Avisar de contenido inadecuado

Mi Espíritu derramaré sobre tu generación

{
}

 

Mi Espíritu derramaré sobre tu generación, y mi bendición sobre tus renuevos

 

“Porque yo derramaré aguas sobre el sequedal, y ríos sobre la tierra árida; mi Espíritu derramaré sobre tu generación, y mi bendición sobre tus renuevos”. Isaías 44:3

 

La primera parte de este capítulo 44 de Isaías habla de que somos escogidos:

 

“Ahora pues, oye, Jacob, siervo mío, y tú, Israel, a quien yo escogí”. Isaías 44:1

 

 TAGS:

 

La vida de Jacob no se puede entender sin tomar en cuenta la vida de Esaú... Esaú era el primogénito y el merecía por derecho la primogenitura y por lo tanto el era de manera natural el heredero de la doble bendición una costumbre de la epoca.  Mas aparte el era tambien heredero de la bendición paternal que seria declarada en su tiempo por el patriarca Isaac antes de su muerte, tambien una costumbre de la epoca. Ellos conocían la promesa:

 

“Porque en Isaac te será llamada descendencia”. Génesis 21:12

 

La bendicion no era cualquier cosa Dios estaba detras de todo esto, y ellos lo sabian. Aunque Jacob lucho desde el vientre de su madre por ser el primero y lucho, mintió y engañó para recibir bendición. Dios le demostró a su tiempo que él era simplemente el verdadero heredero de la bendición y no tendría que luchar por ser el escogido. !El era el escogido de Dios!.

 

Los hijos de Dios por naturaleza somos escogidos, pero antes de eso pasamos por el proceso de entender que no necesitamos ganarnos la bendición, no necesitamos luchar por merecer la bendicion, la bendición ya está determinada por la elección de Dios. !Somos bendecidos por eleccion de Dios! !Por habernos escogido!

 

“Ahora pues, oye, Jacob, siervo mío, y tú, Israel, a quien yo escogí”. Isaías 44:1

 

Todos los cristianos deberíamos tener la convicción de que hemos sido escogidos por Dios y no nos hemos ganado la salvación y mucho menos el derecho de ser llamados hijos de Dios. No hemos hecho absolutamente nada bueno para por llegar a ser hijos de Dios, mucho menos para recibir la bendicion.

 

  

“Así dice Jehová, Hacedor tuyo, y el que te formó desde el vientre, el cual te ayudará: No temas, siervo mío Jacob, y tú, Jesurún, a quien yo escogí”. Isaías 44:2

 

Aun Jesus antes de comenzar su ministerio grandioso fue tentado en su identidad como hijo de Dios, ¿recuerdas? En nosotros sera igual, seremos tentados en nuestra identidad:

 

“Entonces el diablo le dijo: Si eres Hijo de Dios, di a esta piedra que se convierta en pan”. Lucas 4:3

 

Como hijos de Dios, seremos también tentados en cuanto a nuestra identidad como hijos de Dios. ¿En realidad eres escogido? ¿En realidad eres hijo de Dios? No critiques aquellos que están siendo tentados en cuanto a su identidad. Ayúdalos a creer que son escogidos, pero no los critiques. Tu mismo has sido tentado en tu identidad.

 

Cuando Esaú supo que Jacob le había robado la bendición. Esaú dijo; “con razón te han llamado Jacob, que quiere decir mentiroso, usurpador, engañador desde tu nacimiento.

 

Pero Dios no se avergüenza de los que el escogió, aun con nuestros defectos:

 

“Así dice Jehová, Hacedor tuyo, y el que te formó desde el vientre, el cual te ayudará: No temas, siervo mío Jacob, y tú, Jesurún, a quien yo escogí”. Isaías 44:2

 

Para que no quede duda de esta declaración la biblia habla de la riñas que había desde el vientre de su madre Rebeca. Los detalles de cómo nacieron riñendo están escritos en la biblia y Dios declara desde el vientre de tu madre así te forme y te hice, y Dios no se avergüenza de llamarlo Jacob. A tal grado que él se da a conocer como el Dios de Abraham, Isaac y Jacob. Nunca se avergonzó.

 

Sin embargo todo hijo de Dios pasa por un proceso de reconocer quien somos. Cuál es nuestra identidad, nuestra necesidad de relacionarnos con Dios. Es entonces que encontramos la declaración de su promesa:

 

“Porque yo derramaré aguas sobre el sequedal, y ríos sobre la tierra árida; mi Espíritu derramaré sobre tu generación, y mi bendición sobre tus renuevos”. Isaías 44:3

 

  TAGS:

Cada hijo de Dios tiene por derecho propio el ADN del Padre. Nuestro ADN es especial por provenir de Dios. Pero no nos habíamos dado cuenta hasta que entendimos que somos hijos de Dios por naturaleza, hemos sido escogidos y formados desde el vientre de nuestra madre. Traíamos características puestas por Dios para que no hubiera duda que él nos formó. !Esto es maravilloso!.

 

Dios estaba anunciando lo que él hace por naturaleza con los hijos de Dios. Una distinción que él hace con sus hijos: El derramamiento de su Espíritu Santo.

 

Dios nos lleva a un punto donde debemos reconocer nuestra necesidad de él, nuestra hambre de él, nuestra sed de él. Nuestra identidad en el.

 

“Así dice Jehová, Hacedor tuyo, y el que te formó desde el vientre, el cual te ayudará: No temas, siervo mío Jacob, y tú, Jesurún, a quien yo escogí”. Isaías 44:2

 

Jesurún quiere decir apto, correcto, apropiado. Dios te dice tu eres apto, correcto apropiado para recibir de su Espíritu Santo. Muchas veces nos encontramos peleando y batallando con el Espíritu de Dios. No entendemos el mover de Dios, no entendemos su sabiduría, no entendemos nuestra necesidad de el. De ser saciados, de ser complementados por el. Pero Dios nos dice: "Tu eres Jesurún, tu eres el correcto, el apropiado, el apto para recibir de mi bendición". "Asi como eres yo te hice". "Asi te forme". !Que bendicion somos apropiados para Dios!.

 

 

“Porque yo derramaré aguas sobre el sequedal, y ríos sobre la tierra árida; mi Espíritu derramaré sobre tu generación, y mi bendición sobre tus renuevos”. Isaías 44:3

 

 

Luchamos cuando nos creemos impuros, nos creemos indignos, falsos, mentirosos, rebeldes, inapropiados, culpables. Luchamos cuando le decimos a Dios yo no te necesito, luchamos cuando nos creemos in-merecedores de Dios. Hasta que lleguemos al punto de pedir de su Espíritu Santo y reconocer que le necesitamos, que él es nuestro complemento. Entonces aceptaremos que hemos sido escogidos y que nada podemos hacer, que hemos sido formados aptos para recibir de el. !Entonces le recibiremos!. !Entonces seremos llenos y saciados de Dios!. !Entonces seremos llenos de su Espiritu Santo!. !El sera derramado en nosotros, nuestros hijos, nuestra generacion!

 

Imagina la tierra cuando esta cuarteada de lo reseco, imagínate la sed de la tierra que es un desierto. Imagínate a esa tierra recibir el agua y beber del agua que produce vida. Asi esta nuestro corazon sin Dios. !Por eso necesitamos de su Espiritu Santo!

 

Muchos hijos de Dios están esperando ser aptos para recibir de su Espíritu, porque así hemos sido ensenados. Así hemos sido dirigidos. Pero Dios te dice: "mi Espíritu es para ti porque eres mi hijo y yo te escogí y te forme así como eres".

 

Dios te dice: "El día que yo necesite cambiarte lo voy a ser, por lo pronto eres apto para recibir de mi Espíritu".

 

No sé quien seas tu que estas leyendo este escrito, es para ti. Tú eres un canal de bendición como lo fue Isaac, Jacob. Solamente recibe el regalo de Dios, recibe de su Espíritu Santo y veras las cosas de diferente manera. Te veras a ti mismo de diferente manera, te comportaras de diferente manera, sabiendo que eres un canal de bendición. Simplemente por ser escogido, por ser hijo de Dios.

 

“Mi Espíritu derramaré sobre tu generación, y mi bendición sobre tus renuevos”. Isaías 44:3

 

!Es promesa de Dios para nuestra generacion!.

 

Bendiciones y escríbeme si es de bendición este ministerio.

 

Abdiel Salas

abdielsalas@live.com

 

{
}
{
}

Comentarios Mi Espíritu derramaré sobre tu generación

Gracias por el maravilloso mensaje que e leído ,Dios a tocado mi vida gracias y muchas bendiciones
Ulises Astroza flores Ulises Astroza flores 26/09/2015 a las 21:48
Muy buen mensaje. Q DIOS le bendiga
Luis Luis 16/04/2016 a las 12:34
No entendía este capítulo y mucho menos lo comprendía ahora me fue de Mucho ayuda su estudio que Dios le de más sabiduría Cada día.
Susana r. Susana r. 07/07/2016 a las 01:09
Gracias. Maravillosa enseñanza para mi vida.
Karina Karina 24/08/2016 a las 04:38
Muchas gracias por el texto fue de gran bendición para mi vida está revelación y el paralelo con Jacob pues el mundo nos señala y muchas veces nos dejamos envolver por la mentira de no ser merecedor, pero quien soy yo para llevarle la contraria a mi Dios q me hizo como soy y q ha deseado bendecirme a mi y a mis generaciones lo único q puedo sentir es gozo y agradecímiento.
Gracias por ser un excelente servidor del rey
Carolina Carolina 06/10/2016 a las 16:18
Es un texto muy hermoso lo grabaré en mi mente y corazon
Florentina Irmavgile Diaz Florentina Irmavgile Diaz 03/12/2016 a las 14:18

Deja tu comentario Mi Espíritu derramaré sobre tu generación

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.