Avisar de contenido inadecuado

La Cuarta Vigilia de la Noche

{
}

 

 

“Mas a la cuarta vigilia de la noche, Jesús vino a ellos andando sobre el mar.  Y los discípulos, viéndole andar sobre el mar, se turbaron, diciendo: !!Un fantasma! Y dieron voces de miedo. Pero en seguida Jesús les habló, diciendo: !!Tened ánimo; yo soy, no temáis!: Mateo 14:25-27

 

Muchas veces en medio de nuestros problemas no vemos a Dios obrar. Hay personas que preguntan ¿De verdad existirá Dios? ¿Porque Dios no hace nada en estos problemas o situaciones?.

Jesús acaba de hacer uno de los milagros más extraordinarios en el desierto. La multitud lo seguía y dice la biblia que el sano al los que de ellos estaban enfermos. Es decir vieron muchos milagros de sanidades, pero lo más extraordinario o lo nuevo que ahora vieron los discípulos fue que les dio de comer a mas de cinco mil familias en el desierto con solo dos peces y cinco panes, basta decirte que sobraron doce canastas de desperdicios.

 

Leer Mateo 14:13-33

 

En varias ocasiones, cuando Jesús les enseño a los discípulos sobre algo o hizo milagros, Jesús les dijo: “¿entendieron esto?”. Dice la biblia en el relato de Marcos que los discípulos todavía estaban asombrados del milagro  de Jesús y no entendían. Pero lo más asombroso es que Jesús les tenía otra lección preparada.

La cuarta vigilia de la noche es la hora tal vez más obscura. Dicen que los minutos más obscuros son precisamente los minutos antes del amanecer. La cuarta vigilia era alrededor de la cuatro de la mañana. ¿Te has fijado que en los problemas más graves o más grandes de tu vida, se ve muy obscuro?. Dios no se acerca, no ves a Jesús obrar. Te preguntas ¿donde está Dios para rescatarme?.

Si tu problema es económico, dices: “¿Si Dios promete bendecirme, donde están esas bendiciones?”, Si tu problema es de enfermedad, dices: ¿Si Dios promete sanidad, donde esta mi sanidad?. Y así le vamos preguntando a Dios, porque no vemos donde está el en esos momentos.

Somos hijos de Dios y de alguna manera sabemos que él es real y que anda por algún lugar, pero no lo vemos o solo lo vemos como un fantasma. ¡Muy borroso! Pero es tan obscuro el panorama que no alcanzamos a distinguir lo que él está haciendo. Tal vez el miedo nos domina, la inseguridad, la ignorancia, lo grande del problema, lo imposible de la situación, todo eso hace que nuestro Dios se vea como un fantasma. “Dicen que anda por ahí, pero no lo veo”.

 

Entonces aparece Jesús y dice:

!!Tened ánimo; yo soy, no temáis!:

 

¿Porque Jesús, no simplemente calma la tempestad y hace que todo se vea claro?. ¿Porque Jesús no me habla claramente y me dice lo que me quiere enseñar en este problema?

 

Jesús tiene un propósito bien definido para cada etapa de la vida, para cada problema, para cada situación en nuestra vida. Nos encantan esos pasajes que dicen: “Pero a los que aman a Dios, todas las cosa les ayudan a bien”. Pero cuando nos toca vivir esos problemas, estos pasajes se hacen muy difíciles de aceptar, de asimilar, como si Dios se equivocara en su palabra”.

Los discípulos acababan de ver unos milagros increíbles, sanidades increíbles, ¿pero cómo es posible que estuvieran llenos de miedo e inseguridad?. Lo primero que Jesús hace es decirles:

 

!!Tened ánimo!!

 

Lo primero que perdemos ante los problemas es el ánimo. Le damos entrada al desanimo y hemos abierto una puerta para que los problemas nos dominen o nos atemoricen.  Porque enseguida viene el temor. Pero Jesús dice: !!Tened ánimo!! Problemas en el trabajo, problemas en la casa, problemas económicos, enfermedad, Jesús te dice: !!Tened ánimo!!

 

En seguida Jesús dice: “Yo soy”

 

¿Porque no dice, yo soy el que hizo todos estos milagros, el que di de comer a mas de cinco mil familias así como Dios en el desierto?. Jesús solo dice: “Yo soy”

Es en los problemas cuando conocemos mas a Jesús, es en la situaciones difíciles que Dios se nos revela realmente quien es el. Cuando tu le buscas pidiéndole ayuda, es cuando él se revela a ti.

Jesús estaba ganando una fama muy grande, pero todavía no le conocían como el quería que le conocieran. La gente lo quería coronar como rey, porque los Judíos estaban esperando más que aun salvador, estaban esperando a un rey, y Jesús les decía: “todavía no ha llegado mi hora”. Y Jesús sabia que antes tendría que morir en una cruz para que todo se hiciera de acuerdo a la voluntad de Dios Padre.

Si Jesús para ti es el salvador, recuerda que él dice “Yo soy”

Si Jesús para ti es el sanador, recuerda que él dice “Yo soy”

Si Jesús para ti es el que alimenta a cinco mil familias con cinco panes y dos peces , recuerda que él dice “Yo soy”

Si Jesús para ti es un gran profeta, recuerda que él dice “Yo soy”

Si Jesús para ti es el hijo de Dios, recuerda que él dice “Yo soy”

Si Jesús para ti es Dios, recuerda que él dice “Yo soy”

Si Jesús para ti es el gran Yo Soy, recuerda que él dice “Yo soy”

 

Y por ultimo Jesús dice: ¡no temáis!:

 

Te dice ¡no temáis!,  Porque él sabe que el temor te roba la bendición de disfrutar del amor de Dios. Dice la biblia el amor echa fuera al temor. Y al revés “El temor echa fuera al amor”.

 

Y Jesús te dice: ¡no temáis! Porque sabe que el temor es el resultado de no conocer a Jesús. 

Y Jesús te dice: ¡no temáis! Porque sabe que el temor es enfocarse en lo que el problema es para ti, pero no en quien es Jesús para ti. 

 

Pero el día se acerca, recuerda que es la cuarta vigilia de la noche. La parte más obscura de la noche. Pero la próxima al amanecer. En pocos minutos todo se aclarara y veras el propósito de Dios para ese problema, para esa situación difícil, para esa enfermedad tal vez.

Dice la palabra que Jesús rescató a Pedro del agua y ambos entraron a la barca, entonces el viento se calmo. La lección había terminado, hasta el viento lo supo. Dice el relato que los discípulos le adoraron, y dijeron: “Verdaderamente eres el hijo de Dios”

La cuarta vigilia de la noche tal vez sea la peor parte de la noche, la cuarta vigilia tal vez sea la peor parte de tu problema o de tu enfermedad. Pero pronto Jesús le dirá al viento, ¡deja de soplar!, ¡mar detente!. ¡Problema apártate! ¡Enfermedad vete de su cuerpo! Porque ahora mis hijos me van adorar por lo que soy. ¡Porque ellos acaban de tener una revelación de quien soy!

¡Yo soy el que sane a la gente en el desierto!, ¡soy el que los alimente!, ¡soy el que los introdujo en la tierra prometida!. ¡Yo soy el que siempre estoy contigo y nunca te abandonare!

 

Y dice el salmo 42:

 

¿Por qué te abates, oh alma mía, Y por qué te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de alabarle,  Salvación mía y Dios mío.

 

¡Alaba y bendice al gran Yo Soy por lo que él está haciendo en tu vida, se está revelando a ti como el gran Yo Soy!

 Bendiciones,

 

abdielsalas@live.com

{
}
{
}

Comentarios La Cuarta Vigilia de la Noche

Solo me resta decir o pedir que estas paginas dieran la opcion de compartir para de esta forma disfundir el mensaje dado como en este caso me parece excelente la ensenanza que en forma sencilla y diciente nos explica Abdiel Salas,gracias y Dios le bendiga
Gracias Eudilson;


Hay varias maneras de compartir:

- Si te inscribes por correo a la izquierda de tu pantalla, al inicio tienes esa opcion.
- Puedes compartir por medio de Facebook
- Tambien puedes compartir por medio de Tweeter
- Por feedburner puedes inscribirte

O si tienes otra opcion avisame para incluirla


GRACIAS Y BENDICIONES

Abdiel Salas
gracias por este mensaje Abdiel, hoy me levante a las 4 de la mañana, había vigilia en mi Iglesia y ayer dije que iria pues estaba preocupada por un adolescente sobrino a quien quiero mucho, tiene problemas con sus padres y por mi madre quien habia trabajado mucho para que el pudiera ir a un encuentro de adolescente en la iglesia a la que asisto justo hoy dìa partirian, pero ayer a ultima hora sus padres le negaron el permiso no se porque, mi madre estaba descecha pues mi sobrino tenia mucho interes en ir.
Yo senti pesar en mi corazon pues queria ir a la vigilia y asi le habia dicho ayer a mi pastora para orar y pedir consuelo para mi madre y mi sobrino, pero me desperte muy tarde a mi parecer, queria saber en mi corazón si mi compromiso de ir a la vigilia era con Dios o con ser humano, llame para pedir solo oración pero me dijeron que mi madre si habia ido a la vigilia y se habia retirado pero mucho mas tranquila.
Que bueno es saber que a las 4 de la mañana es la hora mas oscura de la noche y que en medio de la tempestad hay alguien que te dice, !!Tened ánimo; yo soy, no temáis!!.
patricia Meneses patricia Meneses 11/12/2012 a las 11:08
Bendiciones patricia, no dejes de orar por este ministerio para que crezca y siga siendo de bendición.

Deja tu comentario La Cuarta Vigilia de la Noche

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.