Avisar de contenido inadecuado

Vida En El Espiritu en Blog Cristiano de Abdiel Salas

21/08/2013

No vivas esclavizado por el temor

"Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios. Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: !!Abba, Padre!". Romanos 8:14-15

                El temor es un pecado, la Biblia declara que todo lo que no proviene de fe es pecado....

19/09/2012

¿Ha estado usted tratando de cambiarse a usted mismo?

 

Déjeme adivinar, vive frustrado, vive ansioso, vive decepcionado, vive cansado, vive derrotado…

 

¿Tan necios sois? ¿Habiendo comenzado por el Espíritu, ahora vais a acabar por la carne? Gálatas 3:3

 

 

Ya lo he escrito anteriormente, el énfasis de muchas iglesias debe cambiar. Muchas predicaciones tienen contenido carnal al predicar lo que...

17/07/2012

Ocuparse del Espíritu es vida y paz

 

“Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz”. Romanos 8:6

 

¿Tus pensamientos provienen de la carne o provienen del Espíritu? Muchas veces escuchamos eso en las iglesias y nos preguntamos ¿Que es andar en la carne?. Pablo es el que mas escribe de esto y tal vez culturalmente el lenguaje estaba muy apropiado para la ...

8/07/2012

Viviendo conforme al Espiritu

“Los que viven conforme a la naturaleza pecaminosa fijan la mente en los deseos de tal naturaleza; en cambio, los que viven conforme al Espíritu fijan la mente en los deseos del Espíritu”. Romanos 8:5 NVI

 

“Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu”. Romanos 8:5 RVA60

 

...

5/12/2011

No hay condenación

 

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del ...