Avisar de contenido inadecuado

Descubriendo tu verdadera identidad: Parte I

{
}

  TAGS:undefined

 

"Entonces el diablo le dijo: Si eres Hijo de Dios, di a esta piedra que se convierta en pan". Lucas 4:3

 

                Hoy en día hay muchos mensajes en la radio, la tv, internet, etc. que más que ayudar a los hijos de Dios a encontrar su verdadera identidad, los alejan de la verdad con malas aplicaciones y pasajes usados fuera de contexto. Hay mensajes que desafían nuestra identidad como cristianos con mentiras, mientras que Dios ya nos dio, nos regaló su propia identidad. Este mensaje me recuerda lo que Pablo escribió a los colosenses.

 

"Tengan cuidado: no se dejen llevar por quienes los quieren engañar con teorías y argumentos falsos, pues ellos no se apoyan en Cristo, sino en las tradiciones de los hombres y en los poderes que dominan este mundo". Colosenses 2:8

 

Entonces ¿Tu identidad se basa en teorías, argumentos falsos, tradiciones de hombres o poderes que dominan este mundo? ¿O se apoyan en Cristo? Si observas bien este versículo, este nos dice: "Pues ellos no se apoyan en Cristo". ¿Entonces me preguntarás como me aseguro que una enseñanza se apoya en Cristo?

!Acompáñame a descubrir la palabra de Dios!

 

I.- Pertenecemos a un reino diferente.

 

Un pasaje mal aplicado puede ser un arma de Satanás para manipularte, para desviarte y para desubicarte en el reino de Dios. Mensajes centrados en la importancia que el pecado tiene en tu vida y que el pecado es capaz de enviarte al infierno, no hacen otra cosa que exaltar el pecado por sobre la obra de Cristo. Estoy a hablando a los hijos de Dios que pertenecen al reino de Cristo y su norma de vida es agradar a Dios. Y sobre entiendes la gravedad del pecado. Observa este versículo:

 

"Con gozo dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz; el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo, en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados". Colosenses 1:12-14

 

Veamos esta primera parte:

 a) "Con gozo dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz"  

 

                Ahora podrás entender porque nuestro enfoque no es dejar de pecar para lograr una identidad, dejar de pecar debe ser un resultado de la obra de Dios en tu vida por lo que tu ya eres en Cristo. Exaltar la importancia del pecado nos aleja de Dios y nos excluye de lo que Cristo ya hizo por nosotros. Pablo escribe a los Gálatas y les dice: "No sean tontos, comienzan por el Espíritu y terminan en la carne" (Gal 3:3). Eso sucede cuando nos desenfocamos de Cristo y nos enfocamos en nuestros errores, fallas, pecados, viejos hábitos, etc. Debemos comenzar a entender que ya somos aptos porque El nos hizo aptos, somos aptos no porque pecamos o no, sino porque el poder de la muerte y la sangre de Cristo nos hizo aptos. Darle demasiado poder al pecado exalta tu ineptitud de hacerte apto tu mismo, entonces la mentira reside en "predicarte" que seas tu quien lucha con el pecado y eres tu quien debe quitar tu pecado para que algún día logres ser apto. ¿Entonces es el pecado quien determina si eres apto o no? ¿O es Cristo?. Esta enseñanza centrada en el pecado no necesita de Cristo, sino que eres tu quien te haces apto para posteriormente ir a Cristo. ¿Ves el error?. Regresemos a la tentación de Jesús el Hijo de Dios:

"Entonces el diablo le dijo: Si eres Hijo de Dios, di a esta piedra que se convierta en pan". Lucas 4:3

Veamos la respuesta de Jesús el Hijo de Dios:

"Jesús, respondiéndole, dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra de Dios". Lucas 4:4

Jesús no respondió con respecto al pecado, es decir, Jesús no dijo, "Soy Hijo de Dios porque no peco, eso me hace ser hijo de Dios". !No contesto así!. Aunque Jesús fue el único que pudo haber dado esta respuesta, el dijo: "Escrito está".

Hoy en día en muchas iglesias se predica la razón por la que no mereces ser llamado hijo de Dios, se predica porque tu pecado te aparta de ser llamado cristiano o hijo de Dios, se predican las razones por las que no mereces la bendición. Al mismo tiempo te predican que debes hacer para SER HIJO DE DIOS. !Esos son mensajes que te dan una falsa identidad!. ¿Recuerdas la recomendación de Pablo sobre filosofías o argumentos falsos?

 

"Pues ellos no se apoyan en Cristo".

 

Es decir cualquier enseñanza, sea sobre el pecado, o cualquier otro mensaje, debe apoyarse en Cristo primeramente. Pero apoyarse en Cristo es predicar lo que Cristo hizo sobre el tema, en este caso tu identidad. No lo que tú puedas lograr o lo que tú puedas hacer. Apoyarse en Cristo es analizar el pacto de sangre de Jesús y no exigirte a ti que cumplas los requisitos inventados por el hombre a la manera de FILOSOFIAS o ARGUMENTOS FALSOS. Veamos esto:

 

b) "El cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo, en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados"

 

Si observas bien, como hijos de Dios ya fuimos librados de la potestad de las tinieblas, y hemos sido trasladados al reino de su hijo amado Jesucristo, fuimos comprados (redimidos) por su sangre, y tenemos el perdón de pecados. ¿Puedes entender que Dios ya no nos ve con relación al pecado? Puedes entender que ya no estamos en el reino de las tinieblas. Ya no estamos bajo la potestad del reino de las tinieblas. Dios nos ve en relación a su propia obra y sacrificio. Dios nos ve en relación a un nuevo reino, el reino de Cristo.

 

Imagínate que vas a consejería con Jesús, y le cuentas, fíjate Jesús que el diablo viene de vez en cuando y me dice: "si eres hijo de Dios....", y luego regresa y vuelve a decir  "si eres hijo de Dios....", "si eres hijo de Dios...." Es decir Satanás cuestiona siempre si realmente Yo fui trasladado a tu reino, cuestiona si soy apto, cuestiona si soy perdonado...cuestiona mi identidad...

 

¿Qué consejo crees que Jesús te daría?....

!Bien contestado! El te diría, contéstale: "Escrito está".....

 

Solo por mencionar algunos ARGUMENTOS ESCRITOS Y VERDADEROS:

"Escrito está".... Cristo me hizo apto(a) para participar de la herencia de los santos en luz

"Escrito está"....El me ha librado de la potestad de las tinieblas

"Escrito está".... El me ha trasladado al reino de su amado Hijo

"Escrito está"....En El tengo redención por su sangre

"Escrito está"....En tengo el perdón de pecados.

Si te apoyas en la palabra, Satanás no tiene argumento para cuestionar quien eres. Si tú te apoyas y crees que el pecado define tu identidad, ¿crees que debas responder de esta manera? Piénsalo...medítalo...  

¿Si Cristo te hizo apto, entonces el pecado te hace inapto?

¿Si Cristo te ha librado de la potestad de las tinieblas, el pecado le da potestad a las tinieblas estando en Cristo?

¿Si Dios te ha trasladado al reino de su amado Hijo, el pecado te trae de regreso al reino de las tinieblas?

¿Si Cristo te ha redimido (comprado) por su sangre, el pecado te redime de vuelta con el diablo?

¿Si Cristo te regalo el perdón de pecados, que poder tiene el pecado sobre ti?

 

Si tú te apoyas en Cristo y crees que la palabra de Dios define tu identidad, ¿qué crees que debas responder?  Piénsalo...medítalo...

 

Observa lo siguiente:

 

"Jesús, respondiéndole, dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra de Dios". Lucas 4:4

 

Imagina que viene el diablo y te dice: "Si eres Hijo de Dios, deja de pecar".

 

¿Y tú qué dices....?  ¿Le sigues el juego a Satanás? ¿Te crees las mentiras de Satanás? ¿Crees en la palabra de Dios mal utilizada como lo hizo el diablo cuando tentó a Jesús? ¿O qué le contestas al diablo? ¿Le puedes contestar?

 

"Escrito está".... Cristo me hizo apto(a) para participar de la herencia de los santos en luz.

"Escrito está"....El me ha librado de la potestad de las tinieblas.

"Escrito está".... El me ha trasladado al reino de su amado Hijo.

"Escrito está"....En El tengo redención por su sangre.

"Escrito está"....En tengo el perdón de pecados por siempre y para siempre.

 

Terminemos de analizar la respuesta de Jesús:

 

"Jesús, respondiéndole, dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra de Dios". Lucas 4:4

 

Jesús le dio una respuesta de vida, no de muerte. La mente natural te dice, si es cierto, si no me alimento de comida, me muero. O puedes decir también con la mente natural, si peco me muero, si peco soy inaceptable delante de Dios, si peco no me merezco ser hijo de Dios. Y tú puedes decir o creer, si es cierto, el pecado define si soy hijo de Dios o si realmente no lo soy. Pero qué respuesta eligió Cristo: "Yo vivo por la palabra de Dios". ¿Y tú vives por la palabra de Dios o por tus pensamientos?

 

"No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra de Dios". Lucas 4:4

 

Yo no estoy diciendo que cometer pecado sea correcto, pero el pecado es parte del problema, no la solución. Por lo tanto lo que estoy diciendo es que no puedes ceder las verdades escritas de la palabra de Dios y reducir todo a que el pecado tiene más poder que la misma palabra de Dios. Es decir debemos enfocarnos en la solución del problema que es Cristo mismo.

 

Si el pecado te hace inapto, ¿Entonces de que sirvió el sacrificio de Cristo?

Si el pecado le da potestad a las tinieblas, ¿Entonces de que sirvió el sacrificio de Cristo?

Si el pecado te trae de regreso al reino de las tinieblas, ¿Entonces de que sirvió el sacrificio de Cristo?

Si el pecado te redime de vuelta con el diablo, ¿Entonces de que sirvió el sacrificio de Cristo?

Si el pecado tiene poder sobre ti, ¿Entonces de que sirvió el sacrificio de Cristo?

 

 

Conclusión Parte 1:

 

Dios es Rey y Señor del universo, y él como Rey y Señor del universo pone las reglas, no Satanás. Dios lo explico a Caín el asesino de Abel. En el reino de Dios imperan las leyes de Dios, ¿te suena familiar la frase "El reino de los cielos se ha acercado"?

 

"Serás aceptado si haces lo correcto, pero si te niegas a hacer lo correcto, entonces, ¡ten cuidado! El pecado está a la puerta, al acecho y ansioso por controlarte; pero tú debes dominarlo y ser su amo»". Génesis 4:7

 

Si le das poder al pecado, el pecado te domina. Si le das el poder a Cristo, Cristo te domina aunque falles y aunque peques, estas en el reino de Cristo y Cristo reinará en tu vida. Pero el pecado ya no tiene poder total sobre ti, solo el que tu le permitas, es Cristo y sus leyes las que dominan el reino y tu conservas tu identidad de Hijo del Rey por el poder del sacrificio de Cristo solamente.

 

! Bendice y da gloria al Hijo de Dios, Jesucristo el Salvador!

 

Continuaremos, no te pierdas la parte No. 2

 

!Da gracias a Dios por su amor y su infinita gracia!!Que Dios te ayude a caminar en esta verdad! Bendiciones para tu vida. !Recibe la abundancia de la gracia y el don de la justicia por medio de Jesucristo!.
!Cristo es digno de toda la honra y el honor!

Bendiciones y escribeme con tu comentario.

Escrito por Abdiel Salas.

Abdielsalas@live.com

www.abdielsalas.obolog.com

Bendiciones!

 

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Descubriendo tu verdadera identidad: Parte I

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.