Avisar de contenido inadecuado

Avivamiento o aburrimiento

{
}

 

La iglesia de Dios tiene que innovar, me ha tocado estar en varias Iglesias muchas centradas en bonitos programas y buenos mensajes. Esto no tiene nada de malo pero al pasar los años nuestros programas se vuelven el centro de atención y  son hasta más importantes de lo que Dios está haciendo en la iglesia o en el mundo. Aun en medio de estos programas es difícil experimentar la presencia de Dios en muchas iglesias (No estoy generalizando). Me ha tocado entrar en iglesias donde la presencia de Dios es muy evidente y hay un fluir del Espíritu Santo, recibes una bendición muy grande tan solo al entrar. En estas iglesias desde que entras hay una convicción de la presencia de Dios.

 

La fortaleza de la tradición

La mayoría de los cristianos hemos caído en la monotonía de hacer las cosas de manera mecánica. En la antigüedad Dios ordenó que las ofrendas y los holocaustos fueran continuos, día y noche y siempre ardiera el fuego para los holocaustos. Hoy en día en la mayoría de nuestros corazones falta ese fuego de la pasión por Dios ardiendo en nuestros corazones. ¿Es tu corazón un altar encendido? No me mal entiendas no estoy condenando a la iglesia, simplemente hemos hecho a Dios a nuestro molde por decirlo así. Recuerdo muy bien cuando la gente se oponía al uso de instrumentos como la guitarra y la batería en muchas iglesias. No hay nadie que se levante con la autoridad de la palabra y reprenda el espíritu de religiosidad. Creemos que por la experiencia y los años en la iglesia podemos opinar y hasta decirle a Dios como le gustaría a Dios su alabanza.

  TAGS:

Hoy lo puedo decir abiertamente porque es verdad y yo lo viví. Esos hermanaos legalistas tenían argumentos muy fuertes y eran líderes de la iglesia. Nadie se les oponía por ser los más antiguos y según ellos sabían lo que estaban haciendo. Por otro lado había una identificación con la denominación tan fuerte que había un orgullo, y siempre nos convencían al decir “es que nosotros somos…. Y por lo tanto nosotros no ……hacemos eso”.

 

“Manda a Aarón y a sus hijos, y diles: Esta es la ley del holocausto: el holocausto estará sobre el fuego encendido sobre el altar toda la noche, hasta la mañana; el fuego del altar arderá en él. Lev 6:9

 

No me mal entiendas no quiero cambiar el sentido del evangelio, esto solo un testimonio del cambio que Dios hizo en mi vida. Pero creo también que el mover de Dios es tan poderoso en estos últimos tiempos que la iglesia se debe poner adelante de los cambios. ¿No se supone que la iglesia sabemos qué dirección lleva el mundo? ¿No se supone que la historia gira alrededor de un pueblo llamado Israel e iglesia? El mundo lleva un rumbo en la ignorancia pero nosotros si sabemos o deberíamos saber y podemos discernir los tiempos (Mateo 24). ¿No se supone que deberíamos estar al frente de los cambios? Ahora bien, no me malentiendes de que estoy queriendo sugerir que nos arranquemos haciendo cambios al por mayor, a lo que me refiero es que debemos dejar que Dios sea el cambio que él quiere en nuestra vida y no nos opongamos. La biblia dice que mucha gente se opone al Espíritu Santo.

 

Al pasar los años yo tenía un vacío espiritual que en todos los años de iglesia nunca había llenado. Recuerdo muy bien ese día que decidí leer mas la biblia y orar mas. Fue un tiempo de estudiar y volver a empezar, pero hubo algo que me llamo mucho la atención. Al leer el libro de Hechos, ese libro me emocionó por los acontecimientos milagrosos y cosas increíbles que nunca se predicaban en los pulpitos (de las iglesias que yo había asistido). El libro de Hechos hablaba de muchos de milagros que yo nunca vi en mi vida cristiana.

 

“Manda a Aarón y a sus hijos, y diles: Esta es la ley del holocausto: el holocausto estará sobre el fuego encendido sobre el altar toda la noche, hasta la mañana; el fuego del altar arderá en él. Lev 6:9

 

Comencé a orar con demasiada ignorancia pero solo pedía a Dios que lo que leía se hiciera realidad en mi vida. Mi fe crecía y comencé a experimentar la presencia de Dios de manera muy sencilla. Al leer la biblia y orar los pasajes era como si experimentara a Dios en cada oración.

 

La necesidad de hacer arder el fuego

 

Hoy en día hay muchas iglesias que prefieren tener bonitos programas y entretener a la gente que buscar el verdadero encuentro con Dios. La gente llega a las iglesias e interpreta lo que ve. Cuando la gente se involucra se da cuenta que existe un fuerte espíritu religioso y un espíritu de control que opera en las iglesias. Pero mi punto principal en este tema es que la palabra habla del fuego y como los sacerdotes tenían la responsabilidad de hacer arder el fuego del holocausto día y noche.

 

“Manda a Aarón y a sus hijos, y diles: Esta es la ley del holocausto: el holocausto estará sobre el fuego encendido sobre el altar toda la noche, hasta la mañana; el fuego del altar arderá en él. Lev 6:9

 

Todo avivamiento ha comenzado con la oración, la oración es la leña para el holocausto. En la oración Dios se hace real y transforma nuestra manera de pensar. Muchos creemos que le hacemos un favor a Dios con la oración. Pero la oración nos beneficia más a nosotros es decir oramos para ser transformados mediante la oración. Los grandes avivamientos han comenzado con la oración. La oración es la leña que hace que se queme toda la impureza del corazón.

 

  TAGS:

Es increíble que pastores le digan a la gente que no se metan a la oración para no sufrir los embates del enemigo (eso no lo encuentro en la biblia). Es increíble como una persona puede hacer sentir culpable a la gente porque ora poco y a veces hasta que porque ora mucho. Un pastor enseña a su gente que los ataques vienen por qué se está haciendo guerra espiritual y le prohíbe a la gente orar. Por si fuera poco nuestras oraciones nunca van a ser suficientes y la oposición siempre estar presente. La biblia dice que a nuestras oraciones se les añade incienso o sea más oración celestial:   

 

“Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos”. Apocalipsis 5:8

 

“Otro ángel vino entonces y se paró ante el altar, con un incensario de oro; y se le dio mucho incienso para añadirlo a las oraciones de todos los santos, sobre el altar de oro que estaba delante del trono. Y de la mano del ángel subió a la presencia de Dios el humo del incienso con las oraciones de los santos. Y el ángel tomó el incensario, y lo llenó del fuego del altar, y lo arrojó a la tierra; y hubo truenos, y voces, y relámpagos, y un terremoto”. Apocalipsis 8:3-5

 

Las oraciones causan algo en el cielo, las oraciones tienen un efecto de vuelta a la tierra. Aquí vemos como las oraciones son tomadas por los ángeles y devueltas a la tierra. No estoy seguro pero lo que yo leo aquí es que el incienso (oraciones) sube a Dios y el fuego es echado a la tierra. Es el fuego de Dios causando algo en nuestros corazones. Dios responde enviando fuego del cielo. ¡! Avivamiento!!

 

Todo gran avivamiento a venido a la tierra porque de alguna manera la gente comienza a orar y a humillarse, esto quiere decir reconocer a Dios. Reconocer o humillarse ante Dios es entender quien es Dios. Dejar nuestros preceptos, dejar nuestras ideas viejas y comenzar a reemplazarlas por las ideas de Dios en mi mente. Es imposible que estas ideas de Dios reflejadas en la palabra no causen una revolución en nuestra mente y en nuestro espíritu.

 

Jesus dijo: “Mis palabras son espíritu y son vida”. Las palabras de Jesus (Jesus mismo) causan vida a tu espíritu, es imposible que te quedes como estas. Dios empieza una revolución cuando el Espíritu de Dios se mueve en tu corazón.

 

La fortaleza de la monotonía

 

La mayoría de las iglesias son aburridas, no porque lo sean, sino por el concepto que tenemos de Dios. Son aburridas porque están plasmadas de viejas formas de pensar y no vivimos la renovación del entendimiento.

 

“Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”. Romanos 12:1-2

 

Dios no es estático, Dios es renovación. Os ruego por las misericordias de Dios… Pablo parece decir aquí mismo: hermanos tengan misericordia de ustedes mismos, de sus hijos, de sus familiares”. Inicia por presentar tu mente. Pero es lo más difícil de ofrecer, le decimos a Dios lo que tienen que hacer y cómo debe pensar. Le decimos como debe ver las cosas y hasta le decimos que adoración debe aceptar. Presentarnos a Dios es para recibir de el, sus pensamientos y sus ideas.

  TAGS:

Que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional… En muchas iglesias enfatizamos que la gente debe apartarse del pecado y por más que intentan nunca lo logran. Los pastores que predican eso seguramente tampoco pueden dejar de pecar. A los miembros les pedimos santidad y por más que lo intentan nunca lo logran. La verdad es que la santidad se logra por el sacrificio de Jesus y no por nada que podamos hacer nosotros mismos.

El día que logremos nuestra propia santidad ese día ya no necesitamos a Jesus y eso no es el evangelio. Pero a los pastores les incomoda decir la verdad. Por miedo a que la gente no se esfuerce en no pecar. Los esclavizamos a esta manera de pensar que nunca pueden salir de ella, si no solamente por obra del Espíritu Santo. El hecho de decir que no se esfuercen no quiere decir que el pecado no esté mal, el hecho esta que se debe predicar la necesidad de vivir en santidad y sin pecado, pero eso es obra de Dios y de su Espíritu Santo.

Tu deber como hijo de Dios es presentarte, delante de Dios, pidiendo que te transforme y que sea él y su poder el que te aparten del pecado. Tú no puedes luchar contra el pecado, sin embargo Cristo lo venció y el te puede ayudar.

 

Seguimos poniendo énfasis en el esfuerzo humano y hacemos que la gente se dé por vencida y piense que nunca lo va a lograr. Producimos gente frustrada en las iglesias creyendo que no son nada y que nunca lo van a lograr. Producimos gente culpable y los esclavizamos a su manera de pensar.

 

La transformación es necesaria

 

La iglesia debe transformar su entendimiento hacia algo radical. Con esfuerzos humanos nunca lo van a lograr, están destinados a fracasar por luchar en su carne. Es el poder de Dios el que te ayuda y hace que dejes de pecar, es el poder de Dios el que te está cambiando.  Abrir los ojos y ver qué es lo que el Espíritu Santo esta haciendo en tu vida. Si no ves al Espíritu Santo en tu vida lo más seguro es que luchas con él y te opones a su obra. Eso mismo le sucedió a Jacob que lucho con un varón de Dios. Pero salió transformado no fue el mismo a partir de ese día fue Israel.

 

No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento…

 

Nuestro deber es presentar nuestra mente primero a Dios y dejar que el nos transforme la mente. Nuestra mentalidad necesita cambiar. ¡Padre llena nuestra mente de tus pensamientos!

 

“Y nadie echa vino nuevo en odres viejos; de otra manera, el vino nuevo rompe los odres, y el vino se derrama, y los odres se pierden; pero el vino nuevo en odres nuevos se ha de echar”. Marcos 2:22

Hay vino del Espíritu de Dios derramándose en las iglesias y se desperdicia porque no lo podemos contener. La obra del Espíritu la desechamos por no saber cómo manejar las obras del Espíritu.

De nada sirve echar la palabra de Dios en tu mente si se sale por los oídos, de nada sirve manejar bien la biblia cuando ni siquiera la creemos. De nada sirve saber mucha biblia si debatimos sobre teología y vivimos una vida vacía. Sin Dios y sin esperanza. Dios le dijo al pueblo de Israel, vayan y tomen la tierra prometida. El pueblo dijo no porque nos van a matar, somos langostas. Cuando vieron que Dios se molesto, ellos se organizaron y quisieron pelear y tomar la tierra y esta vez Dios dijo no lo hagan. El pueblo volvió a desobedecer y hubo gran mortandad.

 

 

La verdadera adoración comienza en nuestra mente

 

Tomamos la palabra de Dios como una receta de cocina, pero no tomamos en cuenta a Dios y le decimos que debe hacer ahora y mañana. En lugar de rendirnos a él y decirle: ¿Qué quieres que haga en este momento Señor?

 

“No se contenten sólo con escuchar la palabra, pues así se engañan ustedes mismos. Llévenla a la práctica. El que escucha la palabra pero no la pone en práctica es como el que se mira el rostro en un espejo y, después de mirarse, se va y se olvida en seguida de cómo es. Pero quien se fija atentamente en la ley perfecta que da libertad, y persevera en ella, no olvidando lo que ha oído sino haciéndolo, recibirá bendición al practicarla.” Santiago 1:22-25

 

Es triste decirlo pero las iglesias están llenas de personas que viven engañados. Y Santiago dice “No se engañen ustedes mismos”. La palabra de Dios trae libertad de las mentiras que hemos aceptado. No porque la iglesia este llena de mentiras sino porque no hemos puesto nuestra mente como un sacrificio vivo, santo agradable a Dios. ¡Para que Dios nos transforme!

 

El día que presentemos nuestra mente a Dios y le digamos aquí está mi mente Señor transfórmala, cámbiala, hazme una criatura nueva. Este día te garantizo comenzaran grandes cambios en tu vida. Dios se toma estas oraciones sinceras muy en serio. Y comenzara una transformación de Dios no a tu manera, si no a la manera de Dios. Ese día las cosas de Dios dejaran de ser aburridas, ese día las cosas cambiaran drásticamente y te darás cuenta de la maravilla que es tener un Dios vivo, que ve y siente y te ama.

 

Tu vida cambiara de ser un vacio, a ser una persona llena de Dios. Tu vida cambiara de aburrida a divertida. Tu vida cambiara de ser monótona a tener ideas claras y brillantes.

 

Experiméntalo tú mismo, dile a Dios:

 

“Señor quiero cambiar, dame de tu fuego, dame de tus pensamientos, quiero ser tu amigo”.

 

 

Bendiciones y espero que el fuego de Dios arda en tu espíritu por buscarle a él desde estos momentos.

 

¡Fuego cae sobre la persona que está leyendo esto en el nombre de Jesus!.

 

Abdiel Salas

abdielsalas@live.com

 

{
}
{
}

Comentarios Avivamiento o aburrimiento

muy bueno bendiciones...
Ps paulo Ps paulo 13/10/2012 a las 07:52

Deja tu comentario Avivamiento o aburrimiento

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.