Avisar de contenido inadecuado

!Depender de las obras de la ley, trae maldición!

{
}

  TAGS:undefined

"Porque todos los que dependen de las obras de la ley están bajo maldición, pues escrito está: Maldito todo aquel que no permaneciere en todas las cosas escritas en el libro de la ley, para hacerlas". Gálatas 3:10

 

                Nota que dije depender, es decir lo bueno no es necesariamente lo mejor. Pero si comparo la justica que se gana por cumplir la ley, con la justicia que se obtiene por confiar en Dios, entonces hay una gran diferencia. Inconscientemente el hombre crea esas dependencias, esas dependencias nos dan una falsa seguridad. Llegamos a creer tanto en ellas que pensamos que estaremos seguros al contar con amistades, personas, dinero, negocios, creencias, conocimientos, fama, reconocimientos, inteligencia y hasta falsos dioses o las diferentes religiones.

                Hablando de religión, la religión nos da cierta seguridad, el hecho de pertenecer a una iglesia o a un grupo nos da seguridad. Lo ciertos es que muchas religiones manejan abiertamente que el cielo puede ser ganado con meritos humanos. Ciertas creencias de poder ganarse el cielo o el derecho de entrar al cielo nos dan cierta seguridad.

                Dios le dio al hombre la ley para demostrarle que con la ley nunca podemos alcanzar la bendición de Dios, pero fue para mostrar que el corazón del hombre está inclinado hacia la maldad. Dios le dio la ley al hombre por su dureza de corazón. Pero Dios mismo les decía: !Estoy arto de sus fiestas y sacrificios! Dios nos dio la ley para mostrar que somos débiles y nuestra carne nunca podrá satisfacer los requisitos de la ley y por lo tanto no podremos alcanzar la bendición. Pero Dios tenía preparado algo mejor, el hombre se quedo sin entender como es Dios y cuanto nos ama y se está perdiendo de lo mejor!.

                Una persona religiosa puede depender de sus meritos, de sus logros, de su cumplimiento a las normas religiosas, no importa la religión, tanto que se olvida del amor de Dios. Esa actitud nos hace sentir que algún día podemos ganar los beneficios de parte de Dios.

 

I.- Job fue confrontado con su propia justicia:

 

                A pesar de que Job fue un hombre que vivió antes de la ley de Moisés, Job era un hombre bendecido pero dependiente de la ley carnal, la que se justifica por las obras. Pero un día llego a perderlo todo. A pesar de ser considerado justo por Dios y por los hombres, Dios lo confrontó con su realidad, con su manera de pensar. Job llegó a depender tanto de sus obras y de su propia justicia, tanto que no entendía porque Dios permitió tanta calamidad en su vida en un solo instante. Nosotros podemos estar sumergidos dentro de una iglesia, de ciertas creencias, podemos ser muy religiosos y espirituales, pero si no dependemos de la verdadera justicia, entonces dependemos de una falsa realidad, nuestra propia justicia. Esa falsa realidad nos puede destruir, simple y sencillamente por que nos roba la bendición que Dios nos ha dado en cualquier momento. !La ley es buena pero es insuficiente para gozar de las bendiciones de Dios!.

 

                Creer que nuestra propia justicia puede lograr algo de parte de Dios, solo nos engaña y atrae la maldición tarde o temprano. Puedo tener muchas aparentes bendiciones que me hacen sentir seguro(a), pero realmente son temporales y débiles. Muchas de mis bendiciones pueden estar bajo maldición porque pueden ser robadas en un mismo instante.

 

"Porque todos los que dependen de las obras de la ley están bajo maldición, pues escrito está: Maldito todo aquel que no permaneciere en todas las cosas escritas en el libro de la ley, para hacerlas". Gálatas 3:10

 

                La ley fue dada por la dureza de corazón, la ley son requisitos para lograr la bendición de Dios desde el punto de vista carnal. A nuestro intelecto le gusta ganarse el favor de Dios con meritos propios.  Esos requisitos fueron aumentados y sistematizados por los religiosos, tanto así que hasta el día de hoy rigen el comportamiento de las personas, las constituciones de muchos países se rigen por estos principios. Pero la ley es limitada e insuficiente para recibir la verdadera bendición de parte de Dios. La ley es buena pero es temporal, al final trae maldición porque no te otorga la vida eterna. Estas recibiendo lo bueno, pero no estás recibiendo lo mejor. La ley funciona delante de los hombres, pero delante de Dios, este argumento no vale.

 

II.- El joven rico fue confrontado con su propia justicia:

Un día un joven le preguntó a Jesús:

"Un hombre principal le preguntó, diciendo: Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna? Jesús le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno, sino sólo Dios. Los mandamientos sabes: No adulterarás; no matarás; no hurtarás; no dirás falso testimonio; honra a tu padre y a tu madre. Él dijo: Todo esto lo he guardado desde mi juventud. Jesús, oyendo esto, le dijo: Aún te falta una cosa: vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme. Entonces él, oyendo esto, se puso muy triste, porque era muy rico". Lucas 18:18-23

 

                Jesús en un instante derribó el castillo mental que le daba seguridad al joven rico, su imperio de seguridad, Jesús derribó toda la seguridad ganada tal vez durante toda su vida, ganada por todo su esfuerzo por guardar la ley. Jesús le dijo: "Los mandamientos sabes", en otras palabras le dijo, ¿ya probaste con la ley?  ¿Ya probaste los requisitos que te pide la ley?. Ahora mira la respuesta del joven rico: "Todo esto lo he guardado desde mi juventud". Es decir el joven vivía cumpliendo con la ley desde muy joven, pero sabía dentro de sí que no era suficiente, si no, no le hubiera preguntado a Jesús como heredar la vida eterna. Jesús enseguida le dijo: "Aún te falta una cosa: vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme". Jesús le dijo con esto: !deshazte de tus logros!, !deshazte de tus dependencias!, !deshazte de tus creencias!, !deshazte de tu falsa seguridad!... porque ya deberías darte cuenta que no es suficiente, nada de eso es suficiente. ¿Tanto tiempo has probado con la ley y no te has dado cuenta que te falta algo? !Date cuenta que la ley no es suficiente!, en otras palabras el joven debió preguntarse: "¿entonces la ley no es suficiente? ¿Cómo es que ahora me das mas requisitos? Debió preguntarse el joven rico.

                Jesús en todo momento lo dirigió a poner su vista en Dios, !Jesús le dijo desde un inicio solo Dios es bueno!. Pero démonos cuenta que la ley pone su vista en nosotros, Jesús en su calidad de Dios, no como maestro, no como hombre, sino como Dios, le dijo: "Sígueme". Ahora observa la reacción del joven millonario: "Entonces él, oyendo esto, se puso muy triste, porque era muy rico".

 

                Todavía no se deshacía de su riqueza (Falsa seguridad), todavía no lo hacía, pero con solo pensarlo, empezó su sufrimiento. "Entonces él, oyendo esto, se puso muy triste, porque era muy rico". ¿Ves como las obras de la ley traen maldición?, si las obras de la ley trajeran bendición, no se hubiera puesto triste o deprimido con solo pensar que iba a perder su status de "joven rico", al cabo tenia la formula para recuperar la bendición, pero no fue asi. Puedo casi asegurar que más tarde este joven, lo perdió todo para más tarde tener un encuentro con Jesús el Salvador. !No lo sabemos!

 

                Pero para ti, ¿Cuál es tu status? ¿Cuáles son tus logros? ¿Qué es lo que te da la seguridad de heredar la vida eterna? ¿Qué es lo que te da seguridad para recibir las bendiciones de Dios?¿Qué es lo que temes perder pero cuando lo tienes te da seguridad? ¿De quien dependes en realidad de ti o de Dios? ¿En donde esta tu seguridad de ir al cielo?

 

!Depender de las obras de la ley, trae maldición! !Depender de las obras de Cristo, trae bendición!

 

"Porque todos los que dependen de las obras de la ley están bajo maldición, pues escrito está: Maldito todo aquel que no permaneciere en todas las cosas escritas en el libro de la ley, para hacerlas". Gálatas 3:10

 

                Depender de las obras de Cristo nos trae la verdadera bendición, más grande y eterna. Job nunca entendió a Cristo, pero reconoció que la verdadera justicia viene sola y únicamente de Dios. Al final de su agonía el reconoció que había torcido la verdad por haber creído en su propia justica. Job 33:27

 

"Sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo, nosotros también hemos creído en Jesucristo, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la ley, por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado". Gálatas 2:16

 

                Esta es la única manera de darle toda la gloria a Dios, cuando nuestra carne no puede jactarse de algo que nunca cumplió y jamás cumplirá, Satanás no te puede robar algo que Cristo pago con su propia vida y con su propia sangre. La verdadera justicia se llama Jesús, Cristo es nuestra paz con Dios, Cristo es nuestra libertad.

 

Quiero llevarte a un pasaje que está muy revelador:

 

"Pero la transgresión de Adán no puede compararse con la gracia de Dios. Pues si por la transgresión de un solo hombre murieron todos, ¡cuánto más el don que vino por la gracia de un solo hombre, Jesucristo, abundó para todos!  Tampoco se puede comparar la dádiva de Dios con las consecuencias del pecado de Adán. El juicio que lleva a la condenación fue resultado de un solo pecado, pero la dádiva que lleva a la justificación tiene que ver con una multitud de transgresiones. Pues si por la transgresión de un solo hombre reinó la muerte, con mayor razón los que reciben en abundancia la gracia y el don de la justicia reinarán en vida por medio de un solo hombre, Jesucristo. Romanos 5:15-17 (NVI)

 

                Medita en este pasaje y date cuenta que todo apunta para que tu le debas todo a Jesucristo, si tu status no está basado en la obra de Jesús, está destinada a  fracasar, si tu estatus está basado en tus logros, está bajo maldición. Una vida que no está centrada en la obra de Cristo está destinada a fracasar.

 

!Recibe la abundancia de la gracia y el don de la justicia por medio de Jesucristo!.

 

!Cristo es digno de toda la honra y el honor!Bendiciones y escribeme con tu comentario.

Escrito por Abdiel Salas.

Abdielsalas@live.com

www.abdielsalas.obolog.com

Bendiciones!

 

{
}
{
}

Comentarios !Depender de las obras de la ley, trae maldición!

saludos. y bendiciones. Amados en el eterno nuestro Dios, me gustaria que este mismo pasaje lo explicaran conforme a que ley te estas refiriendo, aclaro no soy adventista ni judiomesianico ni pentecostes fracasado, solo que me gustaria un poco de historia para saber mas sobre como explican, a que ley se referia el apostol al reprender a los galatas,
raul palacios garcia raul palacios garcia 23/11/2015 a las 22:05
El escrito se refiere a la ley mosaica, la ley o la torah. Les recomiendo que lean varias veces y tengan una mente imparcial para que puedan disernir el lenguaje.
La intension de Dios es Buena, pero ante la humanidad pecaminosa la ley mosaica es ineficaz. Hebreos 7:18,
La bendicion torahica o mosaic tiene efecto terrenal, pero ante Dios no cuenta, solo cuenta el sacrificio de Cristo.
Bendiciones.

Deja tu comentario !Depender de las obras de la ley, trae maldición!

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.