Avisar de contenido inadecuado

Auméntanos la fe

{
}

 

“Dijeron los apóstoles al Señor: Auméntanos la fe”. Lucas 17:5

 

Tal vez de todos los temas este es el más difícil de entender. La fe es muy difícil de entender sin ejemplos claros al menos para mi ha sido uno de los mas difíciles. Antes de que los discípulos pidieran a Jesus que les aumentara la fe, Jesus les acababa de decir:

 

“Dijo Jesús a sus discípulos: Imposible es que no vengan tropiezos; mas !!ay de aquel por quien vienen!” Lucas 17:1

 

Partiendo de la palabra original en hebreo un tropiezo es un estorbo, una ofensa, una distracción, una barrera o una tentación. Generalmente sirve para desviar de un objetivo solo imagina todos los estorbos que sufrió el pueblo de Israel antes de llegar a la tierra prometida. Cuando uno decide creerle a Dios vienen los peores tropiezos. En la parábola del sembrador dice Jesus que la palabra ya estaba en el corazón (buena tierra) pero hubo espinos y rocas que ahogaron la palabra:

 

 “Cuando alguno oye la palabra del reino y no la entiende, viene el malo, y arrebata lo que fue sembrado en su corazón. Este es el que fue sembrado junto al camino. Y el que fue sembrado en pedregales, éste es el que oye la palabra, y al momento la recibe con gozo; pero no tiene raíz en sí, sino que es de corta duración, pues al venir la aflicción o la persecución por causa de la palabra, luego tropieza.  El que fue sembrado entre espinos, éste es el que oye la palabra, pero el afán de este siglo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, y se hace infructuosa.  Mas el que fue sembrado en buena tierra, éste es el que oye y entiende la palabra, y da fruto; y produce a ciento, a sesenta, y a treinta por uno”. Mateo 13:19-23

 

En otras palabras Cristo les estaba diciendo que siempre iba a haber estos estorbos en el camino pero dependía de su corazón. Entonces los discípulos pidieron:”Auméntanos la fe”. Lucas 17:5

 

La siguiente respuesta es una de las más importantes de la biblia pero muy sencilla explicación.

 

“Entonces el Señor dijo: Si tuvierais fe como un grano de mostaza, podríais decir a este sicómoro: Desarráigate, y plántate en el mar; y os obedecería”. Lucas 17:6

 

Jesus no les reprendió y les dijo que no había fe pequeña y fe grande, al contrario les dio un ejemplo acorde a la pregunta, confirmando que si es posible crecer en fe.

 

“Si tuvierais fe como un grano de mostaza”

 

Si hay fe como un grano de mostaza lo más probable es que hay fe del tamaño de un limón, del tamaño de una sandia tal vez, del tamaño de una papa, del tamaño de una nuez. Obviamente el sentido es figurado pero el ejemplo es acorde a la pregunta. Por seguir el ejemplo Jesus una fe tamaño de mostaza seria así:

  TAGS:

“Desarráigate, y plántate en el mar; y os obedecería”. Lucas 17:6

 

Entonces una fe tamaño manzana seria tal vez:

 

“Vete ahora” o “Simplemente pensarlo” (ordenarlo con la mente).

 

Estoy solo meditando en la palabra, así es que no te asustes que estoy torciendo la palabra. Para explicar este punto vamos al siguiente pasaje:

 

“Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho. Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá”. Marcos 11:23-24

 

Una cosa es creer y otra cosa muy diferente es mantenerse creyendo. La de la que habla la biblia en una fe dinámica, es decir es una fe a largo plazo. Significa mantenerse creyendo, de hecho la palabra fe en el original en fidelidad o sea mantenerse creyendo. Una cosa es creer ahorita y otra es creer mas tarde o creer mañana. La diferencia está en mantenerse creyendo y mantenerse confesando lo que crees. Cuando crees ahorita no necesariamente creerás mañana, las circunstancias y los tropiezos muchas veces cambian nuestro parecer. Pero mantenerse creyendo es lo mas difícil. Muchas veces nuestra fe depende de lo que vemos, de las circunstancias y de eso depende nuestra fe.

 

Como ya lo he repetido la palabra fe en el original es más parecida a la palabra fidelidad, y esa es la gran diferencia, una cosas es creer y otra es mantenerse creyendo. Una persona fiel permanecerá creyendo y será constante a través del tiempo.

 

 

“Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho. Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá”. Marcos 11:23-24

 

El énfasis de Jesus en esta ocasión no está en creer, si no en lo que pronunciamos. Lo que decimos, lo que confesamos, lo que declaramos. La segunda parte nos dice que nos mantengamos orando (declarando, confesando, hablando) si lo creemos será hecho, esta verdad debe penetrar al corazón para que cada vez que lo digas sea un creer del corazón y no un creer de la mente.

 

En esta segunda parte me atrevo a decir que cuando Jesus lo hablo su énfasis estuvo en “pedir orando”, no solo en creer, por lo que había dicho anteriormente. Aclarando que no estoy diciendo que no es necesario creer, si no que es una comparación de tres veces a uno. Cree 1 vez y mantenerse confesando 3 veces.

  TAGS:

Si alguna vez has intentado creer, déjame decirte que es más difícil confesar que creer. Solo para que te des cuenta, muchas veces batallamos para creer y finalmente creemos. Pero confesar algo que no estás muy seguro mejor no lo dices. Si batallas para creer batallaras tres veces más para mantenerte confesando más que creyendo.

 

“Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados”. Santiago 5:15

 

Por eso mantenerse confesando y confesando y orando la misma oración es una oración de fe. La fe no es instantánea, la fe es mantenerse creyendo. Si todo fuera instantáneo nunca seria fe. Muchos creemos que la persona que tiene más fe es la que sus oraciones son confesadas inmediatamente. Hay personas que oran muchos años y no viene la respuesta. He visto testimonios de personas que después de cuarenta años se contesta la oración. Algunos ya no viven para ver la respuesta a una oración. Eso es bíblico y le sucedió a muchos de los patriarcas.

 

“Y todos éstos, aunque alcanzaron buen testimonio mediante la fe, no recibieron lo prometido; proveyendo Dios alguna cosa mejor para nosotros, para que no fuesen ellos perfeccionados aparte de nosotros”. Hebreos 11:39-40

 

La fe es una decisión de mantenerse creyendo cada vez más, los discípulos pidieron:

 

“Auméntanos la fe”. Lucas 17:5

 

Ahora analizando la respuesta de Jesus, Jesus no oro por ellos y recibieron una doble porción de fe, no recibieron una oración de parte de Jesus y de repente ya tenían más fe.

   

“Entonces el Señor dijo: Si tuvierais fe como un grano de mostaza, podríais decir a este sicómoro: Desarráigate, y plántate en el mar; y os obedecería”. Lucas 17:6

La fe es una decisión muy personal, Jesus no pudo decir “Te doy fe en el nombre del Padre, del Hijo y de Espíritu Santo” y zaz recibieron una porción grande de fe. La fe es algo en lo que Dios no te puede forzar a tener, es una decisión personal de creer y mantenerse creyendo.

 

Habrá ocasiones en las que Dios te ayude con tu fe, pero la mayor parte de tu crecimiento en la fe, eres tú solo tomando la decisión de permanecer creyendo basado en la palabra de Dios, en sus promesas, en lo que el Espíritu ha puesto en tu corazón.

 

En una ocasión Jesus le habló a una higuera y no paso nada, pero el siguiente día pasaron y la higuera ya estaba seca, Pedro sorprendido le dijo a Jesus, entonces Jesus le hablo de la fe.

 

 

“Respondiendo Jesús, les dijo: Tened fe en Dios. Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho. Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá”. Marcos 11:22-24

 

Tener fe que Dios va a respaldar tus palabras, sin dudar en el corazón, mantenerte creyendo que Dios va a hacer lo que declare tu boca. No tratándose de afectar a las personas pero perdonando a las personas. Entonces Dios hará lo que pidas en oración.

 

“Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas. Porque si vosotros no perdonáis, tampoco vuestro Padre que está en los cielos os perdonará vuestras ofensas”. Marcos 11:25-26

  TAGS:

No importa cuál sea tu problema, cual sea tu enfermedad, cual sea tu situación difícil, cual sea tu circunstancia difícil mantente creyendo, fiel a las promesas de Dios, Dios es fiel a su palabra y el cumple. Hay poder en tu boca y en tus palabras mantente declarando que Dios es gran y va a hacer la obra en tu vida.

Dios quiere que sea de las personas que se mantienen creyendo y vean cada vez más la obra de Dios avanzando.  

 

 

Bendiciones y escríbeme si estas siendo bendecido por alguno de los temas o experiencias escritas en este blog.

 

Abdiel Salas

abdielsalas@live.com

 

 

{
}

Álbum de fotos de Auméntanos la fe

3 de 3

Ver fotos de Auméntanos la fe

{
}

Deja tu comentario Auméntanos la fe

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.