Avisar de contenido inadecuado

Descubriendo la voluntad de Dios

{
}

"Como está escrito: A Jacob amé, mas a Esaú aborrecí."  Romanos 9:13

 

                El evangelio esta descrito a través de cada suceso de la Biblia. Jacob y Esaú eran hermanos hijos de Isaac. Isaac  es el hijo prometido de Dios para Abraham. Cuando Dios hizo la promesa a Abraham le dijo que en el serian benditas todas la naciones de la tierra. También le dijo que el seria bendición.

                Es decir a través de la vida de Abraham hay una promesa de bendición de parte de Dios. Esta bendición debe estudiarse y debe entenderse. Abraham tuvo dos hijos, primero Ismael y después Isaac. Ismael hijo de la sirvienta o esclava e Isaac hijo de la legítima esposa. Isaac nació de manera milagrosa solo por la promesa de Dios, sin embargo Ismael nació por la desesperación de Abraham y Sara de ayudarle a Dios en su promesa. Es decir Ismael nació del deseo de la carne.

                Aquí vemos como la línea de bendición sigue no a la línea de la carne, sino a la línea de bendición por medio de la promesa. Dios le vuelve a hablar a Abraham y le dice:

 

"Respondió Dios: Ciertamente Sara tu mujer te dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Isaac; y confirmaré mi pacto con él como pacto perpetuo para sus descendientes después de él". Génesis 17:19

 

El evangelio en la vida de Abraham, Isaac y Jacob

                Tanto Isaac como Jacob tuvieron conflictos con sus hermanos. Ismael se burlaba de Isaac y le hacia la vida imposible, desde entonces ya existía el buling (Bullying). Jacob y Esaú vivían en competencia. Esaú estaba seguro en sí mismo por haber nacido primero que Jacob. Esaú por su parte no compartía la visión de Dios. Tanto Isaac como Ismael y Jacob y Esaú, representan el conflicto de nuestras dos naturalezas, la carnal y la espiritual.

                Veamos por un momento la vida de Jacob y Esaú, en uno de sus momentos más importantes de la historia. Esaú era el heredero natural de la bendición a través de la primogenitura, es decir tenía derecho legal de una doble porción de la herencia y el derecho a recibir la bendición verbal por parte de su padre Isaac por haber nacido primero que Jacob. A pesar de saber la historia familiar y de las promesas desde Abraham su abuelo, Esaú siempre quiso hacer las cosas a su manera, al despreciar la promesa de Dios y tener en poco la bendición de Dios. Jacob por su parte tomo ventaja de este comportamiento de Esaú porque él deseaba la bendición de Abraham y de Dios:

 

 

"Y Jacob respondió: Véndeme en este día tu primogenitura". Génesis 25:31

 

                En cierta forma nosotros tenemos estas dos naturalezas, la carnal y la espiritual. Es decir tenemos un Jacob y un Esaú, la biblia dice que hay conflicto entre nuestros miembros por querer hacer el bien pero el mal también está en nosotros. Esaú representa la carne que nunca se sujeta a la voz de Dios, que desprecia las promesas de Dios, que se niega a recibir lo que Dios preparó, que además le hace la guerra a las cosas espirituales.

Esaú conocía las promesas de Dios, y sabia que había bendición por parte de Abraham. Pero él pensó y dijo así:

 

"Entonces dijo Esaú: He aquí yo me voy a morir; ¿para qué, pues, me servirá la primogenitura?" Génesis 25:32

 

La carne no tiene idea de la cosas espirituales, carnalmente no hay visión sobre el futuro. Carnalmente hay pensamientos de muerte. Y vemos como dice la Biblia sobre el comportamiento de Esaú:

 

"Entonces Jacob dio a Esaú pan y del guisado de las lentejas; y él comió y bebió, y se levantó y se fue. Así menospreció Esaú la primogenitura". Génesis 25:34

 

La voluntad de Dios es que recibas bendición

 

En cierta manera Jacob se estaba posicionando para recibir la bendición de Dios y de Abraham, mientras que Esaú insistía en alejarse de las promesas de Dios por una actitud equivocada. Jacob había comprado y robado con trampas la bendición de Isaac. Veamos como Isaac sigue recibiendo bendiciones, en esta ocasión Isaac despide a Jacob para que huya de Esaú quien lo quería matar, e Isaac su padre lo bendice así:

 

"Y el Dios omnipotente te bendiga, y te haga fructificar y te multiplique, hasta llegar a ser multitud de pueblos; y te dé la bendición de Abraham, y a tu descendencia contigo, para que heredes la tierra en que moras, que Dios dio a Abraham". Génesis 28:3-4

 

Esaú por su parte era indiferente y espectador de como Jacob recibía cada vez mas bendición, había en él una naturaleza rebelde que lo alejaba cada vez mas de la bendición. Culpar a Dios de tal actitud de Esaú sería como decir que Dios es injusto. Pero vemos como Esaú tenía todo de su parte, era el primogénito, su padre Isaac lo amaba, ya venía del linaje de Abraham. ¿Que mas tenía que hacer Esaú?     

 

"Y vio Esaú cómo Isaac había bendecido a Jacob, y le había enviado a Padan-aram, para tomar para sí mujer de allí; y que cuando le bendijo, le había mandado diciendo: No tomarás mujer de las hijas de Canaán;  y que Jacob había obedecido a su padre y a su madre, y se había ido a Padan-aram. Vio asimismo Esaú que las hijas de Canaán parecían mal a Isaac su padre; y se fue Esaú a Ismael, y tomó para sí por mujer a Mahalat, hija de Ismael hijo de Abraham, hermana de Nebaiot, además de sus otras mujeres". Génesis 28:6-9

 

Una vez más vemos como Esaú se posiciona cada vez más alejado de la bendición de Dios, esta vez el decide como siempre por voluntad propia buscar a las hijas de Ismael. Recuerda bien que la bendición no viene por la línea de Ismael, sino por la línea de Isaac. Entonces él se aleja cada vez más a la bendición.

No podemos culpar a Dios de nuestra decisiones, el pone delante de nosotros la bendición y la maldición. Hoy en día se nos ha revelado que la bendición sigue a la descendencia de Abraham, Isaac y Jacob hasta llegar a Jesucristo. Y hoy en día es solo a través de Jesucristo, el hijo de la promesa, a través del cual podemos entrar en esa línea o camino de bendición creyendo en el.

Conclusión:

Jesús es el hijo de la promesa a través del cual todas la naciones de la tierra son bendecidas, es decir podemos posicionarnos para recibir bendición a través de recibir solo creyendo lo que Cristo logro en la cruz. Cristo pago un precio muy alto para que nosotros podamos recibir la bendición. Pero debemos entender espiritualmente como buscar esa bendición. Dios te va a dar un entendimiento fuera de la lógica, fuera de lo natural, fuera de lo carnal, aunque batalles con tu naturaleza carnal (Esaú). Dios te posicionará en la línea de bendición cuando te decidas creerle, decidas creer que el ya pago el precio y que él hizo todo por ti para que recibas hoy bendición.

 A pesar de los errores de Abraham, Isaac y Jacob Dios se mantuvo fiel solo por creerle a él. Gracias a esa fe o fidelidad, ellos se posicionaron para recibir la herencia, la tierra prometida.

 

"Como está escrito: A Jacob amé, mas a Esaú aborrecí."  Romanos 9:13

 

Dios ama a los que le creen el mensaje de salvación, el evangelio no tiene lógica no tiene sentido, todo esta dispuesto para que recibas su bendicion y no rechaces la bendición, su nombre es Jesucristo.

 

¡Bendiciones!

Escrito por Abdiel Salas.

Abdielsalas@live.com

www.abdielsalas.obolog.com

"SUBSCRIPCION POR CORREO ELECTRONICO"

Delivered by FeedBurner

  Subscribete al Blog Cristiano de Abdiel Salas por Email

 

 

{
}
{
}

Comentarios Descubriendo la voluntad de Dios

hermosas predicaas
JUANITA MONTEJO JUANITA MONTEJO 24/05/2014 a las 05:15

Deja tu comentario Descubriendo la voluntad de Dios

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.