Avisar de contenido inadecuado

Buenas nuevas para los deprimidos (abatidos)

{
}

 

Me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos. Isa. 61:1c

 

Seguimos hablando a cerca del Mesías, de lo que Dios prometió referente a Jesucristo en Isaías 61. Espero que encuentres en estas palabras una fuente que te refresque, una fuente que te rejuvenezca. Isaías 61 es una explicación amplia de la unción de Jesucristo, es una explicación de todo el propósito de Jesus, su ministerio y lo que sigue haciendo a las personas que se atreven a creer en él.

 

En la antigüedad las personas sacrificaban a un cordero sin defecto delante de Dios, era la manera de acercarse a Dios. Este cordero era destazado o cortado poco a poco, en un orden y pieza por pieza era separado en todos sus órganos. Entender el ministerio de Jesus es una tarea ir entendiendo poco a poco el ministerio completo de Jesus. Entender su propósito y su diseño, entender cuáles son los beneficios que logro en la cruz por cada uno de nosotros.

Hoy en día hay mucha gente que acepta el sufrimiento como un merecido o la parte que nos corresponde a cada quien. Y hay pasajes que soportan esta manera de pensar. Que de esa manera completamos el sufrimiento de Cristo y que son necesarios las pruebas y el sufrimiento. Hasta ahí estamos bien, siempre y cuando no llevemos más sufrimiento y carga de la que debemos llevar.

 

El sufrimiento no es otras cosa que un estado de negación, es decir resistirnos a pasar por ciertas circunstancias de la vida. Resistirnos o negarnos a lo que estamos viviendo. La biblia dice que debemos de gozarnos en las pruebas. En fin hay demasiados pasajes que sustentan las dos maneras de vivir.

 

Me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos. Isa. 61:1c

 

Una persona abatida es una persona que está a punto de derrumbarse completamente, es una persona deprimida y hasta encorvada por la tristeza. No nada más en lo físico si no que desde su alma hay una tristeza y una depresión profunda. Una persona abatida es una persona que solo ve sus circunstancias y las compara con otras personas y se da cuenta que lo suyo es una desgracia. Una persona abatida ha pasado a un nivel que no le permite ver todo el panorama de su vida si no que está sumido en su tristeza. Una persona abatida ve su pasado, su presente y su porvenir y no ve nada de esperanza.

 

Jesucristo ha sido enviado a estas personas con un mensaje de esperanza, con una realidad diferente, que puedan ver su vida desde una perspectiva diferente.

 

Me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos. Isa. 61:1c

 

Jesucristo trajo un mensaje diferente para los deprimidos, entristecidos, agotados espiritualmente. Un mensaje de liberación y esperanza. A través de recibir su mensaje y su propósito. A través de recibir su palabra, a través de aceptar el propósito de Cristo en tu vida.

 

Las buenas nuevas son que el ya pago por tus pecados, por tus fracasos, por tus angustias, por tus sufrimientos, por tus pesares, por tus preocupaciones. El ya pago con su sangre en la cruz, tú no puedes ni debes llevar ninguna enfermedad o dolor. Cristo ya pago por ti en la cruz.

 

“Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido”. Isa 53:4

 

El padecimiento de Cristo fue para que tú y yo no padeciéramos de lo mismo. El sufrimiento de Cristo en la cruz es para que tu y yo, volteemos  a mira la cruz de Cristo. Que veamos a la cruz y ahí donde Cristo fue crucificado, ahí se pagaron nuestras deudas, nuestras enfermedades y dolores. Ahí en la cruz fue donde el fuer herido y abatido. Ahí lo menospreciaron y lo castigaron por lo que él no había hecho. En esos momentos el estaba pagando por nosotros, lo que nosotros no somos capaces de hacer. Ahí llevo el nuestras enfermedades, nuestros dolores, nuestros azotes, nuestras heridas y nuestro abatimiento o pesar.

 

Me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos. Isa. 61:1c

 

¿Estás llevando una deuda que no te corresponde? ¿Estás sufriendo por algo que él ya sufrió? ¿Llevas una enfermedad que el ya llevó? ¿Llevas un dolor y una tristeza que él ya llevó?

 

¡Entrégasela a Cristo hoy en este día!

 

Las nuevas es que el ya las llevo y tú no tienes porque cargar con esas tristezas y esa depresión. Cualquiera que sea tu necesidad el pago el precio en la cruz. Solo dile acepto ese sacrificio en la cruz y te doy gracias por padecer por mí. ¡Bendito eres Jesucristo! ¡Bendito eres hijo de Dios!

 

¡Que Dios te bendiga y derrame de su amor en tu vida!

 

 Abdiel Salas

abdielsalas@live.com

{
}
{
}

Deja tu comentario Buenas nuevas para los deprimidos (abatidos)

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.