Avisar de contenido inadecuado

El agradar a Dios

{
}

 

“Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden”. Romanos 8:7

 

¿Podemos agradar a Dios? ¿Hay algo que podamos hacer que podamos decir estoy agradando a Dios? En la biblia hay registros de los hombres que han intentado agradar a Dios y se han equivocado. Pero tristemente muchos de esos errores los seguimos cometiendo. El enemigo más grande vive con nosotros, convive con nosotros, lo vestimos y lo alimentamos, se llama nuestra carne. ¡Nosotros mismos!

 

  TAGS:

La carne no puede agradar a Dios:

 

Los designios son los pensamientos, aspiraciones o intenciones de la carne que nos engañan completamente. Si yo quiero ser obediente nunca voy a poder ser obediente en el poder de la carne. Si una persona me dice he tratado de ser obediente a Dios y no he podido, déjame decirte que estas tratando con tu carne de agradar a Dios. ¡Por eso nunca puedes y nunca podrás agradar a Dios con tu carne!. Vuelve  a leer el porque nunca has podido.

  

“Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden”. Romanos 8:7

 

Hoy en día a muchos hijos de Dios queriendo agradar a Dios con el poder de carne, con sus propios pensamientos e ideas. Viviendo su propio evangelio y viviendo su propio cristianismo. Tienen su versión personalizada de la biblia. Puedes estar luchando con tu carne por agradar a Dios y te desgastaras toda la vida, terminaras cansado y herido como Jacob. Jesus le dijo a Pablo: “dura cosa te es dar coces contra el aguijón”     

Pablo antes de conocer a Jesus, el pensaba que hacia bien al matar a los cristianos. Y Jesus le dijo: “estas dándole patadas a una lanza”, “te estás matando tú solo”. Pablo creía que estaba agradando a Dios. Caín pensó que agradaría a Dios a su propia manera.

 

“Y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios”. Romanos 8:8

 

¿Eres un cristiano frustrado y vacio de Dios? Entonces como la carne nunca podrá agradar a Dios, la respuesta es agradar a Dios en el Espíritu.

 

El Espíritu si puede agradar a Dios:

 

Pablo vivia matando cristianos antes de conocer a Cristo, Caín mato a Abel, hoy en día queriendo agradar a Dios muchos cosechamos enfermedad, frustracion, depresion y angustia. ¡Alguien me puede decir, esto es una herejía! Antes de que reacciones déjame decirte que hay muchos cristianos deprimidos, enfermos, desgastados, cansados, dándose por vencidos. Y llegan a pensar: la palabra de Dios no funciona, ¿que más tengo que hacer? La carne busca formulas, esa es la naturaleza humana. La formula es muy sencilla, es por medio del Espíritu, dejándonos guiar por el Espíritu y no por nuestra carne.

 

“Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él”. Romanos 8:9

 

Antes de seguir adelante déjame revelarte un secreto, hay muchos cristianos que tienen el Espiritu de Dios, pero lo ignoran. Muchos dudan y se preguntan ¿Seré hijo de Dios?, ¿Tendré al Espíritu Santo?, ¿Seré salvo?, ¿Podre yo escuchar la voz de Dios? ¿Dios me quiere bendecir? ...

Y luchan con su carne para entender, y la lucha se hace interminable porque no encontraras otra respuesta, sino que estas luchando con tu carne, quieres agradar a Dios con tu carne.

 

“Porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis”. Romanos 8:13

 

La carne se vence con el Espíritu. El patrón de fracaso se rompe con el Espíritu, el patrón de enfermedad se rompe con el Espíritu, el patrón de vivir en la carne se rompe con el Espíritu de vida en Cristo Jesus.

  TAGS:

Esto es muy difícil de entender, pero si te sientes desgastado, si te sientes preocupado, si te sientes deprimido, te sientes exhausto, es probable que estas en una lucha fiera con tu propia carne. Nunca veras la victoria con tus propias fuerzas. Terminaras desgastado y desilusionado. Es probable que estés enfermo, estás dando coces contra el aguijo, estas luchando la vida con la carne.

 

El camino del Espíritu es el camino de la fe:

 

“Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan”. Hebreos 11:6

 

 

La carne no tiene fe, porque no puede creer:

 

“Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden”. Romanos 8:7

 

La carne ya esta vencida, la venció Cristo en la cruz, ahora tú y yo podemos vencer la carne por medio de Jesucristo, esa es la única manera de vencer:

 

“Hasta alcanzar todas las riquezas de pleno entendimiento, a fin de conocer el misterio de Dios el Padre, y de Cristo, en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento”. Colosenses 2:2-3

 

Si tu religión te pide hacer cosas para que Dios te bendiga, te está pidiendo que te relaciones con Dios por medio de la carne. Si tu religión te hace sentir que te falta mucho para agradar a Dios, te esta llevando a la ruina. La bibli dice que solo basta un nombre que es sobre todo nombre. Jesucristo hace falta en tu vida. No importa que tengas veinticinco o treinta años en el evangelio. !Puedes estar luchando con tu carne todavia!.

 

Jesucristo es la única manera de agradar a Dios. No hay otra.

 

Ahora todo lo que necesitas hacer es adorarle, darle honra, darle gracias y bendecir su nombre. Todo está encerrado en Cristo. ¡Ahí está la vida! ¡Jesucristo es la vida!

 

¡Hoy es el día de buscar a Jesus, más que a una religión!

¡Hoy es el día de buscar a Jesus!

 

Bendiciones y escríbeme si estas recibiendo bendición de este ministerio.

 

Abdiel Salas

abdielsalas@live.com

 

 

{
}

Álbum de fotos de El agradar a Dios

2 de 2

Ver fotos de El agradar a Dios

{
}

Deja tu comentario El agradar a Dios

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.