Avisar de contenido inadecuado

¿Puede un cristiano estar bajo maldición?

{
}

  TAGS:

Esto me recuerda lo que alguien dijo, si crees que estoy en lo correcto o crees que estoy equivocado, ¡tú siempre estás en lo correcto!. La vida cristiana es muy similar, vives por fe, de tal manera que vives lo que tú crees de tu relación con Dios. Por eso Pablo dijo lo que ya se había escrito en el antiguo testamento: “El Justo vivirá por fe”.

  

Este tema es muy complejo, por eso necesitamos siempre del Espíritu Santo para que nos guie y nos revele más de su verdad. Para muchos judíos es algo tan común entender las maldiciones generacionales porque esta enseñanza les es muy familiar. En más de dos ocasiones le preguntaron a Jesus antes de sanar a algún enfermo: ¿Peco este o pecaron sus padres? Y Jesus por el Espíritu Santo contestaba lo que el Espíritu le revelaba en ese momento.
 
Siendo yo cristiano me di cuenta un día que batallaba con ciertos hábitos pecaminosos, orando y estudiando la palabra y guiado por el Espíritu Santo comencé a entender que gran parte de mis problemas estaban en mis antepasados. Fue así como el Señor me llevó a comprender estas verdades espirituales bíblicas que nunca antes había visto en la biblia, por más de 25 años de asistir a la iglesia nunca lo había visto de esa manera y nunca escuche una enseñanza de estas.
 

Cristianos bajo maldición:

 

Un Cristiano si puede estar bajo maldición, pero no debería estar bajo maldición. Antes de que reacciones con escepticismos déjame exponerte algo que también está en la biblia:

 

 

“Pero también digo: Entre tanto que el heredero es niño, en nada difiere del esclavo, aunque es señor de todo”. Gálatas 4:1

 

 

La biblia dice que Jesus nos hizo libres, pero no puedes gozar de esa libertad si no la tomas y la vives. Cuando Dios liberó al pueblo de Israel de la opresión de Egipto, los hizo libres físicamente sacándolos de Egipto. Pero mentalmente eran esclavos de la mentalidad de Egipto. No podían superar su mentalidad de 400 años de esclavitud en un día, continuaban creyendo y comportándose al estilo Egipto. A tal grado de querer regresar a lo que ellos consideraban lo mejor.

 

 

Hoy en día llega una persona nueva a la iglesia y queremos que viva en completa santidad. Entonces como vemos que sigue en pecado y no ha cambiado negamos la obra de Cristo y negamos que sea salvo. O sea negamos que el poder de sus palabras transcendió al cielo y que el hecho de reconocer a Jesus lo salvo. ¡Por nuestras creencias!. Pero no imaginamos que el proceso de su salvación o santificación inicia en Egipto y algún día si es guiado llegara a la tierra prometida. Pero su salvación NO LA PIERDE.

 

No estoy negando la obra de Cristo, cuando Dios saco al pueblo de Egipto lo hizo con poder y nadie lo pudo negar. Pero nadie puede negar que Israel se mantuviera pecando contra Dios en el desierto por su mentalidad de esclavo.

 

 

Pablo les está escribiendo a cristianos en Gálatas:

 

 

“Porque todos los que dependen de las obras de la ley están bajo maldición, pues escrito está: Maldito todo aquel que no permaneciere en todas las cosas escritas en el libro de la ley, para hacerlas”. Gálatas 3:10

 

 

Nadie me puede negar que haya miles de cristianos dependientes de sí mismos, en su religión o su propia versión del cristianismo. Ahora bien, mas adelante dice la palabra de Dios:

 

“Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero),  para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la fe recibiésemos la promesa del Espíritu”. Gálatas 3:13-14

    

Por lo tanto un cristiano puede padecer maldición por su ignorancia, al negar y no reconocer la grandeza y el poder de la cruz de Cristo. Un cristiano puede estar bajo maldición al desconocer que Cristo gano nuestra bendición en la cruz, que él mismo se hizo maldición y por lo tanto mi maldición fue clavada junto con Cristo en la cruz. No podemos negar que hay muchos cristianos que viven bajo maldición por ignorar lo que Cristo hizo por ellos. Muchos cristianos en las iglesias se les hace fácil decir que es porque nunca fueron sinceros y no se arrepintieron de verdad.

 

 

 

Cristianos malditos por ignorancia:

 

 

 

Alguien me pregunto: ¿Que pasara con nuestros hijos? Los procreamos siendo creyentes en Cristo (Por el lavamiento de la sangre de nuestro Señor Jesucristo). Después que tuvimos conocimiento por la revelación que había que renunciar a la iniquidad de nuestros antepasados, como pareja se hizo este acto de confesar delante de Dios. Quedamos libres de toda consecuencia por causa de nuestros antepasados. Pero nuestros hijos que por circunstancias no estuvieron con nosotros en ese acto y se encuentran, por ejemplo en la escuela ¿cuál sería la condición de nuestros hijos?. Ellos siguen contaminados por la iniquidad, ya que dices que en el ADN (sangre) es que se transfiere  la iniquidad?.

 

En cada caso necesitamos el discernimiento del Espíritu Santo, déjame explicarte esto:
 
Jesus nos ensenó que la verdad nos hizo libres, en otro mensaje explico que en el original dice que el “conocimiento de la verdad nos hizo o nos hace libres”. Por lo tanto Satanás se aprovecha de nuestra ignorancia para poner enfermedades, o malas consecuencias en nuestra vida. De eso nadie se escapa ¿Estás de acuerdo?
La biblia también dice que hay espíritus familiares que se aferran a la familia con derecho legal, por ejemplo un espíritu de adivinación se pasará de generación en generación, los que leen cartas y adivinos, etc., aun espíritus de muerte y de enfermedades se transmiten de generación en generación.

 
En el ámbito espiritual, especialmente un cristiano queda limpio del pecado, de la iniquidad y de sus consecuencias eternas y Dios te ve como tal. David oraba: “lávame mas y mas de mi maldad”. Pero Satanás tratará de hacerte creer que porque tus padres padecen alta presión o diabetes o cualquier otra enfermedad o maldición, por lo tanto tú también la vas a sufrir. Conozco jóvenes cristianos que provienen de matrimonios divorciados y hay en ellos un temor de cometer los mismos errores de sus padres. Es decir Satanás comienza a trabajar desde la mente. Haciéndolos creer que ellos cometerán los mismos errores, Satanás comienza a ganar cuando le creemos mas a sus mentiras que a la palabra de Dios. ¡Eso mismo paso en el desierto con el pueblo de Israel!.
 
 
Conozco personas que nunca se les había manifestado una enfermedad hasta una edad madura, para después darse cuenta de que alguien de sus antepasados sufriría de esa misma enfermedad. Yo creo que una vez que conoces la verdad y estamos consientes de la verdad, aplicamos la verdad a nuestra vida y Satanás pierde derecho legal. (Para mas profundidad en el tema sugiero que lean todo mis escritos sobre iniquidad). Otra vez y explicado:
 
El poder de la sangre de Cristo es tan grande que tus hijos son bendecidos y así como hay maldición cuando se está fuera de los caminos de Dios, así también funciona la bendición en nuestros hijos. Es decir tienen derecho legal. ¿Pero cuanta gente hay que no lo sabe y no lo entiende?
 
 
Lo mejor que puedes hacer es enseñar a tus hijos estos principios y saber que Satanás y ninguna maldición tienen derecho legal sobre sus cuerpos y sobre sus vidas. Que ellos son herederos de la bendición por medio de Jesucristo.
 

 

¿Recuerdas el pasaje de Pablo?:
 

“Pero también digo: Entre tanto que el heredero es niño, en nada difiere del esclavo, aunque es señor de todo;  sino que está bajo tutores y curadores hasta el tiempo señalado por el padre”. Gal 4:1-2
 

 

Tu derecho legal es la bendición 



El reino de los cielos funciona a base de derechos legales, de conocer lo que Cristo ganó en la cruz. Es por eso que mucha gente no cree en estos principios ya que ignoran como opera Satanás e ignoran como ir y tomar de los principios legales del reino de los cielos. ¡Jesus dijo: “el reino de los cielos se ha acercado”! Y comenzaban a operar los milagros en base a estos principios legales del reino de los cielos.
 
Yo creo firmemente que si tú confiesas los pecados tuyos y de tus antepasados. Si oras por tus hijos sobre estos principios, creo firmemente que quedan libres. Pero una vez en edad donde entienden esto, tu deber es enseñarlos. Para que ellos tomen este escudo de la fe y se protejan y lo pasen a las siguientes generaciones. Tú como padre o madre tienes autoridad legal sobre tus hijos y puedes bendecirlos o maldecirlos, así es que si tú oras por ellos, esa oración tiene legalidad delante de Dios. ¡Es tu derecho legal ganado en la cruz por medio de Cristo!.
 
 
De todas maneras debemos tener el discernimiento del Espíritu Santo para saber qué es lo que sucede en cada caso en particular. Veamos lo que dice Pablo en algunas circunstancias:
 
 
“¿O no sabéis que el que se une con una ramera, es un cuerpo con ella?”. 1 Corintios 6:16
 
 
Pablo habla de cuidar el cuerpo, no por ser un cristiano hijo de Dios, te salva de semejante pecado contra el cuerpo. Al ser un cuerpo con una ramera o cometer adulterio, hay espíritus que se transfieren por la relación sexual: depresión, suicidio, alergias, enfermedades, además de las enfermedades sexuales mortales. Más adelante Pablo habla de que esto es un misterio.
 
Por lo tanto tiene un grado de dificultad muy alto si no tenemos al Espíritu Santo que nos guie y nos revele que lo que en realidad está sucediendo o que sucedió en el pasado, especialmente con generaciones de los que no conocíamos sus problemas.
 

 

Bendición Generacional  


 

Alguien me pregunto: Si yo confieso las iniquidades de mis antepasados, Dios me perdona y libera (eso es retrocediendo en el tiempo, es decir el pasado). Pero si, también confieso a mi generación adelante (eso es adelantándome al futuro), ¿ él  perdona y libera?.

 
Mucha gente no entiende el amor de Dios, pero la biblia dice que la maldición se transfiere hasta la tercera y cuarta generación, quiere decir que se va diluyendo el poder de ese ADN biológico o espiritual de maldición. Pero la biblia afirma que la bendición alcanza hasta mil generaciones. ¿Te das cuenta del amor de Dios?.
 
Hay un poder extraordinario en confesar y bendecir a nuestras futuras generaciones, las que ya nacieron y van a nacer en un futuro. Es tu derecho legal por la palabra de Dios. ¡Satanás no tiene poder sobre la promesa de Dios!. Tratará de venir a tu vida con maldición, pero con lo que venga se tendrá que ir, por que no tiene derecho legal.
 

TESTIMONIO:

Con este conocimiento y esta autoridad ahora mismo yo estoy sacando problemas de mis abuelos y los padres de mi familia. Por ejemplo hace 10 años mi esposa comenzó a padecer alta presión, al llevarla con varios especialistas recuerdo que el que era considerado el mejor especialista, le dijo a mi esposa: ¿Alguien de su familia padece alta presión? A lo que mi esposa le dijo que si, mi madre padece alta presión.
 
La respuesta contundente del especialista fue: prepárese señora para padecer lo mismo, es genético y se hereda. ¿Pero es que apenas tengo 28 años doctor? Dijo mi esposa, a lo que el doctor contesto: aquí han venido niñas de 13 años padeciendo alta presión lo mismo que sus padres así que no hay edad para padecer alta presión.
 
Ya se imaginaran el sufrimiento y el dolor que esto causo a mi esposa, mi suegra es una cristiana de mucha oración y padece esta enfermedad. Para eso el Señor ya me había inquietado en conocer estos principios, entonces comenzó la guerra.
 
Le enseñe a mi esposa estos principios y decidimos rechazar toda maldición de enfermedad de alta presión en su cuerpo y en nuestra vida. A los pocos días mi esposa fue sana y desde entonces no toma ninguna medicina y la alta presión desapareció. Ella está muy bien hasta la fecha y nunca más la ha vuelto a padecer.
 
¿Te das cuentas?, Lo único que hicimos es que tomamos el derecho legal que Cristo ganó en la cruz, lo creímos por fe, creímos la palabra por fe y tuvimos victoria sobre la alta presión.
 
 
Desafortunadamente hay cristianos que por ignorar estas bendiciones sufren de enfermedades u otros males, ¿Te das cuenta cómo funciona cuando el Señor dice que el conocimiento de la verdad nos hará libres?
 
Solo te recuerdo que no todo es maldición, hay situaciones que simplemente vienen por alguna otra causa, sin importar el motivo el cristiano hace que todas ellas sean una oportunidad para glorificar el nombre de Dios. ¡Bendito seas Jesus!

 

Cuando Lázaro el amigo de Jesus murió, Jesus dijo que esa muerte era para glorificar a Dios y así sucedió, después de que fue resucitado mucha gente glorifico el nombre de Dios.

 
 Los milagros continúan


Reciénteme fui sano de mi vista, hace un año comencé a utilizar lentes para leer todo el tiempo. Ya no veía las letras de mi computadora y el teclado. Ahora ya no uso los lentes, porque me atreví a pedirle a Dios que me sanara, ya no dependo de los lentes para escribir esta mensaje. ¡Gloria a Dios!
 
Si estás leyendo esto, creo que a ti como a mí, el Señor me inquieto hace un tiempo a estudiar estos principios y ahora los vivo y cada vez que vienen las luchas tengo más armas para luchar contra esos gigantes.
 
Por supuesto que siempre dependo de Dios y no de mis fuerzas ni aun de los milagros o de mi conocimiento, sino que vivo dependiendo de él, y siendo enseñado por él y guiado por él. No vivo una vida perfecta y pura o siguiendo un estándar de cristianismo copiado. ¡Vivo una vida dependiendo de su poder y de su gracia!. Se vivir escasamente y se vivir en abundancia.
 
 
Jesus dijo: “Sin mi nada podéis hacer”, pero muchos cristianos creen que por saber mucho de biblia ya se saben todo. Y niegan la obra de Jesus cuando vienen estos problemas por ignorancia.
 
 
Siempre dependeremos de él, y así viviremos para él y por él.
 

 

“Y que por la ley ninguno se justifica para con Dios, es evidente, porque: El justo por la fe vivirá; y la ley no es de fe, sino que dice: El que hiciere estas cosas vivirá por ellas. Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero), para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la fe recibiésemos la promesa del Espíritu. Gálatas 3:11-14

 

Conclusión:

 

Mientras dependas de tu fe en Jesus, vivirás. Mientas dependas de tu fe en Jesus seguirás recibiendo de sus milagros, sus bendiciones, su amor y su gracia. ¡Y ninguna maldición podrá tocar tu morada!

 


Bendiciones y no dudes en escribir:
 

Abdiel Salas
abdielsalas@live.com

 

 

{
}
{
}

Comentarios ¿Puede un cristiano estar bajo maldición?

Exelente enseñansa me ayudo mucho
Jose luis Jose luis 27/10/2015 a las 21:04
Tengo mucgas dudas recibi a cristo hace cuatro años, antes era un ladron me arrepenti pero todas las cosas y ropa que tenia habia sido de haber robado, y yo me sentia mal cada vez que me la colocaba creo que me tocaba dejar esa ropa para estar bien o sino esas cosas no me ivan a dejar avanzar creo que es anatema.
Jedy Jedy 11/02/2016 a las 03:39

Deja tu comentario ¿Puede un cristiano estar bajo maldición?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.