Avisar de contenido inadecuado

La iglesia en crisis

{
}


  TAGS:undefined

                 Hoy en día es fácil encontrar todo tipo de mensajes aparentemente bíblicos por internet de todo tipo de creencias, a cualquier hora y desde cualquier lugar del mundo podemos tener acceso a mucha información. ¡El reto es filtrar e identificar la información correcta! Muchas iglesias predican muchos mensajes equivocados, así un predicador evangélico con miles de oyentes y un ministerio aparentemente exitoso puede parecer lo más atractivo, lo mismo congregaciones pequeñas. ¿Pero que tan verdadero es su evangelio? ¿Cómo podemos estar seguros que se predica la verdad? ¿Qué garantía tenemos que nuestro líder religioso nos lleva a la tierra prometida? Por decirlo así.

Estos predicadores pueden ejercer tal influencia que la mayoría de la gente da por hecho que sus enseñanzas son verdaderas. ¿Hacia dónde les están guiando este tipo de líderes?

 

1.- Síntomas de una iglesia en crisis:  Predican la ley e ignoran la gracia

 

           En la mayoría de las iglesias observo este efecto: que todos los oyentes creen ciegamente en lo que el predicador les enseña, así que, si el predicador es un ignorante, la gente no puede ser sabia y conocedora de la verdad. Un conocido líder de X denominación dice así: “La salvación es gratis, pero llegar al cielo cuesta”. Me pregunto yo: ¿Que es entonces la salvación? ¿Quién le enseño tal barbaridad a este predicador y líder religioso seguido por miles?, la gente le aplaude y toma por un hecho que lo que él dice es la verdad. Entonces tendríamos que borrar muchos versículos de la Biblia que nos hablan de diferente manera.

           Entiendo que ese predicador se ha esforzado, y cree que sus sufrimientos fueron un pago por lo que ahora tiene (Porque él así predica, cuando era pobre y lo que ahora tiene). Cree que las bendiciones se ganan en base de esfuerzo y por lo tanto hoy en día él se merece la aparente bendición terrenal que ahora posee.

           Jesús nunca predicó este estilo de pensamiento, Jesús nunca condicionó los méritos al favor de Dios. Dios en su plan de salvación para la humanidad nunca contempló que la ley Mosaica o la legalidad de mandamientos fuera el medio de Salvación. ¡Verdades a medias, son mentiras también!

 

Pablo lo explicó de esta manera:

“Antes de que se nos abriera el camino de la fe en Cristo, estábamos vigilados por la ley. Nos mantuvo en custodia protectora, por así decirlo, hasta que fuera revelado el camino de la fe. Dicho de otra manera, la ley fue nuestra tutora hasta que vino Cristo; nos protegió hasta que se nos declarara justos ante Dios por medio de la fe. Y ahora que ha llegado el camino de la fe, ya no necesitamos que la ley sea nuestra tutora. Pues todos ustedes son hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús. Y todos los que fueron unidos a Cristo en el bautismo se han puesto a Cristo como si se pusieran ropa nueva. Ya no hay judío ni gentil, esclavo ni libre, hombre ni mujer, porque todos ustedes son uno en Cristo Jesús. Y ahora que pertenecen a Cristo, son verdaderos hijos de Abraham. Son sus herederos, y la promesa de Dios a Abraham les pertenece a ustedes”. Gálatas 3:23-29

 

           Creo que muchos pastores y ministros necesitan entender bien estos pasajes y necesitan dejar de predicar de acuerdo a la ley. Somos herederos y somos hijos de Dios por la fe, no por méritos semejantes a la ley. ¡Mucho menos nos ganamos el derecho de llegar al cielo! Aun, antes de la venida de Cristo y aun estando en la ley, el escritor del Salmo 130 escribió esto:

 

“Señor, si llevaras un registro de nuestros pecados, ¿quién, oh Señor, podría sobrevivir?” Salmo 130:3

 

         Toma en cuenta que esto fue en el tiempo de la ley! Reflexionemos un poco sobre esto: los judíos inmersos en el mensaje de la ley (condenación), y de pronto alguien escribe esto…, y después todos cantaban este salmo, pero pocos lo entendían. ¿Quién le dijo al autor de este salmo que Dios no lleva un registro de nuestros pecados? La ley nos enseña que si hay registro y que nuestros pecados cuentan. Pero el nuevo pacto nos dice que la ley es para los que quieren vivir bajo la ley. Entonces ¿Cómo es que alguien puede negar esto? ¿Cómo es que alguien se atreve a decir lo contrario? El salmista fue inspirado y entendió el carácter de Dios al escribir, no se puede vivir con condenación. Dios no nos condena a la manera de la ley. ¿Pero la iglesia en crisis porque está regresando al mensaje de la ley?. La gran mayoría de las iglesias predica el legalismo como una manera de alcanzar el cielo. ¿En donde nos perdimos Iglesia?

 

2.- La verdadera crisis: Ceguera espiritual de los lideres religiosos

 

            Los judíos son los únicos en tener la ley de Moises, Dios en su plan de vida no nos dio la ley al resto de la humanidad (los gentiles), la ley fue solo para los judíos en un tiempo limitado. Es decir, en términos bíblicos, la ley le pertenece a los judíos solamente. Al resto (gentiles) se nos dio el nuevo pacto, pero también a los judíos se les confió el evangelio de la gracia, el nuevo pacto. Ahora regresemos a Gálatas donde el apóstol Pablo lo explica. 

 

“Ya no hay judío ni gentil, esclavo ni libre, hombre ni mujer, porque todos ustedes son uno en Cristo Jesús. Y ahora que pertenecen a Cristo, son verdaderos hijos de Abraham. Son sus herederos, y la promesa de Dios a Abraham les pertenece a ustedes”. Gal 3:28-29.

 

         Dios no nada más anulo la ley, también anuló el gentilicio. Ya no importa si eres cubano, mexicano, americano, Israelita o ruso… Lo que realmente cuenta es que creas en Jesucristo el hijo de Dios que murió y resucito y pago el precio de tu salvación. Y con ello tu bendición.

 

        Ahora déjame explicarte porque puede que en tu mente todavía exista confusión. Jesús tuvo un encuentro con una persona muy importante y conocedora de la ley llamado Nicodemo. Cuando Jesús le quiso explicar y este no entendió, Jesús le aclaró:

 

Jesús le respondió:

—Te digo la verdad, a menos que nazcas de nuevo, no puedes ver el reino de Dios.

—¿Qué quieres decir? —exclamó Nicodemo—. ¿Cómo puede un hombre mayor volver al vientre de su madre y nacer de nuevo?

Jesús le contestó:

—Te digo la verdad, nadie puede entrar en el reino de Dios si no nace de agua y del Espíritu. El ser humano solo puede reproducir la vida humana, pero la vida espiritual nace del Espíritu Santo. Así que no te sorprendas cuando digo: “Tienen que nacer de nuevo”. El viento sopla hacia donde quiere. De la misma manera que oyes el viento pero no sabes de dónde viene ni adónde va, tampoco puedes explicar cómo las personas nacen del Espíritu.

—¿Cómo es posible todo esto? —preguntó Nicodemo.

Jesús le contestó:

—¿Tú eres un respetado maestro judío y aún no entiendes estas cosas? Te aseguro que les contamos lo que sabemos y hemos visto, y ustedes todavía se niegan a creer nuestro testimonio. Ahora bien, si no me creen cuando les hablo de cosas terrenales, ¿cómo creerán si les hablo de cosas celestiales? Nadie jamás fue al cielo y regresó, pero el Hijo del Hombre bajó del cielo. Y, así como Moisés levantó la serpiente de bronce en un poste en el desierto, así deberá ser levantado el Hijo del Hombre, para que todo el que crea en él tenga vida eterna.

»Pues Dios amó tanto al mundo que dio a su único Hijo, para que todo el que crea en él no se pierda, sino que tenga vida eterna. Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para salvarlo por medio de él.

»No hay condenación para todo el que cree en él, pero todo el que no cree en él ya ha sido condenado por no haber creído en el único Hijo de Dios. Esta condenación se basa en el siguiente hecho: la luz de Dios llegó al mundo, pero la gente amó más la oscuridad que la luz, porque sus acciones eran malvadas. Todos los que hacen el mal odian la luz y se niegan a acercarse a ella porque temen que sus pecados queden al descubierto, pero los que hacen lo correcto se acercan a la luz, para que otros puedan ver que están haciendo lo que Dios quiere. 

 

             Jesus le habla a una persona que defiende la ley, que es lider conocerdor de la ley y mas influyente en la religion judia. Y este es un pasaje largo, pero lleno de mucha explicación por parte de Jesús. Necesitamos maestros a la manera de Jesús, alguien que abra los ojos a lo que otros no podemos ver. Pero esa era la falla, Nicodemo vio a Jesús solo como un maestro, Nicodemo solo conocía la salvación por medio de la ley, por eso no podía ver a Jesus como el salvador del mundo, el hijo de Dios. Aun teniendo a Jesús enfrente no podía verlo como la promesa de Abraham, el hijo de la promesa. Su mente estaba tan inmersa en la ley, y no podia entender los principios espirituales de como la ley te condena y Cristo te salva. Verdades como: el no creer en Cristo te condena, pero aquel que cree en Cristo está libre de condenación.

         Nicodemo creía solo en lo que él podía ver y entender, todo lo quería razonar al estilo de la ley. Todas sus creencias estaban basadas en la ley, no en la fe. Jesús lo invito a ver las cosas de manera diferente, esa manera es espiritual. La manera espiritual es muy sencilla, es creer que la promesa de Dios es verdad. Si Dios lo dijo es verdad, si Dios lo dijo es ley, Si Dios lo dijo no importa que no lo pueda ver, es verdad y se cumple. 

         Cristo el creador y diseñador de todo el universo estaba sentado a su lado, Jesus puso las reglas de cómo funciona este universo. La palabra de Dios es muy clara, si tu o tu pastor o tu líder religioso se empeñan en ver a Jesús solo como un maestro (todo interpretado por un razonamiento carnal al estilo de la ley), ¿cómo vas a poder ver a Jesús como la verdadera bendición para tu vida? Esta clase de crisis es la que la gente vive en las iglesias. Las religiones se empeñan en mostrar a Jesús como insuficiente ante la bendición tan grande de la salvación solo por gracia. Ellos creen y predican que es necesario hacer más y más cosas para ir al cielo. Ellos predican que no basta Jesús, eso es lo que dicen con muchas enseñanzas torcidas. Ellos predican que eres salvo aquí en la tierra, pero nunca llegaras al cielo a menos que te ganes ese privilegio.

¿Estará equivocada la palabra?

“Y ahora que pertenecen a Cristo, son verdaderos hijos de Abraham. Son sus herederos, y la promesa de Dios a Abraham les pertenece a ustedes”. Gal 3:28-29.

 

           Ahora es asunto de pertenencia, Cristo pagó el precio y cumplió la ley para que nosotros pudiéramos ser salvos por gracia. Hoy en día es más popular el evangelio al estilo de la ley, donde la bendición se gana y el cielo se gana. Hoy en día este mensaje es el que más les conviene a muchos predicadores, porque es el que manipula y demanda sacrificios al estilo de la ley. Pero… ¿Cuál es esa promesa para los nacidos de nuevo?...

 

“Obviamente, la promesa que Dios hizo de dar toda la tierra a Abraham y a sus descendientes no se basaba en la obediencia de Abraham a la ley sino en una relación correcta con Dios, la cual viene por la fe. Si la promesa de Dios es solo para los que obedecen la ley, entonces la fe no hace falta y la promesa no tiene sentido. Pues la ley siempre trae castigo para los que tratan de obedecerla. (¡La única forma de no violar la ley es no tener ninguna ley para violar!). Así que la promesa se recibe por medio de la fe. Es un regalo inmerecido. Y, vivamos o no de acuerdo con la ley de Moisés, todos estamos seguros de recibir esta promesa si tenemos una fe como la de Abraham, quien es el padre de todos los que creen. A eso se refieren las Escrituras cuando citan lo que Dios le dijo: «Te hice padre de muchas naciones». Eso sucedió porque Abraham creyó en el Dios que da vida a los muertos y crea cosas nuevas de la nada.” Romanos 4:13-17

 

          Toda enseñanza basada en los principios de la ley es un retroceso para querer vivir de acuerdo a la ley. La ley es muerte, es condenación, trae castigo, esta obsoleta. Nadie puede cumplirla, por eso la ley ya está anulada y ya no sirve para nada. Ahora lo que importa es que seas una nueva creación, con otra mentalidad, nacido de nuevo, con una relación correcta por medio de la fe en Cristo Jesus.

 

“No importa si fuimos o no circuncidados. Lo que importa es que hayamos sido transformados en una creación nueva”. Gálatas 6:15

 

          Hoy en día estamos sumergidos en un evangelio donde admiramos más a las personas, buscamos más a las personas ‘espirituales” que sean nuestro ejemplo. La ley pone en la misma perspectiva a todas las personas, en pecadores y merecedores de condenación. Buscamos más a esos líderes que a Jesucristo mismo, estamos sumergidos en un evangelio donde buscamos la perfección religiosa al estilo de los fariseos en las personas. No centramos nuestra fe en un Dios que ya lo hizo todo por mí. La iglesia en crisis se aleja del mensaje de salvación por gracia, se ha vuelto un mercader de la palabra porque hace negocio con la palabra de Dios.

 

         Líderes, pastores y maestros volvamos a la senda antigua, por donde caminaban Abraham, Isaac y Jacob. ¡Solo por gracia por medio de la fe!. Eso vivamos y enseñemos en los pulpitos, saquemos el mensaje de la ley como Abraham saco a Agar y a su hijo el esclavo. La verdadera transformación ocurre cuando has entendido el mensaje de salvación solo por gracia. Cuando te das cuenta que nada ni nadie alcanzara los estándares de la ley, necesitamos un salvador, un redentor, ese es Jesucristo el hijo de Dios. ¡Ahora podemos vivir agradecidos, en humildad, dependiendo de Dios, sabiendo que nunca cumpliremos los estándares de la ley, Cristo es suficiente para ser salvos y llegar al cielo!!

 

          Esos Nicodemos que andan por la vida tratando de entender el nuevo nacimiento, necesitan saber que Cristo es suficiente, que Cristo ha pagado el precio y la salvación está garantizada para aquellos que aceptan el mensaje de Cristo. Ahora nos hemos revestido con la verdad de la palabra de Dios y hemos depositado toda nuestra confianza en el.

 

          Mi deseo es que la gracia de nuestro Señor Jesucristo reine en tu vida! !Recibe ese regalo de paz y de amor que solo Dios te da, la gran bendicion de ser su hijo e hija!.Da gracias a Dios por su amor y su infinita gracia. !Que Dios te ayude a caminar en esta verdad siempre!. !Recibe la abundancia de la gracia y el don de la justicia por medio de Jesucristo! !Cristo es digno de toda la honra y el honor!

 

Recibe sus bendiciones y escribeme con tu comentario. 

Escrito por Abdiel Salas.

Abdielsalas@live.com

www.abdielsalas.obolog.com

Bendiciones!

{
}

Álbum de fotos de La iglesia en crisis

2 de 2

Ver fotos de La iglesia en crisis

{
}

Deja tu comentario La iglesia en crisis

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.