Avisar de contenido inadecuado

La fe es una determinación

{
}

 

Hace algunos meses escribí un tema sobre la fe, ¿cuál sería mi sorpresa? este tema ha sido el más leído en mi blog de todos los temas que he escrito hasta hoy. En realidad la biblia habla en su gran mayoría a cerca de la fe en Dios. Se puede decir que es un libro acerca de la fe en Dios. La biblia no trata de demostrar una verdadera religión, tampoco intenta suplicar que todos crean en Dios, la biblia no trata de demostrar que Dios existe. La biblia simplemente muestra los hechos de Dios y la vida de los hombres que fueron sensibles a la voz de Dios por medio de la fe.   

  TAGS:

Algunas personas me han escrito diciendo que la fe es solamente creer en Dios, pero si así fuera, entonces los demonios también tienen fe o la mayoría de las personas tienen fe. Pero la fe vas mas allá, los demonios no se ajustan a lo que la biblia dice. Pero la biblia dice que Jesus es el autor y consumador de la fe, ellos no tienen a Jesus en su corazón. Sin embargo el hombre si puede albergara  a Jesus el autor de la fe en su corazón.

 

“Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”. Hebreos 11:1

 

La biblia dice de Moisés:

 

“Por la fe dejó a Egipto, no temiendo la ira del rey; porque se sostuvo como viendo al Invisible”. Hebreos 11:27

 

 

Moisés se sostuvo como viendo a Jesus. Ahora sabemos que la salvación solo proviene por medio de Jesucristo, pero Moisés no lo sabía, él solo tenía una sombra vaga de Jesus. ¿Pero cómo es que los patriarcas sin conocer a Jesucristo se mantuvieron aferrados a lo que creían provenía de Dios?. ¿Qué fue lo que movió a Abraham a caminar tres días, levantarse muy de mañana y sacrificar a su único hijo del cual venia la promesa de una gran nación? Estos hombres de Dios debieron tener determinación para aferrarse a cumplir lo que no entendían. Lo que no veían es su totalidad. ¡Pero sabían que provenía de Dios!.

 

Hoy en día vemos mucha gente religiosa haciendo de Dios una religión, pero vemos poca gente que tenga una relación de amistad con Dios. Esto no quiere decir que Dios nos pide a todos que sacrifiquemos a nuestros hijos como lo hizo con Abraham. Yo estoy seguro que eso nunca va a pasar, lo que Dios estaba dando a entender con este importante hecho con Abraham, es que Jesus el único hijo de Dios vendría al mundo a tomar nuestro lugar como lo hizo con Isaac al proveer de un carnero atorado en un zarzal. Así como sucedió con Isaac el hijo de la promesa, por medio de Jesus vienen todas las promesas de Dios. Sin Isaac no hubiera habido una nación grande, no hubiera habido un Dios de Abraham, Isaac y Jacob. Sin Jesus no recibiríamos hoy las promesas de Dios. Nuestra fe ahora se basa grandemente con todo lo que pasaron Abraham, Isaac y Jacob en su vida. Y ahora nosotros tenemos la revelación de Jesucristo por medio de la palabra de Dios.

 

Fue en la determinación de obedecer de Abraham por su fe o su determinación, que Dios se reveló a él. Ahora entendemos que Dios no quería el sacrificio de Isaac el hijo de Abraham, Dios quería realmente revelársele a Abraham como el dador de todas las cosas. Dios no quiera que Abraham derramara la sangre de Isaac, es mas ni siquiera la sangre de los machos cabríos son agradables a Dios. Dios quería revelar que Jesucristo tomaría no solo el lugar de Isaac en ese momento, si no el lugar de cada uno de nosotros comenzando desde  Abraham mismo. Recuerda que el carnero trabado en el zarzal tomó el lugar de Isaac, o sea tomó el lugar de la gran nación que resultaría del linaje de Abraham e Isaac y posteriormente Jacob.   

 

Pero es en la medida que tú obedezcas a Dios, que vas a recibir revelación. Dios se estaba revelando a Abraham como proveedor de todas las cosas. Fueron tres largos días de camino y Abraham estaba seguro de lo que Dios le había pedido. Pero también tenía una convicción y se mantuvo. “Dios es mi proveedor”  y en este acto de adoración Dios se le reveló a Abraham precisamente como su proveedor. Mucho más de lo que Abraham podía entender.

 

“Entonces alzó Abraham sus ojos y miró, y he aquí a sus espaldas un carnero trabado en un zarzal por sus cuernos; y fue Abraham y tomó el carnero, y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo”. Génesis 22:13

 

¡Este carnero tomó el lugar de su hijo, lo dice claramente! El carnero trabado en el zarzal estaba representando a Jesucristo que vendría a hacer 1700 años más tarde, el hijo unigénito que tomaría nuestro lugar. Abraham tal vez no entendió el significado completo de esa provisión de Dios, tal vez si no lo sabemos. Pero dice la biblia que Abraham conoció a Dios como su proveedor total.

 

¿Qué es para ti Jesucristo? Abraham tal vez no entendió todo lo que encerraba esa acción de parte de Dios. La mayoría de nosotros no entendemos toda la provisión tan grande que Dios nos está dando a través de Jesucristo. ¡No lo entendemos! Si Abraham no hubiera obedecido de esa manera, Dios no se le hubiera revelado como su proveedor de todo. Vemos en al cap. 22 de Génesis que después de obedecer Abraham recibió una confirmación de la bendición de Dios.

 

David un hombre conforme al corazón de Dios entendió muchas cosas, gracias a que vivía buscando la relación personal con Dios y queriendo obedecer su voz. En muchos Salmos también encontramos la revelación de lo que Jesus haría proféticamente como en el Salmo 130 escrito por Ezequías:

 

“Jehová, si mirares a los pecados, ¿Quién, oh Señor, podrá mantenerse?” Salmo 130:3

 

Y Jesus también dijo de David:

 

“En aquel tiempo iba Jesús por los sembrados en un día de reposo; y sus discípulos tuvieron hambre, y comenzaron a arrancar espigas y a comer. Viéndolo los fariseos, le dijeron: He aquí tus discípulos hacen lo que no es lícito hacer en el día de reposo. Pero él les dijo: ¿No habéis leído lo que hizo David, cuando él y los que con él estaban tuvieron hambre; cómo entró en la casa de Dios, y comió los panes de la proposición, que no les era lícito comer ni a él ni a los que con él estaban, sino solamente a los sacerdotes? ¿O no habéis leído en la ley, cómo en el día de reposo los sacerdotes en el templo profanan el día de reposo, y son sin culpa? Pues os digo que uno mayor que el templo está aquí. Y si supieseis qué significa: Misericordia quiero, y no sacrificio, no condenaríais a los inocentes; porque el Hijo del Hombre es Señor del día de reposo. Mateo 12:1-8

 

Es increíble como la revelación de la verdad viene con obedecer a Dios, con la amistad con Dios, pero antes de la obediencia esta la determinación de creerle a Dios. Ninguno de nosotros excepto Jesus el hijo de Dios fue totalmente obediente. Por lo cual si no tienes fe para obedecer y no tienes esa determinación de creerle a Dios, no puedes ser obediente y mucho menos recibir la revelación de Dios. En otras palabras necesitamos a Dios para ser obedientes. Gracias al sacrificio de Jesus tu y yo podemos ser obedientes al tener a Jesus, es decir Jesus hizo la parte que nosotros no podemos cumplir y eso nos hace ser obedientes ante los ojos de Dios.

 

“Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá”. Romanos 1:17

 

Necesitamos fe, para tener más fe, necesitamos fe para recibir revelación, y recibimos revelación para tener más fe. Abraham regresó más fortalecido en fe cuando regresó de Moriah. Abraham ya no pudo ser el mismo cuando regresó de Moriah. ¡Dios se le había revelado de una manera maravillosa!. Dios había provisto y había intervenido de manera milagrosa y le devolvió a su único hijo. Aunque estaba un velo que no permitía ver claramente quien era Jesus, pero él se mantuvo como viendo al invisible. Aunque Dios ya le estaba revelando a Jesus aunque él no lo entendiera. Esto también significaba como el mismo Dios iba a devolver a su propio hijo Jesucristo de la tumba. Esto sucedió ~1700 años mas tarde. ¿No es increíble?

  TAGS:

¿Ahora mismo tú dirás de dónde saca este hermano estos pasajes?  Yo te puedo decir que es Dios obrando en mi vida y el Espíritu Santo que trae a mi mente muchos pasajes que alguna vez leí y que no recordaba que existían. Pero Dios me los está trayendo a la memoria ahorita mismo. ¡Y son para bendecirte!

 

Necesitamos  de Jesus para ser obedientes, sin Jesus no podemos ser obedientes.

 

La religión quiere que cumplas con requisitos y costumbres, te exige que obedezcas actos de religiosidad, exige de tu naturaleza religiosa, tu naturaleza carnal, ¿pero que quiere Dios? ¿Te has preguntado?

Simplemente Dios quiere que tengas la determinación de creerle a él y mantenerte fiel creyendo a pesar de tus errores y no ser perfecto para la religión. Dios ni siquiera pide nuestra obediencia porque no somos aptos para obedecer totalmente. Nadie es justo ni aun uno, para que no dependas de ti mismo. El día que seas perfectamente obediente creerás que te has ganado el cielo. Nadie es obediente ni aun uno. Dios va a proveer lo necesario para que seas perfectamente obediente. Y esa provisión se llama Jesucristo. El sacrificio  de Isaac no hubiera servido para nada, por eso Dios lo detuvo a tiempo y le dijo: hasta aquí tu obediencia y ahora te voy a revelar como viene la bendición. Tu me obedeces y yo te revelo la verdad. Y la bendición vino a través de Jesucristo, EL ES  NUESTRO PROVEEDOR, el es la VERDAD, EL ES NUESTRA JUSTICIA.

 

Jesus dijo yo soy la verdad, el estaba diciendo todo antes de mi, apuntaba hacia mí y era sombra de lo que habría de venir, pero yo SOY lo verdadero.

 

El sacrificio se tenía que realizar en Moriah para que Abraham demostrara su obediencia, Jesus tuvo que ser sacrificado en el monte de la provisión y esto sucedió 1700 años después del sacrificio de Isaac, tal vez en el mismo lugar como dicen algunos historiadores. Los que creyeron antes de Jesucristo se sostenían creyendo en lo que iba a suceder en el calvario. Ahora nosotros nos sostenemos creyendo lo que realmente sucedió (PASADO) en el calvario hace ya más de 2000 años. Pero ahora con la revelación de quien fue y quien es el cordero de Dios que quita el pecado del mundo. ¡El es nuestra verdadera provisión!

 

¿Te das cuenta del poder del evangelio de la cruz? La fe es la determinación de creer y obedecer la palabra de Dios aunque no la entiendas, la determinación de creer que puedes tener una relación viva con Dios. Es tener la determinación de creer que sin esa provisión de Dios que se llama Jesucristo no tendríamos nada, no seriamos nada.

 

¿Quieres tener esa determinación que tuvo Abraham, Isaac y Jacob? ¿Quieres tener la determinación que tuvo Moisés, Jose, y la prostituta Rahab? ¡Si, Rahab que vino a ser de la genealogía de Jesus!.

 

“Jehová, si mirares a los pecados, ¿Quién, oh Señor, podrá mantenerse?”. Salmo 130:3

 

La fe es pues una determinación de creerle a Dios, es la determinación de buscarle a pesar de todas las cosas que están en contra de que creas. Aun tus fallas y tus pecados ya han sido cubiertos por Dios, no hay nada que te pueda separar del amor de Dios. Aun el pecado que hay en ti se levanta contra ti engañándote que eres in-merecedor de la gracia de Dios. La palabra de Dios y el evangelio consiste en decirte que eres apto para recibir las bendiciones de Dios a través de Jesucristo.

 

Si buscas religión, la religión te dice que eres in-merecedor por no cumplir y que necesitas arrepentirte y hacer cosas religiosas. ¿Pero que dice Dios? No lo sabes, ni sabes que eres capaz de ir a Dios tu mismo. Es decir la religión dice: antes de acercarte a Dios necesitas santidad y vivir sin pecado. Pero cuando te acercas a Dios y buscas a Dios de corazón te sorprenderás de lo que escuchas de la viva voz de Dios.

 

Aunque Ezequías se sentía in-merecedor del perdón y la gracia de Dios, Dios le reveló algo:

 

 

“Jehová, si mirares a los pecados, ¿Quién, oh Señor, podrá mantenerse?”. Salmo 130:3

 

Miles y millones de Judíos creen y esperan al Mesías. Pero Ezequías recibió la revelación de que los judíos serian salvos:

 

 

“Y él redimirá a Israel de todos sus pecados”. Salmo 130:8

 

“Pero en ti hay perdón, para que seas reverenciado”. Salmo 130:4

 

Esto ya sucedió hace 2000 años en el calvario, aunque muchos lo sigan esperando. La fe es la determinación de creer que hay un Dios vivo y se puede relacionar contigo. Es creer que Dios esta contigo y quiere revelarse a tu vida para que le conozcas personalmente. El quiere tener una relación de amistad contigo. ¿Estás dispuesto a ser determinado en buscarlo, en seguirlo, en amarlo como él te ama? ¿Estás determinado a llamarlo tu Dios? ¿Estás determinado a buscarlo aun con tus errores? ¿Estás dispuesto a obedecerlo aun sin entenderlo? ¿Estás dispuesto a sacrificar lo que más quieres para que Dios se te revele como proveedor? ¿Estás determinado a no ver más tus pecados si no ver el perdón que hay en él?

 

Dios nunca falla y cuando te pide algo, es porque te quiere bendecir de maneras que no te imaginas. Atrévete a creerle como lo hizo Abraham, Isaac y Jacob. Si la fe fuera solo creer en Dios todos tendríamos fe. La fe es la determinación de llamarlo y conocerlo como tu Dios. Es conocer al que hizo todas las cosas posibles para ti. Su nombre es Jesus.

 

¡Bendice el nombre de Jesus!  !Te bendecimos Señor Jesus!

 

Recibe saludos y bendiciones.

Abdiel Salas

abdielsalas@live.com

 

{
}

Álbum de fotos de La fe es una determinación

2 de 2

Ver fotos de La fe es una determinación

{
}

Comentarios La fe es una determinación

Muy Bueno,fue de gran bendicion para ,Mi Vida hermano abdiel Salas bendiciones!
Jose Cuavas Jose Cuavas 16/04/2016 a las 17:13

Deja tu comentario La fe es una determinación

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.