Avisar de contenido inadecuado

El Desierto es la soledad aparente porque Dios está contigo

{
}

El desierto fue una escuela para Moisés, ahí fue donde él aprendió a escuchar la voz de Dios. El desierto fue la preparación de Dios para Moisés. Moisés más que un personaje en la biblia representa un etapa de nuestra vida. Cuando aceptamos a Jesucristo o el mensaje de Dios y abrazamos su verdad. También abrazamos el caminar con Dios. Muchos cristianos hemos escuchado la enseñanza del desierto y sabemos que el desierto es el lugar de la soledad, de las carencias, de las dificultades, de los problemas más grandes. Pero no hemos puesto atención al final de la historia. El desierto es la lucha con la carne, de alguna manera lo carnal no entiende lo divino y como dice la escritura en romanos, “tampoco puede”.

 

“Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden”. Romanos 8:7

 

Pretexto para llevarte al desierto

 

 

Todos hemos escuchado como Moisés fue producto de un milagro sobre las aguas, su vida fue rescatada de las aguas. Pero llego el tiempo cuando creció y el estaba en el proceso de entender su propia identidad, cuando de pronto tuvo que huir al desierto:

 

“Y él respondió: ¿Quién te ha puesto a ti por príncipe y juez sobre nosotros? ¿Piensas matarme como mataste al egipcio? Entonces Moisés tuvo miedo, y dijo: Ciertamente esto ha sido descubierto”. Éxodo 2:14

 

El miedo y la amenaza de muerte fue solo un pretexto para huir, el problema por el cual tuvo que huir fue solo un pretexto que más adelante vemos claramente. Dios tenía un propósito bien definido en la vida de Moisés como lo tiene para tu vida y la mía. Moisés no podía morir todavía Dios ya tenía planes para él, Moisés tenía una misión importante que cumplir. Estos problemas fueron el pretexto para que Moisés asistiera a la universidad del Desierto. ¿Cuántas veces tu vida ha sido amenazada por el enemigo con acusaciones y culpabilidad? ¿Cuántas veces le has creído al temor y a las amenazas de muerte?

Tu vida tiene un propósito y tú naciste para cumplirlo. Dios ya tiene planeada tu vida y todo lo demás es un pretexto para que se cumpla ese propósito. ¡Dios es tu cómplice!. Dios quiere estar de acuerdo contigo y quiere demostrarte que él está contigo.

  

Aprendiendo a escuchar su voz

 

El propósito de llevarte al desierto es ensenarte a escuchar su voz. Moisés tuvo su verdadero encuentro con Dios en el desierto. Moisés creía que su sueño de ver liberado al pueblo de Israel de la manos de los Egipcios era solo un sueno sin cumplir.

 

El desierto parecerá la peor experiencia para ti, pero como hijo de Dios debes saber que es necesario pasar por un desierto para conocer la voz de Dios. En tu soledad no ves la misericordia de Dios, pero Dios quiere manifestarse en tu vida. En el desierto Dios quiere moldear tu carácter con cosas que aparentemente carecen de valor. Esas claves están en la biblia para ser encontradas por ti. Moisés estuvo cuarenta años en el desierto, el pueblo de Dios estuvo cuarenta años también. ¿Casualidad?. El desierto parece imposible de cruzar, parece un imposible.

En el desierto se vuelve a encender la llama del llamado de Moisés, Moisés se da cuenta que esa llama no se consumía porque fue puesta por Dios. Dios le habla claramente a Moisés y Moisés por su parte entiende su llamado y propósito. Con todo y las luchas del desierto y el corazón dudoso de Moisés, finalmente se decide a obedecer a Dios.

 

 “Y dijo: Yo soy el Dios de tu padre, Dios de Abraham, Dios de Isaac, y Dios de Jacob. Entonces Moisés cubrió su rostro, porque tuvo miedo de mirar a Dios”. Éxodo 3:6

 

La forma en que Dios se le presenta a Moisés le da la seguridad de que él siempre ha estado con ellos. Es el mismo Dios de Abraham, Isaac y Jacob. El mismo Dios que ha estado con ellos por generaciones ahora está con Moisés hablándole cara a cara.  

 

 

La presencia de Dios prometida

 

Después de todo el desierto en la vida de un cristiano no es lo peor. Sin embargo Dios quiere que aprendamos a distinguir su presencia en medio de nosotros, Moisés se acerco al monte Horeb porque el monte de Horeb representa el lugar de encuentro con Dios. Horeb simboliza nuestra intimidad con Dios, buscar a Dios. Moisés se acercó a la presencia de Dios.      

 

 “Y él respondió: Ve, porque yo estaré contigo; y esto te será por señal de que yo te he enviado: cuando hayas sacado de Egipto al pueblo, serviréis a Dios sobre este monte”. Éxodo 3:12

 

Después de todo el desierto no es nada malo en la vida del cristiano. Es necesario tener un encentro con Dios para que tengas plena confianza en él.

Ten la plena seguridad que Dios está contigo y quiere bendecirte aun en lugares desolados. Los problemas o crisis más duras de nuestra vida realmente son las que más nos bendicen. ¿Estás viendo los problemas como una bendición? Pídele a Dios que te ayude a confiar plenamente en él. ¡El ha prometido estar siempre con nosotros!

 

Bendiciones y escríbeme si estas siendo bendecido por este ministerio.

Cualquier comentario es bienvenido.

Abdiel Salas

abdielsalas@live.com

{
}
{
}

Comentarios El Desierto es la soledad aparente porque Dios está contigo

Bendiciones,mi Hno está palabra es de mucha bendición,
luci cruz luci cruz 08/04/2014 a las 15:56
Excelente trabajo
wander wander 04/08/2015 a las 22:00
Dios esta maltillandome este mensaje del proseso de Dios en el desierto .y me llena de mucha bendicion
nancy velazquez nancy velazquez 05/10/2015 a las 20:39

Deja tu comentario El Desierto es la soledad aparente porque Dios está contigo

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.