Avisar de contenido inadecuado

!Entrando en el Reino de los Cielos!

{
}

“No temáis, manada pequeña, porque a vuestro Padre le ha placido daros el reino”. Lucas 12:32

¿Te has fijado que Dios siempre pone mucho énfasis en el corazón? ¿Te has fijado que cuando reaccionamos rápido es de acuerdo a lo que está en nuestro corazón y no en la mente? La mente es más lenta. El corazón es realmente el que dirige nuestra vida. La prueba esta en que muchas veces razonamos algo después que ya lo hicimos. Una pregunta clave para conocer más a fondo nuestra manera de reaccionar es entonces: “Saber como aprendemos”.

Si pensamos de esta manera, que tenemos un filtro de las cosas que percibimos y es a través de la mente y nuestros sentidos. Y estos mismos nos impiden o nos ayudan a aprender. Filtramos todo a través de nuestros sentidos y con ayuda de la mente permitimos o no permitimos que lo aprendido se quede en nuestra mente y pase al corazón. Por ejemplo algo que para mí es una ofensa, será porque yo lo interpreto de acuerdo a mis parámetros, de las cosas que me ofenden. Yo mismo he fijado esos parámetros o alguien más los puso en mi mente. Puede ser la cultura, la religión, la sociedad, la familia, la escuela, el barrio, los amigos o simplemente así lo he interpretado a lo largo de mi vida.

Hay tantas cosas bombardeándonos cada día, y así todo lo filtramos en nuestra mente. Pero hay cosas que nos llaman la atención y nos quedamos más tiempo pensando o meditando en ellas. Han logrado captar nuestra atención. Estas se van pasando a lo que llamaremos el corazón. Es decir la mente es el filtro y posteriormente llegan al corazón. Ya que permitimos que algo se quede en el corazón, estas permanecen ahí y son una guía, al mismo tiempo determinan nuestro comportamiento ante la vida. ¡Dios invento este método de aprender!. A nosotros nos toca entenderlo.

SENTIDOS === >>>>  MENTE === >>>> CORAZON

"Oye, Israel: Jehová (Adonaí) nuestro Dios, Jehová (Adonaí)  uno es. Y amarás a Jehová (Adonaí)  tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas. Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos."  Deut 6:4-5

Nota: Adonaí significa Dios Señor de Misericordia.

Acompáñame por este viaje llamado ¡Entrando en el Reino de los Cielos! Y ahora déjame hacerte una pregunta: ¿Cómo entramos al reino de los cielos? Nicodemo se maravillo de los milagros y señales que Jesus hizo, y Jesus le dijo necesitas nacer de nuevo para entrar al reino de los cielos. Nota que es diferente VER cuando el reino se acerca, que ENTRAR al reino. Jesus predico el reino de los cielos pero lo explico solo en parábolas. Mucha gente pudo ver el reino manifestarse con Jesus. Y escucho las parábolas pero no las entendieron. Solamente a unos cuantos les explico las parábolas (solamente a sus discípulos, sus más allegados) y les dijo en secreto:

“El respondiendo, les dijo: Porque a vosotros os es dado saber los misterios del reino de los cielos; mas a ellos no les es dado. Porque a cualquiera que tiene, se le dará, y tendrá más; pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado. Por eso les hablo por parábolas: porque viendo no ven, y oyendo no oyen, ni entienden”. Mateo 13:11-13

 

El reino de los cielos es de ver, oír y entender espiritualmente.

 

El reino de los cielos está basado en el entendimiento. Pero no todos ven, no todos oyen, no todos entienden. Jesus dijo a sus discípulos, a ustedes les voy a dar el privilegio de SABER los misterios del reino. Y si comienzan a atesorar estos misterios, entre mas misterios tengan les daré aun mas misterios. El reino de los cielos se abre para que tú comiences a ver, a oír y entender. ¿Captas la idea?

…porque viendo no ven, y oyendo no oyen, ni entienden”.

 Ves como una parábola es difícil de entender, ¿cual crees que será la clave?. Jesus muchas veces utilizó la expresión el que tenga  oídos para oír que oiga. Es lógico que si estas escuchando, es porque tienes oídos. Jesus estaba hablando del filtro que anteponemos cuando de antemano decidimos creer o no creer en algo. Cuando Jesus habla del Espíritu Santo y dice: El convencerá al mundo de pecado… no está diciendo que va a convencer a la fuerza… si tú no quieres creer en algo… por más que el Espíritu Santo este tratando de hablarte, "tu ya decidiste no creer". Así los misterios del reino son para los que han decidido creer en la palabra de Jesus.

Y si tú dices “es difícil”, pero tampoco te preocupas por entender, realmente no tienes interés. Más adelante entenderemos como Jesus dijo y comparó el reino de los cielos como algo de gran valor. Aqui ya hemos visto la historia de un hombre muy influyente llamado Nicodemo, líder, religioso, rico, con un prestigio y privilegios envidiables ¡Es muy importante entender lo siguiente!. Si había alguien difícil de cambiar en Israel especialmente en el tiempo de Jesus, era un RELIGIOSO. Nicodemo pertenecía al Sanedrín. Solamente 70 personas de las más ricas, inteligentes y sabias pertenecían a este círculo religioso muy selecto.  Lo mismo sucede ahora mismo con personas muy intelectuales, pero fuera de lo religioso, lo peor es querer cambiar a alguien que no quiere cambiar! ¡Hacer entender a alguien que no quiere entender!. Debemos hacer algo por nosotros mismos, derribar esos obstáculos que nos impiden aprender y aceptar los principios del reino de Jesus. Veamos la historia de Nicodemo:

 

Juan 3   Jesús y Nicodemo

 1 Había un hombre de los fariseos que se llamaba Nicodemo, un principal entre los judíos. 2 Este vino a Jesús de noche, y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él.  3 Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios. 4 Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer? 5 Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. 6 Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es.  7 No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo.  8 El viento  sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu. 9 Respondió Nicodemo y le dijo: ¿Cómo puede hacerse esto?

 

 10 Respondió Jesús y le dijo: ¿Eres tú maestro de Israel, y no sabes esto?   11 De cierto, de cierto te digo, que lo que sabemos hablamos, y lo que hemos visto, testificamos; y no recibís nuestro testimonio. 12 Si os he dicho cosas terrenales, y no creéis, ¿cómo creeréis si os dijere las celestiales?  13 Nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo; el Hijo del Hombre, que está en el cielo.

 

 14 Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado,  15 para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

 

 

Hoy mismo Dios nos da el privilegio de entender y prepararnos para el gran mover de Dios, para ello hay que entender el reino de Dios. Esto empieza con el nuevo nacimiento. Que te abras al mover de Dios. Un mundo espiritual, un mundo donde necesitas creer cosas increíbles. Jesus le dijo a Nicodemo yo te hablo de lo que he visto en lo espiritual, yo te hablo del cielo por que he estado en el cielo, de ahí vengo. Y lo que ahora veo es: Que voy a ser levantado así como la serpiente en el desierto.

Ahora vamos a ver otros detalles, tal vez, lo más importante de este tema:

El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu.

Este pasaje habla de la voluntad del viento, el viento es un símbolo del Espíritu Santo. El Espíritu Santo tiene voluntad, el sopla a donde quiere y por donde quiere y no le podemos ver. Muchas veces pasamos por alto la voluntad del Espíritu Santo. La voluntad del Espíritu Santo es de acuerdo a la palabra de Dios y la situación particular. No debemos encasillar o tratar de adivinar la voluntad del Espíritu Santo.

“Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen”. Hechos 2:4.

Ponemos mucho énfasis en el hablar en lenguas (señales externas) y no es que este mal, la manifestación es buena, pero es aun mejor lo que Dios está haciendo en las personas. El énfasis debe ser en la voluntad del Espíritu no en la manifestación. Las manifestaciones son buenas y si le permitimos al Espíritu que se manifieste eso está muy bien. Pero es más importante que sepas que El Espíritu Santo tiene voluntad y el es Dios y puede hacer lo que El quiera, cuando El quiera. El puede soplar en cualquier dirección que El quiera. Es muy importante que sepas que Dios Padre, Dios hijo y Espíritu Santo son uno, y no se contradicen, trabajan en unidad. Así que alguien lleno del Espíritu Santo no puede hablar en contra de Jesus y de Dios o del Espíritu Santo.

Debemos respetar la voluntad del Espíritu Santo…

Te vas a meter a la palabra, a la oración, a la alabanza, a la adoración, el ayuno como cuando te metes a un rio, como cuando te metes a una alberca, conforme comienzas a nadar empiezas por la orillita hasta que te haces un experto, comienzas a nadar y te haces más ágil. Cuando tienes confianza en el agua y en ti mismo, te sueltas y dejas que el agua te guie y te refresque y te sacie, te llene.

Así es todo aquel que es nacido del Espíritu, es un caminar nuevo, es un andar nuevo, tal vez tú has sido temeroso a las cosas del espíritu. Dios te dice:

“No temáis, manada pequeña, porque a vuestro Padre le ha placido daros el reino”. Lucas 12:32

Tal vez hay cosas que parecen increíbles en la palabra y te parecen lejanas. Necesitas meterte más y más. Así es el reino de Dios… entre mas misterios tienes más misterios te son dados, no apagues el mover de Dios y del espíritu, con una posición Religiosa, una posición orgullosa (Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos). No apagues el mover de Dios por tu dureza de corazón (Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación). No apagues el mover de Dios con una posición de que todo lo sabes, déjate enseñar (Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad). No apagues el mover de Dios por no querer entrar y no querer ver la gloria de Dios (Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.). No apagues el mover de Dios por no ser sensible a lo que Dios te habla con actos de misericordia (Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia). No apagues el mover de Dios por tu pecado (Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios). No apagues el mover de Dios porque no conoces sus caminos de paz y no caminas en ellos  (Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios). No apagues el mover de Dios en tu vida cuando venga la prueba y la persecución (Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos). No apagues el mover de Dios por tus propias aspiraciones  (Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo). Entra en el gozo de tu Señor al hacer su voluntad y pedir de acuerdo a su voluntad. (Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros.)

 

¿Quieres caminar en el reino?, ábrete al mover del espíritu santo. Dile; dame misterios, enséñame, guíame, deja lo religioso, ábrete al mover del espíritu santo. Prepárate para el mover del Espíritu, en oración mas profunda, en adoración más profunda, en ayuno más profundo. Dios te quiere dar algo este día, del Espíritu. No hay una razón aparente, no hay otra fuente que no sea el Espíritu Santo. Solo abre tu corazón y tu mente. ¡No temas! Recuerda el tiene voluntad y tú tienes voluntad. El quiere llevarte y meterte a otro nivel del fluir del Espíritu Santo. Muchos tienen dones, pero no fluyen porque hay estorbos, permite que Dios remueva esas piedras. Es tiempo de remover los estorbos, ¡es tiempo de preparar el camino al Señor!. Cuando tú estas dispuesto a recibir, Dios te da, deja el temor a lo desconocido, aun a expensas de hacer el ridículo. A Dios le place darte a conocer los misterios de reino, a Dios le place darte el reino.

 

“No temáis, manada pequeña, porque a vuestro Padre le ha placido daros el reino”. Lucas 12:32

 

Entrar a reino de Dios es por decisión, Dios lo ha ofrecido a sus hijos, pero no te obliga a entrar, es tu decisión. Dios ya nos dio el reino, de ti y de mi depende si buscamos entrar al reino. El nos va a guiar.

Padre, te doy gracias por que a ti te place darnos el reino, me abro a lo espiritual, me abro al mover de Dios, me abro a las cosas nuevas que me quieras revelar. Me abro al reino de Dios. Perdóname por ser injusto al hablar mal de mi prójimo, perdóname por pecar contra tus hijos al juzgar y burlarme de otras denominaciones. Perdóname por juzgar la manifestación de tu Espíritu. Te amo Padre, nunca desampares la obra de tus manos. Estoy en tus manos y sopla en mi Espíritu Santo. Amén.

 

Escríbeme, Dios te bendiga!

 

Abdielsalas@live.com

 

{
}
{
}

Deja tu comentario !Entrando en el Reino de los Cielos!

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.