestiduras nuevas y calzaste mis pies con el apresto del evangelio, pusiste la espada en mis manos, Tu palabra mi Señor la que contiene mandamientos, conceptos y preceptos imposibles para el mundo de cumplir, pero cuando Tu llamas mi Señor nos ayudas paso a paso para obedecerte porque Tu palabra es nuestra delicia mi Señor y llenas todo mi ser con ella, me has dado nueva vida, realmente he nacido de nuevo Nicodemo y has puesto en mi nueva visión, diferente a la que tenía en el mundo, hoy puedo gozar de Tu paz mi Señor, de Tu amor, hoy me siento feliz, segura y bendecida. Sin merecerlo, he podido conocer tanta maravilla mi Señor, he visto Tu gloria, he conocido mi Señor que Tu palabra es viva y eficaz, he sido sanada de lo que la ciencia médica me dió por desauciada, hoy puedo ver que la ciencia y la tecnología viene de Ti para bien de la humanidad la entregaste a los hombres, porque no luchan ni quieren tener fe, no están ni ahí con ser espiritual, más gozan de lo material y lo carnal, a lo bueno, llaman malo, y de lo malo, gustan y es cosa de ver las noticias mi Señor del día a día como el enemigo ha ido tomando dominio de familias completas, su delicia son la juventud y los niños, que cautivándoles por medio del alcohol y los amigos poco a pocos les adentra a la droga y una vez que les toma, los comienza a usar en sus fechorías, y luego que les usa les destruye, pues todos terminan en la cárcel, en el hospital o en el Cementerio, aleluya, ese es el fin de los que gustan de servir a satanas el diablo el dios de este siglo, quien ha tomado completo dominio  de este mundo como lo dicen las Escrituras en 2°Corintios cap. 4.versículo 4 que el dios de este siglo ha ido cegando el entendimiento de todos aquellos que aún permanecen incrédulos para que no les resplandezca la luz del evangelio de Jesucristo el cual es imagen de Dios. Aleluya, gloria a Dios. Leer el Libro de Romanos cap.1 es realmente impactante con los acontecimientos diarios pues Dios no se equivoca y habla a tiempo llamando a la cordura al hombre y a la mujer para que sea buscando a Dios ahora que puede ser hallado y le llame en tanto que está cercano. Apocalipsis 1.3 Bienaventurados son todos aquellos que leen y oyen las palabras de esta profecía, y guardan de todo lo que en ella está escrito, porque el tiempo está cerca, hay una promesa para aquellos que gustan de la palabra de Dios y la guardan para llevarla a la práctica. Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, YO también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra. 2°Corintios 5.10 Porque es necesario que todos comparezcamos ante el Tribunal de Cristo para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo. Aleluya, gloria a Dios. Su palabra es verdad y es como un espejo frente a toda persona y que de alguna forma nos llama a una vida plena y diferente de lo que vive el mundo, la vida es pasajera, la vida es como la hierba, viene elviento solano y la seca y luego sirve solo para el fuego, más los que esperan en Jesús tendrán nueva alternativa de vida, pues mejora nuestra vida y nos prepara otra mejor en los cielos. Para Dios sea toda la gloria y honra desde ahora y para siempre. Amen y amen
marcia marcia 10/02/2012 a las 14:45
Oh amadísimo Dios todopoderoso, Jehová es Tu nombre, en esta hora te anhelo a través del dulce nombre que es por sobretodo nombre, el nombre de Tu amadísimo Hijo Jesús, quien se dió así mismo tomando una culpa que no era de El, una sentencia de muerte que pesaba sobre toda la humanidad, por cuanto todos pecamos, estábamos destituidos de la gloria de Dios, más la dádiva de Dios, es Cristo Jesús, Señor nuestro, y muchos son los llamados, más pocos los escogidos, pocos los que disponen sus sentidos al llamado de Jesús, realmente Dios no se equivoca y en Su palabra nos lo dice: 2°Corintios cap.4 vers.4 que el dios de este siglo tiene cegado el entendimiento de todos aquellos que aún permanecen incrédulos para que no les resplandezca la luz del evangelio de Cristo Jesús, el cual es imagen de Dios y que forma mejor es cautivarles a traves de los placeres de la carne, por medio de tradiciones mentirosas para que no escuchen el llamado sino endurecidos los corazones proceden continuar por aquel camino ancho que satanas el diablo, Jesús lo reprenda, ha logrado cautivar a millares por medio de las amistades, el alcohol y la droga y su fruto lo podemos ver a diario a traves de noticias en Tv , radios y Diarios informativos. Escrito también nos lo dejaste Señor para que nos apercibamos de todo lo que está aconceciendo y de lo que viene por acontecer para que los pocos que estamos despiertos, luchando por cierto ante huestes de maldad que hay en el aire y nuestra peor enemiga, nuestra carne, para mantenernos prestas en el espíritu limpiando nuestras vestiduras que son las obras en nuestro quehacer, haciendo por cierto la palabra de Dios la cual nos la dejaste como modelo de vida y sin obligar a nadie nos das libre alverdrío para seguir aquella Senda antigua de la cual nos aconsejas. Señor Jesús, en esta hora nuevamente he sentido llegar a Ti, se que Tu todo lo vez y que nada pasa inadvertido, me haces recordar aquellos trozos de la Biblia cuando hablas del Rey David, cuando llega con el Arca de Jehová y este Rey danzaba al extremo que se le veían sus verguenzas, y Mical su esposa miraba desde una ventana y dicen las Escrituras que ella le menospreció en su corazón, y aquel menosprecio quedó escrito en la Biblia como ejemplo enseñandonos que aún los pensamientos y las intenciones Tu las conoces mi Señor  y ello me llena de gozo y seguridad y me alientas a seguir adelante con Tu ayuda, porque estás en mi corazón mi Señor y quiero honrarte con todo mi ser. has hecho tanto bien a mi vida y me has cautivado mi Jesús, quiero mirarte solo a Ti y seguir Tus Sendas, amar Tu palabra, y luchar por obedecerla, me cuesta Señor, a veces, mucho, me he dado muchos costalazos pero ahí vienes y me levantas y puedo volver a retomar mi senda y seguir adelante porque sea poco o sea mucho que falte Tu vienes Amado Señor a buscar a los que te esperan, y todos aquellos que hoy están muertos en la indiferencia, tendrán también su recompensa, la que ellos por cierto han escogido, el vivir sin Dios y sin ley. Gracias doy mi Señor y todo lo escrito sea para la gloria del Padre, del Hijo y de Tu Santo Espíritu. Amen y amen
Marcia Marcia 15/02/2012 a las 16:37
Este mensaje bendijo mi vida, gracias varón porque con tu mensaje aportas un grano de arena en la obra que desarrollamos en Tolú Sucre- Colombia.
ELI PATERNINA ELI PATERNINA 31/08/2013 a las 04:10
Este mensaje me ha edificado espiritualmente, por la obra perfecta que realizó Jesucristo en la cruz del calvario, quien siendo justo se hizo pecado para redimirme de toda maldad y presentarme justo ante Dios el Padre. Reconozco que, por causa de todos mis pecados, no merecía esa gracia, pero la misericordia de Dios para conmigo, la agradezco de todo corazón. Desde hace tiempo recibí a Cristo y ha sido la mejor decisión de mi existencia. Bendiciones.
Miguel Matos Miguel Matos 07/06/2016 a las 19:19
esta palabra administro mi vida, Dios te bendiga
estamos en el estado de Arkansas pastoreando saludos y bendiciones.
javier Martinez javier Martinez 26/03/2017 a las 18:16

Deja tu comentario Somos la justicia de Dios

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.