Avisar de contenido inadecuado

Jesús lleno de Gracia y de Verdad

{
}

 

 

“Y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por él como quien se aflige por el primogénito.”  Zacarías 12:10

 

El profeta Zacarías escribió esto por inspiración divina tal vez  400 años antes de la venida nuestro Señor Jesucristo a la tierra.  La máxima figura y ejemplo de la gracia la vemos en Jesús quien dio su vida en un sacrificio horrendo para que nosotros podamos hoy recibir las bendiciones de Dios.

 

“Eres el más hermoso de los hijos de los hombres; La gracia se derramó en tus labios; Por tanto, Dios te ha bendecido para siempre.” Salmo 45:2

 

Para entender la gracia hay que ver a Jesús en su obra completa. Cuando el anduvo predicando y haciendo milagros su vida estaba llena de contrariedades y locuras. Ante las cuales sufrió contrariedad, ataques personales e inclusive amenazas de muerte, hasta efectivamente llevarlo a la muerte. En una ocasión Jesús tomó su papel y le dijo a los ancianos “que el que estuviera libre de pecado que tirara la primera piedra”. ¿Cuál sería la sorpresa de la mujer encontrada en pecado?, Nadie se atrevió a tirarle una sola piedra y todos huyeron,  Jesús le dijo a ella “ni yo te condeno, vete y no peques mas”.

 

“Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad”. Juan 1:14

 

Conocer a Jesús en aquel entonces, fue conocer la revelación de Dios a través de una persona, no solo por sus palabras si no por sus acciones.  De ese ejemplo que Jesús dejo, vivimos todos los que hemos creído en Jesús, la máxima expresión de la gracia de Dios es Jesús:

 

“Porque de su plenitud tomamos todos, y gracia sobre gracia. Pues la ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo”. Juan 1:16-17

 

Cuando Jesús anduvo caminando sobre esta tierra vino a revelar la gracia de Dios sobre los hombres, aunque la gracia de Dios ya se había manifestado de muchas maneras anteriormente desde la creación. Pero todavía no se había entendido la gracia de Dios en su totalidad. Jesucristo vino a revelar esa gracia con su vida y su ejemplo de amor.

 

Querer entender la gracia de Dios sin conocer a Jesús, su vida, su ejemplo, su revelación en la palabra de Dios, es como querer entender el universo  sin ni siquiera ir a comprobar las teorías del universo lo cual es muy difícil. He escuchado muchas teorías del universo y suenan muy profundas todas esas teorías, pero carecen de pruebas, nada que se compruebe con hechos. ¡Esa es una realidad que nada esta completamente comprobado!

 

Mas sin embargo Jesús creador del universo vino a darse a conocer, para que pudiéramos gozar de la gracia y la verdad. Sus apóstoles entendieron la gracia y tomaron el ejemplo:

 

“Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios.” Hechos 20:24

 

Pablo llego a desestimar su vida con tal de cumplir con el propósito de Dios. Y la gracia de Dios se manifestaba en su ministerio. El entendió la gracia tal vez como ningún otro apóstol, y escribió:

 

“Por medio de un solo hombre el pecado entró en el mundo, y por medio del pecado entró la muerte; fue así como la muerte pasó a toda la humanidad, porque todos pecaron.Antes de promulgarse la ley, ya existía el pecado en el mundo. Es cierto que el pecado no se toma en cuenta cuando no hay ley;sin embargo, desde Adán hasta Moisés la muerte reinó, incluso sobre los que no pecaron quebrantando un mandato, como lo hizo Adán, quien es figura de aquel que había de venir. Pero la transgresión de Adán no puede compararse con la gracia de Dios. Pues si por la transgresión de un solo hombre murieron todos, ¡cuánto más el don que vino por la gracia de un solo hombre, Jesucristo, abundó para todos!Tampoco se puede comparar la dádiva de Dios con las consecuencias del pecado de Adán. El juicio que lleva a la condenación fue resultado de un solo pecado, pero la dádiva que lleva a la justificación tiene que ver conuna multitud de transgresiones. Pues si por la transgresión de un solo hombre reinó la muerte, con mayor razón los que reciben en abundancia la gracia y el don de la justicia reinarán en vida por medio de un solo hombre, Jesucristo.  Por tanto, así como una sola transgresión causó la condenación de todos, también un solo acto de justicia produjo la justificación que da vida a todos. Porque así como por la desobediencia de uno solo muchos fueron constituidos pecadores, también por la obediencia de uno solo muchos serán constituidos justos. En lo que atañe a la ley, ésta intervino para que aumentara la transgresión. Pero allí donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia, a fin de que, así como reinó el pecado en la muerte, reine también la gracia que nos trae justificación y vida eterna por medio de Jesucristo nuestro Señor. Romanos 5:12-21

 

 

En Lucas 15 vemos a el hijo prodigo que nunca dejo de ser hijo aunque estuvo lejos, el  estaba justificado estando lejos, pero no estaba gozando de las bendiciones de su padre. Aunque era hijo, renuncio conscientemente a las bendiciones que había en la casa del padre. Así son la gracia y la verdad trabajando juntas. Hay falsa gracia y falsa verdad. Pero la gracia y la verdad son Jesús mismo poniendo su ejemplo para ser vivido por nosotros. Usted puede leer esta historia del hijo prodigo, el solo necesito “volver en si”, es decir reflexionar y entender que él era hijo. Eso permitió que se acercar una vez mas a Dios Padre.

Entender la gracia sin entender la verdad es una verdad a medias que te llevara a cometer muchos errores. Aun siendo hijo, eres justificado, eres hijo de Dios, pero necesitas vivir como un hijo cerca de tu padre y en armonía con el padre, que tiene todo en sus manos y hará que vivas como el hijo que él te ha llamado a ser.

Cada vez que decides tener el control de tu vida a tu manera, estas viviendo como el hijo prodigo lejos de tu padre. En esta impactante historia podemos ver, tanto el hijo prodigo como el hermano, recibieron cosas diferentes del padre. Pero los dos necesitaban entender la verdad. Los dos estaban bajo la gracia de su Padre Dios. Lo puedes ver en la represión que el Padre le dio al hermano del hijo prodigo.

 

“Hijo, tú siempre estás conmigo, y todas mis cosas son tuyas. Mas era necesario hacer fiesta y regocijarnos, porque este tu hermano era muerto, y ha revivido; se había perdido, y es hallado.” Lucas 15:31-32

 

Necesitamos llenarnos de esa gracia y de verdad, que solo viene de estar con el Padre y pensar como el Padre y pensar como Hijo. Atento a su voz, escuchando sus palabras, obedeciendo y actuando como verdaderos hijos del rey. Entonces podremos vivir en la verdadera gracia y la verdad. Puedo sentir la emoción que tuvo Juan al escribir:

“Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad”. Juan 1:14

 

Acércate a Jesús en esta hora, acércate al Padre a esta hora y podrás experimentar el cambio y la transformación y podrás decir he visto su gloria y he entendido su verdad.

 

Bendiciones;

 

Abdielsalas@live.com

{
}
{
}

Deja tu comentario Jesús lleno de Gracia y de Verdad

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.