Avisar de contenido inadecuado

Las determinaciones del Corazón

{
}

La biblia dice:

“Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras. Jer 17:9-10

 

En lo más recóndito de nuestro corazón se encuentran ideas, intenciones, pensamientos, decisiones, experiencias que vivimos, deseos y aspiraciones. Nuestro corazón es la parte de nuestro ser más compleja y escondida ante los ojos de los demás. Hoy estaremos hablando de las intenciones o intentos del corazón.

 

Esos intentos, son impulsos, motivaciones, intenciones que de alguna manera ya están almacenadas en el centro de mando de nuestra vida. Jesús dijo en una ocasión:

 

“El hombre bueno, del buen tesoro del corazón saca buenas cosas; y el hombre malo, del mal tesoro saca malas cosas”. Mateo 12:35

 

Te fijas bien que tanto el hombre bueno como el hombre malo tienen “tesoros en el corazón”. Tú y yo tenemos un tesoro en el corazón que dirige nuestra vida. Solo que el hombre malo saca malas cosas y el hombre bueno saca buenas cosas.

 

De todas esas cosas que el hombre o mujer pudieran guardar en su corazón, existen intensiones, intentos o impulsos. Es decir son decisiones previamente programadas que gobiernan todo nuestro ser.

Por una u otra razón, el ser humano va guardando determinaciones en corazón que más adelante gobernaran tu ser y toda tu vida. Muchas de estas determinaciones están ahí desde pequeño aunque ahora ya seas un adulto, te han acompañado por muchos años.

 

Fíjate lo que dice la biblia:

 

“Y percibió Jehová olor grato; y dijo Jehová en su corazón: No volveré más a maldecir la tierra por causa del hombre; porque el intento del corazón del hombre es malo desde su juventud; ni volveré más a destruir todo ser viviente, como he hecho”. Génesis 8:21

 

Hay intensiones desde la niñez, desde la juventud, esas intensiones son determinaciones que se han quedado en tu corazón y lo gobiernan.

 

 

“Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón”. Hebreos 4:12

 

Lo único que puede descubrir esos tesoros escondidos en nuestros corazones es la sabiduría de Dios. Esas intensiones o determinaciones que poco a poco hemos puesto a lo largo de nuestra vida, pero que van mostrando cada día que son torcidos y nos llevan a la perdición. Esas intensiones son las que nos hacen sufrir y tropezar muchas veces con los mismos asuntos.

 

Pídele a Dios que te revele esas intensiones malas que tal vez hay en tu corazón, que tal vez te alejan de él y te alejan de una vida de rectitud.

 

El corazón es como una casa que se debe mantener limpia y ordenada, de esa manera será agradable estar en esa casa. Así es el corazón, si hay cosas que estorben, si hay áreas desordenadas en la vida, estarás frustrado y angustiado por lo que hay en tu casa (corazón).

 

 

¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra. Con todo mi corazón te he buscado;  No me dejes desviarme de tus mandamientos. En mi corazón he guardado tus dichos, Para no pecar contra ti. Salmo 119:9-11.

 

 

El proceso de quitar, cambiar, reemplazar, limpiar y ordenar las cosas del corazón, es tardado y muchas veces doloroso. Así es la naturaleza del hombre, unos más tercos otros más duros, otros más sensibles, otros más dispuestos. Hay personas que en su lecho de muerte aprenden.

 

La buena noticia es que para Dios, nunca es tarde para empezar. Para Dios nunca es tarde para cambiar nuestras determinaciones.

 

Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano.  Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.  Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Isaías 55:6-8

 

 

Dios quiera que ese día sea hoy, que hoy te decidas a cambiar y a buscar a Dios de todo tu corazón.. El enderezara tus veredas. Amén.

 

Escribeme si te gusto:

 

Abdielsalas@live.com

 

BENDICIONES MIL.

 

 

{
}
{
}

Comentarios Las determinaciones del Corazón

hey hermano, bien escrito, las intensiones del corazon estan ocualtas para las demas personas pero no asi para DIOS el puede verlo todo, a sido una lectura de bendicion, Gracias
Daniel Ribera Daniel Ribera 15/02/2014 a las 21:31

Deja tu comentario Las determinaciones del Corazón

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.