Avisar de contenido inadecuado

Cadenas de Iniquidad (Parte 3)

{
}

(Deberas haber leido la parte 1 y 2 de este tema)

VII .- LA INIQUIDAD REQUIERE RESTAURACION:

 

El rey David pasó por un proceso de entender la iniquidad, la rebelión y el pecado y escribe:

 

“Mi pecado te declaré, y no encubrí mi iniquidad.  Dije: Confesaré mis transgresiones a Jehová;  Y tú perdonaste la maldad (iniquidad) de mi pecado”. Salmo 32:5

 

Después de haber pecado con Betsabé y de mandar al frente de la batalla a Urías el Heteo para ser muerto, es decir cometer asesinato intelectual. Dios pasó a David por un proceso de restauración y el pudo escribir esta enseñanza en el Salmo 32.

 

De este proceso Dios dictaminó una sentencia a David, “no morirás”, pero:

 

  “ ¿Por qué, pues, tuviste en poco la palabra de Jehová, haciendo lo malo delante de sus ojos? A Urías heteo heriste a espada, y tomaste por mujer a su mujer, y a él lo mataste con la espada de los hijos de Amón.  Por lo cual ahora no se apartará jamás de tu casa la espada, por cuanto me menospreciaste, y tomaste la mujer de Urías heteo para que fuese tu mujer.  Así ha dicho Jehová: He aquí yo haré levantar el mal sobre ti de tu misma casa, y tomaré tus mujeres delante de tus ojos, y las daré a tu prójimo, el cual yacerá con tus mujeres a la vista del sol.  Porque tú lo hiciste en secreto; mas yo haré esto delante de todo Israel y a pleno sol. 2 Samuel 12:9-12

 

Todo esto que Dios dijo se cumplió, léelo por favor en el capítulo 13 de 2 de Samuel en adelante. Tenemos otro caso de iniquidad en la vida del sacerdote Eli. Dios cuando se manifestó a Moisés dijo de sí mismo: “y que de ningún modo tendrá por inocente al malvado (inicuo)”. Eli sabía de los pecados de sus hijos, más desafortunadamente no hizo nada por detenerlos o disciplinarlos:

 

 

VIII .- INIQUIDAD EN LOS HIJOS DE ELI:

 

“Los hijos de Elí eran hombres impíos (inicuos), y no tenían conocimiento de Jehová.” 1 Samuel 2:12

 

Eli sabia de los pecados de sus hijos porque escuchaba lo que el pueblo le decía, más no hizo lo correcto delante de Dios. Aun Eli pago los consecuencias siendo que Dios le había hablado ya varias veces al respecto.

 

“Pero Elí era muy viejo; y oía de todo lo que sus hijos hacían con todo Israel, y cómo dormían con las mujeres que velaban a la puerta del tabernáculo de reunión.  Y les dijo: ¿Por qué hacéis cosas semejantes? Porque yo oigo de todo este pueblo vuestros malos procederes.  No, hijos míos, porque no es buena fama la que yo oigo; pues hacéis pecar al pueblo de Jehová.  Si pecare el hombre contra el hombre, los jueces le juzgarán; mas si alguno pecare contra Jehová, ¿quién rogará por él? Pero ellos no oyeron la voz de su padre, porque Jehová había resuelto hacerlos morir. Y el joven Samuel iba creciendo, y era acepto delante de Dios y delante de los hombres.  Y vino un varón de Dios a Elí, y le dijo: Así ha dicho Jehová: ¿No me manifesté yo claramente a la casa de tu padre, cuando estaban en Egipto en casa de Faraón? Y yo le escogí por mi sacerdote entre todas las tribus de Israel, para que ofreciese sobre mi altar, y quemase incienso, y llevase efod delante de mí; y di a la casa de tu padre todas las ofrendas de los hijos de Israel. ¿Por qué habéis hollado mis sacrificios y mis ofrendas, que yo mandé ofrecer en el tabernáculo; y has honrado a tus hijos más que a mí, engordándoos de lo principal de todas las ofrendas de mi pueblo Israel? Por tanto, Jehová el Dios de Israel dice: Yo había dicho que tu casa y la casa de tu padre andarían delante de mí perpetuamente; mas ahora ha dicho Jehová: Nunca yo tal haga, porque yo honraré a los que me honran, y los que me desprecian serán tenidos en poco.  He aquí, vienen días en que cortaré tu brazo y el brazo de la casa de tu padre, de modo que no haya anciano en tu casa.  Verás tu casa humillada, mientras Dios colma de bienes a Israel; y en ningún tiempo habrá anciano en tu casa.  El varón de los tuyos que yo no corte de mi altar, será para consumir tus ojos y llenar tu alma de dolor; y todos los nacidos en tu casa morirán en la edad viril. Y te será por señal esto que acontecerá a tus dos hijos, Ofni y Finees: ambos morirán en un día.

 

Este es uno de los episodios más tristes de la vida de Israel, Dios ya había bendecido y escogido como sacerdotes al linaje de Eli. Mas Dios honra a los que le honran y Dios dicto la sentencia y aun a Samuel le reveló lo que estaba por suceder, esta es la segunda ocasión que Dios le habla a Eli:

 

“Y Jehová dijo a Samuel: He aquí haré yo una cosa en Israel, que a quien la oyere, le retiñirán ambos oídos. Aquel día yo cumpliré contra Elí todas las cosas que he dicho sobre su casa, desde el principio hasta el fin. Y le mostraré que yo juzgaré su casa para siempre, por la iniquidad que él sabe; porque sus hijos han blasfemado a Dios, y él no los ha estorbado.  Por tanto, yo he jurado a la casa de Elí que la iniquidad de la casa de Elí no será expiada jamás, ni con sacrificios ni con ofrendas.  Y Samuel estuvo acostado hasta la mañana, y abrió las puertas de la casa de Jehová. Y Samuel temía descubrir la visión a Elí.  Llamando, pues, Elí a Samuel, le dijo: Hijo mío, Samuel. Y él respondió: Heme aquí.  Y Elí dijo: ¿Qué es la palabra que te habló? Te ruego que no me la encubras; así te haga Dios y aun te añada, si me encubrieres palabra de todo lo que habló contigo.  Y Samuel se lo manifestó todo, sin encubrirle nada. Entonces él dijo: Jehová es; haga lo que bien le pareciere”.  1 Samuel 3:11-18

 

Por alguna razón Eli no pudo hacer nada por corregir a sus hijos y detener la tragedia, yo pienso que Eli no apelo a la misericordia de Dios. La palabra de Dios se cumplió y llego la tragedia más temprano que tarde:

“Era ya Elí de edad de noventa y ocho años, y sus ojos se habían oscurecido, de modo que no podía ver.  Dijo, pues, aquel hombre a Elí: Yo vengo de la batalla, he escapado hoy del combate. Y Elí dijo: ¿Qué ha acontecido, hijo mío?  Y el mensajero respondió diciendo: Israel huyó delante de los filisteos, y también fue hecha gran mortandad en el pueblo; y también tus dos hijos, Ofni y Finees, fueron muertos, y el arca de Dios ha sido tomada.  Y aconteció que cuando él hizo mención del arca de Dios, Elí cayó hacia atrás de la silla al lado de la puerta, y se desnucó y murió; porque era hombre viejo y pesado. Y había juzgado a Israel cuarenta años”. 1 Samuel 4:15-18

 

IX .- ¿HABRA INIQUIDAD EN LOS HIJOS DE DIOS HOY EN DIA?:

 

 

¿Ha cambiado la palabra de Dios para sus hijos? ¿Es acaso Dios más tolerante o menos tolerante hoy en dia? ¿Actuara Dios de esta manera en estos tiempos o cubrirá el pecado de sus hijos? ¿Habrá Elis en las iglesias o hijos de Eli? Dios no encubre el pecado de nadie, Dios perdona el pecado de sus hijos, pero el trata con la iniquidad.

A David le dijo Dios, no morirás, pero él se dejo pasar por el proceso de restauración de Dios. Eli sin embargo dijo  “Jehová es; haga lo que bien le pareciere”.  David ayuno oro, suplico, cambio su conducta. Y muchas cosas cambiaron en su vida. Posteriormente le nació a Betsabé un hijo llamado Salomón que fue el siguiente rey de Israel. Aun con el trato de Dios sobre la iniquidad cuando uno está dispuesto a cambiar, Dios muestra su misericordia.

 

La iniquidad es todo aquello que ocupa el lugar de Dios, la iniquidad es el cáncer que va creciendo hasta ser completamente descontrolado no importa que seas cristiano o no. La iniquidad son todos aquellos pecados repetitivos por los cuales no hacemos algo al respecto. No importa que seas cristiano o no, la iniquidad es esa tendencia a pecar que te atrapa y su fin es muerte, tragedia y dolor.

La iniquidad es heredada de los padres hacia los hijos a través de las generaciones. La iniquidad es la tendencia a pecar que se trae desde la fecundación del ovulo de la madre por el espermatozoide del padre.

 

“He aquí, en maldad (iniquidad) he sido formado, Y en pecado me concibió mi madre”. Salmo 51:5

 

Fin de la parte 3

Favor de escribirme si tiene comentarios

Abdielsalas@live.com

 

 

 

{
}
{
}

Comentarios Cadenas de Iniquidad (Parte 3)

Yo he aceptado a Cristo en mi corazon como mi Señor y salvador pero tengo una pregunta dice que Cristo dio su vida por mi pecado murio por mi y por su gracia nosotros hemossido liberados del pecado y de toda maldad. Entonces si yo soy hija de Dios porque el pecado queda arraigado y mas el de iniquidad frente a la sangre de Cristo si yo he orado para que eso se rompa porque continua. Dice la palabra que un hijo de Dios no debe estar enfermo como uno rompe con ese tipo de pecado de iniquidad?? Se que se ora pero me gustaria saber como si es mensionando algun versiculo para quebrantar todo esto y como se que ya se rompio, ¿Es inmediato despues que uno ora? o ¿Hay que esperar algun tiempo??

Myriam Myriam 05/09/2012 a las 07:14

Hermana Myriam:

La libertad que Cristo gano es una vez y para siempre (Cristo nos hizo libres), pero la liberacion de nuestra vida pecaminosa puede durar toda una vida y depende de nuestra voluntad para entra a la vida de bendicion. Conoces algun cristiano mentiroso, ladron, adultero? Lo mas seguro es que si.


!!Miserable de mí! ¿Quién me librará de este cuerpo de muerte? Romanos 7:24


Cristo nos ha dado de su Espiritu y con el su naturaleza, nunca la carne podra vencer a la carne. Es el Espiritu que vence la carne y la mente carnal, el Espiritu produce el fruto del Espiritu. Esto me habla de un proceso... y el verbo se hizo carne. El espiritu que resucito a Jesucristo... esto fueron procesos..  

Nuestra sanidad tambien es un proceso, nuestra sanidad la mayoria de las veces no es instantanea.

Ningun vesiculo es considerado como un conjuro, si no que lo espiritual debe encarnarse. Nuestra sanidad es en su mayoria un procesos de fidelidad... o permanecer creyendo...

Muy pronto escribire sobre estos temas.

Bendiciones

Abdiel Salas




Deja tu comentario Cadenas de Iniquidad (Parte 3)

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.