Avisar de contenido inadecuado

¿Cuál es tu nombre?

{
}

 TAGS: 

 

“Y el varón le dijo: ¿Cuál es tu nombre? Y él respondió: Jacob”. Génesis 32:27

 

El nombre en la biblia tiene un significado muy especial. Más que un nombre propio significa las cosas que nos distinguen, son las características que heredamos de manera natural, las cosas que por naturaleza practicamos y son los rasgos que nos hacen diferentes. ¿Cuál es tu nombre?. ¿Cuáles son las características que te distinguen?... aun buenas y malas.

Cada animal tiene ciertas costumbres o instintos que por naturaleza hacen, esa naturaleza los distingue. Si pensamos en ratones, pensamos en sus características, si pensamos en lagartijas pensamos en sus características. Lo mismo un objeto, si digo “lápiz” inmediatamente piensas en su uso. El hombre sin embargo lejos de ser un animal o un objeto es un ser espiritual y mucho más complejo. Así nos hizo Dios y Dios a su vez puso en nosotros características que nos hacen ser muy diferentes entre nosotros mismos y nos hace ser muy especiales. ¿Cuál es tu nombre? ¿Cuáles son la características que Dios puso en ti?... aun buenas y malas.

 

En este versículo de Génesis es una conversación que se deriva de una lucha cuerpo a cuerpo por parte de Jacob y un varón de Dios. Esta lucha se dio justo antes del gran encuentro de Jacob con Esaú su hermano mayor. Jacob fue marcado por varias etapas de su vida a pesar de conocer la promesa de Dios el luchó por la bendición con todos. El creyó que tenía que luchar, mentir, hacer trampa y hasta robar la bendición. No sé de dónde saco esa idea pero el vivió muchos años de su vida creyendo que así se recibía la bendición. En esta nueva etapa de su vida él había terminado su asociación con su suegro en el negocio de las cabras. Ahora Jacob regresaba y ahora estaba a punto de encontrarse con su hermano Esaú que años antes había prometido matarlo a causa de haberle robado su primogenitura y su bendición. Esaú había dicho de él:

 

“Y Esaú respondió: Bien llamaron su nombre Jacob, pues ya me ha suplantado dos veces: se apoderó de mi primogenitura, y he aquí ahora ha tomado mi bendición. Y dijo: ¿No has guardado bendición para mí?” Génesis 27:36

 

“Bien llamaron su nombre Jacob” Jacob es el claro ejemplo de una persona que trata de ganarse la bendición con sus propios esfuerzos acosta de cualquier precio. Aun haciendo trampas, robando, engañando, luchando, compitiendo, suplantando. Su naturaleza y características estaban implícitas en su nombre Jacob. Jacob tiene agallas de ganador, sangre de campeón, pero está equivocando el rumbo.

Aun que esa tradición se ha perdido en la actualidad de poner nombre con significado, en la biblia sigue teniendo un gran significado, veamos:

 

“Ahora, así dice Jehová, Creador tuyo, oh Jacob, y Formador tuyo, oh Israel: No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú”. Isaías 43:1

  TAGS:

Dios no dice yo te cambie de nombre y te hice Israel, sino cuando comienza dice: Jacob. Dios no se avergüenza de nuestras fallas porque él sabe que estas fallas las hizo él para nuestro beneficio. El nos hizo como somos aun con nuestras fallas y errores. El puso características peculiares que nos distinguen desde antes de nacer con un propósito. La vida de Jacob es una bendición para nosotros y la promesa de Dios se cumple. Después Dios continúa diciendo pero soy tu formador en un Israel o Príncipe.

Así como Jacob luchó no solo esa noche, pero toda su vida había luchado por ganarse la bendición. El llegó a descubrir que Dios ya lo tenía destinado a ser bendito por siempre. Dios a través de su vida lo estaba transformando en un príncipe. Aunque Dios dejo que se equivocara, si te das cuenta Dios hace lo mismo con cada uno de nosotros sus hijos. Aun a pesar de nuestros errores el nos demuestra que la bendición es por lo que él es y no por nosotros.

 

Yo te redimí:

 

Redimir quiere decir pagar el precio de un rescate. Dios le hizo saber a Jacob que el precio de su rescate él lo había pagado, mientras Jacob trató de conseguir la bendición con su esfuerzo, el trató de comprar a su esposa con esfuerzos. Ese esfuerzo le costó lo doble. Dios lo estaba llevando a darse cuenta que el no debería luchar por la bendición sino que Dios estaba con él y la bendición provenía de Dios.

 

Dios por su parte permitió que todo pareciera contrario a la vida de bendición, solo para que Jacob dejara de luchar con sus fuerzas, para permitir a Dios obrar a su favor. Cuando Dios le dice yo te redimí, le está confirmando yo pagué el precio de tu bendición, de tu vida misma, yo dispuse todo lo que te sucedió para demostrarte que estoy contigo.

 

Yo te redimí significa, yo permití que pasaras por todas estas pruebas, por todas estas experiencias, para probarte que yo te escogí. Jacob nació en segundo lugar, paso muchos años huyendo, trabajo duro y pesado para tener familia, trabajo duro y pesado para ser rico. Pero Dios lo confronto y le dijo no luches mas por la bendición, la bendición no es por tu esfuerzo, ni por tu astucia, ni por tus trampas, ni por tus engaños. Al nacer en segundo lugar y padecer todos estos años yo te demuestro que es porque yo te escogí y puse características en ti desde antes de nacer. La bendición es tuya porque yo la gene por ti y porque yo te escogí y yo soy tu Padre.

 

  TAGS:

Te puse nombre:

 

Dios le dio un nombre digno a su hijo, aun sus características negativas fueron usadas para bien. Ese era el plan de Dios para llevar a un hijo Jacob a reconocerse así mismo. El había llegado a conformarse con ser un Jacob, un usurpador, un mentiroso, un tramposo, pero Dios lo dignifico a un grado muy elevado.

 

 “Y el varón le dijo: No se dirá más tu nombre Jacob, sino Israel; porque has luchado con Dios y con los hombres, y has vencido”. Génesis 32:28

 

A través de esta experiencia, y un re encuentro con Dios. Dios le da una enseñanza a su hijo Jacob. La lucha no es con fuerza, es una lucha espiritual y ya la tienes ganada. De ahí en adelante Jacob comenzó a ser un príncipe desde el ambiente espiritual. Sus victorias estarían determinadas por su lucha espiritual. Esa era la única manera de vencer. Esa gran noche Jacob reconoció su nuevo nombre como príncipe y Dios le reveló que él había nacido para ser un Príncipe de una gran nación. La historia giraba alrededor de su vida hoy mismo y no la vida de Esaú. La historia giraba en torno a su vida y no la de otra nación. Dios le dio un gran nombre a esa nación que venía por la descendencia de Abraham, Isaac y Jacob.  

  

Dios nos ha puesto un nombre muy especial a cada uno, el quiere que descubramos nuestro nombre nuevo. Ya no seremos más Jacob, ya no seremos de los que luchan con esfuerzos ni con mentiras, ya nos seremos como los que luchan por ganarse un lugar de honor. Solo aceparemos que hemos sido llamados a ser príncipes de Dios. . ¿Cuál es tu nombre?.

 

 Mío eres tú:

 

Tu nombre te da identidad, tu nombre te da prestigio y tu nombre es dulce a tus oídos. Por poner un ejemplo hoy en día, detrás de una marca o nombre de alguna compañía está el prestigio y juzgamos un producto por su marca. Es decir la marca tiene nombre y lo distingues, por buena calidad, durabilidad, garantía, hasta valor de reventa. Una marca no es el producto en sí, si no la compañía que lo respalda detrás del producto.

 

Dios ganó una identidad, ese prestigio ya está ganado en la cruz de Cristo. El nombre de Cristo respalda mi nombre y mis características. El nombre de Cristo respalda nuestro nombre y nuestras características. Ese nombre que es sobre todo nombre, es el nombre que nos respalda ahora mismo. No importa si eres Jacob o estás en el proceso de transformación. Tal vez ya eres Israel o príncipe.

 

Tu nombre tiene el respaldo de Cristo, es decir tus características y todas tus vivencias fueron planeadas por él. Aun cuando todo pareciera que está en tu contra, es para que descubras que no será con tus fuerzas físicas e intelectuales que vencerás, será con la fuerza espiritual que vencerás, serás reconocido como un príncipe donde nadie creía en ti.

 

¡Tu nombre es príncipe de Dios!  

 

Bendiciones, escríbeme si estas recibiendo bendición.

 

Abdiel Salas

abdielsalas@live.com

{
}
{
}

Deja tu comentario ¿Cuál es tu nombre?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.