Avisar de contenido inadecuado

Aprende a descansar en el

{
}

 - Estamos tan acostumbrados a luchar con nuestras fuerzas y depender de nuestros esfuerzos que muy a menudo nos olvidamos de descansar en Dios. Recuerdo que una ocasión donde tuvimos un problema en el cual la solución parecía muy difícil, estábamos trabajando en un proyecto que Dios nos dio y de repente se vinieron los problemas y eso amenazó el avance de este proyecto. Esa noche oramos y Dios nos dio una palabra: “Vayan y descansen y yo hare todo”. Dejamos todo como estaba y en medio de la confusión y aun en las interrogantes pudimos descansar en Dios. Muy a menudo nos enfrascamos tanto en las tareas que no nos damos cuenta que Dios nos quiere ayudar a un en los detalles mínimos. Muy a menudo se nos olvida que Dios quiere que tengamos reposo y descanso en todo tiempo. Pero hay una condición para poder descansar en él, no todo cristiano sabe como descansar en él:

 

“Por tanto, juré en mi furor, Que no entrarían en mi reposo.” Salmo 95:11

 

“Y otra vez aquí: No entrarán en mi reposo.” Hebreos 5:5

 

Todos hemos pasado por estos episodios de poder aprender a descansar en Dios, pero muchas veces se nos vuelve a olvidar. ¿Cómo podemos aprender de Dios y confiar más en él?. El pueblo de Dios quiso ser más sabio que Dios mismo y decirle a Dios lo que ellos necesitan y lo que ellos merecían cuando estuvieron en el desierto. Y entre mas el pueblo se resistía y se empeñaba en caminar su propia senda, Dios mas se oponía a sus caminos. Pero eso muchas veces nos pasa a nosotros mismos cuando nos resistimos a caminar por sus caminos y caminamos en lo que a nuestro parecer es nuestro camino.

 

Desde que Dios hizo el universo, hizo esta tierra e hizo la humanidad, dice la biblia que Dios tomó una postura:

 

“Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo. Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación.” Gen 2:2-3

 

  -

Dios hizo una pausa y vio que lo que había hecho era bueno y lo bendijo. Y aparto el día séptimo como el día de reposo. En lo físico necesitamos descansar y hacer una pausa para evaluar nuestro trabajo. Bendecir lo que hemos hecho y esperar en la promesa y bendición de Dios. Pero hoy quiero hablar del descanso espiritual, de ese descanso que muchas veces descansas en lo físico y sigues cansado porque no descansas en lo espiritual.

 

Sea cual sea nuestro oficio y nuestro trabajo todos necesitamos de este descanso espiritual. Dios nos diseño con la capacidad de relacionarnos con Dios mismo. Y llegamos a los límites de nuestras fuerzas y nos podemos desgastar pero sin él no llegaremos a cumplir el propósito que Dios nos ha dado. Podemos agotar todas nuestras fuerzas y decir que no funcionan los planes de Dios o que su palabra no funciona. Para darnos cuenta que dependemos completamente de nosotros mismos y hasta hemos sacado a Dios de nuestra vida.

Dios no solo se interesa por ti sino que quiere ser parte activa de tu vida. Quiere ayudarte y quiere darte el reposo que necesitas. Jesucristo dijo:

  -

“Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.  Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas;  porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga”. Mateo 11:28-30

 

Esta es una revelación de quien es Jesus, Jesus es el mismo Dios y la promesa de redención para el pueblo de Dios. Redención es recuperar lo que hemos perdido como hijos de Dios desde el jardín del Edén. Jesus les dijo a sus discípulos que ellos eran bienaventurados porque estaban viendo al hijo de Dios y Dios se estaba revelando a ellos a  través del hijo.

 

Conforme aprendemos de Jesus el hijo de Dios y conocemos su poder, podemos descansar en él. Jesucristo representa la herencia de Jehová a su pueblo. En muchas ocasiones mencionan los salmos y otros escritos: “Jehová es la herencia que me ha tocado”  

 

 

“Jehová es la porción de mi herencia y de mi copa; Tú sustentas mi suerte”. Salmo 16:5

 

Dios quiere darte descanso, Dios quiere darte la paz a través de su hijo. Jesus es la máxima expresión del amor de Dios. Jesus no vino a mostrar su poderío a mundo vino a mostrar la salvación y la herencia que tenemos en Dios. El es nuestra porción y debe ser suficiente.

 

Cuando entramos a gozar de sus presencia podemos decir: “ Jesucristo es todo lo que necesito en mi vida”.

 

Escríbeme si estas recibiendo bendición.

Bendiciones.

 

Abdiel Salas

abdielsalas@live.com

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Aprende a descansar en el

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.