Avisar de contenido inadecuado

Guiados por el Espíritu

{
}

 

“Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley”. Gálatas 5:18

 

¿Podemos los cristianos estar bajo la ley? ¿Somos realmente guiados por el Espíritu Santo?...  Hace varios años fuimos de vacaciones a una gran ciudad pintoresca del centro de México. Era la primera vez que íbamos y realmente agradezco el consejo de una persona que me dijo: Hay tanto por ver que te recomiendo que contrates un guía el cual te llevara por los puntos más importantes de la ciudad. Eso fue una buena recomendación y una buena sugerencia que seguí, posteriormente pude volver a esos lugares y visitarlos con mayor calma y gastando más tiempo en los lugares que más nos interesaron. La ayuda de ese guía fue clave para aprovechar bien el viaje e invertir el resto del tiempo.

  TAGS:

Ahora bien la palabra Espíritu es la palabra Ruach en el hebreo, la palabra espíritu en minúsculas (que es el espíritu del hombre) es la palabra ruach también en minúsculas. Esta palabra significa viento, aire, aliento, soplo. Cuando Dios hizo al hombre dice que sopló aliento de vida. La palabra en griego es la palabra pnehuma que significa exactamente lo mismo que Ruach.

 

Jesus hablando con un experto religioso y muy bien posicionado miembro de la elite judía, un hombre de renombre llamado Nicodemo. A este hombre Jesus le dijo: 

 

“El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu”. Juan 3:8

 

Si continuas leyendo este capítulo de Juan 3 te darás cuenta que Nicodemo no entendió. Jesus estaba hablando del Espíritu Santo que es el Espíritu de Dios y que reciben los que aceptan a Cristo en su corazón. En otra ocasión cuando Jesus ya había resucitado se le apareció a los discípulos y los comisionó para hacer la voluntad de Dios y les dijo:

 

“Entonces Jesús les dijo otra vez: Paz a vosotros. Como me envió el Padre, así también yo os envío, Y habiendo dicho esto, sopló, y les dijo: Recibid el Espíritu Santo”. Juan 20:21-22

 

Jesucristo murió para que nosotros recibiéramos el Espíritu Santo:

 

“Así que, exaltado por la diestra de Dios, y habiendo recibido del Padre la promesa del Espíritu Santo, ha derramado esto que vosotros veis y oís”. Hechos 2:33

 

El Espíritu Santo es Dios mismo hablando, viviendo dentro de nosotros y relacionándose con nosotros. Como hijos de Dios somos parte de la promesa y dice su palabra:

 

“Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo” Hechos 1:8

 

Ahora bien Jesus dijo que como hijos de Dios debemos pedir el Espíritu Santo:

 

“Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?” Lucas 11:13

 

Los discípulos preguntaron a Jesus, como debemos orar, Jesus les enseña a través de la oración modelo conocida como el Padre Nuestro. La enseñanza continuó después de haber enseñado el padre nuestro, Jesus les enseño a insistir en la oración, y posteriormente a pedir el Espíritu Santo enseguida.

 

¡Cuidado!

 

A muchos se nos ensenó a que el Espíritu Santo se recibe automáticamente pero no se nos ensenó a pedir más de él, no se nos enseñó a pedir la llenura, no se nos enseñó a pedir que el Espíritu nos guie y tener una relación con él. Se necesita ser un poco mas estudioso de la biblia para saber que la biblia enseña que debemos ser llenos del Espíritu Santo, que podemos pedir el Espíritu Santo como Jesus lo enseñó y lo vemos en la práctica ya que muchos discípulos recibieron la llenura del Espíritu Santo después de ser seguidores de Dios y cuando conocieron la obra de Jesus recibieron la llenura.

 

En el libro de hechos vemos que muchos discípulos no estuvieron durante el derramamiento del Espíritu en Jerusalén. Posteriormente hasta dijeron: “Ni sabíamos que hay Espíritu Santo”. Pablo se hizo discípulo después del derramamiento del Espíritu, antes Pablo andaba persiguiendo a la iglesia, pero cuando él decidió seguir a Jesus, entonces recibió la llenura del Espíritu Santo. Antes de la muerte de Jesus no vimos demasiados acontecimientos así, solo en pocos casos vimos gente llena del Espíritu.

  TAGS:

La llenura del Espíritu es parte del nuevo pacto, Jesus dijo esto antes de irse lo cual el ya había prometido:

 

“Entonces les abrió el entendimiento, para que comprendiesen las Escrituras; y les dijo: Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día; y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén. Y vosotros sois testigos de estas cosas.  He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto”. Lucas 24:45-49

 

En otras palabras Jesus les dijo, ya resucite ahora enviare la promesa de mi Padre que es el Espíritu Santo. Jesus ya lo había dicho:

 

“Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré”. Juan 16:7

 

Cristo murió para que ahora podamos tener esa bendición, ahora podemos ser llenos del Espíritu Santo, esa es promesa del nuevo pacto:

       

 

“Así que, exaltado por la diestra de Dios, y habiendo recibido del Padre la promesa del Espíritu Santo, ha derramado esto que vosotros veis y oís”. Hechos 2:33

 

Profetizado desde antes por el profeta Joel:

 

“Y en los postreros días, dice Dios, Derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; Vuestros jóvenes verán visiones, Y vuestros ancianos soñarán sueños; Y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días derramaré de mi Espíritu, y profetizarán”. Hechos 2:17-18

 

Profetizado por Ezequiel también:

 

“Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne. Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra. Ezequiel 36:26-27

 

Jesus dijo claramente que el Espíritu nos iba a guiar a toda verdad:

 

Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir. El me glorificará; porque tomará de lo mío, y os lo hará saber”. Juan 16:13-14

 

Pablo nos habla que la dirección del Espíritu es para no caer en la ley, lo que antes estaba en tablas de  piedra, ahora está en las tablas de nuestro corazón.  

 

“Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley”. Gálatas 5:18

Busquemos esa relación con el Espíritu Santo, para escuchar su voz claramente y siendo sensibles a sus formas de hablar. El Espíritu es nuestro amigo, nuestro guía, nuestro maestro. El  nos guiara a toda la verdad y a toda la libertad que Cristo diseño para que podamos vivir en ella. Seguir la dirección del Espíritu es la mejor manera de vivir en el propósito de Dios,

 

Bendiciones

 

Abdiel Salas

abdielsalas@live.com

{
}

Álbum de fotos de Guiados por el Espíritu

2 de 2

Ver fotos de Guiados por el Espíritu

{
}

Deja tu comentario Guiados por el Espíritu

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.