Avisar de contenido inadecuado

Aprendiendo a tirar con la honda

{
}

 

“Y aconteció que cuando el filisteo se levantó y echó a andar para ir al encuentro de David, David se dio prisa, y corrió a la línea de batalla contra el filisteo. Y metiendo David su mano en la bolsa, tomó de allí una piedra, y la tiró con la honda, e hirió al filisteo en la frente; y la piedra quedó clavada en la frente, y cayó sobre su rostro en tierra. Así venció David al filisteo con honda y piedra; e hirió al filisteo y lo mató, sin tener David espada en su mano”. 1 Samuel 17:48-50

 

Tal vez una de las historias más impresionantes y más conocidas de la biblia. David derroto al gigante usando un método inusual, la honda y las piedras eran un arma que no se utilizaba en la guerra. Realmente era como ir a la guerra con palos, piedras, literalmente mientras otros iban con espadas y otras armas más sofisticadas. David por su parte el no estaba en la guerra sino que fue a dejarle de comer a sus hermanos, entonces vio que un gigante intimidaba a todos los guerreros de Israel.

 

La unción y la preparación de Dios trabajan de manera similar, David era el menor de ocho hermanos, su vida estuvo marcada por grandes retos y menosprecios. Su padre ni se acordaba de él cuándo Samuel pregunto por sus hijos, pero David no perdió el tiempo, mientras él servía como pastor de ovejas él aprendió las mejores lecciones de parte de Dios. Allá escondido y siendo menospreciado, siendo pastor de ovejas. Ahí en el campo aprendió a buscar de la presencia de Dios, ahí en el campo aprendió a no menospreciar el trato de Dios para con nosotros sus hijos.

 

David aprendio a honrar a Dios en lo poco:

 

Allá en el campo el aprendió a honrar a Dios y defender su responsabilidad. Dios tenía algo preparado para él, Dios lo ungió y solo basto un momento para que esa unción trabajara para que la voluntad de Dios se cumpliera.

 

Después de esta batalla David no fue el mismo, su fama recorrió todas las ciudades vecinas y de pronto David era conocido por todos.

 

No menosprecies el trato de Dios para tu vida, tal vez estas realizando una tarea donde nadie le da valor y es vista con menosprecio por muchos. David sabía que todo lo que había hecho anteriormente le servía. Todo lo vivido anteriormente era una capacitación de Dios.

 

Aun en el último minuto David fue menospreciado por su poca preparación por parte del Rey Saúl.

 

“Dijo Saúl a David: No podrás tú ir contra aquel filisteo, para pelear con él; porque tú eres muchacho, y él un hombre de guerra desde su juventud. David respondió a Saúl: Tu siervo era pastor de las ovejas de su padre; y cuando venía un león, o un oso, y tomaba algún cordero de la manada,  salía yo tras él, y lo hería, y lo libraba de su boca; y si se levantaba contra mí, yo le echaba mano de la quijada, y lo hería y lo mataba. Fuese león, fuese oso, tu siervo lo mataba; y este filisteo incircunciso será como uno de ellos, porque ha provocado al ejército del Dios viviente”. 1 Samuel 17:33-36

 

Ninguna asignacion de Dios se menosprecia:

 

Si David aprendió el valor para defender su rebaño de ovejas, nunca menosprecio esa responsabilidad y la tomo como una buena responsabilidad. Ahora que veía al pueblo de Dios amenazado con más razón el vio una oportunidad que nadie vio. Solo él pudo ver esa oportunidad a la manera de Dios.

 

David conocía el valor de las cosas y veía las cosas como Dios las veía. Nadie más, David pudo ver quién era el Gigante filisteo, él pudo ver al pueblo de Dios como el ejercito de Dios, él sabía exactamente quién era Dios. David pudo ver que aquel león y aquel oso no eran una tarea fácil de vencer, eso me hace pensar que David oraba cada vez que se enfrentaba a osos o a leones. Así pudo conocer el poder de Dios a favor de su pueblo, de sus hijos.

 

¿Si tu no confías en Dios por cosas pequeñas, como vas a confiar en Dios por cosas más grandes? ¿Si no ves las cosas como Dios las ve cómo vas a enfrentar a los gigantes que no te duran en la guerra? ¿Cómo los identificas? David fue osado porque él iba a lo seguro, el sabía quién es Dios y como Dios contesta las oraciones y pelea por su pueblo y como usa a los ungidos de Dios.

 

No menos precies la honda que Dios ha puesto en tus manos, no menosprecies las piedras, el trabajo de menor importancia, las cosas aparentemente sin importancia, para poder ver la gloria de Dios.

 

Ve las cosas como Dios las ve:

 

Dios no menosprecia lo poco o lo mucho que te ha dado, para el son el escalón para lo que viene. Dios no menosprecia lo que el hombre menosprecia el actúa basado en quién es él y quien somos nosotros para él. Basto una piedra de las cinco que David tomo, esa piedra directo en la frente del gigante lo derribo e hizo que todo el ejercito de los filisteos huyera.

 

"Añadió David: Jehová, que me ha librado de las garras del león y de las garras del oso, él también me librará de la mano de este filisteo. Y dijo Saúl a David: Ve, y Jehová esté contigo". 1 Samuel 17:37 

 

No importa lo que Dios ha puesto en tus manos, úsalo para glorificar su nombre, la unción acrecentara y las oportunidades para derribar gigantes vendrán. Esas oportunidades son para que uses la honda que Dios puso en tu mano cuando todos despreciaron tu condición. Seguramente escuchaste burlas y menosprecios hasta el cansancio como David hasta el último minuto.

 

¡Dios te está preparando para algo grande!

¡Que Dios use tu vida como uso a David!

¡Bendiciones!

 

Escrito por Abdiel Salas.

 Abdielsalas@live.com

 

www.abdielsalas.obolog.com 

"SUBSCRIPCION POR CORREO ELECTRONICO"

Delivered by FeedBurner

 

 Subscribete al Blog Cristiano de Abdiel Salas por Email

 

Blog Cristiano de Abdiel Salas

  

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Aprendiendo a tirar con la honda

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.