Avisar de contenido inadecuado

Lo que dejó la oruga

{
}

 

“Lo que dejó la oruga, lo comió la langosta; lo que dejó la langosta, lo comió el pulgón; y lo que dejó el pulgón, lo comió el saltón.” Joel 1:4

 

El libro de Joel habla de la bendición, de cómo el enemigo roba la bendición de los hijos de Dios. El enemigo se viste de oruga, se viste de langosta, se viste de pulgón y se viste de revoltón para robar tu bendición. La planta o árbol es un símbolo de bendición y es un símbolo del humano a la vez. Dios usa simbólicamente al árbol como un ejemplo de bendición, veamos.

 

“Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas” Salmo 1:3

 

El libro de Joel es un libro impresionante que habla sobre los diferentes juicios o etapas de juicio que Dios permite sobre las personas, familias, pueblos o naciones. La oruga, la langosta, el pulgón y el revoltón son formas que toma el enemigo para robarnos la bendición. Casualmente se cree que esos insectos son el mismo insecto en su diferentes etapas de crecimiento. La forma en que atacan es de una manera repentina y devastadora. Atacan por partes a las plantas de tal modo que unos se comen las hojas, otros las ramas, otros los tallos y por último la raíz misma es atacada.

 

El juicio de Dios es para bendición

 

“El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir”. Juan 10:10

 

Dios le pide a Joel que alerte al pueblo, que el mismo observe como trabaja el juicio de Dios. Dios le pide a Joel que observe la forma devastadora que usa el enemigo cuando se le ha dado lugar para que nos destruya. La devastación llego a ser tan grande que no se podía dar ofrendas a Dios. En el antiguo pacto las ofrendas eran esenciales para recibir la bendición.

 

¿Estás siendo tu o tu familia atacado por el saltón, el revoltón, la langosta o la oruga?

 

Dios advirtió a Joel esta devastación antes de que sucediera y el fue testigo de este terrible juicio sobre el pueblo de Israel. Dios les dijo a los líderes, “esta historia se contará a sus hijos”, en otras palabras les estaba diciendo, “quiero que se lo cuenten a sus hijos como trabaja el enemigo”:

 

“Tocad trompeta en Sion, y dad alarma en mi santo monte; tiemblen todos los moradores de la tierra, porque viene el día de Jehová, porque está cercano”. Joel 2:1

 

Dios advierte a su pueblo, ahora el juicio viene sobre el pueblo, sobre sus casas, sobre sus pertenecías, sobre la ciudad. Dios pide un cambio en las personas de corazón:   

 

“Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertíos a Jehová vuestro Dios; porque misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia, y que se duele del castigo.” Joel 2:13

     

Dios quiere llamar la atención de su pueblo, Dios quiere un arrepentimiento de corazón. Dios quiere mostrar su perdón.

 

“Y Jehová, solícito por su tierra, perdonará a su pueblo. Responderá Jehová, y dirá a su pueblo: He aquí yo os envío pan, mosto y aceite, y seréis saciados de ellos; y nunca más os pondré en oprobio entre las naciones.”. Joel 2:18-19

 

Muchas veces Dios quita todo para mostrarte que él te puede dar. Dios quita todo cuanto dependes para enseñarte a depender de él.

 

“Y conoceréis que en medio de Israel estoy yo, y que yo soy Jehová vuestro Dios, y no hay otro; y mi pueblo nunca jamás será avergonzado”. Joel 2:27

 

Dios prepara el corazón de su pueblo

 

Dios prepara el corazón de su pueblo para demostrar el amor y derramar su bendición sobre sus hijos. No hay juicio o devastación que él no pueda sacar de tu vida.

“Lo que dejó la oruga, lo comió la langosta; lo que dejó la langosta, lo comió el pulgón; y lo que dejó el pulgón, lo comió el saltón.” Joel 1:4

 

Dios te enseña a detener y detectar cuando estos juicios vienen, avisando o demostrándote en cada etapa de tu vida. No importa la etapa que estas pasando en tu vida, Dios quiere llamar tu atención para enseñarte, para decirte:

 

“Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones. Y también sobre los siervos y sobre las siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días”. Joel 2:28-29

 

Dios está listo para derramar su amor, su bondad, su justicia, su misericordia, su bendición.

¿Estás listo para recibirla? ¿Estás preparando tu corazón para recibirla?¿Estás volteando a ver a Jesus? ¿Sabes que Dios te esta buscando?

 

Recibe su Espíritu Santo hoy en tu corazón.

¡Que Dios te bendiga y sigue adelante, que nuestra fe no es en vano!  

 

Cualquier comentario favor de escribirme. 

 

Abdiel Salas

AbdielSalas@live.com

www.abdielsalas.obolog.com 

 

 

"SUBSCRIPCION POR CORREO ELECTRONICO"

Delivered by FeedBurner

 

 Subscribete al Blog Cristiano de Abdiel Salas por Email

 

Blog Cristiano de Abdiel Salas

  

 

 

 

 

 

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Lo que dejó la oruga

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.