Avisar de contenido inadecuado

Bendeciré a Jehová en todo tiempo

{
}

  TAGS:

 

Dicen por ahí que la palabras más difíciles de decir son “te amo” y “perdóname”, no sé si serán las más difíciles pero yo sé que hay muchas cosas difíciles de decir. Especialmente las que nunca decimos son las que se nos hacen tan difíciles de pronunciar.

 

Unas de esas palabras que eran tan difíciles para mi, son las palabras para bendecir a Dios. Sentía que no tenía caso y no les veía valor al pronunciarlas. Pero un día el Espíritu Santo me guio y me enseñó a pronunciarlas.

 

Hay grandes bendiciones al alabar y adorar a Dios a través de nuestras palabras. Es obvio que toda nuestra vida debe ser una vida de alabanza a Dios y adoración, eso no se discute. Pero gran parte de esta adoración comienza con nuestra boca.

 

Bienvenidos a esta aventura de gran bendición, las vidas de las personas están siendo cambiadas por la alabanza y la adoración practica. Satanás ataca todas las cosas que traen bendición y sobretodo que él quiere las cosas que a Dios le pertenecen.

 

Satanás inclusive tentó a Jesus, en su adoración:

 

“Y le dijo el diablo: A ti te daré toda esta potestad, y la gloria de ellos; porque a mí me ha sido entregada, y a quien quiero la doy. Si tú postrado me adorares, todos serán tuyos. Respondiendo Jesús, le dijo: Vete de mí, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él solo servirás”. Lucas 4:6-8

 

Si Satanás lo intentó con Jesus, lo intenta con toda la gente. El quiere adoración, el quiere la adoración que le pertenece a Dios. Por eso ataca todo lo que proviene de Dios y es un medio de comunicación con Dios. En esta tentación te darás cuenta que el Diablo atacó la palabra, atacó la adoración y atacó la fe de Jesus. Si el Diablo logra separarte de estas tres cosas, el Diablo logra su acometido con las personas.

Pero vamos a centrarnos en el poder de la adoración y el hecho de bendecir el nombre de Dios que trae bendición a las personas. Satanás intentó muchas veces persuadir a Jesus y lo intentará con todas las personas.

 

Que es Adoración:

Adoración no es el hecho de cantar en la iglesia solamente los domingos. El salmo 34 declara:

 

“Bendeciré a Jehová en todo tiempo; Su alabanza estará de continuo en mi boca”. Salmo 34:1

 

La adoración es un continuo hablar con Dios, bendecir a Dios, hablar de Dios, hablar su palabra. En todo tiempo, es siempre. ¿Cómo se logra esto? De alguna manera nos hemos encontrado muchas veces cantando en nuestro espíritu. Es con la ayuda del Espíritu Santo que cantamos en nuestros corazones y alabamos a Dios. Y obviamente cuando estamos en una reunión, en nuestros autos, casas etc. podemos alabar el nombre de Dios.

 

“El me glorificará; porque tomará de lo mío, y os lo hará saber”. Juan 16:14

 

Es el Espíritu Santo en nosotros que nos ayuda a glorificar a Dios en nuestros corazones. Muchas veces el Espíritu Santo inicia una canción en nuestro corazón, y cuando nos damos cuenta decimos ¿Porqué traigo mucho esta canción en mi mente? Es entonces que el Espíritu nos comienza a ministrar o hablar a nuestros corazones. Es en el glorificar a Dios que el Espíritu Santo nos trae revelación de lo que Dios quiere hacer en nuestras vidas.

Tal vez muchas veces hemos ignorado ese modo de hablar de Dios, porque no nos hemos dado cuenta como el Espíritu nos habla. Practica la adoración continua y veras que Dios se hace más presente y más real en tu vida.

 

“En Jehová se gloriará mi alma; Lo oirán los mansos, y se alegrarán”. Salmo 34:2

 

En la alabanza hay una bendición corporal, es decir al glorificar a Dios, las personas humildes y sensibles a Dios también serán bendecidas, las personas mansas son las que se dejan guiar por Dios.

 

“Engrandeced a Jehová conmigo, Y exaltemos a una su nombre”.  Salmo 34:3

 

Este salmo es una progresión de la alabanza y adoración. Es una invitación a unirnos a la alabanza y hacerlo de manera unida. Hay poder en la alabanza cuando nos ponemos de acuerdo en alabar al Señor de manera unida y en común acuerdo.

  TAGS:

 

Beneficios de la Adoración:

 

Es increíble como los salmos de repente dan un giro, y hablando de algo, de repente cambian porque la conversación cambia. Los siguientes versículos hablan de algunos beneficios de la adoración:

 

“Busqué a Jehová, y él me oyó, Y me libró de todos mis temores”. Salmo 34:4

 

Hay temores en nuestra vida que se disipan en la presencia de Dios, alabando y bendiciendo su nombre.

 

“Los que miraron a él fueron alumbrados, Y sus rostros no fueron avergonzados”. Salmo 34:5

 

Habrá gente que te quiera avergonzar, pero Dios no dejara que esto suceda, Dios te iluminara con sabiduría, alumbrara tus caminos, vas a ver más claro de tal manera que no seas avergonzado.

 

“Este pobre clamó, y le oyó Jehová, Y lo libró de todas sus angustias”. Salmo 34:6

 

La alabanza y la adoración, son oportunidades para clamar a Dios, para orar, para hablarle. Mientras adoras veras la salvación tan grande. El Diablo quiere que veas los problemas y que te molestes con la gente, pero Dios quiere que le alabes mientras él te muestra su salvación tan grande. No me mal entiendas cuando alabo a Dios, no estoy hablando de los cantos y música en los cultos de las iglesia. Estoy hablando que cuando vives una vida de alabanza y adoración continua, la adoración en la iglesia y en los cultos es solo un reflejo de nuestra adoración privada.

 

“El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen, Y los defiende”. Salmo 34:7

 

La alabanza es una manera de decirle a Dios que confiamos en él, y él responde a esa confianza. Tu fe va a ser atacada y probada, pero Dios quiere que veas que no has creído de balde. Temer a Dios, es adorar a Dios. (Deuteronomio 6:13).

 

 “Gustad, y ved que es bueno Jehová; Dichoso el hombre que confía en él”. Salmo 34:8

 

Es una delicia adorar a Dios. Es una bendición conocer a Dios de esta manera, cuando uno confía en sus emociones y sus propios sentidos, es muy probable que suframos y nos veamos metidos en problemas. Pero cuando confiamos en Dios y dejamos que Dios actúe por nosotros nos volvemos dichosos. Este salmo nos invita a que disfrutemos esa manera de confiar en Dios. “Gustad y ved”.

 

“Temed a Jehová, vosotros sus santos, Pues nada falta a los que le temen. Los leoncillos necesitan, y tienen hambre; Pero los que buscan a Jehová no tendrán falta de ningún bien”. Salmo 34:9-10

 

No tengo tiempo para ir detalle a detalle, pero date cuenta que la adoración a Dios (Temer = honrar), hace que la provisión de Dios se mueva hacia nuestra dirección. ¿Te das cuenta de la maravilla que es el poder adorar a Dios con todo nuestro corazón?.

 

“Venid, hijos, oídme; El temor de Jehová os enseñaré. ¿Quién es el hombre que desea vida, Que desea muchos días para ver el bien? Guarda tu lengua del mal, Y tus labios de hablar engaño. Apártate del mal, y haz el bien; Busca la paz, y síguela”. Salmo 34:11-14

 

 

Beneficios continuos de la Adoración:

 

Cuando tienes una actitud de adoración, Dios te enseña. Es en la actitud de alabanza y adoración que Dios te enseña porque has rendido tu vida, tu intelecto, tu confianza a Dios. Ese es el temor a Dios. Cuando nos enfocamos en alabar al Señor, nos olvidamos de lo negativo, de hablar lo malo. ¿Cuántas veces maldecimos por el trabajo, la escuela o las cosas que tenemos? Cuando confiamos en Dios y nos enfocamos en Dios, bendecimos lo que tenemos y Dios se encarga de proveer por algo mejor.

 

“Los ojos de Jehová están sobre los justos, Y atentos sus oídos al clamor de ellos. La ira de Jehová contra los que hacen mal, Para cortar de la tierra la memoria de ellos. Claman los justos, y Jehová oye, Y los libra de todas sus angustias. Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón; Y salva a los contritos de espíritu. Muchas son las aflicciones del justo, Pero de todas ellas le librará Jehová. El guarda todos sus huesos; Ni uno de ellos será quebrantado. Matará al malo la maldad, Y los que aborrecen al justo serán condenados. Jehová redime el alma de sus siervos, Y no serán condenados cuantos en él confían”. Salmo 34:15-22

 

Las formas de alabanza y adoración, son lo que más ataca el enemigo porque sabe las bendiciones tan grandes que vienen de confiar en Dios. La alabanza y adoración son una forma de expresar que sabemos que Dios está en control de nuestras vidas.

 

Son numerosas las ocasiones que Dios le dio instrucciones al pueblo de Israel para alabar y adorar y Dios lucho por ellos. Ustedes recordaran cuando Pablo y Silas fueron liberados milagrosamente de la cárcel por las alabanzas. Mientas Josué y otra persona levantaban las manos de Moisés la batalla era a favor del pueblo de Israel. Cuando se cansaban el pueblo perdía.

 

Quiera Dios que tu descubras esta manera de confiar en él y entre mas conozcas de su poder más le alabes. Hay un torrente de bendiciones que Dios quiere darte. Cuando Jesus conoció a la samaritana le dijo: “Si conocieras el don de Dios y quien es el que te dice, tu le pedirías y el te daría de esa agua”. Ese torrente de agua de vida que salta para vida eterna está disponible hoy para tu vida. Este es el regalo de Dios a todos los que deciden confiar en él.

 

Bendiciones, escríbeme si fue de bendición.

 

Abdiel Salas

abdielsalas@live.com

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Bendeciré a Jehová en todo tiempo

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.