Avisar de contenido inadecuado

¡Una expresión de alabanza!

{
}

 

Sea bendito el nombre de Dios de siglos en siglos, porque suyos son el poder y la sabiduría. El muda los tiempos y las edades; quita reyes, y pone reyes; da la sabiduría a los sabios, y la ciencia a los entendidos. El revela lo profundo y lo escondido; conoce lo que está en tinieblas, y con él mora la luz. A ti, oh Dios de mis padres, te doy gracias y te alabo, porque me has dado sabiduría y fuerza, y ahora me has revelado lo que te pedimos; pues nos has dado a conocer el asunto del rey. Daniel 2:20-23

Muchas veces admiramos a los grandes hombres de la biblia, queremos ser como ellos o al menos tener bendiciones como ellos las tuvieron. Pero ignoramos como vivían sus vidas. Daniel es un ejemplo de vida para pequeños y grandes. Me llama la atención algo en particular de la vida de Daniel:

 

“Pero Daniel mismo era superior a estos sátrapas y gobernadores, porque había en él un espíritu superior; y el rey pensó en ponerlo sobre todo el reino”. Daniel 6:3

 

La versión NVI lo explica de la siguiente manera:

 

“Y tanto se distinguió Daniel por sus extraordinarias cualidades administrativas, que el rey pensó en ponerlo al frente de todo el reino”. Dan 6:3

 

Daniel tenía un espíritu de excelencia, de mejorar cada vez más:

 

”En todo asunto de sabiduría e inteligencia que el rey les consultó, los halló diez veces mejores que todos los magos y astrólogos que había en todo su reino”. Daniel 1:20

 

Sin duda que todo el libro de Daniel es uno de los más impresionantes de la biblia, un joven común y corriente pero bien preparado intelectualmente. De repente es seleccionado y llevado cautivo a Babilonia durante el cautiverio de los 70 años. Ahí en un país a mas de 1000 Km de distancia y en medio de una cultura muy diferente, es usado por Dios de maneras impresionantes. Sin duda Daniel aprendió a honrar a Dios, al Dios de sus padres desde pequeño, el conocía a Dios y en varias ocasiones fue el líder del grupo de jóvenes cautivo. Organizo cadenas de oración, ayuno, peticiones a Dios para pedir ser revelados los enigmas y enredos del Rey.

De manera impresionante fue salvo de la cueva de los leones por ser fiel a Dios. El libro está lleno de profecía de los gobiernos de los últimos tiempos. El reino terrenal es un reflejo del reino celestial. En estos tiempos es difícil encontrar Danieles que profesen una fe y una confianza tan grande y arriesgada a tal grado de retar a las leyes y al mismo tiempo enfrentar injusticias con tal sabiduría e inteligencia como lo hizo Daniel.

Daniel confiaba en Dios y Dios le dio las revelaciones de los enigmas que ya habían sido dados al Rey Nabucodonosor. Lo que también es impresionante es leer como este rey confiaba tanto en sus sueños, sabía que Dios le estaba diciendo algo en sus sueños. Así fue como creyó las interpretaciones de Daniel, aun que no confiaba en el Dios de Israel. Daniel mismo estaba impresionado de la grandeza de Dios, Daniel le da toda la gloria a Dios cuando dijo:

 

“Sea bendito el nombre de Dios de siglos en siglos, porque suyos son el poder y la sabiduría.”

 

Pero déjame decirte algo, Daniel le daba la honra a Dios, Daniel alababa y adoraba a Dios. Daniel tenía una vida de oración envidiable.  Daniel sabía perfectamente que Dios está al tanto de las naciones y los sucesos importantes. Para una persona orgullosa y pretenciosa como Nabucodonosor no había cosa más grande que el imperio babilónico.  Todos debían sujetarse a las leyes por ridículas que fueran, solo para mostrar su poderío. Babilonia estaba creciendo a pasos agigantados y pretendía dominar todos los rincones de la tierra. Dios estaba preparando un hombre ajeno a todas las naciones. Dios había determinado 70 años para la liberación de Israel, Daniel lo tenía muy presente, 70 años. Por más que al hombre le parezca que Dios esta ajeno a los ámbitos internacionales que afectan el rumbo de la humanidad, Dios está al pendiente de que se cumpla su voluntad. La humanidad no percibe lo que realmente sucede:

 

El muda los tiempos y las edades; quita reyes, y pone reyes; da la sabiduría a los sabios, y la ciencia a los entendidos.

 

No hay mejor amigo y aliado que el que conoce los tiempos y los misterios escondidos. Daniel conocía a Dios de esa manera. A ese debemos toda nuestra honra y gloria.  Daniel procuro entender como Dios manejaba sus propósitos y planes usando a la humanidad. Hoy en día podríamos decir que Daniel tenía una mentalidad globalizada, el se propuso entender y Dios le reveló los tiempos y el rumbo de la humanidad.    

 

“El revela lo profundo y lo escondido; conoce lo que está en tinieblas, y con él mora la luz”.

 

Impresionante cuando Dios te revela y tu puedes confiadamente decir lo que Dios te está diciendo en esos momentos. He visto personas que sin conocer a otras pueden decirle cuando algo esta sucediendo en sus vidas. He visto a esas mismas personas recibiendo esa revelación, ignorar la voz de Dios para seguir sus propios instintos.  Es grandioso ver como Daniel agradece a Dios el haber salvado y revelado el asunto de rey. Cada milagro, cada suceso en la vida de Daniel arrancaba mas alabanza para Dios. Y Daniel decía:

 

A ti, oh Dios de mis padres, te doy gracias y te alabo, porque me has dado sabiduría y fuerza, y ahora me has revelado lo que te pedimos; pues nos has dado a conocer el asunto del rey.

 

Quisiera yo tener esa fe y confianza que Daniel tuvo en esas circunstancias de la vida. Nosotros no somos diferentes a Daniel, solo debemos ubicarnos en el ambiente en que Dios nos ha colocado. Daniel es un ejemplo de hombre de fe, hombre de oración, de testimonio, de preparación en las escrituras y en lo secular. Daniel es un ejemplo de liderazgo, en su relación con Dios. Me asombra la respuesta de Daniel ante el rey pidiéndole tiempo para orar y regresar con él con la respuesta. Nunca prometió lo que no sabía, si no que él sabía que tenía que consultar a Dios primero ante lo que no sabía.

 

Espero que la vida de Daniel sea un ejemplo de cómo debemos alabar a Dios, un ejemplo para retomar nuestra vida de oración, un ejemplo para tener un espíritu de excelencia.

Que podamos decir cada vez:

 

“A ti, oh Dios de mis padres, te doy gracias y te alabo, porque me has dado sabiduría y fuerza”

 

Bendito seas Señor nuestro Dios.

 

Abdielsalas@live.com

{
}
{
}

Comentarios ¡Una expresión de alabanza!

Simplemente te digo que Dios te utiliza increiblemente, en estos Dias he estado haciendo mi devocional de Tiempo con Dios y hemos estado estudiando el libro de Daniel y hoy me termina de confirmar lo que Dios me quiere decir a traves de tu Blog. Bueno te deseo grandes bendiciones y sigue adelante con tu Blog, por que Dios esta bendiciendo muchas almas.. Dios te Bendiga.. :-D
Luis Manuel Luis Manuel 12/01/2011 a las 15:04
Gracias Luis Manuel tus palabras.

Quiero que sepas que son de gran inspiracion para mi tus palabras, ya que la pregunta mia siempre es: ¿Senor me tienens escribiendo aqui y yo no se si realmente alguien lee lo que escribo?
Pues tu comentario me dice que si y me motiva a compartir lo que Dios me ha dado. Espero seguir siendo de bendicion para tu vida y te pido que ores como Daniel... y me incluyas en tus oraciones... quiero seguir siendo de bendicion para los sedientos de Dios.

Bendiciones! 

me gustaria estar en contacto con ustedes por que es una buena manera de recibir enseñanzas y orientacion de parte de todos ustedes
ulfredo lauriano ulfredo lauriano 18/01/2011 a las 19:13
Ulfredo:

Sera un placer bendecirte por me dio de ensenanzas, meditaciones y experiencia que espero sean de bendicion para tu vida.

Puedes escribirme temas y/o preguntas que te gustaria escribiera e investigara. Sera de bendicion para mi vida el poder contribuir al crecimeinto del reino de Dios.

Abdielsalas@live.com

Saludos! 

Deja tu comentario ¡Una expresión de alabanza!

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.